Quiché de salchichas, uvas y bacon.

Vamos a hornear una fabulosa quiché de salchichas, uvas y bacon tan deliciosa y sencilla que no tengo más remedio que recomendaros.
Ha sido elaborada por mi hija Gloria, con tan sólo 15 años. Prueba evidente de que no reviste gran dificultad y el resultado es estupendo.
Vamos a animar a nuestros jovencitos a meterse en la cocina. A tomar contacto con la mezcla de ingredientes sencillos y asequibles que luego dan lugar a delicias tan apetitosas para ellos como ésta deliciosa quiché. Super recomendable!!!


INGREDIENTES:

1 lámina de pasta brisa, 1 brik pequeño de nata líquida, bacon a daditos (al gusto), uvas negras sin pepitas (al gusto), 4 salchichas, 3 huevos, sal, pimienta, orégano y 3 cucharadas soperas de salsa de tomate.


ELABORACIÓN:

1- Ponemos la masa extendida sobre un molde redondo desmontable cubriendo el fondo y lados del molde. No es necesario engrasarlo.
2- Batimos en un cuenco grande los huevos y le añadimos la sal.
3- Agregamos las salchichas cortadas en rodajas de 1 cm. de grosor.

4- Añadimos el bacon, el orégano, la nata líquida y la salsa de tomate. Mezclamos bien.
5- Vertemos la mezcla obtenida sobre la pasta brisa colocada en el molde. (No es necesario hornear la masa previamente).
6- Encima colocaremos las uvas cortadas a la mitad transversalmente.


7- Precalentamos el horno y horneamos con calor arriba y abajo hasta que se vea cuajada y doradita.
8- Servimos caliente o templada. 

Charlotte de uvas.


Os presento un postre que me encanta y que nos hace triunfar en las mejores mesas. Es muy agradable terminar una buena comida con algo fresco y tan resultón como esta deliciosa Charlotte.
Combina la suave crema que la rellena, con los granos de uva y unas fabulosas soletillas caseras que por sí solas son una exquisitez, sencillas a más no poder. 
Veréis que es un postre bien simple que nos hace quedar como reinas y reyes y al alcance de cualquiera.
Probad, veréis que rico!!!

                                                                                 Fuente: “Sunshineskitchen”

INGREDIENTES: ( 2 charlottes)

Para los bizcochos:  2 huevos, 60 g. de azúcar glas, 60 g. de harina y azúcar glas para espolvorear.
Para la mousse:  4 hojas de gelatina, 150 g. de yogur griego, 50 g. de miel, 200 ml. de nata para montar, 25 g. de azúcar glas, 1 cucharadita de ralladura de limón y uvas sin pepitas al gusto.


ELABORACIÓN:

Bizcochos soletilla:  1- Separamos las claras de las yemas.
Montamos las claras a punto de nieve bien firme junto con 1 tercio del azúcar, que le añadiremos cuando estén casi montadas.
2- Montamos las yemas con el azúcar restante.
3- Mezclamos las claras y las yemas montadas, con delicadeza, movimientos envolventes.
4- Tamizamos la harina y la añadimos en forma de lluvia. Mezclamos suavemente.


5- Vertemos la masa obtenida en una manga pastelera con boquilla redonda de 1 cm. y damos forma a las soletillas sobre una bandeja de horno con papel vegetal, separándolas para evitar que se peguen durante el horneado.
6- Metemos al horno precalentado a 180 grados durante unos 7 minutos.
7- Retiramos del horno, espolvoreamos con azúcar glas y dejamos que se enfríen sobre una rejilla metálica.


8- Remojamos la gelatina en 4 cucharadas soperas de agua fría.
9- Mezclamos el yogur griego, la ralladura de limón y la miel.
10- Fundimos la gelatina en un baño María y se la añadimos al yogur. Mezclamos muy bien.
11- Metemos en la nevera durante 10 minutos, hasta que comience a gelatinizar.
12- Montamos la nata y cuando esté casi montada añadimos los 25 g. de azúcar glas. 
13- Añadimos la nata montada a la mezcla de yogur que teníamos en la nevera. Mezclamos con movimientos envolventes.


14- Presentación:  Tomamos un aro de presentación. Cortamos la parte de abajo de las soletillas para que se mantengan de pie y las colocamos bien alineadas.
15- En la parte central vertemos la crema y alisamos con el dorso de la cuchara.
16- Colocamos por encima las uvas sin pepitas y metemos al frigorífico hasta que la crema acabe de cuajar.
17- Tras un par de horas, retiramos el aro de presentación y atamos nuestra charlotte con un lacito.
Servimos bien fresca. 

Ajoblanco.

