Quiché de salchichas, uvas y bacon.

Vamos a hornear una fabulosa quiché de salchichas, uvas y bacon tan deliciosa y sencilla que no tengo más remedio que recomendaros.
Ha sido elaborada por mi hija Gloria, con tan sólo 15 años. Prueba evidente de que no reviste gran dificultad y el resultado es estupendo.
Vamos a animar a nuestros jovencitos a meterse en la cocina. A tomar contacto con la mezcla de ingredientes sencillos y asequibles que luego dan lugar a delicias tan apetitosas para ellos como ésta deliciosa quiché. Super recomendable!!!


INGREDIENTES:

1 lámina de pasta brisa, 1 brik pequeño de nata líquida, bacon a daditos (al gusto), uvas negras sin pepitas (al gusto), 4 salchichas, 3 huevos, sal, pimienta, orégano y 3 cucharadas soperas de salsa de tomate.


ELABORACIÓN:

1- Ponemos la masa extendida sobre un molde redondo desmontable cubriendo el fondo y lados del molde. No es necesario engrasarlo.
2- Batimos en un cuenco grande los huevos y le añadimos la sal.
3- Agregamos las salchichas cortadas en rodajas de 1 cm. de grosor.

4- Añadimos el bacon, el orégano, la nata líquida y la salsa de tomate. Mezclamos bien.
5- Vertemos la mezcla obtenida sobre la pasta brisa colocada en el molde. (No es necesario hornear la masa previamente).
6- Encima colocaremos las uvas cortadas a la mitad transversalmente.


7- Precalentamos el horno y horneamos con calor arriba y abajo hasta que se vea cuajada y doradita.
8- Servimos caliente o templada. 

Anuncios

Bizcochitos integrales con frutos secos.

Vamos a hornear unos bizcochitos de harina integral y frutos secos. Muy saludables y apetecibles para el desayuno. Contienen yogur y gran cantidad de fibra, que les aporta la harina integral y los frutos secos.
Ya veis, además de los buenísimos que están, todo son ventajas si horneamos nuestros bizcochitos para el desayuno, sabiendo lo que les ponemos y diciendo adiós a la grasienta e indigesta bollería industrial.

INGREDIENTES:

1 yogur natural azucarado, 1 medida de yogur de aceite de oliva suave, 2 medidas de yogur de azúcar, 3 medidas de yogur de harina de trigo integral, 1 sobre de levadura en polvo, 3 huevos, pasas al gusto, pistachos al gusto y nueces picadas al gusto.

ELABORACIÓN:

1- Batimos los huevos con el azúcar hasta que se vean esponjosos.

2- Agregamos el aceite desde el borde del recipiente en hilito y seguimos batiendo.
3- Tamizamos la harina integral junto con la levadura en polvo.

4- Añadimos poco a poco la mezcla de harina, alternándola con el yogur,  mezclando a velocidad baja.
5- Vertemos la masa obtenida sobre los moldecitos engrasados y enharinados, llenando tres cuartos de su capacidad.
6- Sobre la masa ponemos los frutos secos picados y las pasas.


7- Horneamos a 180 grados, hasta que al pinchar el centro de cada bizcochito con un palito veamos que sale limpio.
8- Dejamos templar en los moldes 5 minutos y luego desmoldamos sobre una rejilla. Se conservan estupendamente unos 4 días en un recipiente hermético.

Centollo relleno.

Cuando disponemos de unos buenos ejemplares de centollo de las rías gallegas, lo ideal es disfrutar su sabor en toda su pureza, sin añadiduras. No es necesario nada más que cocerlo adecuadamente para poder disfrutarlo al máximo, en todo su esplendor.
Aunque una idea fabulosa que os recomiendo al máximo es preparar un salpicón ligero con pimientos, cebolleta fresca, buen vino blanco, algo de perejil, unos langostinos y huevo cocido, que mezclaremos con el contenido del centollo y presentaremos en su mismo caparazón.
Un manjar totalmente irresistible. No cabe duda que un buen centollo de la ría es un plato de fiesta, ideal para días especiales de celebración familiar.
Feliz Navidad y mis mejores deseos para todos en estas fiestas.


