Macarons de chocolate para Gloria.

Hoy mi niña Gloria cumple 15 años. Es la primera vez que no estamos todos en el día de su cumpleaños. Ella está de viaje de estudios en Inglaterra y no podremos celebrarlo juntos. Pero gracias a la tecnología nos veremos las caras, podremos reir e iluminarnos el día con su preciosa cara.
Le dedicamos estos deliciosos macarons de chocolate rellenos de crema de chocolate y avellanas. Cuando pensé el pastel o dulce que iba a elaborar para su cumpleaños no tuve ninguna duda. No conozco a nadie más apasionado que Gloria por estos dulcecitos franceses. Es una experta catadora y si en mi casa se elaboran macarons con tanta asiduidad es por ella…Casi siempre.
Así que hoy, con una dedicatoria especial a mi preciosa niña en su decimoquinto cumpleaños, Macarons de chocolate, de rechupete… ¡¡¡Felicidades tesoro!!!
                                                                                                   Fuente: “Webos fritos”


INGREDIENTES:

110 g. de almendra molida, 225 g. de azúcar glas industrial, 25 g. de cacao en polvo sin azúcar, 120 g. de claras de huevo y 50 g. de azúcar normal. Azúcar dorado para decorar.
Relleno: crema de chocolate y avellanas.


ELABORACIÓN:

1- Calentamos el horno a 150 grados.
2- Trituramos la almendra molida junto con el cacao y el azúcar glas con un robot de cocina o un procesador de alimentos.
3- Una vez triturados los ponemos sobre una bandeja de horno con papel vegetal y horneamos durante 5 minutos.
4- Dejamos enfriar la mezcla.

5- Tamizamos esta mezcla y reservamos.
6- Montamos las claras con una pizca de sal. Primero batiendo 2 minutos a velocidad mínima y luego a velocidad máxima hasta que se formen picos duros.
7- Cuando están casi montadas añadiremos el azúcar normal.
8- Echamos la mezcla de almendras-cacao-azúcar glas sobre las claras montadas de una sola vez.
9- Con una espátula y movimientos envolventes de abajo hacia arriba mezclaremos durante 1 minuto aproximadamente hasta que todos los ingredientes se integren y consigamos una masa de textura “espuma de afeitar”.


10- Vertemos la masa obtenida en una manga pastelera con boquilla redonda y lisa.
11- Damos forma a los macarons sobre una bandeja de horno con papel vegetal, en la que habremos dibujado los circulitos que nos servirán de guía. ( Yo siempre utilizo un tapón de botella ). Damos la vuelta al papel para que la tinta no esté en contacto con la masa :). Espolvoreamos con azúcar dorado cada concha de macaron.
12- Dejamos secar los macarons hasta que se seque su superficie y al tocarlos no se vea pegajosa. El tiempo puede oscilar entre media hora y algo más de hora y media, según la humedad del ambiente.


13- Precalentamos el horno a 150 grados y en el momento de hornear bajamos la temperatura a 130 grados. En unos 13 minutos estarán listas nuestras conchas de macarons. Lo sabremos porque se despegarán del papel con cierta facilidad sin dejar adherencias de masa sobre él. Si no es así dejaremos 1 minutito más las conchas en el horno.
14- Dejamos que se enfríen por completo sobre una rejilla y rellenaremos con nuestra crema de chocolate y avellanas favorita.
Un espectáculo, deliciosos.