Macarons de chocolate para Gloria.

Hoy mi niña Gloria cumple 15 años. Es la primera vez que no estamos todos en el día de su cumpleaños. Ella está de viaje de estudios en Inglaterra y no podremos celebrarlo juntos. Pero gracias a la tecnología nos veremos las caras, podremos reir e iluminarnos el día con su preciosa cara.
Le dedicamos estos deliciosos macarons de chocolate rellenos de crema de chocolate y avellanas. Cuando pensé el pastel o dulce que iba a elaborar para su cumpleaños no tuve ninguna duda. No conozco a nadie más apasionado que Gloria por estos dulcecitos franceses. Es una experta catadora y si en mi casa se elaboran macarons con tanta asiduidad es por ella…Casi siempre.
Así que hoy, con una dedicatoria especial a mi preciosa niña en su decimoquinto cumpleaños, Macarons de chocolate, de rechupete… ¡¡¡Felicidades tesoro!!!
                                                                                                   Fuente: “Webos fritos”


INGREDIENTES:

110 g. de almendra molida, 225 g. de azúcar glas industrial, 25 g. de cacao en polvo sin azúcar, 120 g. de claras de huevo y 50 g. de azúcar normal. Azúcar dorado para decorar.
Relleno: crema de chocolate y avellanas.


ELABORACIÓN:

1- Calentamos el horno a 150 grados.
2- Trituramos la almendra molida junto con el cacao y el azúcar glas con un robot de cocina o un procesador de alimentos.
3- Una vez triturados los ponemos sobre una bandeja de horno con papel vegetal y horneamos durante 5 minutos.
4- Dejamos enfriar la mezcla.

5- Tamizamos esta mezcla y reservamos.
6- Montamos las claras con una pizca de sal. Primero batiendo 2 minutos a velocidad mínima y luego a velocidad máxima hasta que se formen picos duros.
7- Cuando están casi montadas añadiremos el azúcar normal.
8- Echamos la mezcla de almendras-cacao-azúcar glas sobre las claras montadas de una sola vez.
9- Con una espátula y movimientos envolventes de abajo hacia arriba mezclaremos durante 1 minuto aproximadamente hasta que todos los ingredientes se integren y consigamos una masa de textura “espuma de afeitar”.


10- Vertemos la masa obtenida en una manga pastelera con boquilla redonda y lisa.
11- Damos forma a los macarons sobre una bandeja de horno con papel vegetal, en la que habremos dibujado los circulitos que nos servirán de guía. ( Yo siempre utilizo un tapón de botella ). Damos la vuelta al papel para que la tinta no esté en contacto con la masa :). Espolvoreamos con azúcar dorado cada concha de macaron.
12- Dejamos secar los macarons hasta que se seque su superficie y al tocarlos no se vea pegajosa. El tiempo puede oscilar entre media hora y algo más de hora y media, según la humedad del ambiente.


13- Precalentamos el horno a 150 grados y en el momento de hornear bajamos la temperatura a 130 grados. En unos 13 minutos estarán listas nuestras conchas de macarons. Lo sabremos porque se despegarán del papel con cierta facilidad sin dejar adherencias de masa sobre él. Si no es así dejaremos 1 minutito más las conchas en el horno.
14- Dejamos que se enfríen por completo sobre una rejilla y rellenaremos con nuestra crema de chocolate y avellanas favorita.
Un espectáculo, deliciosos.

Anuncios

Brownie de Oreo.

¡ Qué placer chocolateado ! ¡ Qué delicioso pastel !… La pasada semana coincidí en un curso de pastelería con una estupenda bloguera, “Pío recetas”  y aunque en estos cursos hay poco tiempo para hablar y mucho que trabajar y aprender, tuvimos ocasión de charlar un buen ratito y me comentó lo delicioso que estaba este brownie y lo mucho que había gustado a sus invitados.

Me fío completamente de su criterio y lo ratifico, delicioso, un brownie para triunfar en la mejor mesa. 
Muchas gracias por tu consejo querida Noelia!!! Ideal para disfrutar en casa con un buen helado de vainilla y magnífico para regalar y quedar como una reina.

INGREDIENTES:

200 g. de chocolate ( Nestlé postres), 165 g. de mantequilla, 3 huevos y 2 yemas, 165 g. de azúcar moreno, 2 cucharadas soperas de harina, 1 cucharada sopera de cacao en polvo sin azúcar, pizca de sal, 1 cucharadita de vainilla líquida y 15 galletas Oreo.

