Quiché de champiñones rellenos.


Os presento mi quiché de champiñones rellenos. Las setas en general me parecen una delicia y son tantas las recetas para disfrutarlas… Cuando tenemos a nuestra disposición unos estupendos y sencillos champiñones de buen tamaño para rellenar, la inspiración llega a nuestra cocina.
Estofaremos los champiñones en una salsa deliciosa, los rellenaremos y los vestiremos de fiesta al hornearlos en una fabulosa quiché. Vereis qué bocado tan exquisito, no os la podeis perder…

INGREDIENTES:

Masa:  280 g. de harina de trigo, 120 g. de mantequilla reblandecida, 1 cucharadita de sal y 100 g. de agua.
Relleno: Champiñones grandecitos para rellenar, jamón serrano cortado en pequeños dados, 1 cebolla grande, 1 diente de ajo, 3 cucharadas soperas de salsa de tomate, 2 cucharadas soperas de salsa Perrins, sal, aceite de oliva, medio vaso de vino blanco, 1 cucharada sopera de albahaca picada, 3 huevos grandes, pizca de sal, medio vaso de leche y media cucharadita de orégano.

ELABORACIÓN:

1- Cortamos la cebolla en dados pequeñitos y la pochamos junto con el ajo picado en una cazuela con 2 cucharadas soperas de aceite de oliva.
2- Cuando comience a blanquear, agregamos el vino blanco y dejamos evaporar.
3- Añadimos la albahaca picada y la salsa de tomate. Mezclamos bien.
4- Agregamos los champiñones bien limpios y ponemos sal, 2 cucharadas de salsa Perrins y algo de agua. Cocinamos a fuego medio durante 20 minutos, hasta que los champiñones estén en su punto.
 5- Retiramos los champiñones de la salsa y les quitamos los tallos cuidadosamente con un cuchillo afilado.

6- Picamos finamente los tallos de los champiñones y los mezclamos con la cebolla de la salsa y los daditos de jamón serrano. Con esta mezcla rellenamos los champiñones. Reservamos.
Masa: Ponemos en un recipiente la harina tamizada, junto con la sal y la mantequilla reblandecida.
8- Agregamos el agua y comenzamos a amasar hasta que se forme una bola que se despegue con facilidad de los lados del recipiente y resulte elástica, con todos los ingredientes integrados.
9- Extendemos la masa con un rodillo y la colocamos sobre un molde desmontable cubriendo fondo y lados.
10- Tapamos con papel de aluminio y ponemos peso encima.
 11-  Metemos al horno precalentado a 180 grados durante 15 minutos, hasta que tome ligero color dorado.

12- Sacamos del horno y retiramos los pesos y el papel de aluminio.
13- Vertemos sobre la masa semihorneada la mezcla de huevos batidos, sal, leche y orégano.
14- Sobre esta mezcla colocamos cuidadosamente los champiñones rellenos y metemos al horno precalentado a 180 grados hasta que se vea doradita y bien cuajada nuestra quiché.

Anuncios

Focaccia de higos con jamón.


Una estupenda focaccia que merece un lugar especial en mi recetario, ha sido un éxito esta combinación de ingredientes. Los primeros higos de la temporada y un buen jamón cortado finito, sobre masa gruesa y muy esponjosa, tomillo, aceite de oliva virgen y sal gruesa… Un manjar imposible de rechazar. 
Cómo me gusta cocinar con las frutas del verano. Esos higos horneados y dulces contrastando con el jamón y el tomillo,mmm…

INGREDIENTES:

450 g. de harina de fuerza, 1 sobre de levadura seca de panadería Vahiné ( 4,6 g. ), 1 cucharadita de sal, 2 cucharaditas de azúcar, 4 cucharadas soperas de aceite de oliva virgen, 1 ramito de tomillo fresco, 60 g. de agua templada, 250 g. de leche y 2 cucharadas soperas de zumo de limón. Higos maduritos al gusto y jamón serrano cortado en lonchas extrafinas.

ELABORACIÓN:

1- Disolvemos la levadura en el agua templada y añadimos el azúcar. Removemos bien.
2- Mezclamos en un tazón la leche y el zumo de limón y dejamos reposar 10 minutos.
3- Ponemos la harina en un recipiente hondo y hacemos un volcán en el centro.
4- Agregamos la sal y el aceite de oliva.
5- Agregamos la mezcla de levadura y la mezcla de leche que teníamos reservada.
6- Mezclamos los ingredientes hasta conseguir una masa suave.