INGREDIENTES:

1 centollo, 1 tomate maduro mediano, media cebolleta tierna, medio pimiento verde, medio pimiento rojo, 1 ramito de perejil fresco, 1 chorrito de vino blanco de calidad, 1 huevo cocido y 5 ó 6 langostinos cocidos.


ELABORACIÓN:

1- Lavamos bien los pimientos y los cortamos en pequeños daditos del mismo tamaño.
2- Cortamos la cebolleta fresca en trozos pequeños.
3- Hacemos una cruz al tomate con un cuchillo afilado y los escaldamos 25 segundos en agua hirviendo, sumergiéndolo en agua con hielo a continuación. De este modo le retiraremos la piel con mucha facilidad.


4- Retiramos la piel al tomate y desechamos las semillas. Partimos en daditos de pequeño tamaño.
5- Aplastamos con los dientes de un tenedor el huevo cocido.
6- Mezclamos el tomate, la cebolleta, el pimiento rojo y verde, el huevo cocido y los langostinos sin piel troceados. Le añadimos un buen chorrito de buen vino blanco y un ramito de perejil fresco picado.
7- Reservamos este relleno tapado en un recipiente hermético en frío.


8- Cocer un centollo:  Ponemos el centollo en una cacerola grande al fuego con un par de hojas de laurel y sal ( si disponemos de agua de mar ya… Fenomenal).
El agua debe estar fría y el marisco vivo. Si el centollo está muerto podemos poner agua hirviendo.
A partir del primer hervor del agua, con un centollo de este tamaño, contaremos 20 minutos de cocción y a continuación retiramos de la cacerola, cortamos la cocción colocándolo sobre un recipiente con hielo y después dejamos que se enfríe a temperatura ambiente.


9- Una vez frío, retiramos las patas y tenazas y abrimos el caparazón.
10- Desechamos las partes no comestibles y luego agregamos el relleno que tenemos reservado en frío.
11- Mezclamos muy bien con una cuchara y conservamos en frío hasta el momento de su degustación.

Estrellas de mermelada de higos y queso.

Un aperitivo sencillo, delicioso y muy resultón para el picoteo. Recibimos a nuestra familia y amigos con unas estrellitas dulces rellenas de nuestro queso favorito y una buena mermelada de higos casera.
El hojaldre es tan versátil que permite este tipo de elaboraciones con un resultado fabuloso. No hace falta gastarse grandes cantidades de dinero para vestir de fiesta nuestra mesa. Lo que sí necesitamos es poner cariño e imaginación al elaborar los menús. En este caso, con una plancha de hojaldre, algo de queso y mermelada…Tenemos un aperitivo rápido, rico, vistoso y económico. ¿ Se puede pedir más?


INGREDIENTES:


Hojaldre fresco, mermelada de higos, queso cremoso, almendra crocanti y huevo para pincelar.



ELABORACIÓN:

1- Extendemos el hojaldre sobre la mesa de trabajo y cortamos unas estrellas con un cortador de esta forma.
Las vamos colocando sobre una placa de horno con papel vegetal.
2- Sobre cada estrella colocamos una cucharadita de queso cremoso y encima, una cucharadita de mermelada de higos.

3- Tapamos con otra estrella de hojaldre y presionamos ligeramente los bordes para sellarlos.
4- Pincelamos con huevo batido y espolvoreamos un poco de almendra crocanti sobre cada estrella.
5- Metemos al horno precalentado a 180 grados hasta que se vean doraditas.



Recién hechas están increibles y frías también son un bocado delicioso. ¡¡¡Probad!!!

Chocolate mud cake.

Un pastel de chocolate para no perdérselo. Deliciosamente húmedo y compacto. Aromatizado con crema de licor y muy aromático. Apto para los muy chocolateros. Cobertura de suave chocolate con leche, que le da un atractivo especial y añadido.
Está de rechupete. Aquí teneis la receta por si os apetece probarlo y daros un buen homenaje chocolateado.  Irresistible!!!
                                                                                                                      Fuente: Citrus and Candy


INGREDIENTES:

150 g. de mantequilla cortada a daditos pequeños, 100 g. de chocolate negro Lindt (70 % cacao), 100 g. de azúcar, 100 g.de azúcar moreno, 50 g. de cacao en polvo sin azúcar, 180 ml. de crema de licor, 170 g. de harina, 1 cucharadita y media de levadura en polvo sin azúcar, media cucharadita de bicarbonato, pizca de sal y 3 huevos a temperatura ambiente.
Glaseado: 200 g. de Chocolate con leche fundido.

