Sangría refrescante de frutas.


Para refrescar nuestras comidas y cenas de verano con algo diferente a la buena cerveza, cava o refrescos varios. Queda muy vistosa y apetecible en nuestras mesas veraniegas una buena sangría de vino blanco y frutas variadas. 
Pocos son los adultos que se resisten a servirse un vasito de esta delicia fresca y frutal. 
Ponedla en vuestra mesa y veréis el resultado… Aunque haya otras bebidas, esta sangría es de las primeras que se acaba… Siempre sabe a poco…¿Por qué será?:):)

INGREDIENTES:

2 litros de vino albariño, 1 l. de gaseosa, 250 ml. de zumo de frutas, 3 cucharadas soperas de azúcar moreno, zumo de medio limón, frutas variadas cortadas a trozos: cerezas, fresas, ciruelas verdes, melocotones, nectarinas, manzana, pera y limón.


ELABORACIÓN:

1- Ponemos en una jarra o recipiente grande el vino y la gaseosa con el zumo de frutas.
2- Añadimos el azúcar moreno y el zumo de medio limón y removemos hasta disolver el azúcar completamente.


3- Agregamos las frutas bien lavadas, con su piel y cortadas en pequeños trozos.
4- Tapamos el recipiente o jarra y metemos en la nevera por espacio de 4 horas o toda la noche, para que todos los sabores se mezclen y asienten.

5- Servimos en vasos o copas con hielo y algunas frutas cortadas. ¡¡¡Super refrescante!!!

Pastel de limoncello.

Vamos a elaborar un fabuloso pastel de limoncello que no puedo dejar de recomendaros porque está de rechupete y no hay que dejarlo pasar, buenísimo, super jugoso y ya veis qué apetecible.
Bizcocho cítrico y jugoso bañado con almíbar de limoncello y acompañado de limón confitado. Protagonista fundamental el limón. ¡¡¡Me encantan los cítricos en repostería!!!


INGREDIENTES:

250 g. de harina de repostería, 2 cucharaditas de levadura en polvo, una cucharadita de bicarbonato, 130 ml. de leche, zumo de 2 limones, ralladura de 1 limón, 2 huevos XL, 80 ml. de aceite de oliva suave, 110 g. de azúcar glas, 100 ml. de limoncello, 1 vaina de vainilla partida y raspada.
Jarabe: 100 ml. de limoncello, 5 cucharadas soperas de azúcar y medio vaso de agua.
Limón confitado:  cáscara de 2 limones, 6 cucharadas soperas de azúcar y un vaso de agua. 

ELABORACIÓN:

Limón confitado:  Ponemos un cacito al fuego con la cáscara de los limones rallada, el azúcar y el agua, a fuego medio hasta que se vea transparente y cocinada. Reservamos.
Jarabe de limoncello:  En un cacito ponemos el limoncello, el agua y el azúcar y lo dejamos a fuego medio hasta que reduzca y tenga textura de almíbar o jarabe. Reservamos templado.


1- En un recipiente hondo mezclamos los huevos, la leche, el zumo de limón, la ralladura de limón y el aceite.
2- Añadimos la vaina de vainilla raspada, el azúcar glas y el limoncello.
3- Tamizar la harina junto con el bicarbonato y la levadura en polvo.
4- Agregamos a la mezcla líquida anterior.

5- Vertemos en un molde de corona engrasado y forrado con papel vegetal para facilitar el desmoldado posterior.
6- Metemos en el horno precalentado a 180 grados hasta que se vea dorado y al pincharlo con un palito salga libre de adherencias.
7- Desmoldamos sobre una rejilla.

8- Vertemos el jarabe de limoncello que teníamos reservado sobre el pastel en caliente, pinchándolo previamente con un palito de brocheta por toda la superficie.
9- Ponemos sobre el pastel el limón confitado, repartiéndolo bien.

Croquetas de pollo asado.