7- La ponemos sobre la mesa ligeramente enharinada y amasamos varios minutos hasta que se vea elástica.
8- Colocamos en un cuenco aceitado y tapamos con film, dejando levar por espacio de 1 hora, hasta que doble tamaño.
9- Recuperamos la masa y la colocamos sobre una placa de horno con papel vegetal, extendiéndola con las manos hasta darle la forma deseada, en éste caso rectangular. Con el dedo haremos unos cuántos agujeros en la superficie presionando fuerte.
10- Repartimos los higos cortados longitudinalmente y el jamón loncheado. 


11- Ponemos tomillo fresco picado, sal gruesa y un chorrito de aceite de oliva virgen.
12- Dejamos levar media hora más.
13- Metemos al horno precalentado a 180 grados hasta que se vea doradita.

Pizza tropical de masa fina y crujiente.

En cuestión de pizzas los gustos son muy variados. Masa gruesa y esponjosa, masa fina y crujiente… Depende de gustos. Si ésta última es vuestra favorita, os recomiendo que probéis esta deliciosa masa, muy sencillita de hacer, sin necesidad de amasadoras ni procesadores de alimentos. Sólo con un cuenco, una cuchara y un rodillo obtendremos una masa fabulosa, a la altura de las mejores pizzerías… Probad, ya me contaréis si opináis lo mismo que mis catadores. Quién sabe, quizás después de probarla os suceda lo que a mí, que no la cambio por ninguna otra…


INGREDIENTES:

Masa:  250 g. de harina de trigo, 120 ml. de agua tibia, 1 cucharadita y media de levadura seca de panadería, 1 cucharadita de sal y una cucharada sopera de aceite de oliva virgen. Algo más de aceite para untar el bol.
Relleno:  Jamón York cortado muy fino, piña natural cortada en trozos finos, mozarella rallada, orégano y salsa de tomate natural ( yo he usado salsa de pisto ).

ELABORACIÓN:

1- Ponemos la harina en un cuenco grande y hacemos un volcán en el centro.
2- Vertemos en el hueco central la levadura en polvo, la cucharada de aceite de oliva y la sal.
3- Agregamos el agua tibia y comenzamos a mezclar todos los ingredientes con una cuchara de madera.
4- Cuando veamos que la masa se despega de las paredes del cuenco sin dificultad, la ponemos sobre la encimera y la trabajamos amasándola suavemente durante 4 ó 5 minutos, hasta que veamos que está suave y elástica.


5- La colocamos de nuevo en el cuenco ligeramente aceitado y la cubrimos con papel film también untado con un poco de aceite de oliva.
6- Dejamos que leve durante una hora aproximadamente, hasta que doble su tamaño.
7- Recuperamos la masa, la estiramos con un rodillo dándole forma redonda y dejándola bien finita.
8- Ponemos la masa sobre un molde o bandeja de horno. No hace falta engrasar.
9- Sobre la masa ponemos salsa de tomate o pisto y la repartimos sobre la superficie. 


10- Repartimos el jamón cortado muy fino, la piña y la mozzarella por encima.
11- Salpicamos con orégano y metemos al horno precalentado a 200 grados hasta que se vea doradita y la mozarella bien fundida.

Quiché de endibias y jamón.

Os recomiendo que probéis esta quiché si os gustan tanto como a mí las endibias. No son muchas las recetas en las que esta hortaliza tan rica en potasio y fósforo se cocina. Casi siempre se degusta en crudo con alguna salsa de queso o con aceite y anchoas.
De cualquier modo, me ha gustado mucho esta quiché y por eso la comparto con vosotros. 
El ligero amargor que caracteriza a la endibia se ve contrastado por el toque azucarado y acaramelado. El queso y el buen jamón, terminan de realzar la mezcla. Muy buena, de verdad!!!

INGREDIENTES:

Masa quebrada:  280 g. de harina de trigo, 120 g. de mantequilla reblandecida, 1 cucharadita de sal y 100 g. de agua.
Relleno:  3 huevos, 200 ml. de nata líquida,175 g. de queso gruyére rallado, sal, pimienta negra molida, endibias, 2 cucharadas soperas de azúcar, 1 cucharada de mantequilla, 150 ml. de caldo de verduras o pollo y jamón ibérico al gusto.


ELABORACIÓN:

1- Ponemos en un bol la harina y hacemos un hueco en el centro.
2- En el hueco añadimos la mantequilla reblandecida, la sal y el agua.
3- Mezclamos bien hasta obtener una bola de masa con los ingredientes bien integrados.
4- Tapamos con film y dejamos reposar en frío durante media hora.

