Miguelitos.

Hoy acompañaremos nuestro café de unos deliciosos Miguelitos caseros. Es la primera vez que los preparo y, desde luego, no va a ser la última. Cada vez que ponemos rumbo a Galicia, parar en la Roda a comprar un par de cajas de Miguelitos es obligado, creo que a partir de ahora los prepararé yo misma.
Quiero dedicar estos Miguelitos a Carmen,“Recetas de la tía Alia” ,que el pasado sábado tuvo el detallazo de entregarnos un diploma y una galleta-medalla a cada una de las bloggers asistentes al encuentro de Madrid. En cambio ella no tuvo diploma, mereciéndoselo como la que más. Así que estos dulces Miguelitos como los de Mariluz van dedicados a tí Carmen, para compartir un café virtual y darte el homenaje que mereces!!!

INGREDIENTES:

Una plancha de hojaldre preferiblemente rectangular ( Lidl ), 70 g. de azúcar, 10 g. de piel de limón, 20 g. de maicena, 300 g. de leche, 3 yemas de huevo, una cucharadita de vainilla líquida y azúcar glas para decorar.

ELABORACIÓN:

Cortamos el hojaldre en rectángulos de idéntico tamaño ayudándonos con una regla.Yo he querido hacer unos Miguelitos pequeños, casi de bocado, así que he cortado rectángulos de 5 x 6 cm.
Los colocamos en una bandeja de horno con papel vegetal un poquito separados para que no se toquen al hornear.

Horneamos a 180 grados con calor arriba y abajo, hasta que el hojaldre suba y comience a tomar un ligero color dorado. Vigilaremos la cocción para que no se doren demasiado, el hojaldre debe quedar muy tiernito.

Mientras se hornea el hojaldre prepararemos la crema pastelera para el relleno.
En la Tx:  Ponemos en el vaso 70 g. de azúcar glas y 10 g. de piel de limón. Trituramos en velocidad máxima para que quede bien finito.
Añadimos la maicena, la leche, las yemas de huevo y la vainilla líquida.
Cocemos en velocidad 3 a 100 grados hasta que veamos que espese.
Retiramos a un cuenco , tapamos con film y dejamos templar.

Si no tenemos Tx elaboramos la crema pastelera del mismo modo, cocinando en una pequeña cazuela todos los ingredientes y removiendo constantemente hasta que espese.
Retiramos del horno los hojaldres ya horneados y dejamos que se enfríen.

Ponemos la crema en una manga pastelera, separamos  cada rectángulo de hojaldre cuidadosamente y rellenamos.
A continuación los espolvoreamos con azúcar glas por encima . 

Se pueden guardar en el frigorífico hasta el momento de tomarlos o degustarlos tal cual.
A disfrutar, animaros que son muy facilitos y deliciosos!!!

Tarta de chocolate crujiente para mi cumpleaños.

Hoy toca una deliciosa tarta de chocolate, irresistible para los que somos amantes de este manjar .
Es una tarta con  intenso sabor chocolateado y una cobertura crujiente que le dan las avellanas, nueces y galletitas que lleva coronándola.
Es la tarta que he elegido para celebrar mi cumpleaños. Hoy es un día muy especial para mí. Mi familia ha venido desde Galicia a celebrar mi cumpleaños conmigo y estoy muy feliz y emocionada.
Quisiera invitaros a cada uno de vosotros a un pedacito de mi pastel y, en especial, a mi amiga   Isabel (“Aliter Dulcia”)  que también hoy celebra su cumpleaños.¡¡¡Felicidades Isabel!!!
Me siento muy afortunada y feliz de tener un año más y una arrugilla más. Espero celebrar con todos vosotros muchos cumpleaños y poder prepararos un pastel para compartir, aunque sea virtualmente!!!
¡¡¡Gracias por estar ahí!!!

INGREDIENTES:

 Para la base :  200 g. de harina, 2 cucharaditas de levadura en polvo, 115 g. de mantequilla, 25 g. de azúcar, 1 yema de huevo y 2 cucharadas de agua fría.
Para el relleno :  150 ml. de nata, 150 ml. de leche, 225 g. de chocolate para postres ( Valor ) y 2 huevos.



Para la cobertura crujiente:  40 g. de azúcar moreno, una cucharadita de cacao en polvo sin azúcar, 50 g. de nueces , avellanas y almendras picadas groseramente y unas galletitas con pepitas de chocolate troceadas pequeñitas.

