Pollo con salsa de almendras y champiñones.

Un guisito de toda la vida, pollo con champiñones y zanahorias. Una salsa gordita y bien ligada que hace de este plato un bocado irresistible. 
Como todos los guisos, todavía está mejor al día siguiente de ser cocinado, lo que resulta bien cómodo, ya que podemos cocinarlo con antelación.
Lo mejor del otoño, los platos de cuchara y los buenos guisos que perfuman nuestras cocinas…

INGREDIENTES:

Pollo al gusto, champiñones enteros cortados a cuartos, zanahorias baby, 2 ramitos de tomillo fresco, 4 dientes de ajo, 1 cebolla grande, 100 g. de almendras, medio vaso de vino blanco, sal, pimienta, 2 cucharadas de salsa de tomate, 1 litro de caldo de pollo y 2 cucharadas de aceite de oliva.

ELABORACIÓN:

1- Ponemos la cebolla cortada a daditos en una cazuela grande con 2 cucharadas de aceite de oliva y la pochamos a fuego lento, removiendo constantemente.
2- Agregamos 3 dientes de ajo chascados y las ramitas de tomillo fresco.


3- Añadimos el pollo troceado y salpimentado y doramos moviéndolo con una cuchara de madera.
4- Agregamos el vino blanco y dejamos evaporar unos minutos raspando bien el fondo de la cacerola con la cuchara de madera.
5- Ponemos los champiñones cortados a cuartos, las zanahorias baby, la salsa de tomate y agregamos el caldo de pollo.


6- Hacemos un majado con las almendras, un pellizco de sal y 1 diente de ajo y lo añadimos también a la cazuela.
7- Dejamos cocinar hasta que el pollo esté bien hecho y la salsa ligada. Rectificamos la sal si fuese necesario.

Anuncios

Empanadillas de pollo al curry con pasas.


Hoy vamos a hornear unas deliciosas empanadillas caseras con relleno de pollo al curry y pequeñas pasitas sultanas. Os aseguro que son un bocado delicioso y ya sólo cuándo se cocina el relleno, el aroma llama tanto la atención, que tendréis una invasión de visitas a la cocina a investigar… Ya veréis.
Recién hechas son irresistibles y muy sencillas de transportar si lo que necesitais es llevarlas para el almuerzo.
La masa, muy manejable y elástica, fácil de trabajar, fabulosa!!!
Probad y ya me contareis, je, je…

INGREDIENTES:

Masa: 350 g. de harina de fuerza, 1 cucharadita de sal, 4 cucharadas soperas de aceite de oliva virgen, 1 vasito de agua templada y 1 sobre de levadura seca de panadería.
Relleno:  pechuga de pollo al gusto, 1 cebolla, 100 g. de pasas sultanas, 2 cucharadas soperas de aceite de oliva, sal, pimienta al gusto, 2 cucharaditas de curry, 4 cucharadas soperas de salsa de tomate y una ramita de tomillo fresco picado.
Huevo batido para pincelar.


ELABORACIÓN:

1- Cortamos la cebolla en pequeños daditos y la pochamos con 2 cucharadas soperas de aceite.
2- Cuando esté blandita, sin dorarse, añadimos el pollo cortado a trocitos salpimentado y las pasas sultanas. Mezclamos bien y dejamos cocinar un par de minutos removiendo de vez en cuando. 
3- Ponemos la ramita de tomillo fresco picado y la salsa de tomate. Cocinamos un par de minutos más.
4- Agregamos el curry y mezclamos muy bien. Cocinamos un minuto más. Separamos del fuego, tapamos y reservamos.

5- Masa:  Templamos el agua en el microondas. Le añadimos la levadura seca y removemos para que se disuelva. Tapamos con film y dejamos que repose esta mezcla 10 minutos, hasta que se vea burbujeante.
6- Hacemos un volcán con la harina y en el centro ponemos la sal y el aceite de oliva.
7- A continuación agregamos la mezcla de agua – levadura que teníamos reservada.
8- Mezclamos todos los ingredientes hasta conseguir una bola de masa lisa y elástica que no se pegue nada a los dedos.
9- Tapamos y dejamos levar hasta que doble tamaño ( 45 min. aprox. )


10- Cortamos la bola de masa en partes de igual tamaño ( pesándolas).
11- Extendemos con un rodillo cada porción de masa  dándole forma redondeada y dejándola finita.
12- En el centro ponemos un par de cucharadas de relleno y cerramos la empanadilla sellándola con los dedos. Recortamos la masa sobrante con un cuchillo afilado y pellizcamos los bordes para que queden bien sellados. Colocamos sobre una bandeja de horno.
11- Pintamos con huevo batido y metemos al horno precalentado a 180 grados hasta que se vean doraditas.

