Bica de Guitiriz.

Una deliciosa bica que os recomiendo probéis si tenéis ocasión. Típica de la preciosa localidad lucense de Guitiriz, aunque se consume en todas las provincias gallegas y es uno de los bizcochos más apreciados en mi tierra gallega.
Uno de sus ingredientes fundamentales es la harina de maíz amarillo, que le da ese bonito color tan apetecible. Hasta que el sábado pasado visité las instalaciones de “La Colegiala”, no sabía que por aquí por Murcia podría encontrar esa harina y de tan buena calidad,  fundamental para la bica de Guitiriz. Me llevé una gran alegría, pensando en la delicia que podría salir de mi horno… Así ha sido. La hemos disfrutado hasta la última miguita y lo mejor de todo es que ya tengo localizado el sitio para conseguir mi preciada harina de maíz amarillo y podré repetirla siempre que quiera…Bien!!!

                                                       Fuente: “Uno de dos”
INGREDIENTES:

9 huevos medianos, 250 g. de mantequilla, 350 g. de azúcar, 200 g. de harina de maíz amarillo, 200 g. de harina de trigo, ralladura de 1 limón y un buen chorrito de anís. Azúcar glas para espolvorear. 


ELABORACIÓN:

1- Precalentamos el horno a 200 grados.
2- Engrasamos un molde redondo de unos 20 cm. con agujero en el centro. Si es muy bajito le pondremos unos bordes de papel de horno ( para evitar que el bizcocho desborde durante el horneado y facilitar el posterior desmoldado ).


3- Separamos las yemas de las claras y montamos éstas a punto de nieve con un pellizco de sal. Reservamos.
4- Batimos el azúcar y la mantequilla a velocidad alta, hasta obtener una textura cremosa.
5- Añadimos las yemas, una a una. Continuamos batiendo. 
6- Ponemos ahora la ralladura de limón, el anís y mezclamos bien.

7- Tamizamos las dos clases de harina juntas y las vamos añadiendo poco a poco, mezclando a velocidad baja.
8- Agregamos ahora las claras montadas a punto de nieve que teníamos reservadas, suavemente, con movimientos envolventes.
9- Vertemos la masa obtenida en el molde, alisamos la superficie con una espátula. 
10- Horneamos durante unos 30 minutos, bajando la temperatura a 180 grados en el momento de meter el molde al horno.

11- Comprobamos la cocción, pinchando el centro de la bica con un palito.
12- Desmoldamos sobre una rejilla y en cuanto esté fría la espolvoreamos con azúcar glas. Lista para degustar…

Anuncios

Flan de huevo casero. Sus secretos.

Hay pocas cosas tan apetecibles y del gusto de casi todo el mundo como un buen flan de huevo casero. Pero no nos equivoquemos. En algunos sitios se sirve con la denominación flan de huevo casero todo tipo de elaboraciones a menudo grumosas,  compactas, llenas de hoyuelos o con un caramelo oscuro que roza lo intragable.
Un buen flan de huevo debe ser de textura suave, agradablemente cremoso, ligero, sin hoyuelos y con un caramelo suave, que endulce y bañe…
El secreto para obtener un flan de huevo de estas características está en tamizar la mezcla antes de llenar nuestras flaneritas y luego vigilar que la cocción sea a la temperatura óptima, para que el agua del baño María no burbujee. De lo contrario, los flanes saldrán con los antiestéticos hoyuelos.
Son dos pasos sencillos y fundamentales para conseguir esta delicia suave y cremosa.


INGREDIENTES: (Para 4 flanes )

100 g. de azúcar ,60 ml. de agua, 2 huevos y 4 yemas, 115 g. de azúcar, media cucharadita de vainilla líquida y medio litro de leche.


ELABORACIÓN:

1- Ponemos los 100 g. de azúcar y el agua en un pequeño cacito y llevamos a ebullición, para preparar un caramelo suave. Dejamos hervir sin remover, pincelando con una brocha humedecida en agua los lados del cazo, para evitar que se formen cristales de azúcar.
En cuanto tome color dorado el caramelo, lo retiramos y vertemos en las flaneras, bañando base y lados de éstas.


2- Ponemos en un cuenco los huevos y las yemas, el azúcar y la vainilla . Mezclamos muy bien con unas varillas.
3- Calentamos la leche, sin llegar a hervir y vertemos muy poco a poco sobre la mezcla de huevo, sin dejar de mover enérgicamente con las varillas.
4- Tamizamos ( colamos ) esta mezcla antes de verterla sobre las flaneras.


