Canelones de setas y atún.

Unos canelones muy suculentos y apetecibles, ideales para una cena ligera y muy completos. Van rellenos de setas variadas y atún con suave bechamel.
Ligeros y sabrosos, espero que os animeis a probarlos y vereis que resultan deliciosos. Su relleno es tan jugoso que por sí solo ya es una delicia y así presentado en unos canelones… Me encanta.


INGREDIENTES:

1 cebolla, 1 diente de ajo, 3 cucharadas soperas de aceite de oliva, 250 g. de setas variadas, sal, pimienta negra molida, nuez moscada, 1 bote de leche evaporada, 1 nuez de mantequilla, 2 rodajas de atún ( fresco o congelado) y 1 paquete de placas para canelones.


ELABORACIÓN:

1- Cortamos en pequeñísimos daditos la cebolla  y la ponemos a pochar en una sartén con 2 cucharadas soperas de aceite de oliva.
2- En otra sartén salteamos las setas variadas 3 ó 4 minutos con una cucharada de aceite de oliva y el diente de ajo fileteado. Salpimentamos y reservamos.
3- Cuándo la cebolla esté bien pochada, agregamos el atún cortados en daditos muy pequeños y mezclamos muy bien con la cebolla. Salpimentamos.
4- Cocinamos el atún un par de minutos junto con la cebolla y agregamos a la sartén las setas salteadas que teníamos reservadas.

5- Mezclamos todo y retiramos del fuego. Reservamos.
6- Remojamos las placas de canelones en agua caliente, siguiendo las instrucciones del fabricante. Las escurrimos transcurridos unos 15 minutos y las colocamos sobre una mesa de trabajo.
7- Ponemos en un pequeño cazo, 3 cucharadas soperas de harina y una nuez de mantequilla. Mezclamos con una cuchara de madera a fuego lento.
8- Añadimos un buen pellizco de nuez moscada, media cucharadita de sal y una pizca de pimienta negra molida.


9- Poco a poco agregamos la leche evaporada y movemos constantemente con unas varillas hasta que la salsa espese y logremos la consistencia que nos gusta (más o menos espesa).
10- Agregamos parte de esta salsa bechamel a la mezcla de setas y atún. Mezclamos bien.
11- Montamos el plato:  Rellenando los canelones con la mezcla reservada y salseando con bechamel a nuestro gusto.

Anuncios

Sopa de verduras al curry.

Vamos a elaborar una deliciosa crema utilizando las verduras de temporada y añadiéndole curry para potenciar su aroma, sabor y color. La cúrcuma que contiene el curry es poderoso anticancerígeno y debemos aprovechar las recetas que lo admitan  para aumentar su consumo y beneficiarnos de sus propiedades.
Nada más apetecible que una deliciosa crema calentita, saludable, reconfortante y para todos los públicos.


INGREDIENTES: (Para 5 personas)

1 cebolla, 1 patata, 1 berenjena, 1 calabacín, 100 g. de judías verdes, 1 ramo de brócoli, 3 zanahorias, 2 cucharadas de curry, 3 cucharadas soperas de salsa Lea Perrins, 900 ml. de caldo natural de pollo Aneto y 4 cucharadas soperas de aceite de oliva virgen. Picatostes para acompañar.


ELABORACIÓN: 

1- Troceamos la cebolla en juliana, el calabacín y la berenjena en pequeños cubitos.
2- Pelamos las zanahorias y las cortamos en rodajas.
3- Troceamos las judías verdes y separamos los ramitos del brócoli.
4- Pelamos y cortamos en trozos la patata.


5- Ponemos el aceite en la cazuela y salteamos las verduritas un par de minutos, moviéndolas con la cuchara de madera.
6- Agregamos el caldo de pollo Aneto y dejamos cocinar a fuego medio durante 20 minutos aproximadamente, hasta que las verduras estén tiernas.
7- Agregamos el curry y la salsa Lea Perrins y damos un hervor.


8- Trituramos con la batidora eléctrica hasta darle la textura de crema. 
9- Rectificamos la sal si fuese necesario y servimos caliente acompañada de picatostes.

Alubias con bacalao y pimientos.