Os dejo unas imágenes de nuestro “Curso de tartas” del pasado sábado. Una mañana deliciosa compartiendo nuestra pasión repostera con 15 encantadoras amigas. ¡¡¡Muchas gracias a todas por vuestra asistencia!!!


Guinnes cake, New York cheese cake, Tarta de crema y frutas, Lemon pie y Banofee pie.


Mi compi y yo satisfechas y felices tras una mañana deliciosa en tan buena compañía.

 
Próximos cursos e información en : Tempura.

Pastel de carne americano.

Hoy vamos a hornear un pastel de carne estilo americano cocinando la carne de pollo a fuego lento en una sustanciosa salsa a base de cerveza negra, cebolla, apio y laurel.
Cuando este delicioso guiso esté en su punto y se haya enfriado convenientemente, trituraremos la salsa y lo vestiremos con una masa fina y suave que hornearemos hasta que se vea bien dorada.
Son deliciosos estos pasteles o empanadas americanas, contundentes y fabulosos para compartir con la familia y amigos.
Veréis qué bueno y qué sencillo de elaborar, hay que probarlo!!! 


INGREDIENTES:

Masa:  150 g. de mantequilla, 160 ml. de agua, 390 g. de harina de trigo, media cucharadita de sal y 1 huevo batido para pincelar.
Relleno:  2 cucharadas de aceite de oliva, 600 g. de pollo cortado a daditos, sal, pimienta, harina, 1 cebolla, 2 dientes de ajo, 3 ó 4 tallos de apio, 2 hojas de laurel, 2 cucharadas de tomate concentrado, 1 cucharada sopera de vinagre balsámico, 1 cucharada sopera de azúcar moreno, 1 cubito de caldo de carne y 1 lata de cerveza negra.

ELABORACIÓN:

1- Ponemos en una cazuela o sartén grande 2 cucharadas de aceite de oliva y añadimos la cebolla picada en pequeños daditos , los dientes de ajo fileteados y el apio cortado en finas lonchas.
2- Cocinamos hasta que las verduras estén suaves, añadiendo un poco de agua si es preciso.
3- Agregamos el pollo salpimentado y espolvoreado con un poco de harina. Mezclamos bien.


4-  Añadimos el laurel, el azúcar moreno, vinagre balsámico y el tomate concentrado. Mezclamos.
5- Cubrimos con la cerveza negra y añadimos el cubito de caldo de carne. Tapamos y cocinamos a fuego medio hasta que la carne y las verduras estén bien hechas.
6- Retiramos el pollo, rectificamos la sal si fuese necesario y trituramos la salsa.


7- Mezclamos de nuevo la salsa con el pollo y dejamos que se enfríe.
8- Masa:  Ponemos la mantequilla y el agua en un cazo. Removemos hasta que la mantequilla se disuelva y añadimos la sal y la harina, mezclando muy bien con una cuchara de madera.
9- Ponemos sobre una superficie enharinada y amasamos durante unos minutos hasta que se vea una masa bien flexible y suave.
10- Cortamos la masa en 2 partes y extendemos una de ellas sobre un molde redondo cubriendo fondo y lados.


11- Rellenamos con la carne y salsa y tapamos con la otra capa de masa bien extendida.
12- Sellamos los bordes presionando ligeramente y hacemos unas hendiduras alrededor de la masa con el dorso de un cuchillo. Hacemos una incisión en el centro para que actúe de chimenea con los vapores que se generan al hornear.
13- Pincelamos con huevo batido y metemos al horno precalentado a 180 grados hasta que se vea doradito.

Alitas de pollo a la barbacoa.


Hoy os traigo estas alitas cocinadas al horno con salsa barbacoa casera. Uno de mis descubrimientos más recientes y aplaudidos. Por eso quiero compartirla con tod@s vosotr@s.
No pensaba que conseguir en casa una salsa barbacoa de calidad fuese tan sencillo y esto hay que celebrarlo. Es una de las salsas más consumidas en mi casa y ya no volveré a comprarla, triunfo absoluto entre mis exigentes catadores… Veréis qué buena, veréis qué sencilla, un juego de niños!!!
Mezclaremos unos cuántos ingredientes en un cuenco y nada más, a la nevera en un recipiente hermético, lista para consumir con lo que más os guste: patatas, alitas de pollo, costilla, pizzas, fajitas

INGREDIENTES:

Salsa barbacoa: 230 ml. de salsa de tomate de buena calidad, 150 g. de azúcar moreno, 2 cucharadas soperas de vinagre de manzana y 2 cucharadas de salsa Perrins o Worcestershire.
Alitas de pollo, sal y pimienta molida.