Aperitivo español por excelencia.  Las croquetas admiten casi cualquier cosa que tengamos por casa y cuanto más sustancioso sea el guiso, carne o pescado que utilicemos para elaborarlas, mejor será luego el resultado final.
En este caso he utilizado unos buenos muslos de pollo asado, salteados con cebolla y tomate. Bechamel bien cargadita de nuez moscada y… a freir. ¡¡¡Vuelan!!!

INGREDIENTES:

Pollo asado cortado muy menudito, media cebolla, 2 cucharadas de aceite de oliva virgen, 2 cucharadas soperas de salsa de tomate.
Bechamel: 1 cucharada sopera de aceite de oliva, 4 cucharadas soperas de harina, nuez moscada recién rallada, 350 ml. de leche y sal al gusto.
Para rebozar:  Harina, huevo batido y pan rallado.


ELABORACIÓN:

1- Cortamos el pollo asado en cubitos muy menuditos. Reservamos.
2- Salteamos la cebolla picada en una sartén con 2 cucharadas de aceite de oliva hasta que esté doradita.
3- Le añadimos el pollo que teníamos reservado y 2 cucharadas soperas de salsa de tomate. Mezclamos bien. Cocinamos un par de minutos más. Reservamos.


4- Ponemos en una sartén 1 cucharada de aceite de oliva y 4 de harina. Cocinamos a fuego bajo removiendo constantemente durante un par de minutos. Agregamos la leche, la nuez moscada y la sal, moviendo constantemente con unas varillas hasta que espese.
5- Vertemos la bechamel con la mezcla de pollo y removemos. 
6- Vertemos la masa obtenida en un recipiente y tapamos con papel film a piel.
7- Dejamos templar y luego metemos al frigorífico durante una hora al menos.


8- Damos forma de bolitas a las croquetas y las pasamos por harina, huevo batido y pan rallado.
9- Freímos en abundante aceite caliente. Escurrimos sobre papel absorbente.

Bizcocho de peras a la canela.


Como sabéis los que soléis visitarme, las frutas son parte fundamental en mi cocina. Cada vez que puedo las incluyo en mis recetas dulces y saladas.
En esta ocasión vuelvo a recomendaros una de mis frutas favoritas, la perita, cocinada a la canela y horneada en un bizcocho a la canela bien tierno y esponjoso.
Imprescindibles en mi casa los bizcochos caseros. Cuando uno se acaba ya estamos pensando en el siguiente. No hay dulce más apetecible a casi cualquier hora y que admita más combinaciones… La imaginación al poder.

INGREDIENTES:

280 g. de harina de repostería, 1 sobre de levadura en polvo, 1 cucharadita de canela molida, 3 huevos XL, 150 g. de azúcar, 200 ml. de aceite de oliva suave,100 ml. de leche, 2 cucharadas soperas de zumo de limón, 6 peritas de pequeño tamaño, 1 rama de canela, 50 g. de azúcar y un chorro de licor de canela o ron.

ELABORACIÓN:

1- Ponemos un cazo al fuego con las peritas (con o sin piel, al gusto) cubiertas de agua,1 palo de canela, 50 g. de azúcar y un buen chorro de ron o licor de canela. Cocinamos durante 5 minutos. Las peras comienzan a estar blandas y aromatizadas a la canela.
2- Retiramos y escurrimos las peras. Reservamos.


3- Montamos los huevos junto con el azúcar hasta que se vean esponjosos.
4- Agregamos la leche mezclada con 2 cucharadas de zumo de limón. 
5- Añadimos el aceite en hilito desde el borde del recipiente.
6- Tamizamos la harina junto con la levadura y la canela y  añadimos poco a poco, mezclando suavemente.
7- Vertemos la masa obtenida sobre un molde redondo engrasado.

8- Recuperamos las peras, les cortamos la parte de abajo para que se mantengan de pie y las colocamos sobre la masa en el molde repartiéndolas bien.
9- Metemos al horno precalentado a 180 grados hasta que se vea doradito.
10- Desmoldamos sobre una rejilla y servimos espolvoreado con azúcar glas.

Gazpacho de melocotón.