ELABORACIÓN:

Para hacer la base, tamizamos la harina y la levadura en un cuenco grande. Añadimos la mantequilla reblandecida cortada a trocitos y luego el azúcar.
Agregamos 2 cucharadas de agua fría y una yema de huevo.
Amasamos bien hasta que todos los ingredientes se integren y tapamos con film la bola de masa.
Metemos media hora al frigorífico.

Precalentamos el horno a 190 grados.  Ponemos la bola de masa en el centro de un molde desmontable forrado con papel vegetal y engrasado. La extendemos muy bien, cubriendo el fondo y los lados del molde.
Pinchamos la masa con un tenedor para evitar que suba, tapamos con papel de aluminio y ponemos peso encima.
Bajamos la temperatura del horno a 180 grados y horneamos 15 minutos.
Retiramos el peso y el papel y reservamos.

Para preparar el relleno :  ponemos en un cacito la leche y la nata y llevamos a ebullición. Añadimos el chocolate troceado y removemos cuidadosamente hasta que se funda.
Dejamos templar y cuando se haya enfriado un poco esta mezcla, añadimos los huevos batidos y removemos para mezclar muy bien.

Vertemos el relleno en la base de la tarta y horneamos unos 15 minutos, hasta que se vean doraditos los bordes y el relleno haya cuajado.
Retiramos del horno, dejamos templar, desmoldamos y dejamos reposar por lo menos una hora en el frigorífico.

Para la cobertura:  picamos groseramente con un cuchillo afilado las avellanas, almendras y nueces.
Añadimos el azúcar moreno y el cacao en polvo . Picamos menuditas las galletas y las agregamos a la mezcla.

 Espolvoreamos esta mezcla crujiente sobre nuestra tarta . Se sirve fría. Es una delicia, espero que os guste!!!

Magdalenas de Carrión de los Condes.

Os quiero presentar estas magdalenas que hacen las monjitas clarisas del monasterio de Carrión de los Condes. He seguido su receta al pie de la letra para poder disfrutar esta delicia de la repostería monacal en mi casa. Nos han encantado y esta tarde las van a merendar Gloria y sus amigas después de estudiar el duro examen de física que el lunes las espera. Hay que endulzarles la tarde a estas niñas tan aplicadas!!!
INGREDIENTES:
300 g. de mantequilla o un tazón de aceite, 300 g. de harina de repostería, 300 g. de azúcar, 6 huevos, medio sobrecito de levadura Royal, una cucharada de ralladura de limón.
ELABORACIÓN:
Ponemos en un bol grande los 6 huevos y los batimos con unas varillas hasta que queden espumosos.
Añadimos poco a poco el azúcar y seguimos batiendo.
Agregamos una cucharada de corteza de limón recién rallada, para que aporte todo su aroma y sabor.
Añadimos la mantequilla derretida y removemos.
A continuación tamizamos la harina con la levadura con un cedazo o colador grande y la vamos añadiendo poco a poco al bol, batiendo sin cesar, hasta conseguir una masa fina con los ingredientes bien integrados.
Metemos la masa en el frigorífico media hora y, a continuación, llenamos las capsulitas de papel colocadas en moldes rígidos para que no se deformen al hornearlas.
 Precalentamos el horno a 200 grados y en el momento de meterlas  bajamos la temperatura a 180 grados.
Hornearemos hasta que se vean doraditas.
Retiramos del horno y dejamos enfriar en rejilla para que no se humedezcan.
Espolvoreamos con azúcar glas y servimos templaditas o frías.
Se conservan estupendamente guardadas en una bolsa de tela o en una lata.
Difícil que duren más de un día, están estupendas, os las recomiendo mucho!!!


Charlota para Flavia.

Ayer fue el cumpleaños de mi hija Flavia y en mi casa el que cumple elige menú y modelo de tarta, siempre ha sido así y yo acepto encantada. Creo que tengo vocación de mesonera, me gusta cocinar para los demás, compartir lo que cocino y si son muchos , mejor. Lo dicho, mesonera!!!
Este año Flavia ha dejado a mi elección la tarta para su cumple y yo he intentado que fuese lo más bonita posible y del gusto de toda la familia, como somos de todas las edades y gustos dispares, a veces no es nada fácil.

