Bizcochitos integrales con frutos secos.

Vamos a hornear unos bizcochitos de harina integral y frutos secos. Muy saludables y apetecibles para el desayuno. Contienen yogur y gran cantidad de fibra, que les aporta la harina integral y los frutos secos.
Ya veis, además de los buenísimos que están, todo son ventajas si horneamos nuestros bizcochitos para el desayuno, sabiendo lo que les ponemos y diciendo adiós a la grasienta e indigesta bollería industrial.

INGREDIENTES:

1 yogur natural azucarado, 1 medida de yogur de aceite de oliva suave, 2 medidas de yogur de azúcar, 3 medidas de yogur de harina de trigo integral, 1 sobre de levadura en polvo, 3 huevos, pasas al gusto, pistachos al gusto y nueces picadas al gusto.

ELABORACIÓN:

1- Batimos los huevos con el azúcar hasta que se vean esponjosos.

2- Agregamos el aceite desde el borde del recipiente en hilito y seguimos batiendo.
3- Tamizamos la harina integral junto con la levadura en polvo.

4- Añadimos poco a poco la mezcla de harina, alternándola con el yogur,  mezclando a velocidad baja.
5- Vertemos la masa obtenida sobre los moldecitos engrasados y enharinados, llenando tres cuartos de su capacidad.
6- Sobre la masa ponemos los frutos secos picados y las pasas.


7- Horneamos a 180 grados, hasta que al pinchar el centro de cada bizcochito con un palito veamos que sale limpio.
8- Dejamos templar en los moldes 5 minutos y luego desmoldamos sobre una rejilla. Se conservan estupendamente unos 4 días en un recipiente hermético.

Semifrío de melocotón y frutos secos.

Un delicioso postre frío que me encanta y resulta muy adecuado para terminar una comida copiosa. Si ponemos algo fresco y suave tras la comida, pocos podrán resistir la tentación. 
Muy recomendable para las fechas navideñas que están a la vuelta de la esquina. Se prepara con antelación y en el momento de servir,  se corta en pequeñas porciones y se acompaña de una salsa de chocolate caliente, pura tentación!!! 

                                                                                                   Fuente: “Lecturas Navidad”


INGREDIENTES:

400 g. de melocotón en almíbar (de calidad), 3 claras de huevo, 40 g. de dátiles deshuesados, pizca de sal, 180 ml. de nata para montar, 180 g. de yogur natural, 2 hojas de gelatina, nueces y pistachos al gusto.


ELABORACIÓN:

1- Escurrimos bien los melocotones de su almíbar y los trituramos hasta obtener un puré fino.
2- Picamos en trocitos pequeños los dátiles deshuesados. Reservamos.
3- Montamos la nata bien fría. Reservamos.
4- Montamos las claras a punto de nieve firme con un pellizco de sal. Reservamos.

5- Remojamos en agua fría las 2 hojas de gelatina durante 5 minutos. Las escurrimos bien y añadimos al puré de melocotón previamente calentado unos minutos en el microondas. 
6- Mezclamos bien hasta que la gelatina se disuelva en el puré de melocotón.
7- Agregamos al puré el yogur y los dátiles troceados.
8- Añadimos la nata montada y, por último, las claras montadas a punto de nieve, con movimientos envolventes.


9- Vertemos la mezcla resultante en un molde tipo cake con papel vegetal y ponemos en el congelador al menos durante 3 horas.
10- Servimos acompañado de nueces picadas, pistachos y salsa de chocolate caliente.

Rollitos de piquillos rellenos de queso y nueces.

Os quiero recomendar este entrante que os resultará irresistible si os gustan los pimientos del piquillo. Queda muy vistoso y resultón en la mesa, se prepara con antelación, lo que resulta muy cómodo y se degusta en frío cortado en porciones del tamaño que mejor nos venga.
Podemos variar los rellenos y adaptarlos al gusto de los comensales, procurando que sean cremosos y armonicen con el sabor de los piquillos. En este caso, un buen queso cremoso, nueces y diferentes lechugas han sido el relleno.

                                                                                                 Fuente: “Lecturas”


INGREDIENTES:

Masa: 150 g. de pimientos del piquillo en conserva, 100 g. de harina de trigo, 2 huevos XL, medio sobre de levadura y una cucharadita de sal.

Relleno:  250 g. de queso crema, 200 g. de lechugas variadas ( hoja de roble, escarola…) y 120 g. de nueces. 



ELABORACIÓN:

1- Escurrimos los pimientos y los trituramos en un procesador o picadora.

2- Añadimos las yemas de huevo y la sal. Mezclamos.
3- Montamos las claras a punto de nieve firme con un pellizco de sal.