5- Cortamos las endibias a la mitad longitudinalmente.
6- Las ponemos en una sartén con  1 cucharada de mantequilla, 2 cucharadas soperas de azúcar y un poquitín de agua.
7- Cuando el azúcar se haya disuelto y comiencen a caramelizarse, añadimos el caldo de verduras o pollo y dejamos cocinar las endibias por ambas caras hasta que estén blanditas. Escurrimos y reservamos.

8- Extendemos la masa y la colocamos sobre el molde engrasado cubriendo fondo y lados.
9- Tapamos con papel de aluminio. Ponemos peso y horneamos durante 15 minutos a 180 grados.
10- Retiramos el papel de aluminio.


11- Batimos los huevos en un recipiente hondo y los mezclamos con la sal, la pimienta, el queso rallado y la nata líquida.
12- Colocamos las endibias sobre la masa ( si es necesario las recortamos un poco).
13- Vertemos sobre las endibias la mezcla de huevo y repartimos sobre toda la superficie.
14- Ponemos un poco de jamón ibérico.

15- Metemos al horno precalentado a 180 grados hasta que se vea cuajada y doradita.


Alcachofas con jamón y paté de jabugo.

Hace unos cuántos días paseando por la huerta murciana nos encontramos el magnífico espectáculo de los campos de alcachofas en todo su explendor. Enormes y hermosas alcachofas murcianas que los jornaleros se afanaban en recolectar. Están en su mejor momento y yo no pude resistir la tentación de fotografiarlas…

¡¡Qué generosa es la naturaleza con nosotros, qué maravillas nos regala!!
En mi viaje de regreso a casa ya sabía lo primero que iba a comprar en el mercado al día siguiente…


INGREDIENTES:

Alcachofas, zumo de limón, aceite de oliva virgen aromatizado, 2 dientes de ajo, sal gruesa, jamón en daditos, paté de jabugo y reducción de vinagre balsámico.


ELABORACIÓN:

1- Retiramos las hojas duras que recubren el corazón de las alcachofas.
2- Las rociamos con abundante zumo de limón para evitar su oxidación.
3- Las cortamos en laminas finitas utilizando una mandolina o cuchillo afilado.


4- Ponemos 4 cucharadas de aceite de oliva virgen (aromatizado con ajo, orégano y guindilla) en una sartén y añadimos 2 dientes de ajo chascados.
5- Agregamos las alcachofas laminadas y cocinamos a fuego vivo para que se doren.


6- Agregamos los daditos de jamón y mezclamos.
7- Retiramos del fuego en cuanto estén bien doraditas, escurrimos y ponemos algo de sal gruesa.
8- Añadimos unas lascas de paté de jabugo repartiéndolas bien.


9- Ponemos un poquitín de reducción de vinagre balsámico por encima.
10- Servimos inmediatamente.
¡¡¡Un manjar!!!

Habones con jamón y piquillos.

Toca platito de cuchara, de mis favoritos, los que se disfrutan hasta el último bocado, te entonan el cuerpo y te dejan más feliz que una perdiz.
Ya estaban algunos seguidores echándome la bronca con razón, algunos muy finamente, por poner tanto dulce en mi blog. Tenéis toda la razón. No suelo poner sólo recetas dulces, me gusta  que el blog sea lo más completo posible y no sólo de dulces vive el hombre…Pero todo tiene una explicación que sería muy larga de contar…
Para no aburriros, aquí os dejo una receta salada que está de rechupete, si disponéis de estos habones o algunos parecidos, os la recomiendo. Así cocinados salen buenísimos, harinosos, suaves y con una salsa increible!!!

INGREDIENTES:

Medio kg. de habones, 5 pimientos del piquillo en conserva, 250 g. de buen jamón de bellota, 1 cabeza de ajos, media cebolleta tierna, sal, perejil,2 hojas de laurel, cominos, aceite de oliva, pimentón dulce,salsa de tomate, una puntita de cayena y 2 cubitos de caldo de carne.

ELABORACIÓN:

Ponemos a remojar en agua los habones durante toda la noche, hasta que dupliquen su tamaño.
Transcurrido este tiempo los metemos en una cazuela y los cubrimos de agua con una cabeza de ajos partida a la mitad transversalmente, media cebolleta tierna cortada a rodajitas y 2 hojitas de laurel.
Llevamos a ebullición y desespumamos.
Cortaremos la cocción 3 veces añadiendo un poquito de agua fría.

Dejamos cocinar a fuego medio y cuando empiecen a estar tiernitos los habones , añadiremos un majado de: una cucharadita de cominos, 2 dientes de ajo, un poquito de perejil picado, un puñadito de almendras, una cucharadita de pimentón dulce, un chorrito de aceite de oliva y sal.

