Magdalenas de naranja.


Aroma a magdalenas caseras recién salidas del horno. Maravillosos bizcochitos de toda la vida con ese sabor cítrico que tanto nos gusta. 
¿Cuál es el secreto de unas magdalenas altitas y esponjosas?… Elaborar la masa adecuadamente y dejarla reposar en frío varias horas. En el momento de hornearlas, el horno debe estar a una temperatura elevada y el contraste entre la masa fría y la temperatura elevada del horno hará el resto…
                                                                                                                Fuente: “Cocinerando”


INGREDIENTES:

375 g. de harina de repostería, pizca de sal, 250 g. de azúcar, 250 g. de leche, 225 g. de aceite de oliva suave, 3 huevos XL, 4 parejas de gasificantes para repostería ( bicarbonato y acidulante ), 1 cucharada sopera de ralladura de naranja y 3 gotas de esencia de naranja. Azúcar para espolvorear.

ELABORACIÓN:

1- Montamos los huevos junto con el azúcar durante 5 minutos a velocidad alta utilizando unas varillas.
2- Agregamos el aceite en hilito, desde el borde del recipiente y seguimos batiendo.
3- Añadimos la ralladura de naranja, la esencia y la leche, bajando la velocidad.


4- Tamizamos la harina junto con la sal y los gasificantes y los vamos añadiendo poco a poco al recipiente, mezclando hasta que se integren todos los ingredientes.
5- Vertemos la masa en un recipiente con tapa y la metemos al frigorífico durante toda la noche, o al menos 3 horas, hasta que esté muy fría.

6- Transcurrido este tiempo, precalentamos el horno a 220 grados.
7- Vertemos la masa en los papelillos para magdalenas colocados dentro de moldes rígidos, llenando tres cuartas partes de su capacidad.
8- Espolvoreamos la superficie con azúcar y metemos al horno.

9- Tras 5 minutos de horneado, bajamos la temperatura a 200 grados y seguimos horneando hasta que se vean doraditas.
10- Retiramos y enfriamos sobre una rejilla metálica.

Quedada Gastrobloguera murciana.

El pasado sábado nos reunimos de nuevo los ” Gastrobloguericos  Murcianos” en la localidad de Molina de Segura.
En esta ocasión faltaron algunos miembros destacados del grupo y los echamos muchísimos de menos.
Nuestros intereses comunes y la afición por la gastronomía y todo lo que la rodea ha sido el comienzo de este grupo de bloguers murcianos, pero hace ya bastante tiempo que se ha traspasado el mero interés culinario y la amistad e intenso cariño nos une fuertemente. 
Hablamos a diario y nos vemos con ocasión de casi cualquier cosa, pero es difícil hacernos coincidir a todos, así que cuándo lo logramos, disfrutamos muchísimo y aprovechamos el tiempo al máximo.
Podría hacer una crónica minuciosa de la reunión bloguera, pero voy a centrarme en las personas, en lo personal y mostraros algunas fotos de este grupo de fabulosos bloguers murcianos, mis amigos. Fotos que quedarán para nuestro recuerdo de tan fabuloso día.


Comenzamos el día con una visita a una pequeña conservera artesana de la localidad de Lorquí, “Conservas el Modesto”, (Carretera del Carrerón, s/n. Lorquí, Murcia) Un verdadero descubrimiento. Quedamos encantados con la calidad de sus productos y la estupenda acogida que nos ofrecieron los dueños, explicándonos minuciosamente todo el proceso desde que el producto llega a la fábrica hasta que termina su envasado.

 Volvimos a casa con una caja bien llena de sus conservas y deseando volver a reponer existencias: piquillos, espárragos, tomates, melocotones, alcachofas…


Ya sabeis que los blogueros no dejamos escapar ni un detalle, todo lo preguntamos, todo lo fotografiamos…

Ana, de “Ana y sus caprichos”, en primer plano.

Con Raúl, “Contigo en la playa” y Tere, “Las María Cocinillas”.

Alvaro, “Meloso.com” y Carlos, “Vegetal y tal”.


Ruth, “Cakes, cookies and muffins”.


Continuamos la mañana con una visita al “Museo horno del Concejo de Molina de Segura y Casa del folclore”, dónde se nos atendió estupendamente y se nos ofreció un recorrido guiado.


