Coliflor gratinada con robellones, jamón y parmesano.

Coliflor. Alimento beneficioso por su bajo contenido calórico, gran cantidad de fibra, potasio, fósforo y ácido fólico. Los folatos que contiene participan en la formación de glóbulos rojos y glóbulos blancos, así como en la formación de anticuerpos del sistema inmunitario.
Junto con el brócoli y la cúrcuma que contiene el curry, constituyen los alimentos más beneficiosos y recomendables.
Vamos a incluir en nuestra receta un ingrediente de temporada más, las setas, poderosos antioxidantes naturales que enriquecerán nuestra cazuela.

INGREDIENTES:

1 Coliflor grande, robellones al gusto, 100 g. de jamón serrano cortado a taquitos pequeños, sal, pimienta negra, nuez moscada, 3 dientes de ajo, 2 cucharadas soperas de acite de oliva, 1 nuez de mantequilla, 250 ml. de leche,  3 cucharadas soperas de harina y queso parmesano para espolvorear.

1- Cocemos la coliflor cortada en ramitas en abundante agua con sal hasta que esté tierna, al dente. Escurrimos y reservamos.
2- Salteamos los robellones cortados en trozos de tamaño regular en una sartén con 2 cucharadas de aceite de oliva y con los ajos laminados. 
3- Agregamos el jamón y cocinamos 1 minuto más. Reservamos.

4- En un pequeño cacito ponemos la nuez de mantequilla y la harina. Movemos con unas varillas hasta que se dore ligeramente la harina.
5- Agregamos la leche, media cucharadita de sal, un pellizco de nuez moscada, otro de pimienta negra y movemos constantemente con las varillas hasta que la salsa espese.
6- Ponemos en una fuente de horno la coliflor cocida, encima el salteado de robellones al ajillo que teníamos reservado y mezclamos bien.

7- Cubrimos con una buena capa de salsa bechamel y espolvoreamos con parmesano abundantemente. Gratinamos unos minutos.

Anuncios

Sardinas marinadas con escalibada y salmorejo de remolacha.

Otra receta magnífica del Chef Juan Lax que os recomiendo al cien por cien.
Es un plato ideal para esta época veraniega, en la que apetecen comidas frescas y ligeras para ayudarnos a llevar mejor estos calores y mantenernos vitaminados.
Las sardinas marinadas van acompañadas de escalibada y un salmorejo de remolacha que está delicioso también para disfrutarlo en chupitos, no os lo perdáis.
Estos platos llenos de color son pura salud, pescado azul y verduritas, una deliciosa combinación, a ver si os gusta!!!

INGREDIENTES:

Medio kg. de sardinas, vinagre y sal.

Para la escalibada:  2 tomates maduros, 1 berenjena grande, 3 pimientos rojos, aceite de oliva virgen, sal,  1 diente de ajo.

Para el salmorejo de remolacha:  3 remolachas cocidas, aceite de oliva virgen ( 2 cucharadas ), 1 cucharada de vinagre de Jerez, 1 diente de ajo , 2 tomates maduros y 30 g. de miga de pan.

ELABORACIÓN:

Limpiamos muy bien las sardinas de escamas y espinas, bajo el agua y ayudándonos de un cuchillo afilado, separamos los lomos.
Las ponemos a marinar en vinagre y sal durante al menos una hora.( Yo las dejé toda la noche ).

Lavamos muy bien la berenjena, los tomates y pimientos rojos.
Ponemos en una placa de horno la berenjena pelada, los pimientos despepitados y cortados en trozos y los tomates, a los que hacemos una cruz con el cuchillo.
Les ponemos un chorrito de aceite de oliva y sal. 
Asamos las verduras a 190 grados durante unos 45 minutos.

Una vez estén asadas las verduras, les retiramos la piel y las picamos groseramente.
Las aliñamos con ajo picado, sal en escamas y aceite de oliva virgen.
Reservamos.

Preparamos el salmorejo de remolacha:  Ponemos en un vaso batidor la remolacha, ajo, tomates, vinagre, aceite, miga de pan y sal. Trituramos y si es necesario añadimos un poquito de agua fría.
Enfriamos.

