Galletas para el árbol de Navidad

                               

                      
                       

                      

                      

                      

                      

                        
                          

Mis galletas de navidad decoraron nuestro árbol por primera vez. Su colorido y aroma de vainilla me alegraron las fiestas. Cada vez que entraba al salón desviaba la mirada hacia el árbol y allí estaban, recordandome lo que disfruté haciendolas. Debían estar ricas, porque nuestra mascota, el conejo Mushu, se escapó de su casa una noche y un hombrecito de galleta apareció sin las dos piernas.