Berenjenas gratinadas con mozarella y parmesano.

Muchas veces he hablado de los beneficios para la salud de consumir berenjenas por sus propiedades desintoxicantes, laxantes y beneficiosas para reducir el colesterol y la tensión arterial. Además están buenísimas y son fáciles de conseguir durante todo el año. Son innumerables las recetas maravillosas que están a nuestra disposición: moussaka, pisto, lasaña, berenjenas a la crema, risotto…
En esta ocasión vamos a preparar una estupenda cazuela de berenjenas gratinadas con mozarella, aceitunas negras y verdes, tomate y queso parmesano. Veréis qué cosa más rica!!!

INGREDIENTES:

2 ó 3 berenjenas, 4 cucharadas soperas de harina de trigo, 1 lata pequeña de aceitunas verdes deshuesadas y otra lata pequeña de aceitunas negras sin hueso, 2 bolitas de mozarella, albahaca, orégano, sal, pimienta negra molida, aceite de oliva para freir, salsa de tomate casera y abundante queso parmesano recién rallado.

ELABORACIÓN:

1- Lavamos bien las berenjenas y las cortamos en lonchas finitas longitudinalmente.
2- Las salpimentamos y ponemos en un escurridor de verduras, dejando que reposen una media hora.
3- Transcurrido este tiempo, las pasamos por harina sacudiendo el exceso y las freimos en abundante aceite caliente por ambas caras.
4- Escurrimos sobre papel absorbente. Reservamos.
5- Cortamos la mozarella en finas rodajitas, picamos el orégano y la albahaca bien finitos y las aceitunas en rodajitas.

6- En una cazuela apta para hornear, colocamos las rodajas de berenjena hasta cubrir el fondo.
7- Sobre las berenjenas ponemos la mozarella, una capa fina de salsa de tomate casera, las aceitunas en rodajitas y las hierbas aromáticas picadas.
8- Seguimos alternando capas sucesivamente hasta agotar los ingredientes.

9- Cubrimos abundantemente con queso parmesano recién rallado y gratinamos hasta que se dore ligeramente.
Servimos caliente.

Aquí os dejo una imágenes del “Curso de tartas, 2ª edición” del pasado sábado en el Aula gastronómica Tempura.


Una mañana deliciosa en muy buena compañía, elaborando 5 joyas de la repostería internacional: NY Cheesecake, Banofee pie, Guiness cake, Tarta de crema y frutas y Lemon pie.

Una experiencia inolvidable, lo pasamos fenomenal!!!

El próximo sábado 23 de Noviembre, “Curso de elaboración de macarons”, últimas plazas disponibles. ¿Os lo vais a perder?…

Garbanzos con langostinos y setas de temporada.

Hoy vamos a cocinar a fuego lento, cocina chup, chup, la que más me gusta. En nuestra cazuela se van a cocinar unos deliciosos garbanzos pedrosillanos, langostinos y setas de temporada. Una combinación deliciosa que no os dejará indiferentes.

Los garbanzos pedrosillanos son los pequeños garbanzos de la zona de Salamanca, muy apreciados por su intenso sabor y gran mantecosidad. Conservan la forma y la piel a pesar de la cocción prolongada, lo que hace muy agradable su degustación.
Las setas están ahora en su mejor momento y aportan color e intenso sabor a nuestro plato de legumbres. 
Los langostinos ponen el toque maestro, la combinación resulta sabrosísima. Vereis…

 

INGREDIENTES: (6 personas)
 
1 kg. de garbanzos pedrosillanos, 1 cabeza de ajos entera y 2 dientes de ajo más,  media cebolla dulce, 2 piquillos, 4 cucharadas soperas de salsa de tomate, 2 cucharadas soperas de aceite de oliva, setas de temporada al gusto: Robellones, níscalos, champiñones, boletus… 200 g. de langostinos, 2 zanahorias, 1 litro de caldo de pollo, sal y pimienta.