Sopa fría muy consumida en Andalucía y Extremadura, con claros orígenes en la cocina de Al- Andalus, en la que las almendras y el ajo son ingrediente principal.
Originariamente se elaboraba en un mortero haciendo una especie de pasta con el ajo y almendras, a las que se iba añadiendo miga de pan , aceite, agua y algo de vinagre hasta conseguir la textura deseada, menos densa si se buscaba beberla en vaso o más densa si se utilizaba como salsa para acompañar patatas al horno.
Deliciosa y refrescante, me parece una joya de nuestra gastronomía tradicional española.


INGREDIENTES:

500 g. de pan rústico del día anterior, 3 dientes de ajo, 125 ml. de aceite de oliva virgen, 4 cucharadas de vinagre de Jerez, 300 g. de almendra molida, medio litro de agua fría, sal, pimienta blanca, uvas blancas sin semillas para acompañar y algo más de aceite para decorar.

ELABORACIÓN:

1- Ponemos en un recipiente hondo el pan sin corteza troceado y lo cubrimos con agua, dejándolo en remojo al menos 15 minutos.
2- Escurrimos el pan y lo pasamos al robot de cocina o vaso batidor.


3- Añadimos el ajo, el aceite de oliva, vinagre al gusto y 250 ml. de agua.
4- Trituramos todo hasta dejarlo muy fino.
5- Sin dejar de batir seguimos añadiendo el agua restante poco a poco hasta conseguir una sopa de textura homogénea.


6- Añadimos sal y pimienta blanca al gusto y enfriamos durante unas cuatro horas al menos.
7- Servimos acompañado de uvas blancas sin pepitas y un hilito de aceite de oliva virgen.

Migas con chorizo.

La mayoría de las veces que preparo migas en casa lo hago con harina, como mi amiga Ana, murciana de pura cepa, me enseñó. Pero en esta ocasión he querido hacerlas de pan, así que me he comprado una preciosa hogaza de pan de pueblo y la he reservado especialmente para estas estupendas migas.
La elaboración de este plato es todo un ritual, un plato campesino dónde los haya, pues las migas eran la comida de los pastores, que se encontraban en medio del campo con su ganado y preparaban su comida con los ingredientes que tenían a mano, mezclándolos con pan o harina en la sartén sobre la lumbre hecha con leña y acompañaban las migas de unas uvas, sardinas saladas o incluso, algo de chocolate.
El resultado, un verdadero manjar.


INGREDIENTES:

Una hogaza de pan de pueblo, 1 cabeza de ajos, 1 chorizo ahumado, 2 pimientos choriceros, pimentón dulce, sal , buen aceite de oliva y un poco de agua.


ELABORACIÓN:

Debemos cortar en pequeños dados la hogaza de pan del día anterior, retirándole la corteza y reservando los daditos en un recipiente hasta el momento de cocinarlos.
Ponemos en una sartén o cazulela para migas un poco de aceite de oliva y freimos los dientes de ajo con la piel, pero chascados, los pimientos choriceros troceados y sin semillas y el chorizo sin piel y desmigado.


Una vez fritos los retiramos de la cazuela y reservamos.
En el mismo aceite o retirando un poco si hemos puesto demasiado, añadimos ahora los daditos de pan que teníamos reservados y que habremos salpicado con un poquitín de agua, no demasiada y algo de sal.
Comenzamos a mover las migas con una cuchara grande de madera , con movimientos de abajo hacia arriba y constantemente, con el fin de que se doren y cocinen, sin quemarse ni pegarse al fondo, han de quedar bien sueltitas.


Cuando estén en su punto, doraditas y sueltas, añadimos el chorizo, los ajos y los pimientos que teníamos reservados y mezclamos muy bien con las migas.
Retiramos del fuego y salpicamos con pimentón dulce.
Servimos calentitas. Acompañamos con huevo frito, uvas, sardinas saladas o chocolate…
Esta no es la receta original de migas que se suele comer por Murcia y que yo también hago a menudo.
Me gusta experimentar y pruebo distintas combinaciones, ésta en concreto está para no perdérsela, ya veréis!!!

Bandeja de canapés.

En estas fechas en las que todos nos reunimos con familiares y amigos debemos pensar en los aperitivos que ofreceremos para que sean del gusto de pequeños y mayores y podamos prepararlos sin mucho esfuerzo. Se trata de disfrutar de las reuniones sin estar mucho tiempo metidos en la cocina.
Os propongo alguno de los que nunca faltan en mi casa, espero que os gusten y os sirvan de ayuda.
“Rollitos de jamón con gulas al ajillo”:
Salteamos en una sartén con un poquito de aceite de oliva unas laminillas de ajo y una guindilla.
Añadimos las gulas y cocinamos un par de minutos.
Rellenamos con estas gulas al ajillo unas lonchas de jamón y decoramos con huevo hilado.