Añadimos este majado a la cazuela y removemos bien para que se mezclen todos los ingredientes.
Ponemos 5 cucharadas soperas de salsa de tomate y 2 cubitos de caldo de carne ( caseros o industriales )
Dejamos que se sigan cocinando a fuego medio.
Unos minutos antes de concluir la cocción, añadimos los piquillos fileteados, la cayena y el jamón de bellota en lascas finas.
Damos un hervor y retiramos del fuego.
Rectificamos la sal si es necesario.

Al día siguiente todavía está mejor, como casi todos los guisotes.
Me rechifla este plato, os lo recomiendo!!!

Chupitos de gazpacho.

Desde que vivo en el Sur el gazpacho y salmorejo, así como todo tipo de cremas frías han pasado a formar parte de mi recetario. Es una deliciosa manera de tomar hortalizas crudas, con todas las vitaminas que aportan. Hay que cuidarse y creo que beber mucha agua y tomar vitaminas naturales con todas estas verduritas llenas de color hacen milagros en nuestra piel y en nuestro cuerpo.

Una buena crema sí, pero una buena dosis de vitaminas “gazpachiles” también!!!
Con estos chupitos tan chiquitos tendremos en pocos minutos un entrante delicioso y apetecible.Se avecinan cenitas veraniegas…Estos chupitos son un buen recibimiento para nuestros invitados.

INGREDIENTES:

700 g. de tomates maduros, 1 pepino grande, 1 diente de ajo, sal, aceite de oliva virgen, vinagre de sidra ( al gusto ), agua fría ( al gusto ), 50 g. de miga de pan, pimiento verde y 1 cebolleta tierna.

ELABORACIÓN:

Lavamos muy bien todas las verduras, puesto que vamos a consumirlas en crudo. Cortamos la cebolleta en trozos, pelamos el pepino y lo troceamos, el pimiento también y los tomates podemos pelarlos o no. Si nos resulta desagradable encontrar trocitos de piel colaremos el gazpacho una vez triturado para hacerlo más fino, en caso contrario, tal cual.

Ponemos las verduras en un vaso batidor o en el robot de cocina que tengamos y añadimos el diente de ajo, la sal, un buen chorro de aceite de oliva virgen, la miga de pan remojada en vinagre y 300 g. de agua.
Trituramos muy bien hasta que veamos una preparación líquida, sin tropezones.
Si nos gusta más líquido añadimos un poco más de agua fría. Rectificamos la sal y el vinagre si fuese necesario.

Es el momento de pasarlo por un chino para colarlo si lo que buscamos es un gazpacho fino.En caso contrario lo dejamos así, aprovechando al máximo la fibra y vitaminas que nos aporta.
Servimos muy frío acompañado de verduritas crudas troceadas , huevo cocido y un buen jamón.
Delicia pura!!!

Michirones.

Hoy vamos a preparar unos michirones murcianos, guiso de habas secas que no falta en ningún restaurante o buen bar de tapas en los meses de invierno. Cocinadas a fuego lento a la manera tradicional, es uno de los platos de tapeo más solicitados en esta tierra dónde tan bien se come.
Uno de mis propósitos al abrir el blog, además de disfrutar de la cocina y aprender cada día un poquito más, es el de que mis hijas, cuando sean mayores, tengan muy a mano las recetas de mamá, los platos con los que han crecido y han sido importantes en nuestra familia , así que, no podían faltar los michirones murcianos que tanto nos gustan, sobre todo a mi marido y tan buenos recuerdos nos traen.

INGREDIENTES:

1 Kg. de habas secas, un hueso de jamón, un buen trozo de jamón cortado en tacos gruesos, 2 chorizos, 2 hojas de laurel,1 cabeza de ajos, 1 cayena, un trocito de panceta, 1 cucharada de pimentón dulce,caldo de jamón, pimienta molida y sal.

ELABORACIÓN:

Lo primero que debemos hacer es poner las habas en remojo durante 24 horas al menos para que se hidraten. Les cambiaremos el agua una vez por lo menos.
Las ponemos a cocer en una cazuela grande con el hueso de jamón, las 2 hojas de laurel y la guindilla, cubiertas con caldo de jamón ( o agua simplemente).
Por supuesto se pueden cocinar en olla rápida pero a mí no me gustan las prisas en la cocina y sí el chup, chup…

Añadimos a la cazuela la cabeza de ajos entera pinchándola un poco con un cuchillo  para que suelte todo su sabor.
Agregamos la panceta cortada en trocitos, los chorizos en rodajas y el jamón en tacos gruesos.