Aperitivos, comida y copas no pueden faltar en una reunión gastrobloguera. Aquí vemos a mi bella Ruth disfrutando de la mañana.


Es la ocasión perfecta para contarnos personalmente todo lo que no hemos podido desde la última reunión y por supuesto darnos todos esos abrazos prometidos. Con mi María, “Cosicas dulces y alguna salada”.


Isabel, “Pequeña Miss Cupcake”, una verdadera artista de la repostería creativa.

María y Raúl cambiando impresiones sobre los blogs y disfrutando de la reunión. Nos apoyamos y ayudamos unos a otros en lo bueno y en lo malo.

Y ya veis lo bien que nos cuidamos…


La tertulia se ameniza con chistes de todo tipo, aunque lo fundamental es hablar del mundillo que nos interesa, del panorama gastronómico murciano, de los blogs y su evolución, nuestras ideas para seguir creciendo juntos, proyectos…
Aquí vemos a David “La Cocina de Pistacho”, a Tere y a Raúl.

Con Tere “Las María Cocinillas”, María “Cosicas dulces y alguna salada” y Adela “Mmm, Qué bien huele” .


Iván, “Mi mundo al revés”.

Ana y Ruth “Cakes, cookies and muffins”.

Cae la tarde, en la tele el Barça – Madrid y llegan los gin tonics de autor…


Volvemos a casa con nuestros regalitos y el corazón lleno de alegría por el fabuloso día vivido.


Siempre nos sabe a poco y nos resistimos a separarnos… Ya pensamos en la próxima reunión, en el próximo evento.


Y brindamos por los “Gastrobloguericos Murcianos” y por la próxima reunión bloguera.

Bundt cake de calabaza y chocolate.


Un  bizcochito otoñal, de calabaza y chocolate. Especiado con canela, nuez moscada y jengibre, muy aromático y con ese sabor tan especial y característico de los bizcochos de calabaza.
A la mitad de la masa le añadiremos cacao en polvo y así combinaremos el chocolate y la calabaza en un mismo bizcocho. 
Es una delicia, os lo recomiendo y ya sabéis que este tipo de bizcochos no se encuentran en las tiendas, hay que hornearlos en nuestras casas para poder disfrutar de estos sabores y texturas tan maravillosas… Vale la pena.

INGREDIENTES:

375 g. de harina de repostería, 4 cucharaditas de levadura en polvo, 1 cucharadita de bicarbonato, media cucharadita de sal, 1 cucharadita de jengibre molido, 2 cucharaditas de canela en polvo, 1 cucharadita de nuez moscada, 225 g. de mantequilla a temperatura ambiente, 350 g. de azúcar moreno, 4 huevos XL, 175 ml. de leche, 4 cucharadas soperas de cacao en polvo sin azúcar y 300 g. de puré de calabaza. Azúcar glas para espolvorear.

ELABORACIÓN:

1- Batimos a velocidad media el azúcar junto con la mantequilla durante 5 minutos, hasta que se pongan cremosos.
2- Agregamos los huevos 1 a 1 y seguimos batiendo.
3- Tamizamos la harina, junto con la levadura, el bicarbonato, la sal, jengibre, canela y nuez moscada.
4- Agregamos la mezcla de harina poco a poco alternándola con la leche y terminando con la harina.


5- Añadimos el puré de calabaza y mezclamos hasta que se integre.
6- Dividimos la masa obtenida en 2 cuencos grandes y a uno de ellos le añadimos el cacao en polvo y mezclamos muy bien.
7- Vertemos sobre el molde engrasado la masa del recipiente que no lleva cacao hasta agotarla. Damos unos golpecitos al molde dejándolo caer sobre la encimera para que la masa se reparta bien y las burbujas salgan a la superficie.
8- A continuación, vertemos la masa con cacao en el molde y procedemos de la misma manera.


9- Metemos el molde en el horno precalentado a 180 grados colocándolo en la parte baja y sobre una rejilla, para facilitar que el aire circule a través del orificio del molde y la cocción sea correcta.
10- Cuando al pinchar el centro con un palito salga limpio de adherencias, retiramos del horno, dejamos templar 10 minutos en el molde y luego, desmoldamos sobre una rejilla metálica.
11- Espolvoreamos con azúcar glas.