ELABORACIÓN:

1- Ponemos en un cazo la mantequilla cortada en dados junto con el chocolate troceado. Calentamos y removemos hasta que el chocolate y la mantequilla se fundan.
2-Retiramos del fuego y añadimos el azúcar, el azúcar moreno, el cacao y la crema de licor. Hasta que quede una masa lisa y sin nada de grumos.


3-Añadimos los huevos uno a uno y mezclamos bien.
4- Tamizamos la harina junto con la levadura y el bicarbonato. La añadimos a la mezcla anterior y mezclamos.
5- Vertemos la masa obtenida sobre un molde redondo forrado con papel vegetal y engrasado.


6- Precalentamos el horno a 170 grados y horneamos el pastel hasta que al pinchar el centro con un palito veamos que sale limpio. Este pastel debe quedar húmedo, no debemos excedernos con el horneado para que no pierda esa deliciosa textura que lo caracteriza.


7- Desmoldamos sobre una rejilla después de 10 minutos  y fundimos en un pequeño cacito o en el microondas 200 g. de chocolate con leche especial para postres.
8- Vertemos el chocolate con leche fundido sobre nuestro pastel y extendemos con una espátula dejando que resbale por los bordes del pastel. Delicioso, un pecado…

Tronco de navidad.

Un postre que siempre triunfa y apetece en esta época navideña es el archiconocido tronco de Navidad.
Nos sirve además para decorar nuestras mesas navideñas y hace las delicias de pequeños y mayores.
Admite muchos rellenos: Crema pastelera, lemon curd, crema de queso, trufa, etc…
Si adaptamos relleno y cobertura al gusto de nuestros comensales, lo veo un postre fabuloso para los días de fiesta, ya que puede y debe realizarse con antelación. Aunque no es difícil, sí es laborioso y el resultado vale la pena. Pura delicia, magnífico y muy vistoso.

INGREDIENTES:

Bizcocho: 5 huevos Xl, 125 g. de azúcar y 125 g. de harina.
Relleno: 1 tarrina de queso crema, 150 g. de azúcar glas, 100 g. de mantequilla y lacasitos al gusto.
Cobertura: 1 tableta y media de chocolate blanco especial postres Valor.
Decoración: bombones, bastón de caramelo, lacasitos y galletas de mantequilla.

ELABORACIÓN:

1- Separamos las claras de huevo de las yemas.
2- Montamos las claras a punto de nieve firme y reservamos.
3- Batimos las yemas junto con el azúcar hasta que blanqueen.
4- Agregamos la harina tamizada y mezclamos bien.
5- Por último, añadimos a la mezcla las claras montadas a punto de nieve que teníamos reservadas y mezclamos con movimientos envolventes.
6- Vertemos la masa obtenida sobre una bandeja de horno grande con papel vegetal y extendemos la masa con una espátula.

7- Dejamos caer 3 ó 4 veces la bandeja sobre la encimera para que se extienda perfectamente.
8- Horneamos a 180 grados (horno precalentado) durante 10 minutos. (Sin excedernos en el horneado, sólo debe dorarse ligeramente).
9- Retiramos del horno, desmoldando inmediatamente sobre un paño rociado con azúcar glas y enrollamos la plancha de bizcocho en caliente sobre sí mismo ayudándonos con el paño. 
10- Dejamos que se enfríe completamente así enrollado.

11- Relleno: Batimos el queso crema durante un minuto a velocidad media y le añadimos poco a poco el azúcar glas.
12- Añadimos la mantequilla a temperatura ambiente y subimos la velocidad de batido algo más. Batimos hasta que la mezcla sea untable y consistente y agregamos lacasitos al gusto. Mezclamos.
13- Desenrollamos el bizcocho con cuidado y cortamos los extremos, colocando uno de ellos sobre el tronco. Untamos sobre él nuestro relleno de queso crema y lacasitos.
14- Enrollamos de nuevo el bizcocho dando forma al brazo.
15- Derretimos el chocolate blanco al baño María o en el microondas, removiendo bien hasta que esté completamente líquido.


