Estrellas de mermelada de higos y queso.

Un aperitivo sencillo, delicioso y muy resultón para el picoteo. Recibimos a nuestra familia y amigos con unas estrellitas dulces rellenas de nuestro queso favorito y una buena mermelada de higos casera.
El hojaldre es tan versátil que permite este tipo de elaboraciones con un resultado fabuloso. No hace falta gastarse grandes cantidades de dinero para vestir de fiesta nuestra mesa. Lo que sí necesitamos es poner cariño e imaginación al elaborar los menús. En este caso, con una plancha de hojaldre, algo de queso y mermelada…Tenemos un aperitivo rápido, rico, vistoso y económico. ¿ Se puede pedir más?


INGREDIENTES:


Hojaldre fresco, mermelada de higos, queso cremoso, almendra crocanti y huevo para pincelar.



ELABORACIÓN:

1- Extendemos el hojaldre sobre la mesa de trabajo y cortamos unas estrellas con un cortador de esta forma.
Las vamos colocando sobre una placa de horno con papel vegetal.
2- Sobre cada estrella colocamos una cucharadita de queso cremoso y encima, una cucharadita de mermelada de higos.

3- Tapamos con otra estrella de hojaldre y presionamos ligeramente los bordes para sellarlos.
4- Pincelamos con huevo batido y espolvoreamos un poco de almendra crocanti sobre cada estrella.
5- Metemos al horno precalentado a 180 grados hasta que se vean doraditas.



Recién hechas están increibles y frías también son un bocado delicioso. ¡¡¡Probad!!!

Tarta de queso y fresas frescas.

Tengo que aprovechar que tengo a mi disposición las deliciosas fresas gallegas, más pequeñas que otras, pero de un intenso sabor y un aroma indescriptible, por lo que no pierdo ocasión de elaborar mis postres favoritos ahora que están a mi alcance.
Además estos huevos caseros de “gallinitas felices” me tienen loca. Todos mis postres toman un color divino y un sabor…
Nos encantan las tartas de queso horneadas. A continuación os explico cómo he elaborado este pastel de queso con remolinos de fresas frescas.


INGREDIENTES:

Base: 1 Paquete de galletas María y 100 g. de mantequilla derretida.
Relleno:  250 g. de queso cremoso ( tipo Philadelphia ), 1 tarrina de queso mascarpone, 4 huevos de corral, 125 g. de azúcar y ralladura de limón, 150 g. de fresas y 4 cucharadas soperas de azúcar.


ELABORACIÓN:

1- Trituramos las galletas con una picadora o procesador de alimentos. 
2- Las mezclamos con la mantequilla derretida hasta formar una pasta.
3- La colocamos sobre un molde redondo con aro desmontable presionando bien sobre el fondo para compactarla. Debemos forrar el molde por fuera con papel de aluminio, ya que el pastel será cocinado a baño María.
4- Metemos en el congelador durante 10 minutos para que se endurezca.


5-  Ponemos las fresas bien lavadas y troceadas en un cazo con 4 cucharadas soperas bien colmadas de azúcar. Cocinamos a fuego medio hasta que se hayan deshecho y la salsa de fresas se vea reducida y espesa.
6- Ponemos en un recipiente hondo el queso crema, el mascarpone, los huevos, el azúcar y la ralladura de limón.
7- Batimos con unas varillas para que se mezclen bien todos los ingredientes y, a continuación, vertemos la pasta obtenida sobre la base de galletas.

8-  Dejamos caer unas cucharadas de salsa de fresa sobre la superficie del pastel y hacemos unos remolinos con un palito de brocheta.
9- Metemos al horno precalentado a 180 grados con un baño María ( agua sobre la placa de horno).

10- Horneamos durante 1 hora hasta que al pinchar el centro con un palito salga limpio de adherencias.
11- Dejamos enfriar dentro del molde y luego desmoldamos y enfriamos durante al menos 3 horas antes de la degustación.