Risotto de setas con queso de cabra al romero.

Adoro los risottos. Admiten casi cualquier ingrediente y mientras mantengamos la máxima de que el grano quede bien cocinado y cremoso pero a la vez firme, podemos dejarlo más o menos caldoso, al gusto del cocinero…
Los arroces más adecuados para preparar un buen risotto son el arborio, carnaroni y vialone nano, por su alto contenido en almidón y su óptima absorción de líquidos durante la cocción, con lo que conseguiremos una salsa cremosa sin que los granos pierdan su firmeza y se vuelvan pegajosos.

INGREDIENTES:

Media cebolla dulce, 50 g. de mantequilla, sal, 2 dientes de ajo, champiñones al gusto, níscalos al gusto, 1 ramita de tomillo fresco, medio vaso de vino blanco, 1 litro y medio de caldo de pollo casero, arroz para risottos ( unos 50 g. por persona ), queso de cabra y unas ramitas de romero fresco.

ELABORACIÓN:

1- Ponemos el caldo de pollo casero en una cazuela y lo mantenemos siempre caliente, al borde del hervor.
2- En otra cazuela de paredes bajas y fondo grueso ( la ideal para la elaboración de risottos), pondremos la mantequilla y cuando se derrita agregamos la cebolla picada en cubitos de muy pequeño tamaño y el ajo, dejando cocinar a fuego lento hasta que la cebolla esté tierna sin que llegue a dorarse.
3- Añadimos las setas picadas en trocitos y el tomillo , romero y la sal y cocinamos 4 minutos removiendo suavemente.
4- Agregamos el vino y dejamos evaporar.
5- Añadimos el arroz removiendo y mezclando bien todos los ingredientes.

6- Vamos añadiendo el caldo poco a poco, sin dejar de remover. No añadiremos más caldo hasta que el arroz no haya absorbido el anterior, sin dejar que se seque del todo. Tras unos 18- 20 minutos el arroz quedará cremoso y tierno, pero con los granos aún firmes.
7- Rectificamos la sal si fuese necesario y tapamos la cazuela dejando reposar el risotto un par de minutos.
8- Servimos y colocamos sobre cada ración una rodaja de queso de cabra con una ramita de romero fresco, que habremos dorado en el grill previamente, poniéndolo sobre un plato con papel vegetal.

Pollo con salsa de almendras y champiñones.

Un guisito de toda la vida, pollo con champiñones y zanahorias. Una salsa gordita y bien ligada que hace de este plato un bocado irresistible. 
Como todos los guisos, todavía está mejor al día siguiente de ser cocinado, lo que resulta bien cómodo, ya que podemos cocinarlo con antelación.
Lo mejor del otoño, los platos de cuchara y los buenos guisos que perfuman nuestras cocinas…

INGREDIENTES:

Pollo al gusto, champiñones enteros cortados a cuartos, zanahorias baby, 2 ramitos de tomillo fresco, 4 dientes de ajo, 1 cebolla grande, 100 g. de almendras, medio vaso de vino blanco, sal, pimienta, 2 cucharadas de salsa de tomate, 1 litro de caldo de pollo y 2 cucharadas de aceite de oliva.

ELABORACIÓN:

1- Ponemos la cebolla cortada a daditos en una cazuela grande con 2 cucharadas de aceite de oliva y la pochamos a fuego lento, removiendo constantemente.
2- Agregamos 3 dientes de ajo chascados y las ramitas de tomillo fresco.


3- Añadimos el pollo troceado y salpimentado y doramos moviéndolo con una cuchara de madera.
4- Agregamos el vino blanco y dejamos evaporar unos minutos raspando bien el fondo de la cacerola con la cuchara de madera.
5- Ponemos los champiñones cortados a cuartos, las zanahorias baby, la salsa de tomate y agregamos el caldo de pollo.


6- Hacemos un majado con las almendras, un pellizco de sal y 1 diente de ajo y lo añadimos también a la cazuela.
7- Dejamos cocinar hasta que el pollo esté bien hecho y la salsa ligada. Rectificamos la sal si fuese necesario.

Mini cake con frutas confitadas.

