Sangría refrescante de frutas.


Para refrescar nuestras comidas y cenas de verano con algo diferente a la buena cerveza, cava o refrescos varios. Queda muy vistosa y apetecible en nuestras mesas veraniegas una buena sangría de vino blanco y frutas variadas. 
Pocos son los adultos que se resisten a servirse un vasito de esta delicia fresca y frutal. 
Ponedla en vuestra mesa y veréis el resultado… Aunque haya otras bebidas, esta sangría es de las primeras que se acaba… Siempre sabe a poco…¿Por qué será?:):)

INGREDIENTES:

2 litros de vino albariño, 1 l. de gaseosa, 250 ml. de zumo de frutas, 3 cucharadas soperas de azúcar moreno, zumo de medio limón, frutas variadas cortadas a trozos: cerezas, fresas, ciruelas verdes, melocotones, nectarinas, manzana, pera y limón.


ELABORACIÓN:

1- Ponemos en una jarra o recipiente grande el vino y la gaseosa con el zumo de frutas.
2- Añadimos el azúcar moreno y el zumo de medio limón y removemos hasta disolver el azúcar completamente.


3- Agregamos las frutas bien lavadas, con su piel y cortadas en pequeños trozos.
4- Tapamos el recipiente o jarra y metemos en la nevera por espacio de 4 horas o toda la noche, para que todos los sabores se mezclen y asienten.

5- Servimos en vasos o copas con hielo y algunas frutas cortadas. ¡¡¡Super refrescante!!!