Galletas de parmesano

Vamos a elaborar hoy unas deliciosas galletas saladas con las que podréis obsequiar a vuestros comensales y os aseguro que quedaréis como reyes.
Las galletas de parmesano son un aperitivo o entrante fabuloso y conservadas en una lata hermética se conservan maravillosamente, aunque rara vez sobran. Muy difícil resistirse a sus encantos y esperar siquiera a que se enfríen… Ya me contaréis!!!
Se pueden degustar solas o acompañadas de ralladura de limón, que se coloca sobre cada galleta en un pellizquito después del horneado… Deliciosas.

                                                                                    Fuente: Chef Juan Lax.


INGREDIENTES:

250 g. de mantequilla a temperatura ambiente, 250 g. de queso parmesano ( recién rallado), 250 g. de harina de trigo y un huevo. Ralladura de limón para presentar ( opcional).


ELABORACIÓN:

1- Trabajamos la mantequilla a temperatura ambiente con unas varillas.
2- Añadimos el queso parmesano recién rallado.
3- Agregamos la harina.
4- Añadimos el huevo y mezclamos todos estos ingredientes hasta lograr una masa bien homogénea.

5- Tapamos la bola de masa con film y dejamos reposar en frío al menos durante 1 hora.
6- Es una masa que fuera del frío enseguida pierde consistencia, por lo que debemos manipularla lo menos posible al darle forma a nuestras galletas. Os aconsejo que vayáis sacando del frigorífico la masa en pequeños trozos y no toda de golpe, para evitar que se ablande en exceso.


7- Estiramos la masa entre 2 hojas de papel vegetal y damos forma a las galletas con los cortadores elegidos.
8- Las colocamos sobre una bandeja de horno con papel vegetal y horneamos ( horno precalentado) a 180 grados hasta que se doren ligeramente.
9- Retiramos a una rejilla y… Listas para su degustación, solas o acompañadas de un pellizquito de ralladura de limón.

Rollitos de cecina con membrillo.

Os recomiendo que no dejéis de probar este delicioso entrante que encontré hojeando una revista por casualidad y me enamoró al primer golpe de vista.
Se prepara en un abrir y cerrar de ojos y vale la pena, el contraste de sabores es espectacular. Eso sí, debemos procurar que los ingredientes sean de la máxima calidad posible, es como todo…El resultado final se nota!!!
Yo he buscado una buena cecina de León, un dulce de membrillo caserito y el queso curado que me ha parecido más adecuado y voilá…Exitazo total!!!

INGREDIENTES:

2 ó 3 lonchas finitas de cecina por persona, dulce de membrillo,queso curado de nuestro gusto y un poquito de aceite de oliva virgen.

ELABORACIÓN:

1- Extendemos las lonchas de cecina y colocamos en un extremo unos bastones o tiras de dulce de membrillo.
Ponemos un poco de queso curado recién rallado.

2- Enrollamos la cecina sobre sí misma formando unos rollitos.
3- Regamos con un hilillo de aceite de oliva virgen y ponemos queso curado recién rallado por encima también.

Listo para degustar. Veréis qué delicia!!!

Quisiera informaros del próximo “Curso de galletas” que impartiremos en Murcia en el “Aula Gastronómica Tempura” el próximo 22 de Junio, Tere “Las María Cocinillas” y yo misma.
Lo estamos preparando con mucha ilusión y mostraremos a los asistentes 5 clases de galletas diferentes:
“Galletas de naranja decoradas con ganchillo”.
“Galletas de leche condensada”.
“Galletas de M&M “.
“Galletas craqueladas de chocolate blanco” y
“Galletas saladas de queso parmesano”.
Os invitaremos a un buen desayuno dulce y os llevaréis a casa un buen surtido de las galletas que elaboremos, así como un dossier con las recetas y trucos.
Para más información: Telf: 968100978 o info@tempura.es

¡¡¡Os esperamos encantadas!!!