Vamos a hornear hoy unos mini cakes con frutas confitadas para tomar con un buen chocolate. Sé que no a todo el mundo le gustan estas frutillas, pero yo soy de las que las disfrutan al máximo y me encanta la sorpresa que mis bizcochuelos reservan en su interior…
Tiernitos, esponjosos e irresistibles!! ¡ Vivan los bizcochos caseros!

INGREDIENTES:

200 g. de harina de repostería, 1 sobre de levadura en polvo, 150 g. de mantequilla, 150 g. de azúcar, 3 huevos XL, 1 copita de ron y frutas confitadas al gusto.
Azúcar glas para espolvorear.


ELABORACIÓN:

1- Batimos la mantequilla con el azúcar con unas varillas hasta que se vea una mezcla esponjosa y blanquecina.
2- Agregamos los huevos 1 a 1 y seguimos batiendo.
3- Tamizamos la harina junto con la levadura.


4- Añadimos poco a poco la mezcla de harina, alternándola con el ron y terminando con harina. Mezclamos hasta que se vea una masa con los ingredientes bien integrados.
5- Vertemos la masa obtenida en los moldes engrasados y enharinados, llenándolos hasta la mitad.
6- Agregamos las frutas confitadas cortadas a pequeños daditos y enharinadas.
7- Cubrimos con masa hasta llenar tres cuartas partes de la capacidad del molde.


8- Metemos al horno precalentado a 200 grados durante 15 minutos. Luego bajamos la temperatura a 180 grados hasta el final de la cocción, cuando al pinchar el centro con un palito éste salga limpio de adherencias.
9- Retiramos y dejamos templar dentro del molde 10 minutos. Desmoldamos sobre una rejilla. 

Ensalada antioxidante.

Desde hace algún tiempo, por razones que no vienen al caso, estoy profundizando bastante en la alimentación “anticáncer”. De todos es sabido que lo ideal es una dieta rica en frutas y verduras, pobre en grasas y con escasa presencia de alimentos del reino animal y poco o ningún lácteo.
La necesidad me ha llevado a profundizar más en la importancia de la alimentación y su influencia en la aparición de la epidemia de nuestros días: el cáncer.
Mi pretensión es informarme y, una vez informada, elegir.
No voy a convertirme en vegetariana y de mi horno van a seguir saliendo bizcochos caseros, pero en poco tiempo he cambiado muchas cosas en la dieta familiar, cosas que no han supuesto gran sacrificio y los beneficios son máximos para la salud, por eso quisiera compartir con vosotros alguna de esas cosas por si quereis informaros y aprovechar también los beneficios de algo tan sencillo como:
Tomar 1 cucharada diaria de semillas de lino ( bomba anticáncer).
Utilizar como endulzante para cafés, infusiones o yogures la stevia o el sirope de ágave en sustitución del azúcar ( no por las calorías, sino por sus propiedades estimulantes del sistema inmunitario y por sus cualidades anticáncer).
– Reducir al máximo el consumo de leche ( para huir de los tóxicos  que se acumulan en la grasa de la leche que tomamos).
-Introducir en nuestras vidas alimentos antiinflamatorios y antioxidantes.
Hay mil cosas más, pero no pretendo escribir un “testamento” ni dar clases a nadie… Sólo pediros que busqueis información y tratemos de vencer con pequeños gestos a una enfermedad que causa tanto dolor… 

INGREDIENTES:

Escarola, queso azul, manzana roja, zumo de limón, granada, vinagre de manzana, semillas de lino dorado y aceite de oliva virgen.

ELABORACIÓN:

1- Lavamos bien la escarola y la cortamos en pequeños trozos.
2- Troceamos la manzana roja con su piel en finas lonchas y la rociamos con zumo de limón.
3- Partimos la granada y le retiramos los granos.
4-Troceamos el queso azul.


5- Mezclamos en un recipiente hondo todos los ingredientes.
6- En un cuenco pequeño ponemos medio vaso de acite de oliva virgen, 5 cucharadas soperas de vinagre de manzana y 2 cucharadas soperas de semillas de lino dorado.
7- Batimos con unas varillas pequeñas o con un tenedor y vertemos por encima de la ensalada justo antes de servir.

Tartitas de arroz con leche y paparajotes.