Ponemos una cucharada de pimentón dulce , un poquito de pimienta molida y rectificamos la sal.
Dejaremos cocer hasta que las habas estén bien tiernitas, sin prisas.
Debe quedar un guiso meloso, ni demasiado seco ni demasiado caldoso.

Se suele servir en cazuelitas de barro, con un buen pan rústico y acompañado  de buen vino tinto murciano, por ejemplo, uno de nuestros favoritos “Juan Gil.”
Y a disfrutar de unos deliciosos michirones murcianos!!!

Involtini alla lucania.

Hoy os traigo unos suculentos rollitos de berenjena rellenos con  mezcla de ricota , mozzarella y albahaca  que se presentan con salsa de tomate, ensalada y olivas negras.
Receta italiana que admite muchas variantes , se pueden preparar los “involtini ” con láminas de calabacín, con finos filetes de cerdo,variando los rellenos, etc…
INGREDIENTES:
3 berenjenas, 200 g. de ricota de oveja, 200 g. de jamón curado, 1 bola de mozarrella, 4 hojitas de albahaca, aceite de oliva virgen, orégano, sal, pimienta, salsa de tomate, lechugas variadas y aceitunas negras.
ELABORACIÓN:
Lavamos bien las berenjenas y las cortamos a lo largo en lonchas gruesas.
Las salamos y las colocamos en un colador para que suelten su agua durante una hora.
Luego las sacamos y las secamos con papel de cocina.
Ponemos aceite de oliva en una sartén y vamos friendo las lonchas de berenjena, hasta que queden doraditas por ambos lados.
Las dejamos sobre papel absorbente para eliminar el aceite sobrante.
Ponemos en un cuenco pequeño la ricota, el jamón cortado en lonchitas finas bien picadito, la albahaca picada finamente, sal, pimienta y un buen chorro de aceite de oliva y mezclamos bien hasta obtener un relleno homogéneo.
Para dar forma a los ” involtini “, ponemos una loncha fina de jamón curado en un plato, sobre ella colocamos una loncha de berenjena frita y en un extremo colocamos una cucharada de relleno y una lámina de mozzarella.
Hacemos unos rollitos envolviendo la berenjena rellena sobre sí misma y los vamos colocando en un plato con lechugas variadas, salsa de tomate y olivas negras.
Espolvoreamos con orégano.
Antes de servir podemos meterlos unos minutos al horno para gratinar o bien, como es mi caso, servirlos fríos con la ensalada.
Estan deliciosos, os los recomiendo!!!

Bandeja de canapés.

En estas fechas en las que todos nos reunimos con familiares y amigos debemos pensar en los aperitivos que ofreceremos para que sean del gusto de pequeños y mayores y podamos prepararlos sin mucho esfuerzo. Se trata de disfrutar de las reuniones sin estar mucho tiempo metidos en la cocina.
Os propongo alguno de los que nunca faltan en mi casa, espero que os gusten y os sirvan de ayuda.
“Rollitos de jamón con gulas al ajillo”:
Salteamos en una sartén con un poquito de aceite de oliva unas laminillas de ajo y una guindilla.
Añadimos las gulas y cocinamos un par de minutos.
Rellenamos con estas gulas al ajillo unas lonchas de jamón y decoramos con huevo hilado.

“Palmito con anchoa y huevas”:
Cortamos transversalmente el palmito y rodeamos cada trocito con una anchoa.
Ponemos encima una cucharadita de huevas de mújol.
“Volovanes rellenos de ensaladilla “:
Rellenamos los volovanes con ensaladilla rusa y decoramos con un trocito de piquillo.
“Canapés de rulo de cabra con mermelada de tomate”:
Cortamos unas rebanaditas de pan de molde ( tostado o no) y colocamos sobre ellas una porción de queso de cabra y un poquito de mermelada de tomate.
“Pinchitos de uvas y queso”:
Cortamos una naranja por la base para que nos haga de soporte de los pinchitos.
En ella vamos clavando las brochetitas de uvas y daditos de nuestro queso favorito.
“Tostas de morcilla y manzana”:
Salteamos en la sartén dos o tres morcillas cortando con una tijera la piel que las envuelve y añadimos unos daditos de manzana reineta o Golden.Cocinamos un par de minutos y retiramos.
Ponemos sobre las tostas esta preparación.
“Canapés de paté con pepinillo agridulce y huevo hilado”:
Con un cortador de galletas en forma de estrella cortamos unas rebanaditas de pan de molde y untamos sobre ellas el paté elegido.
Ponemos un trocito de pepinillo agridulce y un poco de huevo hilado.
Espero que os gusten mis canapés y os puedan servir de ayuda.
¡¡Felices fiestas a todos!!