ELABORACIÓN:

1- Precalentamos el horno a 180 grados.
2- Fundimos el chocolate y la mantequilla ( en el microondas o en un cacito al fuego )
3- Ponemos en el bol de la batidora los huevos, las yemas y la vainilla. Mezclamos con las varillas a velocidad alta hasta conseguir una textura cremosa y esponjosa.


4- Añadimos el azúcar poco a poco y desde el borde del bol, para que la mezcla no se baje.

5- A continuación, agregamos la mezcla de chocolate y mantequilla y batimos hasta integrar.
6- Añadimos la harina, cacao y sal tamizadas, con movimientos envolventes. 


7- Agregamos a la masa 5 galletas Oreo troceadas en cuartos y mezclamos.
8- Vertemos la masa en un molde de 20 X 20 cm. aprox. forrado con papel vegetal.
9- Colocamos las galletas restantes troceadas por encima de la masa.
10- Horneamos a 180 grados, calor arriba y abajo, durante media hora aprox.


11- Comprobamos la cocción pinchando el brownnie con un palito.
12- Dejamos enfriar dentro del molde.

Macarons de choco-turrón.

Unos macarons con la deliciosa combinación de chocolate y turrón de Jijona en su interior, ideales para decorar y endulzar nuestra Navidad o regalar a nuestros amigos con cariño. 
De nuevo he utilizado la receta de “Raspberri cupcakes “ y creo que, sin temor a equivocarme, es la que más me ha gustado hasta ahora. Macarons de conchas lisas, crujientes y bien cocidos por debajo, de modo que admiten cualquier relleno que se nos ocurra y se mantienen perfectos. En mi casa a duras penas duran un día, ya que somos muchos y a todos nos encantan. Es una tentación pasar al lado de uno de estos dulcecitos de choco-turrón y no llevarse uno a la boca…

INGREDIENTES:

100 g. de claras de huevo (normales ), 40 g. de azúcar glas ( para añadir a las claras montadas ), 200 g. de azúcar glas, 110 g. de almendra molida, pizca de sal, pizca de colorante marrón y pizca de cacao en polvo sin azúcar para espolvorear los macarons.

Relleno: media tableta de chocolate fondant, 75 ml. de leche y media tableta de turrón blando.


ELABORACIÓN:

1- Preparamos 2 bandejas de horno con papel vegetal y los circulitos dibujados en la cara del papel que no vaya a estar en contacto con la masa.
2- Ponemos la almendra molida en un molinillo de café ( o similar ) y la molemos de nuevo.
3- La mezclamos en un bol con los 200 g. de azúcar glas.


4- Tamizamos esta mezcla.
5- Montamos las claras a punto de nieve bien firme, con un pellizquito de sal y en el último momento añadimos poco a poco 40 g. de azúcar glas y pizquita de colorante marrón. 
6- Añadimos a las claras montadas la mezcla de almendra- azúcar glas. A cucharadas, poco a poco y con movimientos envolventes.


7- Vertemos la masa obtenida en una manga con boquilla redonda y lisa.
8- Dejamos caer masa sobre los circulitos dibujados, colocando la manga totalmente vertical.
9- Espolvoreamos los macarons con cacao ( con un colador )
10- Dejamos secar los macarons el tiempo necesario antes de hornearlos. Estarán listos cuando al tocarlos no se vean pegajosos.
11- Precalentamos el horno a 150 grados y antes de meterlos bajamos la temperatura a 130 grados. ( En mi horno están listos en 8 ó 9 minutos )
12- Dejamos enfriar sobre la bandeja y luego ponemos sobre una rejilla.


Relleno: Derretimos el chocolate fondant en un cacito con la leche y en cuanto esté bien fundido, ya fuera del fuego, añadimos el turrón troceado y removemos para mezclar muy bien. Dejamos enfriar la mezcla y rellenamos nuestros macarons. ¡¡¡Escandalosamente buenos!!!

Muffins de chocolate y pepitas de chocolate.