El “paparajote” es toda una institución en la región de Murcia. Se elabora partiendo de las hojas de limonero de los fabulosos frutales murcianos. Sus aromáticas hojas se rebozan en una masa similar a la de los buñuelos, friéndolas a continuación hasta quedar doradas y espolvoreándolas luego con azúcar y canela.
Alternando capas de paparajotes y arroz con leche al caramelo, tendremos unas deliciosas mini tartitas, ideales para poner el broche de oro a una comida especial.
Con un vasito de mistela o vino dulce estarán de rechupete, especiales!!!


INGREDIENTES:

Paparajotes:  hojas de limonero, 2 huevos, medio litro de leche, ralladura de limón, 1 sobre de levadura en polvo, 100 g. de azúcar, medio kg. de harina, aceite de oliva suave, pizca de sal, canela y azúcar para espolvorear.
Arroz con leche: 1 litro de leche semidesnatada, 300 g. de arroz redondo, 6 cucharadas soperas de azúcar, 1 palito de canela, piel de un limón y 2 cucharadas soperas de dulce de leche.


ELABORACIÓN:

1- Paparajotes:  lavamos y secamos muy bien las hojas de limonero.
2- Ponemos en un recipiente hondo la leche, los huevos, ralladura de limón, el azúcar, la levadura, un pellizquito de sal y la harina.
3- Mezclamos todo con la batidora hasta conseguir una masa uniforme y sin grumitos.

4- Pasamos las hojas de limonero por esta mezcla, hundiéndolas bien para que se rebocen por ambas caras.
5- Las freímos en abundante aceite hasta que estén doraditas y escurrimos sobre papel absorbente, espolvoreándolas con azúcar y canela.
6- Les retiramos a los paparajotes las hojas de limonero y reservamos la masa frita.


7- Arroz con leche:  ponemos la mitad de la leche a hervir con la cáscara de un limón y el palito de canela.
8- Cuando empiece a hervir añadimos el arroz y mezclamos bien removiendo constantemente.
9- Vamos añadiendo cacillos de leche caliente, cocinando nuestro arroz a fuego medio a modo de risotto, para que el arroz suelte todo su almidón y nos quede una mezcla cremosa.
10- Cocinamos unos 20 minutos, hasta que el grano se vea hecho pero entero. Al final de la cocción agregamos el azúcar y el dulce de leche y mezclamos bien.
11- Dejamos reposar al menos 10 minutos.


12- Montamos las tartitas:  Ponemos en el centro del plato o bandeja un aro de presentación. 
Alternamos capas de paparajotes y arroz con leche, procurando terminar con una capa de arroz con leche.
Utilizando un cortador de galletas en forma de corazón decoramos con canela molida. Retiramos el aro y reservamos en frío hasta el momento de su degustación.

Empanadillas de pollo al curry con pasas.


Hoy vamos a hornear unas deliciosas empanadillas caseras con relleno de pollo al curry y pequeñas pasitas sultanas. Os aseguro que son un bocado delicioso y ya sólo cuándo se cocina el relleno, el aroma llama tanto la atención, que tendréis una invasión de visitas a la cocina a investigar… Ya veréis.
Recién hechas son irresistibles y muy sencillas de transportar si lo que necesitais es llevarlas para el almuerzo.
La masa, muy manejable y elástica, fácil de trabajar, fabulosa!!!
Probad y ya me contareis, je, je…

INGREDIENTES:

Masa: 350 g. de harina de fuerza, 1 cucharadita de sal, 4 cucharadas soperas de aceite de oliva virgen, 1 vasito de agua templada y 1 sobre de levadura seca de panadería.
Relleno:  pechuga de pollo al gusto, 1 cebolla, 100 g. de pasas sultanas, 2 cucharadas soperas de aceite de oliva, sal, pimienta al gusto, 2 cucharaditas de curry, 4 cucharadas soperas de salsa de tomate y una ramita de tomillo fresco picado.
Huevo batido para pincelar.


ELABORACIÓN:

1- Cortamos la cebolla en pequeños daditos y la pochamos con 2 cucharadas soperas de aceite.
2- Cuando esté blandita, sin dorarse, añadimos el pollo cortado a trocitos salpimentado y las pasas sultanas. Mezclamos bien y dejamos cocinar un par de minutos removiendo de vez en cuando. 
3- Ponemos la ramita de tomillo fresco picado y la salsa de tomate. Cocinamos un par de minutos más.
4- Agregamos el curry y mezclamos muy bien. Cocinamos un minuto más. Separamos del fuego, tapamos y reservamos.