 En fin, creo que he acertado con esta combinación de varias tartas muy conocidas. El bizcocho que sirve de base a la tarta es el Oreo cake. La presentación es la de una charlota y la idea de coronarla con m&m´s es tomada de la tarta  Kit-kat. Resultado: Una tarta deliciosa que ha gustado a toda la familia, menos mal!!!

INGREDIENTES:
Para los bizcochos:  200 g. de mantequilla a temperatura ambiente, 230 g. de azúcar , 2 huevos y una yema, 1 cucharada de vainilla líquida, 4 cucharaditas de cacao en polvo sin azúcar valor, 240 g. de harina de repostería, 1 sobre de levadura Royal, 130 ml. de leche fría y 10 galletas Oreo.
Calado de los bizcochos: leche fría con un buen chorrito de sirope de fresa.
Relleno: 1 tarrina de mascarpone y 100 g. de azúcar glas.
Cobertura: 1 tableta de chocolate de cobertura valor y 100 ml. de nata líquida.
Decoración: Bizcochos de soletilla y 2 bolsitas de m&m´s.

ELABORACIÓN:
Vamos a preparar dos bizcochos,que serán la base de nuestra tarta. Para ello, ponemos en un bol grande la mantequilla y batimos con unas varillas hasta que esté bien espumosa.
Añadimos poco a poco el azúcar glas y seguimos mezclando  hasta conseguir una mezcla blanquecina.
Agregamos los huevos y la yema, uno a uno, no todos a la vez. Mezclamos bien.
Ponemos la vainilla líquida y la leche fría. Continuamos batiendo.
Agregamos ahora la harina tamizada junto con la levadura y el cacao en polvo.
Mezclamos todos los ingredientes hasta conseguir que estén bien integrados y sin grumitos.
Troceamos con las manos 10 galletas Oreo ( en trocitos pequeños ) y las añadimos a la masa, mezclándolas bien con una cuchara de madera.

Repartimos la masa en dos moldes redondos iguales engrasados y forrados con papel vegetal.
Precalentamos el horno a 200 grados y a la hora de meter los bizcochos bajamos la temperatura a 180 grados.
Horneamos hasta que al pinchar el centro con un palito salga limpio. ( En mi horno han sido unos 20 minutos ).
Desmoldamos y dejamos enfriar los bizcochos en una rejilla.
Cuando estén completamente frios los nivelaremos con un cuchillo afilado ( si es necesario )  y los bañaremos con un poquito de leche mezclada con sirope de fresa.

Colocaremos sobre el primer bizcocho una capa gruesa de mascarpone mezclado con azúcar glas y la extenderemos bien cubriendo toda la superficie.
Encima colocaremos el segundo bizcocho , procurando que queden bien nivelados.
Metemos unos minutos al frigorífico. ( Lo ideal es hacer este proceso el día anterior a ser consumida la tarta , taparíamos con film y, al día sigiente, terminaríamos de montarla ).

Derretimos en un cacito el chocolate de cobertura con la nata líquida removiendo constantemente. Vertemos sobre la tarta extendiéndolo bien por toda la superficie y lados ayudándonos con una espátula.
Dejamos templar unos minutos y colocamos alrededor los bizcochos de soletilla bien alineados. El chocolate servirá de pegamento de los bizcochos, aunque los fijaremos con un lacito a la tarta.

Antes de servir, decoramos con m&m´s.
Ha sido un éxito, espero que a vosotros os guste también!!!

Matrioskas.