Un delicioso gazpacho que a partir de ahora formará parte de la dieta de mi familia. En verano nunca falta en las casas del sur y aunque el gazpacho clásico es el rey, los más novedosos de cerezas, remolacha o sandía van ganando terreno poco a poco y hay que animarse a probarlos.
Pocas cosas nos aportan tantos beneficios a nuestra salud. Las frutas y hortalizas frescas nos hidratan, son fuente de vitaminas y minerales y potentes anticancerígenos. 
Un placer que apetece más que nunca en verano y si es posible, al borde del mar y en buena compañía…


                                                                                                 Fuente:“Vegetal y Tal”


INGREDIENTES:

Medio kg. de melocotones maduritos, medio kg. de tomates bien maduros, 1 pepino, 1 cebolleta fresca, 50 g. de miga de pan del día anterior, 100 g. de pimiento rojo, 2 dientes de ajo, 10 g. de vinagre de manzana, 50 g. de aceite de oliva virgen extra, una cucharadita de sal y 100 ml. de agua fría.


ELABORACIÓN:

1- Escaldamos los tomates haciéndole una cruz con el cuchillo y metiéndolos en agua hirviendo durante 25 segundos. Luego los pasamos a una recipiente con agua fría y les retiramos la piel con facilidad.
2- Los ponemos en el vaso batidor junto con la miga de pan y el agua fría.
3- Agregamos los melocotones sin piel troceados, el pepino sin piel, la cebolleta, pimiento y ajo.


4- Trituramos a velocidad máxima hasta que quede todo bien integrado.
5- Añadimos la sal, el vinagre de manzana y el aceite. 
6- Trituramos de nuevo unos segundos.
7- Si nos gusta una textura más ligera lo pasamos por un chino y añadimos algo más de agua, sino, tal cual.

Tortitas de fresas y azúcar moreno.


Vamos a merendar unas deliciosas tortitas americanas con azúcar moreno, tortitas esponjosas y morenitas con fresas frescas en su interior, con lo que no pueden quedar más jugosas y apetecibles.
Probad a poner vuestra fruta favorita troceada en su interior y comprobaréis lo bien que combina esta masa con la fruta fresca.
Las vamos a bañar con miel de romero y el homenaje ya resulta completo, una auténtica delicia!!!


INGREDIENTES:

200 g. de harina de trigo, 2 cucharadas soperas de mantequilla derretida, 2 cucharaditas de levadura en polvo, 2 cucharadas soperas de azúcar moreno, media cucharadita de sal, 2 huevos XL, 400 ml. de leche semidesnatada, fresas frescas cortadas en láminas finas y miel de romero para rociar las tortitas.

ELABORACIÓN:

1- Ponemos en un cuenco grande la harina y le añadimos la sal, el azúcar moreno y la levadura en polvo.
2- Agregamos los huevos batidos, la leche y la mantequilla derretida. Mezclamos bien con unas varillas hasta conseguir una textura similar a las natillas ligeras.

3- Ponemos una pequeña sartén al fuego y la engrasamos ligeramente con un poquito de mantequilla.
4- Vertemos un cucharón de masa y le damos forma redonda con el dorso de la cuchara.
5- Ponemos sobre la masa 4 ó 5 laminitas de fresa, reparténdolas por la superficie.
6- En cuanto la masa comience a burbujear, damos la vuelta a la tortita y la cocinamos por la otra cara.

7- Servimos recién hechas rociándolas con miel de romero.

Pastel de carne, pisto y puré de papas.

Os presento mi pastel de carne, pisto y puré de papas que tanto éxito tiene y tan sencillo es de elaborar. 
Me gustan muchísimo estos pasteles salados que se pueden preparar con antelación y te solucionan una comida para todos los públicos sin pasar más tiempo del extrictamente necesario en la cocina. 
Si lo preferís, podéis añadirle algo de queso rallado por encima y el gratinado así adquiere más color.
Templado está buenísimo y si os sobra algo, se le da un toque de horno y veréis que hay peleas por comerse el último trocito… 


INGREDIENTES:

Capa de pisto:  1 berenjena grande, media cebolla, 4 tomates bien maduros, 2 cucharadas de aceite de oliva, sal, 1 cucharadita de azúcar, orégano y albahaca.