4- Tamizamos la harina junto con la levadura y la añadimos a la mezcla de piquillos.

5- Cuando esté todo bien integrado, añadimos las claras montadas a punto de nieve y mezclamos con movimientos envolventes.
6- Vertemos la masa obtenida sobre una bandeja de horno forrada con papel vegetal. Alisamos la superficie con una espátula.
7- Horneamos a 180 grados ( horno precalentado) durante 10 minutos.



8- Retiramos del horno y desmoldamos sobre un paño limpio enrollándolo sobre sí mismo y dejamos que se enfríe así enrollado.

9- Una vez frío procedemos a rellenarlo. Untamos una buena capa de queso crema, luego ponemos hojas de lechuga bien repartidas por toda la superficie y nueces cortadas en trocitos de tamaño regular.



10- Volvemos a enrollar sobre sí mismo el brazo y cortamos en porciones. Conservamos en frío tapado con papel film hasta el momento de su consumo.

Galletas de chocolate y nueces.

Vamos a hornear unas galletas de chocolate y nueces para darnos un capricho chocolateado y alegrarnos el café de la tarde.
Crujientes por fuera y tiernas por dentro, con  textura  y sabor similares al  brownie, absolutamente irresistibles para niños y mayores, garantizado.
Con estos ingredientes que os proporciono salen unas 15 galletas de buen tamaño.
 Os recomiendo que las probéis, son sencillas de elaborar y el resultado vale la pena. ¡¡¡Fabulosas!!!

INGREDIENTES:

225 g. de chocolate negro para repostería, 30 g. de mantequilla, 35 g. de harina, media cucharadita de levadura en polvo, pizca de sal, 2 huevos XL a temperatura ambiente, 125 g. de azúcar, 3 gotas de esencia de vainilla, 150 g. de chips de chocolate y 50 g. de nueces. 

ELABORACIÓN:

1- Derretimos el chocolate junto con la mantequilla al baño María, mezclando con una cuchara hasta que se fundan completamente.
2- Montamos los huevos con el azúcar hasta que veamos  que están cremosos, durante 5 minutos.
3- Añadimos la vainilla y mezclamos.

4- Tamizamos la harina, la sal y la levadura. 
5- Tras batir los huevos durante 5 minutos con el azúcar, añadimos la mezcla de chocolate ya tibio. Mezclamos.


6- Agregamos la mezcla de harina y mezclamos.
7- Añadimos los chips de chocolate y las nueces y mezclamos.
8- Tapamos con film la masa y dejamos reposar durante media hora en la nevera.
9- Transcurrido este tiempo, formamos bolitas de masa con una cuchara de helado y las colocamos sobre una bandeja de horno con papel vegetal.


10- Metemos al horno precalentado a 180 grados hasta que tomen ligero color por los lados. Unos 9-10 minutos serán suficientes. Sin dejar que se tuesten demasiado o perderán esa textura interior de brownie que las hace irresistibles…

Salchichón de chocolate.

Hace unos cuántos días asistí a un taller de dulces navideños en las instalaciones de Thermomix Murcia invitada por mi amiga Ghislaine y pasamos una mañana deliciosa pensando ya en las fiestas que están a la vuelta de la esquina. Todos los dulces que elaboramos me gustaron muchísimo y pienso hacerlos en casa, pero el que me gustó especialmente fue este salchichón de chocolate que todos picotearon para probarlo y yo, olvidando la norma Escarlata O’Hara de que en público una señorita bien educada debe comer como un pajarito, creo que me engullí 250 gramos de salchichón de chocolate por lo menos yo sola, en fin, que le vamos a hacer…Sin comentarios…


INGREDIENTES:

200 gramos de galletas María, 130 gramos de chocolate fondant en trozos, 3 yemas de huevo, 40 gramos de azúcar, 100 gramos de mantequilla en trozos, 30 g. de nueces y azúcar glas para espolvorear.


ELABORACIÓN:

Ponemos en el vaso 170 gramos de galletas María y trituramos ( 10 segundos – velocidad 5 ).
Retiramos del vaso y reservamos.
Sin lavar el vaso, ponemos el chocolate, las yemas, el azúcar y la mantequilla y programamos ( 3 minutos – 70 grados – velocidad 1 )

Troceamos con la mano las galletas restantes y las nueces y las añadimos al vaso, junto con las galletas trituradas reservadas.
Mezclamos ( 6 segundos – velocidad 3 )
Colocamos un rectángulo de papel film sobre la encimera y vertemos el contenido del vaso.
Le damos forma de cilindro y lo cerramos por los extremos con un cordelito.
Lo hacemos rodar sobre la superficie de trabajo para que quede bien apretado.
Metemos al frigorífico hasta que esté bien firme, unas 3 horas.