Siempre he sentido fascinación por estas preciosas muñequitas multicolores tan regordetas y abrigaditas.
La semana pasada, curioseando en una de mis tiendas favoritas me enamoré de esta carterita de trapo con forma de Matrioska y me la llevé a casa más feliz que una perdiz. Me encantan sus colores tan alegres y la expresión de su rostro, no lo puedo evitar, las cosas “cuquis” me pierden, no tengo arreglo.
Mi Matrioska de tela se veía tan solita que me ví en la obligación de buscarle amigas, la soledad es ” mu mala…”
Así que con una cartulina y un lápiz dibujé el contorno de la matrioska y diseñé unas cuantas amigas más de distintos tamaños. Recorté las plantillas de cartulina y las utilicé para dar forma a mis matrioskas de galleta.
Me divertí de lo lindo dibujando sus caritas y las flores de sus vestidos.
He utilizado mi receta habitual de galletas de mantequilla,que os repito encantadísima, por si alguien se anima y pueda serle de utilidad.
INGREDIENTES:
125 g. de mantequilla a temperatura ambiente, 125 g. de azúcar glas, 1 huevo grande a temperatura ambiente, una cucharadita de vainilla líquida y 375 g. de harina.
ELABORACIÓN:
Ponemos en un bol la mantequilla balndita y comenzamos a batir con unas varillas hasta que esté espumosa.
Poco a poco añadimos el azúcar glas y seguimos mezclando a velocidad constante.
Agregamos el huevo y mezclamos muy bien.
La vainilla líquida. Batimos.
Por último añadimos la harina poco a poco y vamos mezclando hasta que se integre y consigamos una masa lisa y elástica que no se pegue a los dedos.
Tapamos con film y metemos al frigorífico durante media hora.
Transcurrido ese tiempo colocamos la bola de masa entre dos papeles vegetales y la extendemos con un rodillo dándole el grosor deseado.
Metemos de nuevo al frío durante unos minutos.
Retiramos el papel vegetal de arriba y con los cortadores damos forma a las galletas.En este caso, coloqué las plantillas de cartulina con cuidado sobre la masa y con un cuchillo afilado recorté mis matrioskas.
Las colocamos en una placa de horno ayudados por una espátula y horneamos a 180 grados hasta que comiencen a tomar color por los bordes.
En mi caso las he mantenido en el horno más tiempo para que estuviesen más duritas, puesto que no son para comer…Son un adorno.
Dejamos que se enfríen en una rejilla y cuando estén completamente frías ya podemos decorar.
En mi caso he utilizado glasa de varios colores .
Para la glasa:  225 g. de azúcar glas por cada clara de huevo que utilicemos y un poquito de colorante en gel.
Mezclamos bien y ya tenemos la glasa lista para decorar.
La ponemos en manguitas pasteleras o biberones de pastelería y…A decorar.
Estas son mis matrioskas de galleta, las cuidaré con cariño y no dejaré que nadie les de un mordisco, vamos a ver si lo consigo…
Espero que os gusten!!!


Crema de queso.

Os quiero recomendar un postre con el que vais a triunfar en cualquier ocasión que se os presente porque gusta a todo el mundo y es muy sencillo de hacer. Sólo hay que organizarse para hacerlo el día anterior al evento y ponerlo en unas copas monas o vasitos de chupito, vestirán vuestra mesa de fiesta y serán un magnífico colofón a una buena comida.
La receta es de un famoso restaurante murciano y tiene un éxito tremendo, por eso os la recomiendo tanto, un “topo ” se ha colado en su cocina y me la ha facilitado, muchas gracias ” topillo “, nadie se va a enterar, queda entre tú y yo…
INGREDIENTES:
Medio litro de leche, 375 g. de nata líquida, 2 tarrinas de queso Philadelphia, 125 g. de azúcar, 8 g. de gelatina neutra ( 5 láminas ), mermelada de frutos rojos y frutillas rojas para decorar.
ELABORACIÓN:
Ponemos la leche a hervir con el azúcar en una cazuelita mediana. Removemos.
Cuando hierva, añadimos la gelatina previamente remojada en agua durante 4 minutos y mezclamos bien.
Retiramos del fuego y añadimos la nata líquida y el queso crema.
Removemos bien para que no queden grumos.
Pasamos la mezcla por una batidora eléctrica.
Vertemos en los moldes elegidos, copas o vasitos de chupito.
Dejamos templar y luego metemos al frigorífico hasta el día siguiente.
Antes de servir, ponemos unas cucharadas de mermelada sobre la crema de queso.
La que le queda mejor es la de fresa, frambuesa, arándanos…Pero también la de higos o la de uva negra es una buena opción.
Decoramos con unos frutillos rojos sobre la mermelada. Yo los compro congelados en Lidl, magníficos!!!
Después de probar esta crema de queso comprendo que tenga tanto éxito, es suave y deliciosa, en mi nevera ha sido un visto y no visto.
Gracias de nuevo a mi ” topillo ” por darme la receta.

Tatin de pera con ron y miel.

Hoy os traigo un postre delicioso, facilito y con el que triunfaréis ante los paladares más exigentes.
Se prepara en pocos minutos, con ingredientes sencillos y el resultado es magnífico.
A mí me encantan las tartas o pasteles pequeñitos , en presentaciones individuales y, en este caso, he estrenado unos moldes pequeños que estaban esperando su ocasión,  para elaborar dos tartitas tatín, quedan monísimas y lo mejor de todo, son deliciosas!!!