 

ELABORACIÓN:
 
1-  Ponemos los garbanzos ( previamente remojados durante al menos 8 horas) en una cazuela grande cubiertos con caldo de pollo y agua fría. Llevamos a ebullición y desespumamos.
2- Añadimos algo de agua fría 2 ó 3 veces para cortar la cocción.
3- Agregamos a la cazuela 2 zanahorias sin piel cortadas a pequeños daditos, la cabeza de ajos entera, los piquillos troceados y media cebolla. Seguimos cocinando a fuego medio.

 

4- En una sartén con 2 cucharadas de aceite de oliva, doramos los 2 dientes de ajo laminados y agregamos las cabezas de los langostinos, dorándolas también y presionándolas con una cuchara para que suelten todos sus jugos y sabor.
5- Retiramos y desechamos las cabezas de langostinos y agregamos a la sartén las setas cortadas a trocitos. Salpimentamos y mezclamos bien. Dejamos cocinar 3 ó 4 minutos y añadimos el contenido de la sartén a nuestra cazuela con los garbanzos.

 

6- Agregamos la salsa de tomate y dejamos cocinar a fuego lento durante una hora más, hasta que veamos que los garbanzos están en su punto.
7- Añadimos los langostinos pelados a la cazuela y damos un último hervor.

 

8- Dejamos reposar y servimos caliente.

Pollo al curry. Receta anticáncer.

Hoy vamos a cocinar un delicioso y aromático pollo al curry con arroz. La cúrcuma que contiene el curry es uno de los más potentes anticancerígenos naturales que tenemos a nuestra disposición. Alimentos como el curry, las setas, los cítricos, las legumbres, etc… nos pemiten sin esfuerzo y con gran placer para el paladar, llevar una dieta antiinflamatoria, antioxidante y por tanto, anticáncer.
Los arroces salvajes y rojos contienen gran cantidad de fibra, que nos ayuda a eliminar las sustancias tóxicas que se encuentran en nuestro intestino.
Pollo al curry con arroz, pura delicia!!!

INGREDIENTES:

2 cebollas, medio pimiento verde,2 cucharadas de aceite de oliva, 1 manzana roja, 2 dientes de ajo, caldo de pollo, sal, pimienta, 2 cucharadas soperas de salsa de tomate, 3 cucharaditas de curry en polvo y pechuga de pollo al gusto.
Arroz.


ELABORACIÓN:

1- Cortamos la cebolla en cubitos pequeños y la pochamos en una sartén con 2 cucharadas soperas de aceite de oliva.
2- Agregamos el ajo picado y el pimiento verde cortado finito. Pochamos hasta que estén blanditos.
3- Añadimos la manzana roja sin piel cortada en cubitos y seguimos cocinando.


4- Agregamos el pollo cortado a trozos grandecitos y salpimentado. Mezclamos bien, cocinando un par de minutos removiendo con una cuchara de madera.
5- Cubrimos con caldo de pollo y añadimos 3 cucharaditas de curry en polvo y 2 cucharadas soperas de salsa de tomate casera.


6- Dejamos cocinar hasta que el pollo esté bien hecho y la salsa se haya reducido.
7- Retiramos el pollo a un recipiente y trituramos la salsa, volviendo a mezclarlas de nuevo. Reservamos.


8- Cocemos el arroz en agua con sal, suiguiendo las instrucciones del fabricante. Escurrimos y servimos como acompañamiento.

Picantones a la naranja con salsa de vino tinto.

Una magnífica propuesta para una comida especial, muy rápida de elaborar, con ingredientes sencillos y un resultado estupendo son estos picantones a la naranja que se hacen al horno y van acompañados de una deliciosa salsa de vino tinto.
Esta salsa la había visto en Lecturas, cocina de otoño y no había tenido ocasión de probarla . He pensado que sería un acompañamiento estupendo para estos picantones.
Quedan deliciosos y tiernos y el contraste de sabores es un placer para los sentidos. Espero que os guste.
INGREDIENTES:
1 picantón por persona, 4 dientes de ajo, 1 naranja, el zumo de otra naranja, 3 ó 4 cebollitas pequeñas,sal, pimienta, aceite de oliva, orégano y una nuez de mantequilla .
Para la salsa de vino tinto:
300 g. de uvas blancas y negras, 500 ml. de vino tinto de buena calidad, 6 cucharadas de azúcar, 1 palito de canela ,sal y 30 g. de mantequilla.
ELABORACIÓN:

Lo primero que tenemos que hacer es bridar los picantones.Ponemos un poco de hilo a la altura de las alas y atamos . A continuación cruzamos las patas y sujetamos también, para que mantengan su forma durante el horneado.