5- Horneamos al baño María a 170 grados, durante aproximadamente 50 minutos. 
Muy importante vigilar que el agua del baño María no burbujee ( para que no salgan hoyuelos al flan ).
Obtendremos un flan perfecto, suave y cremoso.

Quedada gastrobloguers murcianos 23 de Febrero.

El pasado sábado un extenso grupo de gastrobloguers murcianos nos reunimos para comer en uno de los restaurantes más vanguardistas de la región murciana:  “Restaurante la Marimorena”

                  “Pío recetas” Noelia.
                  “Vegetal y tal”  Carlos.
                  “Mi adorable cocina”  Encarna.
                  “Cosicas dulces y alguna salada “  María.
                  “Chupa la gamba”  Pablo.
                  “Mis recetas”  Marisa.
                  “Mmm, qué bien huele” Adela.
                  “Las maríacocinillas “ Tere.
                  “Las Olivas en la cocina”  Suny.
                  “Ana y sus caprichos” Ana.
                  “Cakes, cookies and muffins “ Ruth.
                  “Fondantarte” Sole.
                  “Cocina con Catalina” Catalina.
                  “La cocina de Pistacho” David.
                  “Contigo en la playa”  Raúl.
                  “Pequeña miss Cupcake”  Isabel.
                  “Cuchillito y tenedor “  Mary.

Me resulta difícil describir con palabras el día tan fantástico que pasamos…Quizás excluyendo los momentos especiales a nivel personal, uno de los días más inolvidables de mi vida, sin duda.
Dar la enhorabuena a mis queridas Ruth, Encarna y Tere, organizadoras del evento, en el que no faltó ni un sólo detalle para agradar a todos los asistentes, que salimos encantadísimos y deseando repetir la experiencia.


Comenzamos el día bien tempranito, con un encuentro en una de las empresas de más prestigio de la región murciana:  “La Colegiala”. Empresa panadera y repostera en plena expansión, con productos tradicionales y de elaboración casera, que cuenta con multitud de tiendas en la región de Murcia.
Nos recibieron con los brazos abiertos y nos dieron la oportunidad de aprender todos los secretos de la elaboración de un pan a la antigua usanza, con masa madre, amasado a mano y cocido en horno tradicional de leña.
Un lujazo poder amasar pan al aire libre, entre limoneros, en plena naturaleza…

El panadero jefe nos explicó las diferentes clases de harinas, tipos de amasado, la manera de hacer una perfecta masa madre y, en definitiva, los secretos de un buen pan casero, contestando a nuestras preguntas y guiándonos en todo el proceso encaminado a conseguir un pan maravilloso como el de La Colegiala.


Aquí nos veis en pleno proceso de amasado, siguiendo las explicaciones del maestro.


Poco a poco los panes van tomando forma…Hogazas, trenzas, roscas, barras…

Nos pusimos de harina hasta las orejas y disfrutamos y aprendimos lo que no está escrito…¡¡¡Inolvidable!!!


Mientras esperamos el levado y horneado del pan, degustamos unas deliciosas tostadas de aceite y sal y aprovechamos para conocernos mejor, profundizar en los mundos blogueros…Y disfrutar las instalaciones de ” la Colegiala “, hornos, amasadoras, moldes, cámaras para las masas madres…

                                                      Ruth: “Cakes, cookies and muffins”                       Nos fuimos de las instalaciones de “La Colegiala” con nuestro pan bajo el brazo, una preciosa bolsa de tela para guardarlo y multitud de productos que pudimos adquirir en su magnífica tienda: harinas especiales, rosquillas, todo tipo de deliciosos bollos, pasteles de carne…

                               
                                                                                   Pablo:  “Chupa la gamba”
Orgullosos de una empresa murciana que valora la calidad por encima de todo.

                       Ramón y Raúl: “Contigo en la playa”  y Suny: “Olivas en la cocina” .

Un ambiente divertidísimo y cordial. Hablamos de nosotros, de nuestros blogs y también de vosotros y vuestros blogs, que os visitamos casi a diario y formáis parte de nuestra familia bloguera: Juana, Carmen, Tito, Jose, Lidia, Reme, Ana, Carmela, Carolina, Yolanda…Innumerables blogs salieron en nuestras conversaciones pero siempre en tono positivo. ¿A alguien le picaron las orejillas?…

                                                              “Tosta de sardina viuda”
El menú que disfrutamos fue magnífico. Fantástica la Chef de la Marimorena. Se nota su formación en ” El Bulli “…

                                                             “Quesadilla casera de sobrasada y miel”.