ELABORACIÓN:

1- Mezclamos en un cuenco la salsa de tomate, el vinagre de manzana, la salsa Perrins y el azúcar moreno.
2- Removemos bien hasta que el azúcar se disuelva y dejamos reposar 5 minutos. Ya tenemos nuestra salsa lista!!!


3- Salpimentamos las alitas y las colocamos en una bandeja de horno.
4- Las pincelamos con la salsa barbacoa con una brocha de cocina.
5- Tapamos con papel de aluminio y las metemos al horno a 180 grados hasta que estén bien asadas, unos 45 minutos.

6- A media cocción, las retiramos del horno para darles la vuelta y pincelarlas con algo más de salsa.
7- Servimos acompañadas de salsa barbacoa.

Croquetas de pollo asado.

Aperitivo español por excelencia.  Las croquetas admiten casi cualquier cosa que tengamos por casa y cuanto más sustancioso sea el guiso, carne o pescado que utilicemos para elaborarlas, mejor será luego el resultado final.
En este caso he utilizado unos buenos muslos de pollo asado, salteados con cebolla y tomate. Bechamel bien cargadita de nuez moscada y… a freir. ¡¡¡Vuelan!!!

INGREDIENTES:

Pollo asado cortado muy menudito, media cebolla, 2 cucharadas de aceite de oliva virgen, 2 cucharadas soperas de salsa de tomate.
Bechamel: 1 cucharada sopera de aceite de oliva, 4 cucharadas soperas de harina, nuez moscada recién rallada, 350 ml. de leche y sal al gusto.
Para rebozar:  Harina, huevo batido y pan rallado.


ELABORACIÓN:

1- Cortamos el pollo asado en cubitos muy menuditos. Reservamos.
2- Salteamos la cebolla picada en una sartén con 2 cucharadas de aceite de oliva hasta que esté doradita.
3- Le añadimos el pollo que teníamos reservado y 2 cucharadas soperas de salsa de tomate. Mezclamos bien. Cocinamos un par de minutos más. Reservamos.


4- Ponemos en una sartén 1 cucharada de aceite de oliva y 4 de harina. Cocinamos a fuego bajo removiendo constantemente durante un par de minutos. Agregamos la leche, la nuez moscada y la sal, moviendo constantemente con unas varillas hasta que espese.
5- Vertemos la bechamel con la mezcla de pollo y removemos. 
6- Vertemos la masa obtenida en un recipiente y tapamos con papel film a piel.
7- Dejamos templar y luego metemos al frigorífico durante una hora al menos.


8- Damos forma de bolitas a las croquetas y las pasamos por harina, huevo batido y pan rallado.
9- Freímos en abundante aceite caliente. Escurrimos sobre papel absorbente.

"Pastel de cierva" murciano.

Pastel de cierva murciano. Una delicatessen típica de la región dónde vivo cuya receta se remonta al pasado siglo. Traída por el cocinero ruso de un buque fondeado en la Ribera murciana y entregada a un cocinero de la localidad, se sirvió este pastel en una comida a la que asistieron diversas personalidades, entre ellas el político “Juan de La Cierva Peñafiel”. 
El renombrado político murciano lo alabó tanto, que desde aquel día se le dió su nombre a tan deliciosa elaboración.
Pastel de masa dulce con relleno salado consistente en una mezcla de pollo cocido y huevo, amalgamados con caldo de la cocción del pollo. Exquisito.


INGREDIENTES:

Para la masa:  250 g. de manteca de cerdo o mantequilla, 250 g. de azúcar, 1 huevo, ralladura de limón, 650 g. de harina de trigo y algo de caldo de cocción del pollo. Huevo para pincelar la masa.
Relleno:  Carne de pollo cocido, 2 huevos, un cacillo de caldo de la cocción del pollo y sal.

ELABORACIÓN:

1- Coceremos la carne de pollo en agua abundante con sal.
2- Cuando esté bien cocido, retiramos, deshuesamos y picamos finamente. Reservamos. 
3- Mezclamos con 2 huevos cocidos picados y ligamos los  ingredientes con un cacillo de caldo de cocción del pollo. Reservamos.


4- Masa:  Ponemos en un recipiente hondo la harina y el azúcar. En el centro añadimos el huevo batido, la ralladura de limón y la manteca o mantequilla derretida.
5- Mezclamos todos los ingredientes y añadimos un poco de caldo de cocción del pollo.
6- Vamos amasando despacio hasta que la masa se vea lisa, sin grumos y con todos los ingredientes bien integrados.