Colocamos los picantones en una fuente de hornear y les ponemos dentro a cada uno una rodaja de naranja bien grandecita y un diente de ajo un poco cortado,  para que vayan  dejando su aroma y sabor en la carne .

Ponemos la sal y la pimienta por toda la superficie y salpicamos con orégano .
Los colocamos de nuevo en la fuente de horno y regamos con el zumo de una naranja.
Horneamos los picantones durante una media hora, hasta que se vean bien doraditos.
Cuando estén casi en su punto ponemos un poquito de mantequilla con una brocha por la superficie, esto les dará un doradito especial…
Durante el horneado no es necesario regarlos con su jugo, salen jugosísimos y tiernos sin necesidad de tocarlos.
Para elaborar la salsa de vino tinto:

Ponemos en una cazuelita 500 ml. de vino tinto ( de buena calidad), con 6 cucharadas de azúcar y un palito de canela.Cocinamos a fuego medio durante unos 15 minutos, entonces incorporamos las uvas y dejamos que se cocinen 6 ó 7 minutos más, hasta que la salsa se espese .
Añadimos una pizca de sal y 30 g. de mantequilla y removemos bien para que se incorpore.




Presentamos los picantones en una bandeja . Ponemos un poco de jugo de su cocción y las cebollitas horneadas y los rodeamos con la salsa de vino tinto y las uvas blancas y negras.


Os recomiendo que los probéis, me ha parecido un plato exquisito, económico y muy muy fácil de hacer.


Qué paséis buena semana!!!



Sorteo hasta el 22 de Diciembre, ya falta poco…
Aquí  os podéis apuntar.

Pastelitos de patata con queso Cheddar y bacon.

Hoy os traigo unos pastelillos a base de patatas y queso Cheddar que resultan  muy sabrosos  y gustan  a pequeños y mayores, además se pueden  preparar con antelación y, en el momento de servir, con un golpecito de horno, se quedan como recién hechos. Son deliciosos para el picoteo y yo espero que sean de vuestro agrado.
INGREDIENTES:
1 kg. de patatas, sal, 100 g. de queso Cheddar, 1 manojo de tomillo, 100 g. de bacon, 70 g. de mantequilla blanda, 180 g. de harina de trigo y 6 cucharadas de leche.
ELABORACIÓN:
Pelamos las patatas, las lavamos y las cortamos en trozos. Las cocemos en agua salada hasta que estén blanditas.
Escurrimos el agua y las pasamos por un pasapurés.Dejamos que se enfríen hasta que estén tibias.
Cortamos el queso Cheddar en dados pequeños, lavamos el ramito de tomillo y lo escurrimos bien, desprendiendo las hojitas del tallo.
Cortamos el bacon en trocitos muy pequeños.
Mezclamos las patatas con la mantequilla blandita, la harina y la leche hasta obtener una masa homogénea e incorporamos los dados de queso Cheddar mezclándolos bien.
En una superficie de trabajo enharinada formamos bolitas con la masa y las vamos aplanando después para darle forma de tortita a los pastelillos.
Los vamos colocando en una placa de horno con papel vegetal, nos saldrán unos 16 pastelillos.
Espolvoreamos los pastelillos con bacon cortado muy menudito y con tomillo.
Horneamos durante unos 30 minutos a 200 grados, hasta que presenten un bonito color dorado.
se sirven templados , aunque fríos están estupendos igualmente.


Alitas de pollo a la soja con patatas Hasselback.