Transcurrido este tiempo, retiramos del frigorífico y espolvoreamos con azúcar glas. Volvemos a envolverlo con film apretando con las manos para que el azúcar se pegue y haga efecto piel de salchichón.
Retiramos el film y cortamos en rodajas.
Requetebueno!!!

Nota: Este salchichón puede hacerse perfectamente sin Thermomix. Simplemente debemos triturar las galletas con una picadora y los pasos restantes se hacen en una cacerolita, calentando el chocolate y los demás ingredientes y mezclando con una cuchara de madera.

Muffins de manzana y nueces.

Es una maravilla poder disfrutar de un muffin casero recién horneado y templadito para acompañar el café o un simple vasito de leche. Con muy poco esfuerzo , simplemente mezclando todos los ingredientes adecuadamente, en poco tiempo tendremos nuestros muffins aromáticos y buenísimos.
 La masa de muffins no debe mezclarse excesivamente, sólo lo suficiente para que la harina se humedezca con los ingredientes líquidos y nada más, así conseguiremos unos muffins con una textura blandita y crujientes por fuera.
Además debemos hornearlos tan pronto como la mezcla esté lista, para que la levadura no pierda parte de su poder leudante.
Si no lo habéis hecho todavía, os animo a hornear unos muffins, apuesto lo que sea a que no volveréis a comprarlos después de probar esta delicia casera, eso seguro!!!

INGREDIENTES:

2 manzanas reineta, 300 g. de harina de trigo, 100 g. de azúcar moreno, 2 cucharaditas colmadas de levadura en polvo, 1 cucharadita de bicarbonato sódico, media cucharadita de sal, 225 ml. de leche, 60 ml. de aceite de oliva suave, 2 cucharaditas de esncia de vainilla, 1 huevo, 50 g. de nueces picadas, 1 cucharada sopera de azúcar y 1 cucharadita de canela en polvo.

ELABORACIÓN:

Mezclamos la harina, el azúcar moreno, la sal, la levadura y el bicarbonato en un cuenco grande.
En otro recipiente batimos el huevo, lo mezclamos con la leche, el aceite y la vainilla con unas varillas hasta que estén perfectamente mezclados.

Mezclamos los ingredientes líquidos con la mezcla de harina , sin mezclar demasiado, sólo hasta que la harina esté humedecida, con aspecto grumoso.

Añadimos las manzanas peladas y cortadas en daditos pequeños y agregamos también las nueces picadas.
Mezclamos un poco y vertemos la masa en moldes de muffins o flaneras ( lo que tengamos a mano ).

Yo he colocado sobre los moldes unos cuadraditos de papel de horno. Se recortan ayudándonos de una regla para que tengan la misma medida y se colocan en los moldes presionando con el ” culete ” de un vaso. Así quedarán unos muffins bien vestiditos y monísimos.

Mezclamos en un cuenquito una cucharada de azúcar y un poco de canela molida y espolvoreamos los muffins con esta mezcla, así conseguiremos una cobertura crujiente y aromática.
Horneamos unos 25 minutos más o menos, vigilando la cocción y cuando al insertar un palito en el centro salga limpio, estarán en su punto.

Desmoldamos y dejamos que se enfríen en rejilla, para que no se humedezcan con el vapor.
Templaditos son un placer para los sentidos, sí!!!

Langostinos crujientes con nuez.

Hoy os traigo una de las recetas que elaboramos en el curso de “Pinchos y tapas ” de la mano del Chef Juan Lax, Restaurante Monteagudo, en Murcia.
Como ya os dije, disfruté muchísimo de este curso y quedé encantada de la manera de trabajar de este estupendo Chef, que hace fácil lo difícil y de una manera clara y sencilla nos ayudó a elaborar nada más y nada menos que siete recetas magníficas con un resultado espectacular.
Pienso enseñaros todas y cada una de ellas y hoy le ha tocado el turno a estos ” langostinos crujientes con nuez” que os muestro a continuación.

INGREDIENTES:

40 g. de nueces picadas, 40 g. de almendras peladas, semillas de amapola, semillas de sésamo, 2 claras de huevo, 1 cucharada de aceite de sésamo, langostinos, palitos de brocheta y aceite de girasol.

ELABORACIÓN:

Retiramos las cabezas de los langostinos y los pelamos.
Les quitamos el intestino con ayuda de una puntilla e insertamos cada langostino en un palito de brocheta.
Sazonamos.