7- Trabajamos bastante la masa y la dividimos en 2 partes.
8- Extendemos una de las partes con un rodillo hasta dejarla finita.
9- La colocamos sobre un molde redondo engrasado cubriendo fondo y lados.
10- Ponemos sobre la masa el relleno extendiéndolo bien y ponemos algo más de caldo de cocción.

11- Tapamos con la otra parte de masa bien extendida, sellamos los bordes presionando un poquito y pincelamos con huevo batido.
12- Metemos al horno precalentado a 180 grados hasta que se vea doradito el pastel. 
Servimos templado o frío.

Albóndigas de pollo de corral en pepitoria.

Hoy vamos a preparar unas albóndigas de pollo con una salsa de lo más tradicional que las acompaña estupendamente y consigue unas albóndigas blanditas y tiernas que están de rechupete.
Guiso de toda la vida que inunda la casa de los aromas de siempre…Cebolla, buen azafrán en hebras, caldo de pollo, ajo, perejil, almendras… 
Como acompañamiento unas patatas al horno o fritas, arroz, pasta o cous cous… Serán buenos compañeros.
Veréis que incluso al día siguiente están estupendas y son aptas para todos los públicos. Probad, ya me contaréis.

INGREDIENTES:

1 pechuga de pollo de corral picada, 2 dientes de ajo, perejil picado, 3 rebanadas de pan de molde sin corteza, algo de leche, sal, pimienta blanca, harina, aceite de oliva, 1 cebolla grande, azafrán en hebras, medio vaso de vino blanco de buena calidad, 1 litro de caldo de pollo, 100 g. de almendras tostadas y 2 huevos cocidos.  

ELABORACIÓN:

1- Ponemos en un recipiente hondo las rebanadas de pan y las mojamos con un poco de leche. Añadimos la carne de pollo picada y mezclamos.
2- Agregamos perejil y ajo finamente picados y mezclamos.
3- Salpimentamos al gusto y mezclamos de nuevo.
4- Con esta mezcla damos forma a las albóndigas y las pasamos por harina.
5- Las freimos a fuego medio sin dejar que se doren demasiado. Reservamos.
6- En un poco de aceite de oliva ponemos a pochar la cebolla picada en cubitos pequeños. Agregamos el ajo y cocinamos hasta que se vean blanditos. 


7- Añadimos el vino blanco y dejamos evaporar. Ponemos un buen pellizco de hebras de azafrán y damos unas vueltas.
8- Agregamos el caldo de pollo y las almendras majadas en el mortero. Dejamos cocinar unos minutos y luego trituramos esta salsa con una batidora eléctrica.
9- Añadimos las albóndigas que teníamos reservadas y las terminamos de guisar en esta salsa durante 10 minutos.
10- Servimos calientes y salpicadas con perejil y huevo cocido picado.

Fajitas de pollo caseras.

Hoy vamos a preparar fajitas de pollo elaborando en casa nuestras propias tortillas de trigo. Hace tiempo que tenía guardada la receta y es la segunda vez que las hacemos caseras. Os aseguro que vale la pena, son muy sencillitas de hacer, la masa es bien manejable y como todo lo casero, vale la pena su sabor.
Resultan unas tortillas deliciosas, muy sustanciosas y bien flexibles para rellenarlas de lo que más nos guste.
Os facilito la receta por si os apetece probarlas. Seguro que os quedáis tan sorprendidos como nosotros…
A ver ahora quién se conforma con las tortillas compradas…Bufff!!!


INGREDIENTES:

Para las tortillas: Medio Kg. de harina de trigo, 5 cucharadas soperas de mantequilla, 2 cucharaditas de sal y 150 ml. de agua ( no siempre la harina absorbe la misma cantidad de agua. Tendremos en cuenta este dato para  añadir algo más si fuese necesario hasta conseguir una masa manejable y nada pegajosa)
Para el relleno:  Pimiento rojo, pimiento verde, cebolla, pechuga de pollo, sal, tomillo, sazonador de fajitas y salsas al gusto. 

ELABORACIÓN:

1- Ponemos en el bol de la amasadora ( o a  mano en un recipiente hondo) la harina, sal y mantequilla.
2- Poco a poco vamos incorporando el agua y mezclando hasta conseguir una masa con todos los ingredientes integrados, elástica y nada pegajosa.
3- Dejamos que repose una media hora tapada y la dividimos en partes iguales pesándolas. ( Salen unas 12 tortillas)
4- Les damos forma redondeada y las estiramos con el rodillo dejándolas lo más finas posible.