Voy a recomendaros hoy este plato que gusta muchísimo en mi casa a grandes y pequeños . Es un plato que se prepara con ingredientes sencillos, fáciles de encontrar y, sin demasiado esfuerzo, ponemos en nuestra mesa un bocado casi festivo, diría yo.
Para vestir nuestra mesa de fiesta no hacen falta grandes desembolsos, sólo un poco de imaginación y cariño. El sabor de este plato está a la altura de los más exquisitos paladares y espero que os guste tanto como a nosotros.
INGREDIENTES:
3 alitas de pollo por persona, 1 cebolla, 2 dientes de ajo, 1 cucharada de pimentón dulce, 1 cucharada de tomillo, sal, pimienta molida, 50 gramos de aceto balsámico, 50 gramos de salsa de soja, 50 gramos de caramelo líquido y 3 cucharadas de aceite de oliva virgen.
Para las patatas Hasselback :
2 patatas por persona, ajo cortado en lámimas, sal , pimienta y mantequilla de buena calidad.
ELABORACIÓN:
Ponemos en una cazuela grandecita 3 cucharadas de aceite de oliva virgen y pochamos la cebolla picada finamente y el ajo.  Añadimos un poquito de agua si vemos que se quedan secos, hasta que estén bien pochaditos.
Ponemos en la cazuela las alitas , a las que habremos cortado las puntas previamente .
Damos unas vueltas con la cuchara, procurando que las alitas tomen color por ambos lados .
Añadimos la sal , la pimienta  y una cucharada de pimentón dulce. Mezclamos bien y añadimos una cucharada de tomillo.
Seguimos mezclando.
A continuación ponemos en la cazuela la salsa de soja, el aceto balsámico y el caramelo líquido.
Cubrimos con agua ( no demasiada, escasamente cubriendo las alitas) y cocinamos a fuego suave hasta que el pollo esté bien tiernito y la salsa se haya reducido, presentando un aspecto espesito.
Debemos escoger patatas de igual  tamaño para que el tiempo de asado sea el mismo.
Lavamos cuidadosamente las patatas frotándolas con un cepillo, las secamos cuidadosamente y vamos preparándolas una a una de la siguiente manera:
Le clavamos un palo de brocheta en la parte de abajo, para que al cortarla, el cuchillo no llegue a la base de la patata.
A continuación, con un cuchillo bien afilado, cortamos laminillas del mismo tamaño , dejando toda la patata fileteada.
Disponemos las patatas en una fuente de horno y, entre las laminillas colocamos el ajo laminado.
Ponemos sal y pimienta recién molida y un poquito de mantequilla por encima.
Metemos al horno a 180 grados y horneamos hasta que estén blanditas ( pinchando con un palito lo podemos comprobar). La cáscara queda crujiente y el interior blandito, son una delicia.
Para emplatar:
Ponemos 2 patatas por persona con un hilillo de aceite de oliva, las alitas salseadas y espolvoreadas con semillas de sésamo y un poco de ensalada de canónigos y cherrys.
Que lo disfrutéis.


Popietas de pavo con uvas

Hoy os traigo un plato de pavo al horno que ha gustado mucho en mi casa. Va acompañado de una salsa de uvas y cebolla que le aportan un extraordinario sabor.
He visto la receta en la revista Lecturas cocina de otoño y desde el primer momento llamó mi atención.
Ahora que lo he probado, con algunas modificaciones de la receta original, os lo recomiendo.
Me parece un plato estupendo para quedar bien y sorprender a tus comensales y admite variedad de acompañamientos y rellenos. Vale la pena probarlo.



INGREDIENTES:

1 pechuga de pavo en filetes lo más finos posibles, 300 g. de ternera picada, 300 g. de carne de cerdo picada,  1 huevo, 3 rebanadas de pan de molde, un vaso de leche, 8 lonchas de bacon o panceta, 300 g. de uvas, 100 ml. de vino blanco, 100 ml. de caldo de carne, tomillo, laurel, aceite de oliva, sal y pimienta.

ELABORACIÓN:

Ponemos el pan a remojar con la leche en un recipiente hondo. Lo mezclamos con la carne picada de cerdo y ternera.
Añadimos sal, pimienta y una pizca de tomillo picado.
Mezclamos bien todos estos ingredientes, hasta que obtengamos una preparación homogénea.

Con esta preparación formamos cuatro bolas de tamaño grandecito y las envolvemos completamente con los filetes de pavo cortados lo más finos que podamos.
Rodeamos cada bola de carne con dos lonchas de bacon y atamos con hilo de cocina, fijando bien el bacon y dándoles una bonita forma .
Salpimentamos y doramos las popietas en una sartén con un poco de aceite de oliva, 3 minutos por cada lado, hasta que se vean bien doraditas.