Mezclamos las claras de huevo con unas gotas de aceite de sésamo.
Mojamos los langostinos con esta mezcla.

Picamos muy finamente las nueces y las almendras y las colocamos en un cuenco.
Añadimos al cuenco las semillas de sésamo y de amapola.
Mezclamos  bien.

Pasamos los langostinos por las claras de huevo y luego por la mezcla de frutos secos y semillas.
Freímos en abundante aceite caliente.
Cuidar el tiempo de fritura y la temperatura, han de quedar crujientes y jugosos.
Los colocamos sobre papel de cocina para retirar el aceite sobrante.

Se acompañan de una mayonesa de soja:  mezclando la mayonesa industrial o casera con salsa de soja al gusto y cebollino picado.
Presentamos en un vaso o florero bajo relleno de arroz o cereales dónde pincharemos las brochetas.
Una delicia, magníficos!!!

Tarta de chocolate crujiente para mi cumpleaños.

Hoy toca una deliciosa tarta de chocolate, irresistible para los que somos amantes de este manjar .
Es una tarta con  intenso sabor chocolateado y una cobertura crujiente que le dan las avellanas, nueces y galletitas que lleva coronándola.
Es la tarta que he elegido para celebrar mi cumpleaños. Hoy es un día muy especial para mí. Mi familia ha venido desde Galicia a celebrar mi cumpleaños conmigo y estoy muy feliz y emocionada.
Quisiera invitaros a cada uno de vosotros a un pedacito de mi pastel y, en especial, a mi amiga   Isabel (“Aliter Dulcia”)  que también hoy celebra su cumpleaños.¡¡¡Felicidades Isabel!!!
Me siento muy afortunada y feliz de tener un año más y una arrugilla más. Espero celebrar con todos vosotros muchos cumpleaños y poder prepararos un pastel para compartir, aunque sea virtualmente!!!
¡¡¡Gracias por estar ahí!!!

INGREDIENTES:

 Para la base :  200 g. de harina, 2 cucharaditas de levadura en polvo, 115 g. de mantequilla, 25 g. de azúcar, 1 yema de huevo y 2 cucharadas de agua fría.
Para el relleno :  150 ml. de nata, 150 ml. de leche, 225 g. de chocolate para postres ( Valor ) y 2 huevos.



Para la cobertura crujiente:  40 g. de azúcar moreno, una cucharadita de cacao en polvo sin azúcar, 50 g. de nueces , avellanas y almendras picadas groseramente y unas galletitas con pepitas de chocolate troceadas pequeñitas.

ELABORACIÓN:

Para hacer la base, tamizamos la harina y la levadura en un cuenco grande. Añadimos la mantequilla reblandecida cortada a trocitos y luego el azúcar.
Agregamos 2 cucharadas de agua fría y una yema de huevo.
Amasamos bien hasta que todos los ingredientes se integren y tapamos con film la bola de masa.
Metemos media hora al frigorífico.

Precalentamos el horno a 190 grados.  Ponemos la bola de masa en el centro de un molde desmontable forrado con papel vegetal y engrasado. La extendemos muy bien, cubriendo el fondo y los lados del molde.
Pinchamos la masa con un tenedor para evitar que suba, tapamos con papel de aluminio y ponemos peso encima.
Bajamos la temperatura del horno a 180 grados y horneamos 15 minutos.
Retiramos el peso y el papel y reservamos.

Para preparar el relleno :  ponemos en un cacito la leche y la nata y llevamos a ebullición. Añadimos el chocolate troceado y removemos cuidadosamente hasta que se funda.
Dejamos templar y cuando se haya enfriado un poco esta mezcla, añadimos los huevos batidos y removemos para mezclar muy bien.

Vertemos el relleno en la base de la tarta y horneamos unos 15 minutos, hasta que se vean doraditos los bordes y el relleno haya cuajado.
Retiramos del horno, dejamos templar, desmoldamos y dejamos reposar por lo menos una hora en el frigorífico.

Para la cobertura:  picamos groseramente con un cuchillo afilado las avellanas, almendras y nueces.
Añadimos el azúcar moreno y el cacao en polvo . Picamos menuditas las galletas y las agregamos a la mezcla.

 Espolvoreamos esta mezcla crujiente sobre nuestra tarta . Se sirve fría. Es una delicia, espero que os guste!!!

Tartitas de queso, manzana y arándanos.