Plato de cuchara, de los que más disfrutamos cuándo el frío hace acto de presencia y lo que apetece poner en nuestras mesas es un buen plato caliente, saludable, alimenticio y delicioso.
Las legumbres combinan a la perfección con los pescados y mariscos. En este caso, unas pequeñas alubias mantecosas se han cocinado a fuego lento tras hacer un sofrito con pimientos, cebolla, ajo y calabacín.
No falta el buen pimentón y el bacalao desmigado.
Vereis qué cazuela tan apetecible y recomendable…


INGREDIENTES:

Alubias blancas, 1 pimiento amarillo, medio pimiento rojo, 1 calabacín pequeño, 4 dientes de ajo, 1 cebolla, 3 cucharadas de aceite de oliva , sal, 1 cucharada sopera de pimentón dulce,  4 cucharadas soperas de salsa de tomate casera, 1 hoja de laurel y bacalao desalado. 


ELABORACIÓN:

1-  Ponemos el aceite en una cazuela y pochamos la cebolla picada en daditos muy pequeños y los dientes de ajo chascados.
2- En cuanto la cebolla esté blanda, añadimos los pimientos cortados a dados y el calabacín con su piel cortado a cubitos de tamaño regular.
3- Dejamos cocinar unos minutos, removiendo de vez en cuando.

4- Agregamos el pimentón dulce y la salsa de tomate y mezclamos bien con la cuchara de madera.
5- Ponemos agua, la hoja de laurel y agregamos las alubias en frío ( previamente remojadas en agua durante 8 horas al menos).
6- Tapamos la cazuela y dejamos cocinar a fuego medio removiendo de vez en cuando y añadiendo algo más de agua fría un par de veces para cortar la cocción.


7- Los últimos 15 minutos de cocción añadiremos el bacalao desalado cortado en pequeños trozos. Mezclamos bien y seguimos cocinando hasta que las alubias estén en su punto.
Como todos los potajes, al día siguiente está mejor. 

Coliflor gratinada con robellones, jamón y parmesano.

Coliflor. Alimento beneficioso por su bajo contenido calórico, gran cantidad de fibra, potasio, fósforo y ácido fólico. Los folatos que contiene participan en la formación de glóbulos rojos y glóbulos blancos, así como en la formación de anticuerpos del sistema inmunitario.
Junto con el brócoli y la cúrcuma que contiene el curry, constituyen los alimentos más beneficiosos y recomendables.
Vamos a incluir en nuestra receta un ingrediente de temporada más, las setas, poderosos antioxidantes naturales que enriquecerán nuestra cazuela.


INGREDIENTES:

1 Coliflor grande, robellones al gusto, 100 g. de jamón serrano cortado a taquitos pequeños, sal, pimienta negra, nuez moscada, 3 dientes de ajo, 2 cucharadas soperas de acite de oliva, 1 nuez de mantequilla, 250 ml. de leche,  3 cucharadas soperas de harina y queso parmesano para espolvorear.



1- Cocemos la coliflor cortada en ramitas en abundante agua con sal hasta que esté tierna, al dente. Escurrimos y reservamos.
2- Salteamos los robellones cortados en trozos de tamaño regular en una sartén con 2 cucharadas de aceite de oliva y con los ajos laminados. 
3- Agregamos el jamón y cocinamos 1 minuto más. Reservamos.


4- En un pequeño cacito ponemos la nuez de mantequilla y la harina. Movemos con unas varillas hasta que se dore ligeramente la harina.

5- Agregamos la leche, media cucharadita de sal, un pellizco de nuez moscada, otro de pimienta negra y movemos constantemente con las varillas hasta que la salsa espese.
6- Ponemos en una fuente de horno la coliflor cocida, encima el salteado de robellones al ajillo que teníamos reservado y mezclamos bien.


7- Cubrimos con una buena capa de salsa bechamel y espolvoreamos con parmesano abundantemente. Gratinamos unos minutos.

Berenjenas gratinadas con mozarella y parmesano.

Muchas veces he hablado de los beneficios para la salud de consumir berenjenas por sus propiedades desintoxicantes, laxantes y beneficiosas para reducir el colesterol y la tensión arterial. Además están buenísimas y son fáciles de conseguir durante todo el año. Son innumerables las recetas maravillosas que están a nuestra disposición: moussaka, pisto, lasaña, berenjenas a la crema, risotto…
En esta ocasión vamos a preparar una estupenda cazuela de berenjenas gratinadas con mozarella, aceitunas negras y verdes, tomate y queso parmesano. Veréis qué cosa más rica!!!

INGREDIENTES:

2 ó 3 berenjenas, 4 cucharadas soperas de harina de trigo, 1 lata pequeña de aceitunas verdes deshuesadas y otra lata pequeña de aceitunas negras sin hueso, 2 bolitas de mozarella, albahaca, orégano, sal, pimienta negra molida, aceite de oliva para freir, salsa de tomate casera y abundante queso parmesano recién rallado.