Retiramos de la sartén y las trasladamos a una fuente de horno.
Pelamos y picamos finamente la cebolla, la ponemos en una sartén con una cucharada de aceite de oliva y la pochamos a fuego lento hasta que esté transparente.
Agregamos las uvas y una hoja de laurel, salpimentamos y vertemos el vino.


Subimos la intensidad del fuego y dejamos que el vino reduzca durante 2 minutos.
Vertemos el caldo de carne y cocemos 2 minutos más.
Colocamos esta preparación en la fuente junto con las popietas de pavo.
Añadimos una ramita de tomillo y horneamos a 180 grados durante 15 minutos.
Pasado este tiempo, retiramos la fuente del horno y servimos enseguida.
Yo he acompañado mis popietas de puré de patatas. Admite cualquier otro acompañamiento, para mí el más acertado sería  puré de castañas o un poco de arroz salvaje con frutos secos.

Están buenísimas y la salsa con uvas y cebolla me ha encantado.
Espero que os guste.

Codornices con lentejas

Este guiso de lentejas es otra receta de uno de mis cocineros favoritos, el Chef José Andrés.
La he seguido al pie de la letra, porque todo lo que él prepara me da un resultado fantástico y a mí me gusta aprender de los maestros. Espero que os guste.

INGREDIENTES:
50 g. de jamón serrano a daditos, 2 cucharadas de aceite de oliva virgen, 1 cebolla pelada y picada, 2 cabezas  de ajo sin la envoltura externa , 2 zanahorias peladas, 1 puerro bien lavado y sin las hojas exteriores, 200 g. de lentejas secas, 1 litro de caldo de pollo , 1 hoja de laurel, 1 ramita de tomillo fresco, sal al gusto, 1 codorniz por persona ( enteras, sin deshuesar y partidas por la mitad) y 2 cucharadas de jerez.

Yo he utilizado lentejas denominación de origen de La Armuña , Salamanca, una de las mejores lentejas de España.
Necesitan remojo antes de ser cocinadas.

ELABORACIÓN:

 En una cazuela rehogamos el jamón en el aceite de oliva a fuego medio, hasta que esté ligeramente dorado (unos 3 minutos) . Añadimos la cebolla y la rehogamos hasta que esté tierna.
Agregamos el ajo, la zanahoria cortada en daditos, el puerro y las lentejas.

Vertemos el caldo de pollo en la cazuela y dejamos que hierva. Ponemos sal si el caldo no lleva.
Con el primer hervor, bajamos el fuego al mínimo y añadimos la hoja de laurel y el tomillo fresco.
Cocemos a fuego lento hasta que las lentejas estén hechas ( unos 20 minutos).

Retiramos del fuego y descartamos la hoja de laurel y el tomillo.
Recogemos el ajo, un poco de zanahoria y el puerro y los pasamos por la batidora con un poco de agua, hasta obtener un puré. Añadimos a la cazuela.

Para preparar las codornices, calentamos un poco de aceite de oliva en una sartén a fuego medio-vivo.
Rehogamos los trozos de codorniz por el lado de la piel, hasta que estén dorados y crujientes ( unos 3 minutos).
Les damos la vuelta y rehogamos 1 minuto más por el otro lado.
La carne debe quedar jugosa. Ponemos sal al gusto a las codornices, las sacamos de la sartén y las reservamos.

Añadimos el jerez a la sartén para desglasearla y vertemos el resultado sobre las lentejas.
Mezclamos bien y damos un hervor.
Presentaremos un lecho de lentejas en cada plato , con un trozo de codorniz encima.
José Andrés recomienda rociar ligeramente las lentejas con vinagre de jerez justo antes de servirlas, le da al plato un nuevo sabor.

Dieta mediterránea con ingredientes sencillos,  un resultado delicioso.

Arroz con marisco

Este plato marinero es un clásico que gusta a casi todo el mundo y, aunque se prepara todo el año , ¿qué sería del verano sin un buen arroz con marisco?.
Las recetas de arroces son variadísimas, prácticamente en cada casa hay un truquillo o  ingrediente especial que hace que “cada maestrillo tenga su librillo”…
Esta receta la he visto en ” Lecturas-cocina de otoño” , espero que os guste.