“Palmito con anchoa y huevas”:
Cortamos transversalmente el palmito y rodeamos cada trocito con una anchoa.
Ponemos encima una cucharadita de huevas de mújol.
“Volovanes rellenos de ensaladilla “:
Rellenamos los volovanes con ensaladilla rusa y decoramos con un trocito de piquillo.
“Canapés de rulo de cabra con mermelada de tomate”:
Cortamos unas rebanaditas de pan de molde ( tostado o no) y colocamos sobre ellas una porción de queso de cabra y un poquito de mermelada de tomate.
“Pinchitos de uvas y queso”:
Cortamos una naranja por la base para que nos haga de soporte de los pinchitos.
En ella vamos clavando las brochetitas de uvas y daditos de nuestro queso favorito.
“Tostas de morcilla y manzana”:
Salteamos en la sartén dos o tres morcillas cortando con una tijera la piel que las envuelve y añadimos unos daditos de manzana reineta o Golden.Cocinamos un par de minutos y retiramos.
Ponemos sobre las tostas esta preparación.
“Canapés de paté con pepinillo agridulce y huevo hilado”:
Con un cortador de galletas en forma de estrella cortamos unas rebanaditas de pan de molde y untamos sobre ellas el paté elegido.
Ponemos un trocito de pepinillo agridulce y un poco de huevo hilado.
Espero que os gusten mis canapés y os puedan servir de ayuda.
¡¡Felices fiestas a todos!!


Picantones a la naranja con salsa de vino tinto.

Una magnífica propuesta para una comida especial, muy rápida de elaborar, con ingredientes sencillos y un resultado estupendo son estos picantones a la naranja que se hacen al horno y van acompañados de una deliciosa salsa de vino tinto.
Esta salsa la había visto en Lecturas, cocina de otoño y no había tenido ocasión de probarla . He pensado que sería un acompañamiento estupendo para estos picantones.
Quedan deliciosos y tiernos y el contraste de sabores es un placer para los sentidos. Espero que os guste.
INGREDIENTES:
1 picantón por persona, 4 dientes de ajo, 1 naranja, el zumo de otra naranja, 3 ó 4 cebollitas pequeñas,sal, pimienta, aceite de oliva, orégano y una nuez de mantequilla .
Para la salsa de vino tinto:
300 g. de uvas blancas y negras, 500 ml. de vino tinto de buena calidad, 6 cucharadas de azúcar, 1 palito de canela ,sal y 30 g. de mantequilla.
ELABORACIÓN:

Lo primero que tenemos que hacer es bridar los picantones.Ponemos un poco de hilo a la altura de las alas y atamos . A continuación cruzamos las patas y sujetamos también, para que mantengan su forma durante el horneado.

Colocamos los picantones en una fuente de hornear y les ponemos dentro a cada uno una rodaja de naranja bien grandecita y un diente de ajo un poco cortado,  para que vayan  dejando su aroma y sabor en la carne .

Ponemos la sal y la pimienta por toda la superficie y salpicamos con orégano .
Los colocamos de nuevo en la fuente de horno y regamos con el zumo de una naranja.
Horneamos los picantones durante una media hora, hasta que se vean bien doraditos.
Cuando estén casi en su punto ponemos un poquito de mantequilla con una brocha por la superficie, esto les dará un doradito especial…
Durante el horneado no es necesario regarlos con su jugo, salen jugosísimos y tiernos sin necesidad de tocarlos.
Para elaborar la salsa de vino tinto:

Ponemos en una cazuelita 500 ml. de vino tinto ( de buena calidad), con 6 cucharadas de azúcar y un palito de canela.Cocinamos a fuego medio durante unos 15 minutos, entonces incorporamos las uvas y dejamos que se cocinen 6 ó 7 minutos más, hasta que la salsa se espese .
Añadimos una pizca de sal y 30 g. de mantequilla y removemos bien para que se incorpore.




Presentamos los picantones en una bandeja . Ponemos un poco de jugo de su cocción y las cebollitas horneadas y los rodeamos con la salsa de vino tinto y las uvas blancas y negras.


Os recomiendo que los probéis, me ha parecido un plato exquisito, económico y muy muy fácil de hacer.


Qué paséis buena semana!!!



Sorteo hasta el 22 de Diciembre, ya falta poco…
Aquí  os podéis apuntar.

Popietas de pavo con uvas

Hoy os traigo un plato de pavo al horno que ha gustado mucho en mi casa. Va acompañado de una salsa de uvas y cebolla que le aportan un extraordinario sabor.
He visto la receta en la revista Lecturas cocina de otoño y desde el primer momento llamó mi atención.
Ahora que lo he probado, con algunas modificaciones de la receta original, os lo recomiendo.
Me parece un plato estupendo para quedar bien y sorprender a tus comensales y admite variedad de acompañamientos y rellenos. Vale la pena probarlo.



