Garbanzos con langostinos y setas de temporada.

Hoy vamos a cocinar a fuego lento, cocina chup, chup, la que más me gusta. En nuestra cazuela se van a cocinar unos deliciosos garbanzos pedrosillanos, langostinos y setas de temporada. Una combinación deliciosa que no os dejará indiferentes.

Los garbanzos pedrosillanos son los pequeños garbanzos de la zona de Salamanca, muy apreciados por su intenso sabor y gran mantecosidad. Conservan la forma y la piel a pesar de la cocción prolongada, lo que hace muy agradable su degustación.
Las setas están ahora en su mejor momento y aportan color e intenso sabor a nuestro plato de legumbres. 
Los langostinos ponen el toque maestro, la combinación resulta sabrosísima. Vereis…

 

INGREDIENTES: (6 personas)
 
1 kg. de garbanzos pedrosillanos, 1 cabeza de ajos entera y 2 dientes de ajo más,  media cebolla dulce, 2 piquillos, 4 cucharadas soperas de salsa de tomate, 2 cucharadas soperas de aceite de oliva, setas de temporada al gusto: Robellones, níscalos, champiñones, boletus… 200 g. de langostinos, 2 zanahorias, 1 litro de caldo de pollo, sal y pimienta.

 

ELABORACIÓN:
 
1-  Ponemos los garbanzos ( previamente remojados durante al menos 8 horas) en una cazuela grande cubiertos con caldo de pollo y agua fría. Llevamos a ebullición y desespumamos.
2- Añadimos algo de agua fría 2 ó 3 veces para cortar la cocción.
3- Agregamos a la cazuela 2 zanahorias sin piel cortadas a pequeños daditos, la cabeza de ajos entera, los piquillos troceados y media cebolla. Seguimos cocinando a fuego medio.

 

4- En una sartén con 2 cucharadas de aceite de oliva, doramos los 2 dientes de ajo laminados y agregamos las cabezas de los langostinos, dorándolas también y presionándolas con una cuchara para que suelten todos sus jugos y sabor.
5- Retiramos y desechamos las cabezas de langostinos y agregamos a la sartén las setas cortadas a trocitos. Salpimentamos y mezclamos bien. Dejamos cocinar 3 ó 4 minutos y añadimos el contenido de la sartén a nuestra cazuela con los garbanzos.

 

6- Agregamos la salsa de tomate y dejamos cocinar a fuego lento durante una hora más, hasta que veamos que los garbanzos están en su punto.
7- Añadimos los langostinos pelados a la cazuela y damos un último hervor.

 

8- Dejamos reposar y servimos caliente.
Anuncios