Montaje del plato:  En un aro de presentación colocamos las sardinas marinadas con la piel hacia afuera. Rellenamos con las verduras asadas y aliñadas y acompañamos del salmorejo de remolacha.
Se sirve frío. Buenísimo!!!

Involtini alla lucania.

Hoy os traigo unos suculentos rollitos de berenjena rellenos con  mezcla de ricota , mozzarella y albahaca  que se presentan con salsa de tomate, ensalada y olivas negras.
Receta italiana que admite muchas variantes , se pueden preparar los “involtini ” con láminas de calabacín, con finos filetes de cerdo,variando los rellenos, etc…
INGREDIENTES:
3 berenjenas, 200 g. de ricota de oveja, 200 g. de jamón curado, 1 bola de mozarrella, 4 hojitas de albahaca, aceite de oliva virgen, orégano, sal, pimienta, salsa de tomate, lechugas variadas y aceitunas negras.
ELABORACIÓN:
Lavamos bien las berenjenas y las cortamos a lo largo en lonchas gruesas.
Las salamos y las colocamos en un colador para que suelten su agua durante una hora.
Luego las sacamos y las secamos con papel de cocina.
Ponemos aceite de oliva en una sartén y vamos friendo las lonchas de berenjena, hasta que queden doraditas por ambos lados.
Las dejamos sobre papel absorbente para eliminar el aceite sobrante.
Ponemos en un cuenco pequeño la ricota, el jamón cortado en lonchitas finas bien picadito, la albahaca picada finamente, sal, pimienta y un buen chorro de aceite de oliva y mezclamos bien hasta obtener un relleno homogéneo.
Para dar forma a los ” involtini “, ponemos una loncha fina de jamón curado en un plato, sobre ella colocamos una loncha de berenjena frita y en un extremo colocamos una cucharada de relleno y una lámina de mozzarella.
Hacemos unos rollitos envolviendo la berenjena rellena sobre sí misma y los vamos colocando en un plato con lechugas variadas, salsa de tomate y olivas negras.
Espolvoreamos con orégano.
Antes de servir podemos meterlos unos minutos al horno para gratinar o bien, como es mi caso, servirlos fríos con la ensalada.
Estan deliciosos, os los recomiendo!!!

Pastelitos de patata con queso Cheddar y bacon.

Hoy os traigo unos pastelillos a base de patatas y queso Cheddar que resultan  muy sabrosos  y gustan  a pequeños y mayores, además se pueden  preparar con antelación y, en el momento de servir, con un golpecito de horno, se quedan como recién hechos. Son deliciosos para el picoteo y yo espero que sean de vuestro agrado.
INGREDIENTES:
1 kg. de patatas, sal, 100 g. de queso Cheddar, 1 manojo de tomillo, 100 g. de bacon, 70 g. de mantequilla blanda, 180 g. de harina de trigo y 6 cucharadas de leche.
ELABORACIÓN:
Pelamos las patatas, las lavamos y las cortamos en trozos. Las cocemos en agua salada hasta que estén blanditas.
Escurrimos el agua y las pasamos por un pasapurés.Dejamos que se enfríen hasta que estén tibias.
Cortamos el queso Cheddar en dados pequeños, lavamos el ramito de tomillo y lo escurrimos bien, desprendiendo las hojitas del tallo.
Cortamos el bacon en trocitos muy pequeños.
Mezclamos las patatas con la mantequilla blandita, la harina y la leche hasta obtener una masa homogénea e incorporamos los dados de queso Cheddar mezclándolos bien.
En una superficie de trabajo enharinada formamos bolitas con la masa y las vamos aplanando después para darle forma de tortita a los pastelillos.
Los vamos colocando en una placa de horno con papel vegetal, nos saldrán unos 16 pastelillos.
Espolvoreamos los pastelillos con bacon cortado muy menudito y con tomillo.
Horneamos durante unos 30 minutos a 200 grados, hasta que presenten un bonito color dorado.
se sirven templados , aunque fríos están estupendos igualmente.