Chocolate chocolate, quién puede resistirse a un buen muffin chocolateado para la merienda o el desayuno.
Quedan estupendos y son tan fáciles de hacer que no da ninguna pereza encender el horno y perfumar nuestra casa con unos deliciosos muffins caseros, sabiendo lo que le ponemos y sin conservantes ni marranerías añadidas para que se mantengan frescos una semana…
Tenemos asegurado un cafecito de la tarde bien placentero, garantizado…


INGREDIENTES:

150 g. de azúcar, 80 g. de mantequilla blandita, 2 huevos, 50 g. de cacao en polvo sin azúcar ( he usado Chocolate Factory ), 230 g. de harina de repostería, 1 sobre de levadura en polvo,un chorrito de leche fría, 2 yogures cremosos, 100 g. de chips de chocolate y 40 gramos de chips de chocolate más para poner encima.


ELABORACIÓN:

Ponemos en un recipiente hondo el azúcar y la mantequilla blandita y batimos con unas varillas hasta que blanquee.
Añadimos los huevos uno a uno y a continuación un chorrito de leche fría y los 2 yogures.


Tamizamos la harina con la levadura y el cacao y vamos mezclando despacio, a cucharadas, los ingredientes sólidos con los líquidos, hasta conseguir una masa bien integrada.
Añadimos los chips de chocolate y mezclamos un poco más para que se repartan por toda la masa.


Vertemos la masa en moldes rígidos para muffins cubiertos con cuadrados de papel de hornear.
Salpicamos la superficie con pepitas de chocolate.
Horneamos a 180 grados ( horno precalentado ) unos 20 minutos. Pinchamos el centro con un palito para comprobar la cocción, si sale limpio, retiramos del horno y colocamos sobre una rejilla los muffins para que se enfríen. Están requetebuenos!!!


Coca-cola cupcakes.

Síííí, de coca cola!!! Qué delicia de pastelillos. Vale la pena probarlos aunque cueste un poquito encender el horno en esta época del año. Soy totalmente fan de la coca-cola y no podía dejar de probar estos famosos cupcakes, ya me he quedado tranquila. Puedo deciros que los he compartido con la pandilla piscinera y he visto ojillos y caras de satisfacción, chupeteo de dedos y…¿Me das la receta? Pues claro, nada me gusta más que compartir lo que cocino y animar a la gente a que disfrute entre fogones tanto como yo disfruto…La recetilla a continuación, qué facilitos y qué delicia, con mayúsculas!!!

INGREDIENTES:

250 ml. de coca-cola, 50 g. de cacao en polvo sin azúcar, 4 cucharadas soperas de mantequilla fría cortada en trozos, 100 g. de azúcar, 70 g. de azúcar moreno, 180 g. de harina, 1 cucharada sopera de bicarbonato, 1 cucharadita de levadura en polvo, pellizco de sal y 1 huevo.

ELABORACIÓN:

En un cacito ponemos la coca-cola, el cacao en polvo y la mantequilla fría cortada en trozos a fuego medio y removemos hasta que se derrita la mantequilla.
Añadimos las dos clases de azúcares y mezclamos hasta que se disuelvan bien.
Retiramos del calor.

En un recipiente hondo tamizamos la harina, la sal, la levadura y el bicarbonato.
En un tazón batimos el huevo.
Unimos ahora la mezcla de harina y la de coca-cola.
Mezclamos con unas varillas y añadimos el huevo.

Vertemos la masa en moldes para magdalenas con pirotines de papel y horneamos a 180 grados ( horno precalentado ), durante unos 20 ó 25 minutos.
Retiramos del horno y ponemos sobre una rejilla los pastelillos para que se enfríen sin humedecerse.

Para el glaseado o cobertura: Mezclamos 200 g. de mantequilla reblandecida con 150 g. de azúcar glas. Empezamos mezclando a velocidad baja y luego aumentamos hasta velocidad alta durante un par de minutos hasta que la mezcla se vea esponjosa y ligera. Puede ser necesario añadir algo más de azúcar glas si vemos que está muy líquida.
Ponemos en una manga pastelera y cubrimos los pastelillos.
Espolvoreamos con un poquito de cacao en polvo y adornamos con un barquillo de chocolate.
Increibles!!!

Cake de chocolate y calabacín.

Un delicioso bizcocho que sorprende por su mezcla de ingredientes y su textura. El calabacín le aporta humedad y lo mantiene muy tierno durante varios días. Magnífico para los amantes del chocolate, pues es el sabor que predomina, intenso sabor a cacao y una nube de azúcar glas por encima. Buenísimo!!!
No deja de sorprenderme la textura y sabor que le aportan a los bizcochos ingredientes como la zanahoria, la remolacha o el calabacín, hay que probarlos y dejarse llevar…

Fuente: “Horno y adorno”.