Durante la comida cambiamos impresiones sobre fotografía, estadísticas, publicidad en los blogs, talleres y cursos, repostería creativa, el mundo vegetariano, fondant y modelado, política, chistes…

                                                                  Javi y Noelia: “Pío recetas” 

  
                          Isabel: “Pequeña Miss Cupcake “ , la mejor tienda de repostería creativa murciana.

                  Ruth: “Cakes, cookies and muffins “  y Encarna:  “Mi adorable cocina”.


                                                                    “Geleé de tomate de pera murciano”.
          


                                    María:  “Cosicas dulces y alguna salada” . Para comérsela…

                                 “Albóndigas de bacalao en alioli de tinta de calamar”.


                                                          Catalina: “Cocina con Catalina”.

                    
                                             “Entrecot de buey a la parrilla con patatas asadas”


                                                                     Carlos: “Vegetal y tal “.


                                                       “Scotland Yard” ( Tarta al whisky deconstruida).



Un día inolvidable, de principio a fin, que me ha dado la oportunidad de conocer personalmente a estupendos bloguers, hablar de nuevos proyectos y continuar un camino que ya no tiene vuelta atras… Un brindis por los bloguers murcianos…Hip, hip…Hurra!!!

Ragú de la tía Alia.

Un mes más acudimos a nuestra cita con Carmen, que nos convoca a la elaboración de una receta dulce o salada de su magnífico recetario heredado. Cada vez somos más los que nos vamos sumando a este reto, movidos por la curiosidad de disfrutar de una misma receta en  distintas versiones y adaptaciones.
Es muy interesante ver el toque personal que cada uno damos al plato en nuestra cocina, siempre reflejo de la persona que hay detrás de la elaboración…
En esta ocasión me he decidido por la receta salada, aunque las dos opciones me han parecido tentadoras. Si es un plato clásico, tradicional y de cuchara como el ” ragú “, no hay discusión posible.


INGREDIENTES:

1kg. de carne tierna de ternera cortada a daditos, 1 cebolla, 2 dientes de ajo, 1 tomate maduro, 2 ramitos de apio, 2 hojas de lechuga, 2 piquillos, 2 zanahorias grandes, 1 cucharada de pimentón dulce, guisantes, alubias verdes, caldo de carne, patatas pequeñas, 1 cucharada de harina, 3 cucharadas aceite de oliva, sal, pimienta negra y nuez moscada.



ELABORACIÓN:

1- Ponemos en una cazuela 3 cucharadas de aceite de oliva con la cebolla cortada a dados, 2 dientes de ajo picados y el apio cortado a trocitos. Añadimos sal, pimienta negra, un pellizco de nuez moscada y pochamos hasta que estén blanditos.
2- Añadimos el tomate sin piel cortado a cubitos y seguimos cocinando.
3- Agregamos a la cacerola la carne cortada a pequeños daditos pasada por una cucharada de harina y sofreimos, removiendo bien. 


4- Añadimos la lechuga cortada en juliana y una cucharadita de pimentón dulce. Mezclamos bien y cubrimos con caldo de carne.
5- A media cocción añadiremos la zanahoria cortada a daditos.


6- Cuando la carne esté casi tierna, añadiremos las alubias verdes, las patatitas, las alcachofas cortadas a cuartos, 2 piquillos y, por último, los guisantes.

7- Dejamos cocinar hasta que la carne se vea tierna y las verduritas en su punto.

8- Como todos los guisos y estofados, al día siguiente de su elaboración los sabores se asientan, la salsa se espesa y está todavía mejor que recién hecho, increiblemente delicioso.
Para todos los públicos. ¡¡¡Buenísimo!!!

Brioche relleno de crema y mermelada con manzanas.

Un delicioso pan dulce francés para la merienda o el desayuno. No necesita nada más que un buen café para acompañar, por sí solo es un exquisito bocado.
Va relleno de crema y algo de mermelada de albaricoque. Las manzanas cortadas a gajos le aportan ese toque jugoso que hace a este delicioso brioche tan especial y apetecible.
El fin de semana es un momento ideal para hornearlo y disfrutar de un desayuno distinto. Animáos…Veréis qué cosa más rica!!!