5- Cortamos en tiras finitas la cebolla, los pimientos y el pollo ( con sal y algo de tomillo).
6- Los cocinamos por separado en una sartén con un poco de aceite de oliva hasta que estén blanditos y la cebolla bien dorada. Sazonamos.

7- Calentamos una sartén grande o parrilla ( sin engrasar) y cocinamos cada tortilla vuelta y vuelta hasta que tome ligero color. Retiramos y reservamos.

8- Rellenamos cada tortilla con pollo, pimiento verde, pimiento rojo y cebolla. Poniendo la salsa que más nos guste.

Listas para disfrutar!!!
Una observación: Estas tortillas de trigo son estupendas también como base para el famoso ” Gazpacho jumillano”…Que se sirve sobre una torta y luego ésta se toma con miel , una delicia!!!

Fingers de pollo super crujientes.

Os quiero recomendar estos fingers de pollo que preparo a menudo en casa y valen la pena, están requetebuenos!!! Queda un pollo muy sabroso por el adobo que se le pone y muy muy crujiente, gracias al rebozado hecho con cereales de trigo triturados. 
Estos fingers permanecen crujientes incluso cuando se enfrían si tenemos la precaución de escurrirlos muy bien de aceite sobre papel absorbente. Probad, ya vereis qué buenos. Estoy segura de que si lo hacéis vais a repetir…


INGREDIENTES:

Pechuga de pollo, 1 cucharadita de pimentón dulce, sal, tomillo, romero y 3 ó 4 dientes de ajo.
Para el rebozado crujiente:  harina, huevo y cereales de trigo tipo Corn flakes.
Aceite de oliva para freir.

ELABORACIÓN:

1- Cortamos en trozos alargados el pollo para darle forma de fingers. 
2- Lo colocamos en un recipiente hondo y le ponemos sal, tomillo, romero, una cucharadita de pimentón dulce y 4 dientes de ajo chascados.
3- Mezclamos muy bien todos los ingredientes y dejamos en la nevera durante un par de horas para que el pollo se adobe adecuadamente.


4- Trituramos los cereales metiéndolos en una bolsa y aplastándolos un poco. Interesa que queden en trocitos pequeños, no completamente triturados. Así el rebozado será mucho más crujiente.


5- Pasamos los trocitos de pollo por harina, huevo batido y cereales triturados.
6- Freímos en abundante aceite caliente.

7- Escurrimos el aceite sobrante sobre papel absorbente durante un buen rato.
8- Servimos recién hechos acompañados de salsa barbacoa o ketchup. 
Probad, veréis qué buenos y crujientes…Crack, crack…

Fingers de pollo.

Desde hace muchos años, cuando yo era apenas una chiquilla y sólo sabía cocinar tres o cuatro platos, cuando mi hija mayor quería invitar a sus amiguitas a comer yo les hacía mis famosas ” bolas” de pollo.
Hoy, con algunos añitos más ( pocos ehhh…), cuando mis hijas pequeñas invitan a casa a sus amigas, la historia se repite, y aunque mi recetario es bastante más amplio, sigo preparando una y otra vez estas “bolas” o fingers de pollo que tanto gustan a pequeños y mayores.
No sé las veces que me han pedido la receta…Y es bien sencilla y fácil de recordar.
Por petición expresa de Alicia y de Clara, estos fingers de pollo se publican en este blog hoy, para que sus mamis se las puedan preparar en casa cada vez que ellas quieran, lo prometido es deuda, ¿a que sí chicas?.

INGREDIENTES:

Pechuga de pollo, 3 ó 4 dientes de ajo, tomillo, romero, sal, pimienta negra, perejil picado, 1 cucharadita de pimentón dulce, zumo de limón, harina, huevo y pan rallado para rebozar. Aceite de oliva para freir.

ELABORACIÓN:

1- Troceamos la pechuga de pollo con forma alargada ( fingers) o en trozos más pequeños ( bolas ).
2- La ponemos en un recipiente con tapa y le pondremos un adobo de ajo picado, tomillo, romero, perejil picado, sal, pimienta negra, un chorrito de zumo de limón y una cucharadita de pimentón dulce.

3- Tapamos el recipiente y lo dejamos en la nevera hasta el día siguiente. ( Se puede hacer al momento pero el sabor no es el mismo ni de lejos )
4- Al día siguiente, pasamos los fingers de pollo por harina, huevo batido y pan rallado.
5- Freimos en abundante aceite caliente hasta que se vean doraditos.

6- Escurrimos el exceso de aceite sobre papel de cocina.
7- Servimos calentitos acompañados de salsa barbacoa o ketchup.
Ya veis qué sencillo es hacer felices a los niños!!!