16- Vertemos el chocolate sobre el brazo relleno y colocado sobre la fuente en la que vamos a presentarlo ( protegiéndola con papel de aluminio para que no se manche con el chocolate sobrante que resbale )
17- Extendemos el chocolate líquido con una espátula para cubrir todo el brazo.
18- Lo metemos 5 minutos en la nevera para que empiece a solidificarse y transcurrido este tiempo, retiramos y hacemos unas líneas sobre la superficie con un tenedor o un decorador de tartas.
19- Decoramos nuestro tronco de Navidad al gusto: galletas, bombones, golosinas, lacasitos…
Conservamos en frío.

Macarons rellenos de nata y frambuesa.

Macarons rellenos de nata montada y frambuesas. Deliciosos bocaditos para endulzarnos la tarde y embellecer nuestra mesa de dulces. Pocos son los que se resisten a echar mano a un delicioso macaron y pocos son los que no repiten…
Cada vez son más conocidos y se han hecho imprescindibles en casi cualquier evento.
Admiten mil rellenos para todos los gustos: lemon curd, crema, trufa, chocolate, vainilla…
Irresistibles!!!


INGREDIENTES:

225 g. de azúcar glas, 125 g. de clara de huevo, 110 g. de almendras molidas, 50 g. de azúcar glas y una pizca de colorante morado en gel Wilton.

Relleno:  nata para montar, azúcar glas y frambuesas frescas o congeladas.

ELABORACIÓN:

1- Trituramos la almendra molida junto con el azúcar glas, para que quede una mezcla más fina todavía.

2- Tamizamos esta mezcla y reservamos.
3- Montamos las claras a temperatura ambiente con un pellizquito de sal, batiendo 1 minuto a velocidad media y subiendo luego la velocidad al máximo hasta que estén bien montadas.
4- Agregamos el colorante y los 50 gramos de azúcar glas y terminamos de montarlas.
5- Ponemos la mezcla de almendras sobre las claras montadas y mezclamos con movimientos envolventes hasta que se integren todos los ingredientes.
6- Vertemos la masa obtenida en una manga pastelera con boquilla redonda y lisa.



7- Hacemos unos circulitos de masa sobre una bandeja de horno con papel vegetal. ( Antes habremos dibujado los circulitos sobre el papel vegetal con una plantilla de cartón o tapón de botella de 3 cm. de diámetro).
8- Dejamos reposar las conchas de macaron antes de hornearlas hasta que al tocar la superficie con el dedo se vean completamente secas. ( De media hora a hora y media más o menos, dependiendo del grado de humedad del ambiente).
9- Precalentamos el horno a 150 grados y en el momento de meterlos al horno bajamos la temepratura a 130 grados.


10- Horneamos durante unos 12 minutos. ¿Cómo sabremos si están ya perfectamente horneados? Tocaremos con el dedo por la parte lateral de un macaron empujando suavemente. Si vemos que se desprende del papel con facilidad, ya está listo. Si muestra resistencia, dejaremos 1 minuto más en el horno y repetiremos esta operación.

11- Dejamos que se enfríen en su bandeja y luego desprenderemos del papel y colocaremos sobre una rejilla.
12- Relleno:  montamos la nata bien fría, añadiéndole azúcar glas al gusto cuando esté casi montada.
13- Rellenaremos nuestros macarons poniendo en una de las conchas un poco de nata con una manga pastelera y en el centro una frambuesa.


Aquí teneis mi vídeo tutorial de la elaboración de macarons. Espero que os resulte de utilidad.

 

Canelones de setas y atún.

Unos canelones muy suculentos y apetecibles, ideales para una cena ligera y muy completos. Van rellenos de setas variadas y atún con suave bechamel.
Ligeros y sabrosos, espero que os animeis a probarlos y vereis que resultan deliciosos. Su relleno es tan jugoso que por sí solo ya es una delicia y así presentado en unos canelones… Me encanta.


INGREDIENTES:

1 cebolla, 1 diente de ajo, 3 cucharadas soperas de aceite de oliva, 250 g. de setas variadas, sal, pimienta negra molida, nuez moscada, 1 bote de leche evaporada, 1 nuez de mantequilla, 2 rodajas de atún ( fresco o congelado) y 1 paquete de placas para canelones.