INGREDIENTES:

130 ml. de aceite de girasol, 260 g. de azúcar, media cucharadita de bicarbonato, 75 g. de cacao puro, 1 cucharadita de café soluble, 300 g. de calabacín rallado, 1 chorrito de vainilla líquida, medio vasito de leche, 270 g. de harina, 3 huevos, medio sobre de levadura en polvo ( 8 gramos ), media cucharadita de sal y un poco de azúcar glas para espolvorear.

ELABORACIÓN:

Precalentamos el horno a 180 grados y engrasamos un molde alargado, tipo cake, forrándolo con papel vegetal para facilitar el desmoldado.
Lavamos muy bien el calabacín y lo rallamos con su piel. Necesitaremos 300 gramos. Reservamos.

Mezclamos en un recipiente grande la harina, el cacao, café, bicarbonato, sal, levadura y azúcar.
En otro recipiente mezclaremos el aceite, los huevos batidos, la leche y la vainilla.
Añadimos el calabacín rallado al segundo recipiente y mezclamos bien.

Mezclamos los ingredientes de ambos recipientes y removemos con una cuchara de madera hasta que la masa se vea integrada y sin grumitos. Si es necesario añadimos un poquito más de leche.

Vertemos la masa en el molde y metemos al horno durante unos 55 minutos. Pinchar el centro y en cuanto el tester salga limpio retiramos del horno y desmoldamos sobre una rejilla para dejarlo enfriar.

Espolvoreamos con un poco de azúcar glas y cortamos en porciones. Lo siguiente es prepararnos para disfrutar.

Tarta de chocolate crujiente para mi cumpleaños.

Hoy toca una deliciosa tarta de chocolate, irresistible para los que somos amantes de este manjar .
Es una tarta con  intenso sabor chocolateado y una cobertura crujiente que le dan las avellanas, nueces y galletitas que lleva coronándola.
Es la tarta que he elegido para celebrar mi cumpleaños. Hoy es un día muy especial para mí. Mi familia ha venido desde Galicia a celebrar mi cumpleaños conmigo y estoy muy feliz y emocionada.
Quisiera invitaros a cada uno de vosotros a un pedacito de mi pastel y, en especial, a mi amiga   Isabel (“Aliter Dulcia”)  que también hoy celebra su cumpleaños.¡¡¡Felicidades Isabel!!!
Me siento muy afortunada y feliz de tener un año más y una arrugilla más. Espero celebrar con todos vosotros muchos cumpleaños y poder prepararos un pastel para compartir, aunque sea virtualmente!!!
¡¡¡Gracias por estar ahí!!!

INGREDIENTES:

 Para la base :  200 g. de harina, 2 cucharaditas de levadura en polvo, 115 g. de mantequilla, 25 g. de azúcar, 1 yema de huevo y 2 cucharadas de agua fría.
Para el relleno :  150 ml. de nata, 150 ml. de leche, 225 g. de chocolate para postres ( Valor ) y 2 huevos.



Para la cobertura crujiente:  40 g. de azúcar moreno, una cucharadita de cacao en polvo sin azúcar, 50 g. de nueces , avellanas y almendras picadas groseramente y unas galletitas con pepitas de chocolate troceadas pequeñitas.

ELABORACIÓN:

Para hacer la base, tamizamos la harina y la levadura en un cuenco grande. Añadimos la mantequilla reblandecida cortada a trocitos y luego el azúcar.
Agregamos 2 cucharadas de agua fría y una yema de huevo.
Amasamos bien hasta que todos los ingredientes se integren y tapamos con film la bola de masa.
Metemos media hora al frigorífico.

Precalentamos el horno a 190 grados.  Ponemos la bola de masa en el centro de un molde desmontable forrado con papel vegetal y engrasado. La extendemos muy bien, cubriendo el fondo y los lados del molde.
Pinchamos la masa con un tenedor para evitar que suba, tapamos con papel de aluminio y ponemos peso encima.
Bajamos la temperatura del horno a 180 grados y horneamos 15 minutos.
Retiramos el peso y el papel y reservamos.

Para preparar el relleno :  ponemos en un cacito la leche y la nata y llevamos a ebullición. Añadimos el chocolate troceado y removemos cuidadosamente hasta que se funda.
Dejamos templar y cuando se haya enfriado un poco esta mezcla, añadimos los huevos batidos y removemos para mezclar muy bien.