ELABORACIÓN:

1- Lavamos bien las berenjenas y las cortamos en lonchas finitas longitudinalmente.
2- Las salpimentamos y ponemos en un escurridor de verduras, dejando que reposen una media hora.
3- Transcurrido este tiempo, las pasamos por harina sacudiendo el exceso y las freimos en abundante aceite caliente por ambas caras.
4- Escurrimos sobre papel absorbente. Reservamos.
5- Cortamos la mozarella en finas rodajitas, picamos el orégano y la albahaca bien finitos y las aceitunas en rodajitas.

6- En una cazuela apta para hornear, colocamos las rodajas de berenjena hasta cubrir el fondo.
7- Sobre las berenjenas ponemos la mozarella, una capa fina de salsa de tomate casera, las aceitunas en rodajitas y las hierbas aromáticas picadas.
8- Seguimos alternando capas sucesivamente hasta agotar los ingredientes.

9- Cubrimos abundantemente con queso parmesano recién rallado y gratinamos hasta que se dore ligeramente.
Servimos caliente.

Aquí os dejo una imágenes del “Curso de tartas, 2ª edición” del pasado sábado en el Aula gastronómica Tempura.


Una mañana deliciosa en muy buena compañía, elaborando 5 joyas de la repostería internacional: NY Cheesecake, Banofee pie, Guiness cake, Tarta de crema y frutas y Lemon pie.

Una experiencia inolvidable, lo pasamos fenomenal!!!

El próximo sábado 23 de Noviembre, “Curso de elaboración de macarons”, últimas plazas disponibles. ¿Os lo vais a perder?…

Arroz con verduras.

Éste es el arroz más murciano de todos los arroces y la verdad es que es de mis favoritos. Hasta que lo probé por vez primera nunca hubiese pensado que sólo las verduras podían conseguir un plato de arroz tan sustancioso y delicioso.
A nuestra disposición las mejores hortalizas y verduras de la huerta murciana, un buen caldo, buen arroz y unos boquerones para darle el toque final.
Fabuloso en cualquier época del año, pero ideal para compartir con los amigos y familia al borde del mar…
¡El verano ya está aquí!

INGREDIENTES:

Judías, zanahoria, alcachofas, berenjena, coliflor, pimiento rojo, pimiento verde, 1 ñora, 2 dientes de ajo, 1 tomate maduro, 2 cucharadas de buena salsa de tomate, aceite de oliva,1 sobre de Paellero Carmencita, caldo de verduras, boquerones y limón para acompañar.

ELABORACIÓN:

1- Lavamos bien las verduras y las cortamos en pequeños trozos: Las berenjenas en cubitos ( con su piel), la coliflor separada en ramitas, las zanahorias en rodajas, pimientos en cubitos, judías troceadas, alcachofas ( les retiramos hojas duras y tallos y cortamos en cuartos) y el tomate sin piel y en cubitos.
2- Freímos las verduras con un poco de aceite de oliva, por separado, ya que cada una tiene diferente tiempo de cocción y buscamos que nos queden perfectas de textura.

3- Ponemos las verduras fritas en la paellera ( o paella) y les añadimos la ñora entera y 2 dientes de ajo picado menudito. Mezclamos bien.
4- Añadimos el tomate sin piel cortado a cubitos y cocinamos junto con el ajo y las verduritas durante un par de minutos.


5- Agregamos 2 cucharadas de salsa de tomate, el sobre de Paellero Carmencita y el arroz.
Damos unas vueltas y mezclamos bien.
6- Cubrimos con caldo de verduras caliente y dejamos cocinar hasta que el arroz esté en su punto, unos 20 – 22 minutos.
7- Dejamos reposar 5 minutos y presentamos con unos boquerones y algo de limón.

Ragú de la tía Alia.

Un mes más acudimos a nuestra cita con Carmen, que nos convoca a la elaboración de una receta dulce o salada de su magnífico recetario heredado. Cada vez somos más los que nos vamos sumando a este reto, movidos por la curiosidad de disfrutar de una misma receta en  distintas versiones y adaptaciones.
Es muy interesante ver el toque personal que cada uno damos al plato en nuestra cocina, siempre reflejo de la persona que hay detrás de la elaboración…
En esta ocasión me he decidido por la receta salada, aunque las dos opciones me han parecido tentadoras. Si es un plato clásico, tradicional y de cuchara como el ” ragú “, no hay discusión posible.