Pastelillos de pescado

Los filetes de merluza y de bacalao proporcionan unos excelentes pastelillos de pescado, ligeros y con un toque de limón y perejil, ricos para comidas o cenas frías, siempre apetecibles.

INGREDIENTES: 1 cebolla picada, 3 rebanadas de pan del día anterior, medio kg. de filetes de pescado ( merluza, bacalao, salmón…) , 1 huevo grande, 2 cucharadas de mayonesa, 1 cucharada de perejil fresco picadito, 2 cucharadas de zumo de limón, sal, aceite y pan rallado.

ELABORACIÓN: En una sartén ponemos a pochar la cebolla picada finita con un poco de aceite. Cuando esté tierna y dorada , retiramos del fuego y reservamos.
Reducir el pan a migas finas en la batidora, robot de cocina,etc…
Colocamos el pan triturado en un cuenco , picamos finamente el pescado y lo añadimos al cuenco con el pan. Agregamos la cebolla frita, el huevo, la mayonesa, el perejil, el zumo de limón y la sal. Mezclamos bien.
Con esta masa formamos los pastelillos aplastándolos un poco con las manos y los pasamos uno a uno por pan rallado.
Freimos en aceite caliente y cuando estén doraditos por ambas caras, escurrimos en papel de cocina.

Podemos adornarlos con limón y si lo deseamos acompañarlos de salsa tártara o mayonesa.

Crepes de tinta de calamar rellenas de gambas

Primer plato o cena sustanciosa y nutritiva, acompañada de un vino blanco bien fresquito, es un bocado de gloria con sabor a mar.

INGREDIENTES: medio l. de leche, 125 g. de harina, 1 huevo, 2 sobres de tinta de calamar, 300 g. de gambas, 1 cebolleta grandecita, 1 vaso de salsa de tomate, 1 vaso de agua, 2 dientes de ajo, aceite de oliva, sal, pimienta y perejil.

ELABORACIÓN: dejamos 8 gambas enteras y pelamos las restantes ( reservando las cabezas).Picamos los dientes de ajo en láminas y los ponemos a pochar en una cazuelita con un poco de aceite.Cuando empiecen a dorarse, añadimos las cabezas de gambas, las aplastamos bien con una cuchara, sazonamos, vertemos la salsa de tomate y el agua y dejamos reducir durante 15 minutos. Colamos la salsa y reservamos.
En una jarra ponemos la harina, el huevo, la tinta de calamar, 1 cuarto de litro de leche, una cucharada de aceite, pizca de sal y un poco de perejil picado. Trituramos con la batidora eléctrica. Ponemos en una sartén antiadherente una gota de aceite y un poco de masa de crepes, extendemos y, cuando esté cuajada, volteamos y cocinamos por la otra cara.
Repetimos esta operación hasta agotar la masa de crepes.
Picamos finita la cebolleta y a pochar en una sartén con un poquito de aceite. Cuando esté lista y bien pochadita, añadimos las gambas cortadas en trocitos, salpimentamos, añadimos una cucharada de harina y vertemos 1 cuarto de litro de leche poco a poco y sin dejar de remover. Cocinamos 5 minutos y dejamos templar.

Para montar nuestro plato, rellenamos las crepes con el relleno de gambas, salseamos y colocamos las gambas enteras decorando. Espolvorear con perejil picadito.

Pasta fresca de calabaza

Estos bocaditos de pasta fresca se hacen en un momento y su sabor es delicioso, vale la pena dedicar unos minutos a amasar, para disfrutar después de una pasta recién hecha en nuestra casa.
INGREDIENTES: 500 g. de calabaza, 2 yemas de huevo, 300 g. de harina, 1 cucharada de mantequilla, sal, pimienta blanca, nuez moscada, parmesano rallado y salsa de tomate.
ELABORACIÓN: Se pela la calabaza y se hornea en una fuente a temperatura media hasta que esté bien tierna. Se puede asar también en el microondas, cortándola en trozos pequeños.
Se reduce a puré y se condimenta con sal, pimienta blanca, nuez moscada y mantequilla.
Se pone harina sobre la encimera, el puré de calabaza y las yemas de huevo. Vamos añadiendo poco a poco la harina para obtener una masa tierna pero que no se pegue a las manos. Si esto sucede añadimos más harina. Dejamos reposar en el frigo la masa media hora.
Formamos con ella rulos largos, que iremos cortando en trocitos de 2 ó 3 cm.
Se ponen en abundante agua hirviendo con sal y estarán listos en cuanto salgan a la superficie.
Servimos con salsa de tomate , parmesano rallado y un poquito de orégano. Recién hechos, calentitos y deliciosos.