Vertemos el relleno en la base de la tarta y horneamos unos 15 minutos, hasta que se vean doraditos los bordes y el relleno haya cuajado.
Retiramos del horno, dejamos templar, desmoldamos y dejamos reposar por lo menos una hora en el frigorífico.

Para la cobertura:  picamos groseramente con un cuchillo afilado las avellanas, almendras y nueces.
Añadimos el azúcar moreno y el cacao en polvo . Picamos menuditas las galletas y las agregamos a la mezcla.

 Espolvoreamos esta mezcla crujiente sobre nuestra tarta . Se sirve fría. Es una delicia, espero que os guste!!!

Tarta de chocolate y fresas.

Hoy toca darnos un caprichito chocolateado, una combinación que nunca falla, chocolate y fresas, alegría para el cuerpo, optimismo , subidón, chocolate antidepresivo, quitapenas, delicioso, ¿qué más podemos pedir?
Esta receta es un “me lo pido ” de mi niña Gloria, que como os he dicho en alguna ocasión, revisa mis libros de repostería y los va marcando con post-it de colorines. Siempre aparecen marcadas las tartas más chocolateadas, las de más colorines y adornitos…Me encanta ver su cara cuando la llamo para el ” momento degustación” y me da su visto bueno. ¡Qué sería de mí sin mis catadores!
Todos los viernes en esta casa suele haber invitadas infantiles a comer y mañana van a tomar de postre este caprichito de chocolate y fresas, a ver qué me dicen!!!

INGREDIENTES:

170 g. de harina de repostería, 2 cucharadas soperas de cacao sin azúcar, 1 sobre de levadura en polvo, 170 g. de mantequilla a temperatura ambiente, 180 g. de azúcar, 3 huevos batidos, 1 cucharadita de vainilla líquida, 150 ml. de leche.
Para el relleno: mermelada de fresa y fresas naturales cortadas a lonchitas finas.
Para la cobertura:  Una tarrina de mascarpone, 2 cucharaditas de cacao en polvo sin azúcar y 150 g. de azúcar glas.
Bolitas de cereales para decorar.

ELABORACIÓN:

Ponemos en un bol la mantequilla blandita y batimos con unas varillas constantemente hasta que blanquee.
Añadimos poco a poco el azúcar y continuamos batiendo hasta que la mezcla se vea blanquecina.

Añadimos los huevos uno a uno y mezclamos todo muy bien, añadiendo a continuación la vainilla líquida .
Tamizamos la harina junto a la levadura  y el cacao en polvo.

Ahora añadiremos la mezcla de harina al bol de los ingredientes líquidos y batiremos  todo muy bien hasta que no queden grumitos .Después añadiremos la leche a la mezcla y removeremos hasta integrar. 

Vamos a repartir la masa en dos moldes de 20 cm. forrados con papel vegetal y alisamos la superficie con una espátula.
Precalentamos el horno a 180 grados y horenamos entre 25 y 30 minutos los 2 bizcochos, hasta que al pinchar el centro con un palito comprobemos que sale bien limpio.

Dejamos unos minutos en el molde y desmoldamos colocando los bizcochos en una rejilla hasta que estén completamente fríos.
Untaremos uno de los bizcochos con mermelada de fresa y sobre esta mermelada colocaremos las fresas loncheadas finitas hasta cubrir todo el bizcocho.
Pondremos encima el otro bizcocho , presionando ligeramente y metemos unos minutos al frío mientras preparamos el glaseado.

Glaseado:  mezclamos la tarrina de mascarpone con 150 g. de azúcar glas y 2 cucharaditas de cacao en polvo sin azúcar, hasta que todos los ingredientes se vean perfectamente integrados.
Extendemos el glaseado con una espátula y hacemos unas ondas para darle un acabado rugoso.
Ponemos unas bolitas de cereales sobre el glaseado y metemos al frío.
Buenísima, a ver qué dice mi público infantil mañana!!!

Cupcakes de oreo.