Canelones de ternera, champiñones y calabaza.

Unos buenos canelones de ternera no pueden faltar en un recetario que se precie. Cada uno los preparamos a nuestro estilo, adaptándolos al gusto de la casa y los comensales. Lo cierto es que resulta un plato estupendo y apetecible, apto para todos los públicos y muy sencillo de elaborar.
El secreto está en preparar una estupenda bolognesa, con buena salsa de tomate y alguna verdurita que enriquezca el sabor y aporte jugosidad. Muy importante la bechamel en su punto, ni demasiado espesa ni demasiado líquida, sin grumos. Y, por último, nuestro queso favorito para darles a los canelones el toque final gratinado.


INGREDIENTES:

Placas de pasta para canelones, 400 g. de ternera picada de buena calidad, 100 g. de champiñones laminados, 100 g. de calabaza en dados, 1 cebolla mediana, orégano, albahaca, aceite de oliva, sal, pimienta y buena salsa de tomate.
Para la bechamel: 40 g. de mantequilla, una cucharada sopera de aceite de oliva, 2 cucharadas soperas colmadas de harina, 350 ml. de leche, sal y un pellizco de nuez moscada.
Queso rallado o en polvo para gratinar.


ELABORACIÓN:

1- Ponemos a pochar la cebolla cortada finita con dos cucharadas de aceite de oliva en una sartén.
2- Cuando esté blandita añadimos la salsa de tomate, el orégano y la albahaca y mezclamos muy bien.
3- Añadimos los champiñones laminados y la calabaza en daditos y seguimos cocinando.


4- Cuando las verduras estén en su punto, añadimos la ternera picada salpimentada y dejamos cocinar 7 minutos a fuego medio, removiendo de vez en cuando.

5- Cocemos las placas de pasta para canelones o las remojamos en agua caliente, según indique el fabricante. Escurrimos bien y ponemos sobre una mesa de trabajo.
6- Rellenamos las placas de pasta, damos forma a los canelones y los colocamos sobre una fuente apta para horno.


7- Bechamel:  Ponemos en un pequeño cazo 1 cucharada sopera de aceite y 40 g. de mantequilla. Mezclamos bien y en cuanto se derrita la mantequilla, añadimos 2 cucharadas soperas colmadas de harina y mezclamos para que se tueste un poco ( sin que se queme).

Poco a poco añadiremos la leche al mismo tiempo que removemos con unas varillas, para evitar que se formen grumos.
Añadimos sal y un pellizco de nuez moscada.
En cuanto consigamos la textura deseada retiramos del fuego.


8- Sobre los canelones ponemos salsa bechamel y algo de salsa de tomate.
9- Cubrimos con nuestro queso favorito ( rallado o en polvo ) y gratinamos unos minutos, hasta que el queso funda y se vea doradito.

Tarta de queso con salsa de caramelo.

Esta es una tarta que nos lleva directamente a la gloria a los que amamos las tartas de queso por encima de casi cualquier cosa.
Cocinada al horno, resulta suave, delicada, para disfrutarla hasta el último bocado. La primera vez que la ví me hizo un guiño desde el blog de mi querida Merchy, me llamaba a gritos y pidiendo que la trajese corriendo a mi casa.
 Merchy la elabora con yogures de limón y otro tipo de queso y mi versión sustituye los yogures de limón por naturales y la acompaña de unas galletas de caramelo trituradas y  salsa de caramelo por encima.
Las dos versiones están igualmente ricas, totalmente recomendables, si no me creéis probad. ¿ Vais a dejar escapar esta delicia así como así?…

INGREDIENTES:

400 g. de queso crema, 5 huevos XL, 4 cucharadas soperas de Maicena, 6 cucharadas soperas de azúcar, 4 yogures naturales, ralladura de limón.
Para decorar: galletas de caramelo Lotus y salsa de caramelo ( 6 caramelos tipo toffe, un poco de leche y dulce de leche al gusto ).