INGREDIENTES : (para 5 personas).400 g. de arroz bomba, 300 g. de gambas, 500 g. de sepia, 300 g. de almejas, 1 pimiento verde, 2 tomates maduros, 2 ñoras o pimientos choriceros, 2 dientes de ajo, 1 cabeza de rape, unas hebras de azafrán, 3 cucharadas de aceite de oliva, perejil, sal y pimienta.

ELABORACIÓN:

Pelar las gambas, reservar por un lado las colas y por otro las cabezas. Trocear la sepia.
Calentamos el aceite en una cazuela, freímos las colas de gamba 2 minutos , retiramos y reservamos.
En la misma cazuela ponemos la sepia y la freímos 5 minutos. Retiramos y reservamos.
Pochamos en la misma cazuela el pimiento y un diente de ajo picadito.
Añadimos los tomates rallados, salpimentamos y sofreimos 10 minutos más.

Incorporamos a la cazuela de nuevo la sepia y el arroz y removemos bien, durante un minuto.
Preparamos un majado con un diente de ajo, el azafrán, perejil picado , sal, pimienta y la pulpa de las ñoras o pimientos choriceros.

Vertemos 1 litro de caldo de pescado ( que habremos hecho hirviendo la cabeza de rape con las cabezas de las gambas en 2 litros de agua durante 30 minutos) . La proporción  de caldo que debemos añadir es : 2 partes y media de agua por una de arroz, ya que el arroz bomba absorbe más agua durante la coción que otros arroces.
Dejaremos cocinar el arroz durante 25 minutos aproximadamente.

Agregamos las almejas, las colas de gambas  y el majado 5 minutos antes de que termine la cocción.
Dejaremos reposar un par de minutos y serviremos.

Con un buen Albariño fresco y en buena compañía , ¿qué más se puede pedir?.

Fideos fritos con gambas

Hoy os traigo un clásico de la cocina china, los fideos fritos con gambas, que tanto gustan a los niños y son tan rápidos y fáciles de preparar, que no hay excusas para no hacerlo.
Cuando yo los hago en casa, como son tan aromáticos, en cuanto la sartén está al fuego y el olorcillo se extiende, empiezo a recibir visitas en la cocina preguntando : ¿puedo probarlos ya? ¿ le queda mucho?…

INGREDIENTES:  (para 5 personas), 1 bolsa grande de fideos chinos, sal, laurel, 3 zanahorias grandecitas, 1 cebolla grande, 1 bote de bambú laminado en conserva, medio kg. de langostinos cocidos, salsa de soja  y  aceite de oliva.

ELABORACIÓN:  Cocemos los fideos chinos en abundante agua hirviendo con sal y una hojita de laurel, siguiendo las instrucciones del fabricante. Los que yo compro tardan 4 minutos en estar al dente . Es importante que queden en su punto, si están demasiado blandos el plato pierde todo su encanto.

Ponemos una sartén al fuego con tres cucharadas de aceite de oliva y, a continuación agregamos la cebolla cortada en láminas finas, la zanahoria en bastoncitos y un poco de sal. Dejamos pochar estas verduritas a fuego medio, removiendo de vez en cuando y añadiendo un poco de agua cuando veamos que se quedan secas.
Hacia el final de la cocción agregaremos el bambú ( bien escurrido del líquido de la conserva), la salsa de soja ( un chorro bien grande ) y por último los langostinos cocidos y pelados.
Dejaremos cocinar 5 minutos más, hasta que todos los ingredientes se integren y se mezclen todos los sabores.

Por último, comprobaremos que la salsa se ha espesado un poquito y añadiremos más salsa de soja si nos gusta el sabor más intenso y el color más oscurito.

Mezclaremos los fideos con las verduritas y langostinos y sólo nos queda servir nuestros fideos chinos en unos cuenquitos con palillos o, a la manera tradicional, con “cuchillito y tenedor”.

Son muy rápidos de hacer y están deliciosos. Espero que os gusten.