ELABORACIÓN:

1- Cortamos en pequeñísimos daditos la cebolla  y la ponemos a pochar en una sartén con 2 cucharadas soperas de aceite de oliva.
2- En otra sartén salteamos las setas variadas 3 ó 4 minutos con una cucharada de aceite de oliva y el diente de ajo fileteado. Salpimentamos y reservamos.
3- Cuándo la cebolla esté bien pochada, agregamos el atún cortados en daditos muy pequeños y mezclamos muy bien con la cebolla. Salpimentamos.
4- Cocinamos el atún un par de minutos junto con la cebolla y agregamos a la sartén las setas salteadas que teníamos reservadas.

5- Mezclamos todo y retiramos del fuego. Reservamos.
6- Remojamos las placas de canelones en agua caliente, siguiendo las instrucciones del fabricante. Las escurrimos transcurridos unos 15 minutos y las colocamos sobre una mesa de trabajo.
7- Ponemos en un pequeño cazo, 3 cucharadas soperas de harina y una nuez de mantequilla. Mezclamos con una cuchara de madera a fuego lento.
8- Añadimos un buen pellizco de nuez moscada, media cucharadita de sal y una pizca de pimienta negra molida.


9- Poco a poco agregamos la leche evaporada y movemos constantemente con unas varillas hasta que la salsa espese y logremos la consistencia que nos gusta (más o menos espesa).
10- Agregamos parte de esta salsa bechamel a la mezcla de setas y atún. Mezclamos bien.
11- Montamos el plato:  Rellenando los canelones con la mezcla reservada y salseando con bechamel a nuestro gusto.

Decoración de galletas navideñas con glasa. Vídeoreceta.


Cada año, cuándo llega Diciembre, en casa elaboramos las galletas que van a decorar nuestro abeto con mucha ilusión. Procurando que sean distintas a las de pasados años y utilizando los colores más típicos de la Navidad…
Aquí teneis un pequeño tutorial de cómo decorar galletas con glasa. Espero que os sea de utilidad y si os apetece, os invito a suscribiros a mi canal de Youtube.

Bizcocho de Maicena

Vamos a hornear un delicioso bizcocho de Maicena. Me encanta por su textura suave y aterciopelada. En la boca resulta casi cremoso por la harina de maíz, fino y delicado, absolutamente delicioso y difícil de olvidar.
Le he puesto frutas confitadas que tanto nos gustan y ha resultado un magnífico acompañante para las tacitas de chocolate caliente que alegran las tardes frías e invernales.
Un bizcocho gordito, original y muy recomendable. Probad, ya vereis…


INGREDIENTES:

250 g. de mantequilla a temperatura ambiente, 250 g. de azúcar, 3 huevos XL, pizca de sal, 150 g. de Maicena, 150 g. de harina de repostería, 2 cucharaditas colmadas de levadura en polvo, 60 ml. de leche. Frutas confitadas al gusto y azúcar glas para espolvorear.


ELABORACIÓN:

1- Batimos la mantequilla a temperatura ambiente y añadimos poco a poco el azúcar. Batimos hasta que la mezcla sea blanquecina y esponjosa.
2- Agregamos las yemas una a una y seguimos batiendo.
3- Montamos las claras a punto de nieve firme con un pellizquito de sal. Reservamos.


4- Tamizamos la harina junto con la levadura y la Maicena. Las añadimos poco a poco a la crema de mantequilla batiendo a velocidad baja y alternando con la leche.
5- Por último, agregamos las claras montadas a punto de nieve y mezclamos con movimientos envolventes usando una lengua pastelera.
6- He utilizado un molde redondo de 20 cm. de diámetro y de paredes altas, engrasado y forrado con papel vegetal.


7- Vertemos la masa en el molde y alisamos la superficie con una espátula, dejando caer el molde sobre la encimera 3 ó 4 veces para que se asiente e iguale la masa.
8- Colocamos frutas escarchadas sobre la superficie y metemos al horno precalentado a 180 grados hasta que al pinchar el centro del bizcocho con un palito veamos que sale limpio.
9- Retiramos del horno, desmoldamos sobre una rejilla y espolvoreamos con azúcar glas.