INGREDIENTES:

 400 g. de harina para repostería, 70 g. de azúcar, pizca de sal, 1 cubito de levadura fresca de panadería ( 25 g. ), 1 huevo y una yema, 160 ml. de leche templada, un chorrito de vainilla líquida, 100 g. de mantequilla a temperatura ambiente, 2 manzanas rojas, zumo de limón y huevo batido para pincelar.
Relleno:  Mermelada de albaricoque y crema pastelera.

Crema pastelera:  500 g. de leche, 4 yemas de huevo, 100 g. de azúcar, 40 g. de Maicena y una cucharadita de vainilla líquida.( Ponemos en un pequeño cacito todos los ingredientes de la crema a fuego medio y batimos sin parar con unas varillas hasta que espese. Dejamos enfriar y metemos en una manga pastelera )


ELABORACIÓN:

1- Ponemos en un bol la harina con una cucharadita de sal y 70 g. de azúcar.
2- Hacemos un agujero en el centro y vertemos la leche templada con la levadura disuelta en ella.
3- Batimos el huevo y la yema con la vainilla y los añadimos también.
4- Por último, agregamos la mantequilla a temperatura ambiente cortada a daditos y mezclamos todos estos ingredientes suavemente hasta conseguir una bola de masa uniforme y lisa, con todos los ingredientes bien integrados.


5- Tapamos y dejamos levar en un lugar alejado de corrientes de aire hasta que doble tamaño.
6- Recuperamos la masa y la cortamos en tres partes. Si se ve pegajosa, añadimos algo más de harina.
7- Extendemos la masa sobre la encimera y formamos 3 rectángulos de 30 X 40 cm. aprox.
8- En la parte central de cada rectángulo de masa ponemos una tira de crema ( con la manga pastelera ) y algo de mermelada de albaricoque.
9- Cerramos la masa pellizcando el borde para que el relleno no se salga.


10- Colocamos cada tira ya rellena sobre el molde, dando forma de espiral a nuestro brioche.
11- Entre las tiras de masa rellena, colocamos gajos de manzana con piel rociados con zumo de limón.
12- Pincelamos con huevo batido.
13- Dejamos levar de nuevo hasta que doble tamaño.


14- Horneamos a 180 grados hasta que se vea doradito y brillante. ( Horno precalentado ). Increiblemente bueno.

Helado de plátano con almendra crocanti.

Quiero compartir con vosotr@s este helado de plátano que ha resultado todo un éxito en casa, incluso ha resultado ser el favorito de mi hija Flavia, aunque somos muchos y aquí cada uno tiene su favorito…En fin, nos ha encantado y en cuanto vuelva a tener 3 plátanos maduritos en el frutero, de esos que están dulces dulces, repetiré este heladito que sabe a merienda de toda la vida, sabor intenso a plátano bien acompañado por unas almendras crocanti.  Probad, a ver qué os parece!!!

INGREDIENTES:

3 plátanos bien maduros, un brik de nata para montar de 200 ml , un yogur natural,50 g. de azúcar y 2 cucharadas de azúcar invertido.
Almendras crocanti para decorar.

ELABORACIÓN:

1- Trituramos muy bien los plátanos junto con el yogur natural. Añadimos 2 cucharadas de azúcar invertido y 50 g. de azúcar normal. Mezclamos con la batidora eléctrica.
2- Montamos la nata y la añadimos a la mezcla con movimientos envolventes hasta que se vean todos los ingredientes integrados.


3- Vertemos en un recipiente, alisamos la superficie y metemos al congelador. Debemos sacarlo 2 ó 3 veces y remover para evitar que se formen cristales.
Si decidimos hacerlo con heladera, ya sabéis, la cubeta a enfriar 24 horas y la mezcla fría al menos 4 horas antes de meterla en la heladera.
4- Ponemos almendras crocanti por encima en el momento de servir, para que se mantengan bien crujientes.
Buenísimo y muy muy cremoso!!!

Alubias pintas estofadas con verduritas y jamón.


Un guisito delicioso que admite cualquier verdura y siempre es bienvenido en los días invernales. Plato de cuchara, calentito y apetecible. Alubias pintas, tiernas y mantecosas que guisadas junto a las verduras y algo de buen jamón a tacos, hacen una salsa totalmente irresistible y sabrosa, que incluso mejora con los días, al ligarse y asentarse el estofado. 
Así hago yo mis alubias guisadas…



INGREDIENTES:

Alubias pintas, medio pimiento verde, una cebolla, 1 cabeza de ajos, 1 tallo de apio, 2 zanahorias, 1 tomate maduro grandecito, buen jamón a tacos, sal, pimienta, 2 cucharadas de aceite de oliva, 1 cucharada de pimentón dulce y una hoja de laurel.