INGREDIENTES:

Masa de hojaldre , 6 peras conferencia, 50 g. de mantequilla, 3 cucharadas de miel , 1 buen chorro de ron miel, pizca de canela y un poquito de azúcar moreno.

ELABORACIÓN:

Lavamos muy bien las peritas, las cortamos en cuartos y las despepitamos. Dejamos la piel.
Las cortamos en láminas no demasiado finas.

 Ponemos en una sartén la mantequilla y salteamos las peras a fuego medio por ambas caras.
Añadimos la miel al salteado, salpicamos con azúcar moreno y dejamos que las peras se caramelicen durante 2 minutos.

Añadimos el ron miel y dejamos cocinar hasta que el alcohol se evapore por completo.
Retiramos del fuego y dejamos templar.

Extendemos el hojaldre sobre una superficie lisa y cortamos dos trozos con la forma del molde elegido.

  
Distribuimos las peras sobre los moldes untados con un poco de mantequillla procurando cubrir todo el fondo de los moldes de una manera armónica, puesto que una vez horneadas le daremos la vuelta y la colocación de las peras es importante.
Cubrimos la fruta con el hojaldre y sellamos bien los bordes.

Hornearemos a 200 grados hasta que el hojaldre se vea doradito.
Dejaremos enfriar dentro de los moldes , desmoldaremos una vez estén frías y decoraremos con canela y arándanos rojos.
Servimos acompañadas de natillas o crema inglesa.

Pastas de almendras con cacao y ron.

Quiero compartir con tod@s vosotr@s esta receta de pastas que me ha encantado. Son unas galletas con intenso sabor a chocolate y muy fáciles de hacer. No tienen ningún secreto, sólo mezclar adecuadamente los ingredientes, hornearlas y, ya está,  disfrutarlas. Por eso pienso que es la receta de galletas ideal para los que no se atreven a intentar hacer galletitas caseras por miedo al fracaso, en este caso, siempre salen bien y son una delicia .
INGREDIENTES:
90 g. de almendras molidas, 110 g. de harina de trigo, 30 g. de cacao en polvo Valor, 80 g. de mantequilla, 110 g. de azúcar moreno, 2 cucharadas de ron , un huevo y una pizca de sal.
ELABORACIÓN:
Ponemos en un cuenco grande las almendras molidas y las mezclamos con el azúcar moreno.
Tamizamos la harina con el cacao y los agregamos la cuenco, mezclando bien.
Añadimos la mantequilla troceada, el ron , una pizca de sal y el huevo batido. Mezclamos todo muy bien hasta obtener una bola de masa homogénea y manejable.
La envolvemos en plástico de cocina y dejamos reposar 20 minutos en el frigorífico.
Transcurrido este tiempo, retiramos del frío y cortamos la masa en bolitas del tamaño de una nuez, dejándolas caer sobre la superficie de trabajo para que la base quede plana y la superficie redondeada.
Con el dedo índice presionamos ligeramente el centro de la pasta para formar un huequito que rellenaremos luego con mermelada.
Colocamos las pastas en una bandeja de horno forrada con papel vegetal, no hace falta que las separemos mucho porque apenas aumentan de tamaño en el horno y conservan muy bien su forma original.
Horneamos a 180 grados durante 15 minutos.
Es importante vigilar la coción y no hornearlas demasiado, o se endurecerán excesivamente al enfriar.
Dejamos enfriar en rejilla y cuando están completamente frías ponemos un poquito de mermelada de fresa sobre cada pasta.
He dejado algunas sin mermelada y a otras les he puesto azúcar glas.
Esta tarde han venido a casa las compañeras de mi niña para hacer un trabajo y una de las cosas que han merendado han sido estas pastas. Buenísimas, por eso las comparto, no os las perdáis!!!

Tartitas de queso, manzana y arándanos.