ELABORACIÓN:

Precalentamos el horno a a 200 grados y forramos un molde redondo con papel vegetal ( fondo y paredes ). Enmantequillamos el molde.
Batimos los huevos junto con el azúcar, los yogures y el queso crema.

Añadimos la Maicena, mezclamos muy bien y vertemos la masa en el molde.
Debe ser un molde con paredes altas, puesto que la tarta sale gordita. Si no disponemos de él, podemos forrar las paredes del que tengamos con papel vegetal dejándole pestañas altas de papel para que al hornear la tarta no desborde.
Cuando metamos la tarta en el horno bajamos la temperatura a 180 grados.
Horneamos hasta que al pinchar el centro con un palito éste salga limpio, unos 45 minutos.
Apagamos el horno, lo abrimos y dejamos la tarta dentro hasta que se temple.
Dejaremos enfriar a temperatura ambiente antes de desmoldar.

Cuando esté fría, desmoldamos y metemos al frigorífico, para que coja cuerpo.
Troceamos unas galletas caramelizadas Lotus y las esparcimos por la parte superior.
Servimos acompañada de salsa de caramelo.
Para elaborarla, simplemente derretimos los caramelos toffe en un cacito con un poquito de leche y ponemos un poco de dulce de leche, removiendo hasta lograr la textura deseada.
No os la perdáis, está requetebuena!!!

New York Cheese cake.

Hace mucho tiempo que tenía ganas de preparar en mi casa esta delicia de la repostería de Nueva York y comprobar si realmente es la reina de todas las tartas de queso. Su fama es mundialmente conocida y circulan mil recetas de esta tarta por toda la red. Buscando buscando y comparando resultados me he quedado con la receta de Sandee. Es la que más me ha convencido y, a la vista del resultado,no le cambiaré ni una coma, me ha encantado la tarta, ha sido un éxito en mi casa!!!

INGREDIENTES:

Para la base:  1 paquete y medio de galletas María y 85 g. de mantequilla.
Para el relleno:  900 g. de queso crema, 200 ml. de yogur griego, 250 g. de azúcar, 3 huevos, zumo de medio limón, 3 cucharadas soperas de harina de repostería y una pizca de vainilla líquida.
Para la salsa de frambuesa:  300 g. de frambuesas, zumo de medio limón, 1 hoja de gelatina y 4 cucharadas soperas de azúcar.

ELABORACIÓN:

Preparamos un molde desmontable de 22 cm. forrando la base con papel vegetal y lo pincelamos con mantequilla.
Trituramos las galletas María y las mezclamos con 85 g. de mantequilla derretida.
Colocamos esta mezcla en la base del molde, presionando muy bien y metemos al congelador para que se endurezca.

Para preparar el relleno,batimos con unas varillas el queso crema y le añadimos poco a poco el azúcar, el yogur griego, la vainilla y el zumo de limón, hasta obtener una crema fina.
 Añadimos la harina y mezclamos muy bien.

Agregamos los huevos uno a uno, sin batir mucho para que no coja aire la masa, sólo mezclamos hasta que se incorporen.

Vertemos el relleno sobre la base que retiramos del congelador y metemos al horno precalentado a 200 grados.
Hornearemos diez minutos a esta temperatura y luego bajaremos a 100 grados y horneamos 30 minutos más.
Comprobamos que está cocida la tarta pinchando el centro y apagamos el horno dejando la tarta dentro varias horas, hasta que esté a temperatura ambiente. Metemos al frigorífico ( mejor hasta el día siguiente).

Para la salsa de frambuesas:  hidratamos la hoja de gelatina en un cuenquito con agua fría durante 5 minutos.
En un cazo aparte ponemos las frambuesas, el zumo de limón y el azúcar y removemos constantemente, triturando las frambuesas con un tenedor si lo preferimos así. ( A mí me gustan sin triturar, que se encuentren trocitos ).
Cuando la salsa esté bien caliente añadiremos la gelatina bien escurrida del agua y removemos hasta que se disuelva.
Vertemos la salsa sobre la tarta y metemos al frigorífico de nuevo hasta el momento de servir.