Capa de carne:  600 g. de carne picada mixta, sal, pimienta, tomillo, medio vasito de leche, 75 g. de miga de pan, 1 diente de ajo y 3 cucharadas soperas de aceite de oliva.

Capa de puré de patatas:  patatas, sal, 1 hoja de laurel y un  chorreón de aceite de oliva virgen.


Para la capa de pisto:  Ponemos en una cazuela el aceite de oliva y pochamos la cebolla picada muy menuda con una cucharadita de sal y una de azúcar. En cuanto esté blandita añadimos la berenjena con su piel cortada a daditos pequeños. Mezclamos bien y salteamos. ( No añadimos más aceite).
Cocinamos 5 minutos y agregamos los tomates previamente escaldados para retirarles la piel, cortados a dados, el orégano y la albahaca.
Cocinamos hasta que las verduras estén bien blanditas.
Colocamos la capa de pisto en el fondo de un molde redondo repartiéndolo bien por toda la superficie.


Capa de carne picada:  En un recipiente hondo mezclamos la miga de pan con la leche y el ajo picado muy menudito.
Agregamos la carne picada salpimentada y el tomillo. Mezclamos bien y cocinamos en la misma cazuela que hemos utilizado para elaborar el pisto, con un poquito de aceite de oliva.
Movemos bien con una cuchara de madera y cocinamos hasta que esté hecha pero jugosa, sin dejar que se seque mucho.
Colocamos la carne en el molde sobre la capa de pisto.

Para la capa de puré de patatas:  Ponemos en una cazuela las patatas sin piel cortadas en trozos del mismo tamaño, cubiertas de agua, sal y una hoja de laurel.
Cocinamos hasta que estén bien blanditas. Escurrimos, añadimos un buen chorreón de aceite de oliva y trituramos.
Metemos el puré en una manga pastelera y vamos dejando caer bolitas de puré sobre la capa de carne picada.
Metemos al horno unos minutos para darle un toque gratinado.

Mini galettes de manzana y fresas.


Los postres en versión individual me encantan. Estas mini galettes o tartitas rústicas de inspiración francesa no son una excepción. Ideales para terminar una comida con algo dulce, frutal y nada empalagoso o disfrutar a media tarde, solas o con un buen helado… Absolutamente irresistibles.
Lo correcto es servir las galettes templadas, aunque frías no desmerecen nada en absoluto y se disfrutan hasta la última miguita…


INGREDIENTES:

200 g. de harina para repostería, 140 g. de mantequilla fría cortada a daditos, 3 ó 4 cucharaditas de azúcar, 1 huevo XL. Huevo batido para pincelar la masa. 2 manzanas Golden, zumo de limón y 7 u 8 fresas. Azúcar y canela al gusto. Azúcar glas para espolvorear.

ELABORACIÓN:

1- En un recipiente hondo ponemos la harina junto con el azúcar.
2- Le añadimos el huevo y la mantequilla fría cortada a pequeños daditos.
3- Mezclamos con la mano hasta conseguir una masa integrada.
4- Tapamos con film y dejamos que repose en el frigorífico media hora.


5- Recuperamos la bola de masa y la cortamos en 3 partes iguales ( pesándola).
6- Extendemos con un rodillo cada parte de masa, colocándola entre dos pliegos de papel vegetal.
7- Sobre la masa extendida, en la parte central, ponemos unas rodajas de manzana rociadas con zumo de limón para que no se ennegrezcan y 2 ó 3 fresas troceadas.
8- Doblamos los bordes de masa hacia el centro y ayudándonos con el papel vegetal colocamos la galette sobre una bandeja de horno.

9- Salpicamos la superficie de cada galette con azúcar y canela.
10- Pincelamos con huevo batido la masa.
11- Metemos al horno precalentado a 180 grados hasta que se vea la masa doradita.
Servimos templada o fría espolvoreándolas con azúcar glas. Mmm…

Focaccia de higos con jamón.