Hoy mis niñas están de enhorabuena porque hemos preparado los famosísimos oreo cupcakes.
Hacía tiempo que los habíamos visto en las innumerables cocinas de la blogosfera y ya era hora de que en una casa tan aficcionada a las galletas Oreo como la mía probásemos esta delicia. No nos han decepcionado, al contrario, son un bocado delicioso, repetimos seguro!!!
INGREDIENTES:
(Para 16 cupcakes ):  150 g. de mantequilla blandita, 190 g. de azúcar, 2 huevos, 1 cucharadita de vainilla líquida, 2 cucharaditas de cacao en polvo Valor, 190 g. de harina de trigo, medio sobre de levadura Royal, 100 ml. de leche fría y 8 galletas Oreo .
Para el frosting o cobertura:  400 g. de queso Mascarpone , 150 g. de azúcar glas y 16 galletas Oreo mini.
ELABORACIÓN:
Ponemos en un bol la mantequilla a temperatura ambiente y comenzamos a batir con unas varillas hasta que se vea espumosa.
Añadimos poco a poco el azúcar glas y continuamos batiendo hasta conseguir una mezcla blanquecina y espumosa.

Agregamos los huevos, primero uno, batimos y luego el otro.
Ponemos la vainilla líquida y seguimos mezclando.
Tamizamos la harina y la levadura junto con 2 cucharadas de cacao en polvo Valor.


  
Añadimos la mezcla de harina, levadura y cacao tamizados al bol.
Continuamos mezclando con las varillas.
Ponemos ahora 100 ml. de leche fría y removemos hasta integrar.
Troceamos en un cuenco 8 galletas Oreo dejándolas bastante desmenuzadas y las agregamos a la masa.
Con una cuchara damos unas vueltas para que se repartan por toda la masa y, a continuación, la vertemos sobre los pirotines de papel colocados dentro de moldes de muffins ( para que no se deformen al hornear ).
Metemos la horno precalentado a 180 grados durante unos 15 minutos aproximadamente.
Retiramos y dejamos que se enfríen en una rejilla.
Para el frosting, mezclamos 150 g. de  azúcar glas en la thermomix con 400 g. de mascarpone programando la velocidad 6 durante unos segundos . Retiramos y metemos en una manga pastelera.
La receta original de los Oreo cupcakes añade galletas Oreo troceadas al queso de la cobertura, pero yo las he omitido porque no me gusta nada ese color grisáceo que se le pone, me gusta la cobertura sin mantequilla y bien blanquita…Rarezas que tiene una!!!
Terminamos los cupcakes decorando con una Oreo mini cada cupcake.
Deliciosos!!!


Pastas de almendras con cacao y ron.

Quiero compartir con tod@s vosotr@s esta receta de pastas que me ha encantado. Son unas galletas con intenso sabor a chocolate y muy fáciles de hacer. No tienen ningún secreto, sólo mezclar adecuadamente los ingredientes, hornearlas y, ya está,  disfrutarlas. Por eso pienso que es la receta de galletas ideal para los que no se atreven a intentar hacer galletitas caseras por miedo al fracaso, en este caso, siempre salen bien y son una delicia .
INGREDIENTES:
90 g. de almendras molidas, 110 g. de harina de trigo, 30 g. de cacao en polvo Valor, 80 g. de mantequilla, 110 g. de azúcar moreno, 2 cucharadas de ron , un huevo y una pizca de sal.
ELABORACIÓN:
Ponemos en un cuenco grande las almendras molidas y las mezclamos con el azúcar moreno.
Tamizamos la harina con el cacao y los agregamos la cuenco, mezclando bien.
Añadimos la mantequilla troceada, el ron , una pizca de sal y el huevo batido. Mezclamos todo muy bien hasta obtener una bola de masa homogénea y manejable.
La envolvemos en plástico de cocina y dejamos reposar 20 minutos en el frigorífico.
Transcurrido este tiempo, retiramos del frío y cortamos la masa en bolitas del tamaño de una nuez, dejándolas caer sobre la superficie de trabajo para que la base quede plana y la superficie redondeada.
Con el dedo índice presionamos ligeramente el centro de la pasta para formar un huequito que rellenaremos luego con mermelada.
Colocamos las pastas en una bandeja de horno forrada con papel vegetal, no hace falta que las separemos mucho porque apenas aumentan de tamaño en el horno y conservan muy bien su forma original.
Horneamos a 180 grados durante 15 minutos.
Es importante vigilar la coción y no hornearlas demasiado, o se endurecerán excesivamente al enfriar.
Dejamos enfriar en rejilla y cuando están completamente frías ponemos un poquito de mermelada de fresa sobre cada pasta.
He dejado algunas sin mermelada y a otras les he puesto azúcar glas.
Esta tarde han venido a casa las compañeras de mi niña para hacer un trabajo y una de las cosas que han merendado han sido estas pastas. Buenísimas, por eso las comparto, no os las perdáis!!!