INGREDIENTES:

1kg. de carne tierna de ternera cortada a daditos, 1 cebolla, 2 dientes de ajo, 1 tomate maduro, 2 ramitos de apio, 2 hojas de lechuga, 2 piquillos, 2 zanahorias grandes, 1 cucharada de pimentón dulce, guisantes, alubias verdes, caldo de carne, patatas pequeñas, 1 cucharada de harina, 3 cucharadas aceite de oliva, sal, pimienta negra y nuez moscada.



ELABORACIÓN:

1- Ponemos en una cazuela 3 cucharadas de aceite de oliva con la cebolla cortada a dados, 2 dientes de ajo picados y el apio cortado a trocitos. Añadimos sal, pimienta negra, un pellizco de nuez moscada y pochamos hasta que estén blanditos.
2- Añadimos el tomate sin piel cortado a cubitos y seguimos cocinando.
3- Agregamos a la cacerola la carne cortada a pequeños daditos pasada por una cucharada de harina y sofreimos, removiendo bien. 


4- Añadimos la lechuga cortada en juliana y una cucharadita de pimentón dulce. Mezclamos bien y cubrimos con caldo de carne.
5- A media cocción añadiremos la zanahoria cortada a daditos.


6- Cuando la carne esté casi tierna, añadiremos las alubias verdes, las patatitas, las alcachofas cortadas a cuartos, 2 piquillos y, por último, los guisantes.

7- Dejamos cocinar hasta que la carne se vea tierna y las verduritas en su punto.

8- Como todos los guisos y estofados, al día siguiente de su elaboración los sabores se asientan, la salsa se espesa y está todavía mejor que recién hecho, increiblemente delicioso.
Para todos los públicos. ¡¡¡Buenísimo!!!

Arroz con bacalao y coliflor.

Lo prometido es deuda. Comparto con tod@s vosotr@s las recetas que preparamos en los cursos de cocina a los que asisto con el Chef Juan Lax y este arroz es una de esas recetas que vale la pena y nadie debería perderse.¡¡¡Delicioso !!! Un arroz con bacalao, de sabor intenso y con el aroma aroma inconfundible que le da ese delicioso majado de ajos y ñoras  que lleva. Un arroz hecho con mimo, de los que se disfruta de verdad y es ideal para compartir con la familia y amigos. Os lo recomiendo, probad y ya me contaréis…

INGREDIENTES:

250 g. de arroz, 4 cucharadas de aceite de oliva, fondo de pescado o de bacalao, un puñadito de judías redondas, media cebolla, 10 ramilletes de coliflor, 1 tomate maduro, 2 dientes de ajo, 2 ñoras, perejil fresco, 100 g. de bacalao desalado, colorante y limón para acompañar.


ELABORACIÓN:

Ponemos en una sartén el aceite y salteamos los dientes de ajo y las ñoras despepitadas y cortadas en trozos.
En el vaso de la Thermomix o con una batidora eléctrica, trituramos los dientes de ajo, las ñoras, un ramito de perejil y un poco de fondo de bacalao o caldo de pescado. Reservamos.
Pochamos las judías y la coliflor. Reservamos.

En la paellera ( o paella ), ponemos la cebolla picada finita y pochamos con un poco de aceite hasta que esté bien blandita.
Añadimos el tomate maduro rallado y sofreimos.
Agregamos el arroz y lo rehogamos bien, removiendo con una cuchara de madera.
Ponemos una cucharadita de colorante y agregamos las verduras que teníamos reservadas.


Cubrimos con caldo de bacalao o pescado, agregamos las ñoras- ajo- perejil que teníamos reservados y dejamos cocinar a fuego medio.
A media cocción, incorporamos el bacalao troceado, repartiéndolo uniformemente.
Cocemos 10 ó 12 minutos más.


Dejamos reposar 5 minutos en la paellera ( o paella ) y servimos acompañado de limón.
¡¡¡Buenísimo!!! ¿Os lo vais a perder ?

Lomos de lubina con verduritas al azafrán.

¡¡¡Aquí está de nuevo la “Niña Lubina”!!! Los que me visitan saben que en mi casa no suelen faltar estos pescaditos del mediterráneo, así que colecciono recetas para poder disfrutarlas de todas las formas posibles. En todas las reuniones de amigos voy preguntando yo:  – ¿Y cómo cocinas tú la lubina?…  Si tenéis alguna receta que os rechifle, la recibiré encantada, la probaré y seguiré manteniendo mi reputación de “Niña Lubina” intacta. Otros coleccionan dedales, yo recetas de lubina!!!