Panecillos rellenos de queso de Arzúa y chorizo.

Hoy vamos a hornear unos pequeños panecillos que por sí solos son un bocado delicioso, con sabor intenso a chorizo gallego ahumado y queso de Arzúa, un queso muy cremoso elaborado con leche de vaca cien por cien.
Me parece un aperitivo ideal uno de estos panecillos calentito con su corazón de chorizo y el queso semifundido, para chuparse los dedos!!!
Por supuesto, se pueden congelar y sacarlos según se necesiten, dejándolos descongelar a temperatura ambiente.
La receta que hoy he utilizado es de ” Cogollos de agua “, blog que os recomiendo visitar si no lo conocéis, magnífico!!!

INGREDIENTES:

160 ml. de agua, 100 ml. de leche templada, 1 cucharadita de sal, media cucharadita de azúcar, 390 g. de harina de fuerza y 20 g. de levadura fresca de panadería.

Para el relleno: queso de Arzúa cortado en tacos y chorizo gallego ahumado cortado en rodajas.

ELABORACIÓN:

Ponemos en un cuenco pequeño la leche templada y disolvemos la levadura ayudándonos con una cucharita.
En un bol grande ponemos la harina con forma de volcán y en el centro añadimos la sal, el azúcar y poco a poco vamos incorporando el agua y amasando.

Por último, añadimos la leche con la levadura disuelta y continuamos mezclando hasta conseguir una masa lisa y elástica, que no se pegue a las manos.
Si es necesario añadimos un poquito más de harina.

Formamos una bola de masa, la tapamos con film y dejamos levar hasta que doble tamaño.
Transcurrido este tiempo, la ponemos sobre la encimera, la amasamos unos minutos para desgasificarla y la cortamos en porciones de 60 g. para que todos los panecillos salgan iguales.

Damos forma redonda a los panecillos y los rellenamos con una rodaja de chorizo y un taco de queso, cerrando los panecillos por la parte de abajo y colocándolos en una placa de horno con papel vegetal.
Los pincelamos con un poquito de agua y salpicamos un poco de harina por encima.
Dejamos levar de nuevo hasta que doblen su tamaño.

Horneamos a 200 grados hasta que se vean ligeramente dorados, unos veinte minutos.
Con panificadora, ya sabéis, primero los ingredientes líquidos, luego los sólidos, programa 2 y dejamos trabajar a la máquina hasta completar el amasado.
Retiramos de la cubeta la masa y damos forma a los panecillos de igual manera , rellenándolos y dejándolos levar .
Espero que os gusten y os animéis a hacerlos, muy facilitos y vuelan, qué ricos!!!

Mini hamburguesas con queso.

Tenía yo muchas ganas de preparar panecillos de hamburguesa caseros para disfrutar de unas deliciosas hamburguesas en tamaño mini, ideales para el picoteo familiar. He ojeado varias recetas y me he decidido por la que desde ahora será mi receta de panes de hamburguesa, no la cambio, ha sido un éxito y si nada lo remedia, tendré que repetir estos deliciosos panecillos una vez a la semana!!!


INGREDIENTES:
Para los panecillos:
500 g. de harina de fuerza, 1 sobre de levadura seca de panadería ( 4,6 g. ) o 10 g. de levadura fresca, 10 g. de sal, 20 g. de azúcar, 1 huevo, 125 g. de agua, 150 g. de leche, 25 ml. de aceite de oliva virgen, sésamo y agua para pincelar los panecillos.
Para las hamburguesas mini: 
400 g. de carne picada ( cerdo y ternera mezclados ), sal,  pimienta, 1 cucharada de perejil picado, 60 g. de miga de pan, leche y 2 dientes de ajo.  
Queso, tomate y lechuga para acompañar.