Una estupenda focaccia que merece un lugar especial en mi recetario, ha sido un éxito esta combinación de ingredientes. Los primeros higos de la temporada y un buen jamón cortado finito, sobre masa gruesa y muy esponjosa, tomillo, aceite de oliva virgen y sal gruesa… Un manjar imposible de rechazar. 
Cómo me gusta cocinar con las frutas del verano. Esos higos horneados y dulces contrastando con el jamón y el tomillo,mmm…

INGREDIENTES:

450 g. de harina de fuerza, 1 sobre de levadura seca de panadería Vahiné ( 4,6 g. ), 1 cucharadita de sal, 2 cucharaditas de azúcar, 4 cucharadas soperas de aceite de oliva virgen, 1 ramito de tomillo fresco, 60 g. de agua templada, 250 g. de leche y 2 cucharadas soperas de zumo de limón. Higos maduritos al gusto y jamón serrano cortado en lonchas extrafinas.

ELABORACIÓN:

1- Disolvemos la levadura en el agua templada y añadimos el azúcar. Removemos bien.
2- Mezclamos en un tazón la leche y el zumo de limón y dejamos reposar 10 minutos.
3- Ponemos la harina en un recipiente hondo y hacemos un volcán en el centro.
4- Agregamos la sal y el aceite de oliva.
5- Agregamos la mezcla de levadura y la mezcla de leche que teníamos reservada.
6- Mezclamos los ingredientes hasta conseguir una masa suave.


7- La ponemos sobre la mesa ligeramente enharinada y amasamos varios minutos hasta que se vea elástica.
8- Colocamos en un cuenco aceitado y tapamos con film, dejando levar por espacio de 1 hora, hasta que doble tamaño.
9- Recuperamos la masa y la colocamos sobre una placa de horno con papel vegetal, extendiéndola con las manos hasta darle la forma deseada, en éste caso rectangular. Con el dedo haremos unos cuántos agujeros en la superficie presionando fuerte.
10- Repartimos los higos cortados longitudinalmente y el jamón loncheado. 


11- Ponemos tomillo fresco picado, sal gruesa y un chorrito de aceite de oliva virgen.
12- Dejamos levar media hora más.
13- Metemos al horno precalentado a 180 grados hasta que se vea doradita.

Galletas de azúcar moreno con chocolate y almendras.


Vamos a hornear unas galletitas de azúcar moreno para la merienda, que se conservan estupendamente en un recipiente hermético durante varios días, conservando ese crujiente doradito que las hace tan atractivas y sabrosas. 
Elaborar estas galletas es un juego de niños. Ideales para los que os gusta cocinar en compañía de la gente menuda, que tanto disfruta entre fogones, con sus minidelantales puestos y poniéndose de harina hasta las orejas…


INGREDIENTES:

165 g. de harina de trigo, 1 cucharadita de bicarbonato, media cucharadita de sal, 85 g. de mantequilla reblandecida, 130 g. de azúcar moreno integral, 1 huevo y una yema, chorrito de aroma de almendras, chips de chocolate y almendra granillo.

ELABORACIÓN:

1- Batimos la mantequilla blandita junto con el azúcar moreno hasta que se vea esponjoso.
2- Añadimos el huevo y la yema y seguimos batiendo con varillas.
3- Agregamos un chorrito de aroma de almendras.


4- Tamizamos la harina junto con la sal y el bicarbonato.
5- Añadimos poco a poco la mezcla de harina al recipiente y mezclamos con cuchara de madera hasta obtener una masa con los ingredientes bien ligados.
6- Tapamos con film y dejamos reposar la masa en frío durante media hora.
7- Ponemos bolitas de masa de idéntico tamaño ( pesándolas ) sobre una bandeja de horno con papel vegetal.

8- Horneamos a 180 grados  ( horno precalentado ) hasta que comiencen a tomar color por los bordes.
9- Dejamos que se enfríen completamente sobre una rejilla metálica.