INGREDIENTES:

Un lomo de lubina por persona, medio  pimiento verde, medio pimiento rojo, una cebolla grandecita, 2 zanahorias grandes, azafrán en hebras, un vasito de vino blanco de buena calidad, perejil fresco, 2 dientes de ajo, aceite de oliva , sal y pimienta.

ELABORACIÓN:

Abrimos la lubina entera con un cuchillo para cocinarla en el horno abierta pero con la espina, de este modo queda más jugosa que si cocinamos los lomos por separado.
La salpimentamos, le ponemos un hilillo de un buen aceite de oliva y metemos al horno a 180 grados hasta que esté hecha, sin dejarla pasar, para que conserve todo su jugo.

Mientras el pescado se hornea preparamos la guarnición de verduritas al azafrán.
Para ello lavamos muy bien los pimientos  y zanahorias y los cortamos en juliana.
Cortamos también la cebolla en tiras bien finitas.

Ponemos una sartén o cazuela honda al fuego con 3 cucharadas de aceite de oliva y añadimos las verduras picadas.
Añadimos 2 dientes de ajo enteros y chascados y una cucharada de perejil fresco bien picadito.
Sazonamos y dejamos cocinar a fuego muy lento para que las verduras vayan soltando su líquido y pochándose sin tomar color.

A media cocción, añadiremos un vasito de buen vino blanco y una cucharadita de café de hebras de azafrán, qué maravilla de aroma!!!
Seguimos pochando las verduras a fuego lento y removiendo de vez en cuando. Se trata de que se cocinen pero sin deshacerse, hay que cogerle el puntito.

Para presentar nuestro plato: retiramos la espina de la lubina deslizando un cuchillo afilado por debajo de ésta, se desprenderá con facilidad.
Salseamos generosamente los lomos de pescado con las verduritas al azafrán . Deben quedar los lomos muy bañados con la salsa, bien jugositos.
Deliciosa!!!

Carrilleras a la jardinera.

Vamos a preparar hoy un guisito maravilloso, de los que más me gustan, con muchas verduritas que enriquecen la salsa y aderezado con hierbas aromáticas y buen vino tinto.
Las carrilleras así cocinadas, a fuego lento, chup, chup, sin prisas y con cariño, resultan una de las carnes más tiernas que conozco, un placer para el paladar. Acompañadas de champiñones, guisantes tiernos y patatas fritas tendremos un plato redondo, del gusto de toda la familia.
Espero que os guste  a vosotros también, así lo hago yo:
INGREDIENTES:
1 carrillera de cerdo por persona ( son bastante grandes, Mercadona ), 1 cebolla grande, 3 dientes de ajo, medio pimiento verde, medio pimiento rojo, 2 pimientos choriceros, una cucharadita de pimentón dulce, ramillete de tomillo fresco, 2 hojas de laurel, medio vasito de vino tinto de buena calidad, 6 cucharadas de salsa de tomate, aceite de oliva, sal y caldo de carne ( casero o en pastillas ).
Para acompañar:  guisantes tiernos, patatas fritas, champiñones y zanahorias.
ELABORACIÓN:
Ponemos en una cazuela bien amplia un poco de aceite de oliva y añadimos la cebolla cortada en cubitos pequeños y los dientes de ajo picados finitos.
Añadimos los pimientos cortados en cubitos y dejamos pochar suavemente , a fuego lento, hasta que veamos que están blanditos.
Ponemos una cucharadita de pimentón dulce y damos unas vueltas para mezclarlo bien. Añadimos la salsa de tomate, el ramillete de tomillo, el laurel y la pulpa de 2 pimientos choriceros ( previamente hidratados en agua caliente ). Mezclamos todos estos ingredientes.
Añadimos las carrilleras a la cazuela y dejamos que se doren un poco por cada lado, moviendo y mezclando con la cuchara de madera.
Las regamos con medio vaso de vino tinto y dejamos que el alcohol se evapore unos minutos.
Cubrimos con caldo de carne o agua en su caso ( y añadimos 2 pastillas de caldo de carne ) y rectificamos la sal.
Dejamos cocinar a fuego medio durante algo más de una hora, hasta que veamos que la carne está tierna y se despega del hueso con facilidad.
Quince minutos antes de completar la cocción añadiremos las zanahorias peladas y cortadas al bies.
Unos minutos después agregamos a la cazuela los champiñones fileteados y los guisantes, que en apenas 4 minutos estarán en su punto.
Freimos unas patatas cortadas en dados pequeños para acompañar las carrilleras y emplatamos:
Una carrillera por persona con verduritas y patatas regadas con esta deliciosa salsa.
A disfrutar!!!