Hojaldres de salchichas

Estos hojaldres son una magnífica solución para una cena rapidita y con sabor. Los podemos preparar con múltiples rellenos, dulces o salados y siempre acertaremos, si nos adaptamos al gusto de nuestra casa.

Su preparación no tiene secreto alguno, basta con extender una lámina de hojaldre, cortarla en trocitos, rellenarla y pintarla con huevo antes de hornear a 180 grados en horno precalentado. Cuando estén doraditos sacamos del horno y, rápido, que vuelan.

Jugando a las casitas

Hace unos días me paseaba por el magnífico blog “Kanela y limón ” y me enamoré de esta casita tan graciosa para el aperitivo que aparecía en este blog tan maravilloso y original, si no lo conocéis, os lo recomiendo, es un disfrute total visitarlo.
Hoy me he decidido a hacerla para mi casa y a la hora de meterle el cuchillo por poco me da algo, ¡ es tan mona! Pero es comida y…está buenísima.
INGREDIENTES: Pan de molde sin corteza, lata grande de atún, mayonesa, 6 ó 7 piquillos, 1 lata de guisantes, 1 lata de maíz, 4 ó 5 zanahorias cocidas y cortadas en rodajitas, ensalada para hacer el ” cesped ” que rodea la casita, aceitunas y tomates cherry.
ELABORACIÓN: Hacemos un paté de atún mezclando la lata de atún con 3 ó 4 cucharadas de mayonesa y 4 piquillos. Trituramos y ya tenemos nuestro paté de atún.
Forramos la bandeja dónde vayamos a presentar la casita con papel de cocina, para no mancharla y untamos con paté  una rebanada de pan de molde. Colocamos sobre el paté algún ingrediente a nuestro gusto, yo puse maíz. A continuación ponemos encima otra rebanada de pan de molde untada con paté y, guisantes, por ejemplo. Repetimos esta operación hasta apilar 5 rebanadas, que es la altura ideal de la casita.
Para el tejado, cortamos 8 rebanadas en forma de triángulo y las untamos con paté para unirlas y colocarlas encima de la casita. Con un rodillo aplanamos dos rebanadas más de pan y las colocamos sobre el tejado para que quede más bonito.
Estas rebanadas se untan de nuevo con paté o mayonesa y colocamos unas rebanadas de zanahoria , a modo de tejas. La chimenea es un trocito de zanahoria con un palillo clavado.
Los detalles de puertas, ventanas, etc…se hacen con pimientos, aceitunas, tomatitos cherry…
Rodeamos la casita con ensalada y, lista para disfrutarla, un aperitivo sorprendente.

Tortitas de garbanzos

Es un entrante original que evoca la gastronomía india, en la que se emplean a menudo harinas de garbanzos y lentejas.Se sirve con una salsa fresca que hace  un contraste de sabores muy especial.
INGREDIENTES: 2 botes grandes de garbanzos cocidos, 1 cebolla, 2 dientes de ajo, 3 cucharadas de pan rallado, 1 cucharadita de levadura en polvo, sal, pimienta, perejil, comino, cilantro y aceite para freir.
Para la salsa: 3 cucharadas de mayonesa, medio yogur griego, sal y pimienta.
ELABORACIÓN:  Se escurren los garbanzos y se trituran hasta conseguir un puré homogéneo. Se añaden la cebolla picada. el ajo bien triturado y el resto de los ingredientes y se deja reposar todo una hora en el frigo.
Se forman bolitas con la masa, que luego se aplastan para darles forma de tortita, y,por último se frien en abundante aceite.
Aparte se mezclan los ingredientes de la salsa, y se sirven las tortitas sobre una ensalada acompañadas y regadas por la salsa. A disfrutar.