Esta es una versión individual de la tarta de queso , manzana y arándanos que tanto me gusta y tanto éxito está teniendo entre mis amigos. En esta ocasión le he puesto nueces en lugar de almendras fileteadas y ha quedado igual de estupendo el sabor.
Así presentadas en tartaletas individuales son muy cómodas para tomar con el café y disfrutar de un bocado delicioso. 
Han sido un regalito para mi amiga Menchu, que hoy cumple poquísimos años, poquísimos!!!
INGREDIENTES:
Para la base de las tartitas:  220 g. de harina, una pizca de sal, medio sobre de levadura Royal, 120 g. de mantequilla blandita, 80 g. de azúcar, 1 yema de huevo y una cucharadita de vainilla líquida.
Para el relleno:  400 g. de queso crema, 2 huevos, 120 g. de azúcar y una cucharadita de vainilla líquida.
Para la cobertura:  4 manzanas reineta o Golden, 80 g. de azúcar, 50 g. de nueces picadas, 60 g. de arándanos y una pizca de canela molida.

ELABORACIÓN:

Ponemos en un bol los ingredientes de la base: harina con levadura, mantequilla blandita, pizca de sal, el azúcar , la yema de huevo y la vainilla . Mezclamos bien con una cuchara y ayudándonos con las manos formamos una bola de masa con todos los ingredientes bien integrados.
Tapamos con film y dejamos reposar al frío durante media hora.

Mientras reposa la masa en el frigorífico vamos preparando el relleno:  ponemos en un vaso batidor el queso, 2 huevos, 120 g. de azúcar y una cucharadita de vainilla líquida.
Mezclamos con la batidora eléctrica hasta conseguir una crema uniforme. Reservamos.

Preparamos la cobertura de las tartitas:  Pelamos las 4 manzanas y las cortamos en cuartos, las despepitamos y troceamos en láminas finitas.
Las ponemos en un cuenco y mezclamos con 80 g. de azúcar, 50 g. de nueces picadas, 60 g. de arándanos y una pizca de canela molida.


 


Para montar nuestras tartitas:  Yo he utilizado pequeños moldes de silicona y los he colocado sobre moldes metálicos de tartaleta, así no pierden la forma durante el horneado y se desmoldan con muchísima facilidad.
Retiramos la masa del frigorífico, la cortamos en porciones y vamos cubriendo los pequeños moldes, el fondo y los bordes.

A continuación vertemos el relleno sobre las bases ayudándonos con una cuchara ( sin llenar hasta el borde porque al poner la cobertura desbordaría ).
Ponemos sobre la crema de queso la cobertura de manzana, arándanos y nueces.

Horneamos las tartaletas a 180 grados hasta que se vean doraditas por los bordes.
Dejamos unos minutos dentro de los moldes y desmoldamos . Metemos al frigorífico en cuanto estén completamente frías.
Se sirven frías.
Probad, ya veréis!!!

Plum cake.

Hoy vamos a preparar un Plum cake para acompañar el café y la merienda, fácil, rápido y buenísimo.
Se mantiene tierno varios días si lo metemos en una bolsa de tela o en una latita y es una delicia casera que nos vendrá fenomenal para darnos un pequeño homenaje en este fin de semana tan invernal!!! 
INGREDIENTES:
200 g. de harina de trigo, 150 g. de fruta confitada, 50 g. de pasas de  Corinto, 1 copita de ron , 1 sobre de levadura Royal, 3 huevos, 150 g. de mantequilla y 150 g. de azúcar.
Azúcar glas para decorar.
ELABORACIÓN:
Ponemos a remojo en un cuenco con ron las pasas y la fruta confitada durante una hora.
Batimos la mantequilla con el azúcar hasta obtener una crema suave y esponjosa.
Añadimos los huevos uno a uno, batimos bien y, por último, la harina tamizada con la levadura.
Mezclamos hasta que se vea una masa uniforme.
Escurrimos la fruta y las pasas y añadimos el ron a la masa.
Enharinamos la frutas escarchadas y las pasas para que al añadirlas a la masa no se vayan al fondo.
Preparamos un molde alargado pincelándolo con mantequilla por el fondo y paredes y forrándolo con papel vegetal.
Vertemos la masa en el molde llenándolo hasta la mitad, ponemos las frutas y pasas bien repartidas y, a continuación, el resto de la masa.
Distribuimos por encima algunas frutas escarchadas.
Precalentamos el horno a 200 grados para hornear nuestro cake durante 15 minutos a esta temperatura.
Luego reducimos a 180 grados  hasta terminar la cocción. 
Pinchando el centro con un palito sabremos que está en su punto cuando salga limpio.
Dejamos entibiar unos minutos dentro del molde y luego desmoldamos y dejamos enfriar en rejilla.
Decoramos con azúcar glas y, listo para degustar!!!