5- Masa:  Templamos el agua en el microondas. Le añadimos la levadura seca y removemos para que se disuelva. Tapamos con film y dejamos que repose esta mezcla 10 minutos, hasta que se vea burbujeante.
6- Hacemos un volcán con la harina y en el centro ponemos la sal y el aceite de oliva.
7- A continuación agregamos la mezcla de agua – levadura que teníamos reservada.
8- Mezclamos todos los ingredientes hasta conseguir una bola de masa lisa y elástica que no se pegue nada a los dedos.
9- Tapamos y dejamos levar hasta que doble tamaño ( 45 min. aprox. )


10- Cortamos la bola de masa en partes de igual tamaño ( pesándolas).
11- Extendemos con un rodillo cada porción de masa  dándole forma redondeada y dejándola finita.
12- En el centro ponemos un par de cucharadas de relleno y cerramos la empanadilla sellándola con los dedos. Recortamos la masa sobrante con un cuchillo afilado y pellizcamos los bordes para que queden bien sellados. Colocamos sobre una bandeja de horno.
11- Pintamos con huevo batido y metemos al horno precalentado a 180 grados hasta que se vean doraditas.

Os dejo unas imágenes de nuestro “Curso de tartas” del pasado sábado. Una mañana deliciosa compartiendo nuestra pasión repostera con 15 encantadoras amigas. ¡¡¡Muchas gracias a todas por vuestra asistencia!!!


Guinnes cake, New York cheese cake, Tarta de crema y frutas, Lemon pie y Banofee pie.


Mi compi y yo satisfechas y felices tras una mañana deliciosa en tan buena compañía.

 
Próximos cursos e información en : Tempura.

Bundt cake de jengibre y coco.

Vamos a hornear un buen bundt cake para los desayunos del fin de semana. Combinaremos el yogur de coco con una buena dosis de jengibre molido y el resultado será un estupendo bizcocho con sabor a otoño.  Estos bizcochos cunden bastante y son muy aromáticos y apetecibles. 
La corteza suele ser crujiente y doradita y la miga densa. Bizcochos con cuerpo que no se pueden comprar en ningún sitio. Elaborados con ingredientes naturales, sin conservantes ni añadidos nocivos para nuestra salud.
Pongamos dulces caseros en nuestras vidas. Huyamos lo más posible de la bollería industrial y disfrutemos del placer de sacar de nuestro horno un bizcocho casero, de los de toda la vida…

INGREDIENTES:

225 g. de mantequilla a temperatura ambiente, 250 g. de azúcar, 5 huevos XL, 470 g. de harina de repostería, 3 cucharaditas de bicarbonato, 2 cucharaditas de jengibre molido, pizca de sal, 250 g. de yogur de coco ( 2 yogures) y coco rallado para decorar Borges.


ELABORACIÓN:

 1- Batimos la mantequilla reblandecida a velocidad alta con unas varillas junto con el azúcar durante 4 ó 5 minutos, hasta que se vea una mezcla blanquecina y esponjosa.
2- Añadimos los huevos, uno a uno y seguimos batiendo a velocidad alta.
3- Tamizamos la harina junto con la sal, el jengibre molido y el bicarbonato.

4- Bajamos la velocidad de batido y añadimos la mezcla de harina poco a poco, alternando con el yogur y terminando con harina. Mezclamos hasta integrar.
5- Vertemos la masa obtenida en el molde perfectamente engrasado. Dejamos caer el molde sobre la encimera, protegiéndola con un paño de cocina doblado. Esto se hace con el fin de eliminar las burbujas de aire y de que la masa se meta por todos los recovecos del molde.


6- Horneamos a 180 grados ( horno precalentado) colocando el molde en la parte baja del horno, sobre una rejilla, para que el aire circule a través del tubo y consigamos un correcto horneado.
7- En cuanto pinchemos el cake con un palito y veamos que sale limpio de adherencias ( unos 50 minutos ), retiramos y dejamos templar dentro del molde, unos 10 minutos.
8- Desmoldamos y espolvoreamos con coco rallado al gusto.