ELABORACIÓN:

1- Las alubias deben estar previamente remojadas en agua durante unas 10 horas.
2- Ponemos una cacerola grande al fuego con las alubias cubiertas con agua y una hoja de laurel. Deben empezar su cocción en frío.
3- Damos un primer hervor y retiramos la espuma que se produce con una cuchara.


4- Añadimos las zanahorias cortadas a daditos, el apio troceado menudito, el jamón a dados y la cabeza de ajos entera, pinchada con un tenedor para que suelte su aroma al guiso.
5- Mientras se cocinan las alubias con las verduras, ponemos una pequeña sartén al fuego con 2 cucharadas de aceite de oliva y añadimos la cebolla cortada en daditos pequeños. Cocinamos a fuego lento para que se ablande sin dorarse.
6- Agregamos el tomate maduro sin piel, cortado en cubitos y el pimiento troceado. Movemos bien y salpimentamos.
7- Cuando están bien pochados, agregamos una cucharada de pimentón dulce y damos unas vueltas.

8- Incorporamos este sofrito a la cazuela dónde se están cocinando las alubias y las verduras.
9- Debemos mezclar con cuchara lo menos posible. Lo correcto es mover la olla de vez en cuando y cocinar a fuego medio hasta que las alubias estén tiernas, cortando la cocción con un poco de agua fría 2 ó 3 veces.
10-  Apagamos el fuego y dejamos reposar el guiso. Rectificamos la sal si fuese necesario. Servimos en platos soperos acompañado de una buena hogaza de pan de pueblo.

Macarons de chocolate blanco.

Macarons rellenos de chocolate blanco con una gotita de colorante rosa, para armonizar con el color que salpica las conchas antes de hornearlas.
Mi fuente de inspiración ha sido Annie Rigg nuevamente. Tenía muchas ganas de probar esta técnica de decoración de macarons y comprobar por mí misma si al humedecer las conchas con colorante líquido el resultado final pudiese verse afectado…Tenía mis dudas…


He comprobado que el colorante se seca al mismo tiempo que se forma la costra sobre el macaron y a la hora de hornearlo no hay variación alguna, sin problema…
Para colorear las conchas debemos verter una pequeña cantidad de colorante líquido en un platito y con un cepillo de dientes ( nuevo ) tomamos un poco de colorante mojando el cepillo y frotamos suavemente con el dedo, para salpicar las conchas de macaron antes de hornearlas.

La receta para los macarons, es la misma que siempre uso. Pinchando aquí la tenéis a vuestra disposición por si queréis utilizarla.

Para rellenarlos, simplemente he derretido chocolate blanco al baño María y he añadido una pizquita de colorante rosa. Una vez el chocolate se ha templado un poco, ponemos una pequeña cantidad en una concha y juntamos ambas mitades presionando suavemente por los extremos, nunca por el centro.
Conservamos en frío y esperamos al menos media hora antes de degustarlos.

Han resultado unos macarons deliciosos, con sabor a chocolate blanco y muy buenos para transportar, ya que el chocolate se endurece rápidamente y hace que el macaron quede más compacto y menos frágil, sin que pueda romperse tan fácilmente como otros.

Me encantan, se nota, verdad…Disfruto como una niña con estas preciosas conchitas…

Panecillos de hamburguesas.

Un pequeño homenaje para la noche del viernes. De vez en cuando viene bien darse un capricho y si las hamburguesas son caseras, sabiendo lo que le ponemos y los panecillos también lo son, la tan denostada ” fast food ” se convierte en un maravilloso placer apto para todos los públicos.
Estos pequeños panes resultan  esponjosos, tiernos y de miga suave.  Para las hamburguesas he utilizado ternera y cerdo mezclados, con un picadillo de ajo, miga de pan, tomillo y leche. ¡¡¡Quedan buenísimas!!!


INGREDIENTES:

Panecillos:  325 g. de harina de fuerza, 155 ml. de leche tibia, 1 sobrecito de levadura seca de panadería ( 5 g. ), 1 huevo, 10 g. de azúcar, 5 g. de sal, 15 ml. de aceite de oliva, huevo y agua para pincelar, semillas de sésamo. ( Visto en : “Directo al paladar “ )
Hamburguesas:  400 g. de ternera y cerdo mezclados, miga de una rebanada de pan de pueblo, medio vaso de leche, 1 diente de ajo picado, tomillo, sal y pimienta.