Esta es una versión individual de la tarta de queso , manzana y arándanos que tanto me gusta y tanto éxito está teniendo entre mis amigos. En esta ocasión le he puesto nueces en lugar de almendras fileteadas y ha quedado igual de estupendo el sabor.
Así presentadas en tartaletas individuales son muy cómodas para tomar con el café y disfrutar de un bocado delicioso. 
Han sido un regalito para mi amiga Menchu, que hoy cumple poquísimos años, poquísimos!!!
INGREDIENTES:
Para la base de las tartitas:  220 g. de harina, una pizca de sal, medio sobre de levadura Royal, 120 g. de mantequilla blandita, 80 g. de azúcar, 1 yema de huevo y una cucharadita de vainilla líquida.
Para el relleno:  400 g. de queso crema, 2 huevos, 120 g. de azúcar y una cucharadita de vainilla líquida.
Para la cobertura:  4 manzanas reineta o Golden, 80 g. de azúcar, 50 g. de nueces picadas, 60 g. de arándanos y una pizca de canela molida.

ELABORACIÓN:

Ponemos en un bol los ingredientes de la base: harina con levadura, mantequilla blandita, pizca de sal, el azúcar , la yema de huevo y la vainilla . Mezclamos bien con una cuchara y ayudándonos con las manos formamos una bola de masa con todos los ingredientes bien integrados.
Tapamos con film y dejamos reposar al frío durante media hora.

Mientras reposa la masa en el frigorífico vamos preparando el relleno:  ponemos en un vaso batidor el queso, 2 huevos, 120 g. de azúcar y una cucharadita de vainilla líquida.
Mezclamos con la batidora eléctrica hasta conseguir una crema uniforme. Reservamos.

Preparamos la cobertura de las tartitas:  Pelamos las 4 manzanas y las cortamos en cuartos, las despepitamos y troceamos en láminas finitas.
Las ponemos en un cuenco y mezclamos con 80 g. de azúcar, 50 g. de nueces picadas, 60 g. de arándanos y una pizca de canela molida.


 


Para montar nuestras tartitas:  Yo he utilizado pequeños moldes de silicona y los he colocado sobre moldes metálicos de tartaleta, así no pierden la forma durante el horneado y se desmoldan con muchísima facilidad.
Retiramos la masa del frigorífico, la cortamos en porciones y vamos cubriendo los pequeños moldes, el fondo y los bordes.

A continuación vertemos el relleno sobre las bases ayudándonos con una cuchara ( sin llenar hasta el borde porque al poner la cobertura desbordaría ).
Ponemos sobre la crema de queso la cobertura de manzana, arándanos y nueces.

Horneamos las tartaletas a 180 grados hasta que se vean doraditas por los bordes.
Dejamos unos minutos dentro de los moldes y desmoldamos . Metemos al frigorífico en cuanto estén completamente frías.
Se sirven frías.
Probad, ya veréis!!!

Pastel especiado con pasas.

Os presento un pastel jugoso y aromático que se mantiene tierno durante varios días si lo guardamos en un recipiente hermético. Es un placer disfrutar de un trocito con una taza de café y disfrutar de su cobertura de nueces y su interior salpicado de pasas,  ¡ qué bueno!.

INGREDIENTES:

Para la cobertura:
25 g. de mantequilla, 25 g. de azúcar moreno, 1 cucharadita de canela y 25 g. de nueces picadas.

Para el pastel:
175 ml. de zumo de naranja , 175 g. de pasas, 175 g. de mantequilla, 175 g. de azúcar moreno, 250 g. de harina con levadura, 1 cucharadita de canela molida, media cucharadita de nuez moscada, media cucharadita de jengibre molido y 3 huevos batidos.

ELABORACIÓN:

Engrasamos un molde de corona de unos 23 cm.
Mezclamos todos los ingredientes de la cobertura con la mantequilla blandita y los esparcimos por el fondo del molde.

Vertemos el zumo de naranja en un cacito, añadimos las pasas, la mantequilla y el azúcar. Llevamos a ebullición sin parar de remover y cocinamos unos 5 minutos.
Apartamos del calor y dejamos que se enfríe 10 minutos.

Tamizamos la harina, la canela, jengibre y nuez moscada en un recipiente.
Batimos los huevos.

Mezclamos los ingredientes secos con los húmedos y movemos hasta que todos estén bien integrados.

Vertemos en el molde y alisamos la parte superior.
Horneamos unos 45 minutos, hasta que esté firme el pastel , con una temperatura de 160 grados en el horno.
Dejamos que se temple 5 minutos en el molde y luego lo pasamos a una rejilla para que se acabe de enfriar.
Ya podemos disfrutar nuestro delicioso pastel especiado.
Quisiera desearos a todos una feliz Navidad. Que vuestras casas se llenen de alegría y de paz y que el año nuevo nos traiga mucha salud e ilusión.
¡Feliz Navidad a tod@s!