ELABORACIÓN :
Yo he utilizado la panificadora, pero puede hacerse a mano perfectamente, mezclando los ingredientes líquidos y los sólidos hasta conseguir una masa lisa y elástica. Los tiempos de levado son los mismos a mano que a máquina.
Ponemos en la cubeta de la panificadora los ingredientes líquidos : agua, leche, aceite y  huevo batido.
A continuación añadimos los ingredientes sólidos: harina, levadura, azúcar y sal.
Programa 4.
Cuando la panificadora haya terminado de amasar por segunda vez, retiramos de la cubeta la masa y damos forma a los panecillos mini colocándolos cuidadosamente en una bandeja de horno con papel vegetal un poquito separados entre sí, para que no se peguen al levar.

Los pincelamos con un poquito de agua y espolvoreamos con sésamo.
Dejamos levar hasta que doblen su volumen, aproximadamente una hora.
Transcurrido este tiempo horneamos los panecillos a 180 grados, precalentando el horno, hasta que se vean doraditos.
Dejamos enfriar en rejilla.

Para las hamburguesas:  ponemos en el vaso de la Tx o cualquier otro robot de cocina o picadora-mezcladora 3 dientes de ajo y una cucharadita de perejil . Picamos finamente y añadimos  la miga de pan, sal, pimienta,  medio vasito de leche y la carne picada. Picamos de nuevo y mezclamos hasta que todos los ingredientes se vean bien integrados y formen una pasta.

Damos forma a las mini hamburguesitas con las manos y las colocamos separadas por papel vegetal y en la nevera hasta el momento de consumir.
Las cocinaremos a la plancha unos minutos por cada lado hasta que se vean hechitas.

En el momento de servir las ponemos en cada panecillo acompañadas de una fina loncha de queso, otra de tomate y un poquito de lechuga.
Ketchup y mostaza para acompañar.
Deliciosas, hay que repetir!!!

Fuente receta panecillos:   ” Webos fritos “ .


Crema de queso.

Os quiero recomendar un postre con el que vais a triunfar en cualquier ocasión que se os presente porque gusta a todo el mundo y es muy sencillo de hacer. Sólo hay que organizarse para hacerlo el día anterior al evento y ponerlo en unas copas monas o vasitos de chupito, vestirán vuestra mesa de fiesta y serán un magnífico colofón a una buena comida.
La receta es de un famoso restaurante murciano y tiene un éxito tremendo, por eso os la recomiendo tanto, un “topo ” se ha colado en su cocina y me la ha facilitado, muchas gracias ” topillo “, nadie se va a enterar, queda entre tú y yo…
INGREDIENTES:
Medio litro de leche, 375 g. de nata líquida, 2 tarrinas de queso Philadelphia, 125 g. de azúcar, 8 g. de gelatina neutra ( 5 láminas ), mermelada de frutos rojos y frutillas rojas para decorar.
ELABORACIÓN:
Ponemos la leche a hervir con el azúcar en una cazuelita mediana. Removemos.
Cuando hierva, añadimos la gelatina previamente remojada en agua durante 4 minutos y mezclamos bien.
Retiramos del fuego y añadimos la nata líquida y el queso crema.
Removemos bien para que no queden grumos.
Pasamos la mezcla por una batidora eléctrica.
Vertemos en los moldes elegidos, copas o vasitos de chupito.
Dejamos templar y luego metemos al frigorífico hasta el día siguiente.
Antes de servir, ponemos unas cucharadas de mermelada sobre la crema de queso.
La que le queda mejor es la de fresa, frambuesa, arándanos…Pero también la de higos o la de uva negra es una buena opción.
Decoramos con unos frutillos rojos sobre la mermelada. Yo los compro congelados en Lidl, magníficos!!!
Después de probar esta crema de queso comprendo que tenga tanto éxito, es suave y deliciosa, en mi nevera ha sido un visto y no visto.
Gracias de nuevo a mi ” topillo ” por darme la receta.