ELABORACIÓN:

1- Ponemos en el bol de la amasadora la harina, la sal y el azúcar.
2- Templamos la leche en el microondas y le añadimos el sobrecito de levadura seca. Mezclamos.
3- Vertemos la leche con levadura sobre la harina y comenzamos a mezclar a velocidad baja.
4- Añadimos el aceite de oliva y el huevo ligeramente batido. Continuamos amasando hasta que se vea una bola de masa con todos los ingredientes bien integrados.
5- Tapamos la bola de masa con film y dejamos reposar hasta que doble tamaño.


6- Noqueamos la masa y la dividimos en pequeñas bolas de 70 g. de peso.
7- Las colocamos sobre una placa de horno con papel vegetal y las pincelamos con una mezcla de agua y huevo batido.
8- Las espolvoreamos con semillas de sésamo.
9- Dejamos levar de nuevo hasta que doblen tamaño en un lugar templado.


10- Para las hamburguesas:  Picamos con un robot de cocina o picadora un diente de ajo. Añadimos la miga de pan remojada en leche y, a continuación la carne salpimentada y un puñadito de tomillo picado.
11- Mezclamos todo muy bien y damos forma a las hamburguesas, separándolas con cuadraditos de papel vegetal y conservándolas en frío hasta el momento de ser cocinadas en plancha o grill.
12- Servimos sobre los panecillos con lechuga, tomate y queso.
Para acompañar ketchup, mostaza y mayonesa.

Pastel Victoria de chantilly y frambuesas.

Me encanta este pastel tan sencillo y tan especial a la vez. El bizcocho que se utiliza como base no puede faltar en nuestro recetario. Las mejores escuelas de cocina y pastelería nos muestran el famoso ” Pastel Victoria”. Un bizcocho compacto y jugoso a la vez, que aromatizado con azahar, vainilla o algún licor, sirve de base para la elaboración de multitud de tartas.

En este caso, va relleno y cubierto con chantilly, la crema de origen francés más famosa de todos los tiempos y bien acompañado por unas frambuesas frescas, haciendo de este pastel Victoria uno de los bocados más apetecibles y suaves que ha salido de mi cocina últimamente.
INGREDIENTES:

225 g. de harina, un sobre de levadura Royal, pizca de sal, 225 g. de mantequilla a temperatura ambiente, 225 g. de azúcar, 4 huevos y unas gotas de esencia de azahar.
Para la crema chantilly: ( para rellenar y cubrir 2 bizcochos de 21 cm. de diámetro ) 450 ml. de nata especial para montar, 9 cucharadas soperas de azúcar glas y 3 gotas de esencia de vainilla.
Frambuesas frescas para el relleno y decoración.
Cacao para espolvorear.

ELABORACIÓN:

1- Engrasamos y forramos con papel vegetal 2 moldes de 21 cm. de diámetro.
2- Tamizamos la harina, levadura y sal.
3- Batimos la mantequilla blandita y el azúcar a velocidad alta hasta que tengan consistencia cremosa.

4- Añadimos los huevos, uno a uno y seguimos batiendo a velocidad media.
5- Incorporamos la esencia de azahar.
6- Agregamos la mezcla de harina poco a poco, batiendo a velocidad baja.
7- Repartimos la masa obtenida entre los dos moldes engrasados y alisamos la superficie con una lengua.

8- Horneamos a 190 grados durante 25 minutos ( aprox. ), comprobando la cocción pinchando un palito en el centro de cada bizcocho.
9- Retiramos, desmoldando sobre una rejilla para que se enfríen completamente los bizcochos.
10- Chantilly:  Montamos la nata con unas varillas. El recipiente dónde vamos a montar la nata y las varillas para montarla han de estar muy fríos, para que se monte correctamente. La velocidad, alta.

11- Cuando está casi montada, añadimos el azúcar glas a cucharadas, poco a poco, bajamos un poco la velocidad y agregamos 3 gotas de esencia de vainilla.
12- Rellenamos el pastel con una buena capa de chantilly. Ponemos encima frambuesas y el otro bizcocho.
13- Cubrimos con más crema todo el pastel. Alisamos la superficie y decoramos al gusto, con frambuesas y algo de cacao espolvoreado.

Este pastel es mi aportación al concurso que organiza mi amiga Yolanda, del blog “Cocido de sopa”. Es su primer concurso y no he querido faltar a la cita. El premio, un fantástico libro que vale la pena.
 Espero que sea de tu agrado, querida Yolanda.