INGREDIENTES:

1 pechuga de pavo en filetes lo más finos posibles, 300 g. de ternera picada, 300 g. de carne de cerdo picada,  1 huevo, 3 rebanadas de pan de molde, un vaso de leche, 8 lonchas de bacon o panceta, 300 g. de uvas, 100 ml. de vino blanco, 100 ml. de caldo de carne, tomillo, laurel, aceite de oliva, sal y pimienta.

ELABORACIÓN:

Ponemos el pan a remojar con la leche en un recipiente hondo. Lo mezclamos con la carne picada de cerdo y ternera.
Añadimos sal, pimienta y una pizca de tomillo picado.
Mezclamos bien todos estos ingredientes, hasta que obtengamos una preparación homogénea.

Con esta preparación formamos cuatro bolas de tamaño grandecito y las envolvemos completamente con los filetes de pavo cortados lo más finos que podamos.
Rodeamos cada bola de carne con dos lonchas de bacon y atamos con hilo de cocina, fijando bien el bacon y dándoles una bonita forma .
Salpimentamos y doramos las popietas en una sartén con un poco de aceite de oliva, 3 minutos por cada lado, hasta que se vean bien doraditas.

Retiramos de la sartén y las trasladamos a una fuente de horno.
Pelamos y picamos finamente la cebolla, la ponemos en una sartén con una cucharada de aceite de oliva y la pochamos a fuego lento hasta que esté transparente.
Agregamos las uvas y una hoja de laurel, salpimentamos y vertemos el vino.


Subimos la intensidad del fuego y dejamos que el vino reduzca durante 2 minutos.
Vertemos el caldo de carne y cocemos 2 minutos más.
Colocamos esta preparación en la fuente junto con las popietas de pavo.
Añadimos una ramita de tomillo y horneamos a 180 grados durante 15 minutos.
Pasado este tiempo, retiramos la fuente del horno y servimos enseguida.
Yo he acompañado mis popietas de puré de patatas. Admite cualquier otro acompañamiento, para mí el más acertado sería  puré de castañas o un poco de arroz salvaje con frutos secos.

Están buenísimas y la salsa con uvas y cebolla me ha encantado.
Espero que os guste.

Uvas marinadas sobre bizcocho

Hoy os traigo unos bizcochitos individuales tiernos y esponjosos que van cubiertos de unas uvas de color otoñal y  salsa de frambuesa.
Es tiempo de dedicarle estos bocados dulces a las Pilis, Pilares, Pilucas y Pilaricas. No me quiero olvidar de la mejor profesora de infantil del mundo mundial, Pilar, nos acordamos mucho de tí.
Que paséis un día magnífico y muchas felicidades a todas.

INGREDIENTES:

3 huevos, 90 g. de azúcar, 70 g. de harina, 2 cucharaditas de levadura en polvo, 300 g. de uva morada, el zumo de una naranja, medio vaso de ron miel, 100 g. de mermelada de frambuesa , 2 cucharadas de agua y azúcar glas.

ELABORACIÓN:

Lavamos bien las uvas, las partimos a la mitad y le quitamos las pepitas con cuidado.
Las ponemos en un recipiente a marinar con el zumo de naranja y medio vaso de ron miel.
También se puede utilizar otro licor que nos guste, como brandy, vino de Oporto, Moscatel…
Las dejaremos en la nevera un par de horas tapadas con film y removeremos de vez en cuando dándoles la vuelta.

Para hacer el bizcocho:

Batimos las yemas de huevo con el azúcar hasta que estén espumosos.
Montamos las claras a punto de nieve y las agregamos a las yemas suavemente, con movimientos envolventes.
Incorporamos la harina mezclada con la levadura , previamente tamizadas.

Engrasamos un molde cuadrado de 22 cm. de lado y vertemos la preparación.
Cocemos en horno precalentado a 180 grados durante unos 20 minutos . Estará listo cuando al pinchar el centro salga limpio.
Sacamos del horno y dejamos que se enfríe en una rejilla.

Ponemos la mermelada de frambuesas en un cacito con 2 cucharadas de agua, la dejamos reducir hasta que espese y la pasamos por un colador, así tendremos una salsa fina de frambuesas.

Escurrimos las uvas de su marinado.
Cortamos el bizcocho en trocitos a nuestro gusto, en mi caso, lo he cortado en 4 trozos, pero he comprobado después de hacer las fotos lo monísimos que quedan cortados en minipasteles de bocadito.
Me han encantado así chiquitines.
Untamos los trozos de bizcocho con un poco de salsa de frambuesas.
Colocamos las uvas encima y napamos con la salsa restante.

Espolvoreamos con un poco de azúcar glas.
Se sirven fríos estos pastelillos y os los recomiendo si os gusta el frescor de las uvas y el bizcocho, están deliciosos.

Que paséis un estupendo día del Pilar tod@s.