Tartitas de arroz con leche y paparajotes.

El “paparajote” es toda una institución en la región de Murcia. Se elabora partiendo de las hojas de limonero de los fabulosos frutales murcianos. Sus aromáticas hojas se rebozan en una masa similar a la de los buñuelos, friéndolas a continuación hasta quedar doradas y espolvoreándolas luego con azúcar y canela.
Alternando capas de paparajotes y arroz con leche al caramelo, tendremos unas deliciosas mini tartitas, ideales para poner el broche de oro a una comida especial.
Con un vasito de mistela o vino dulce estarán de rechupete, especiales!!!


INGREDIENTES:

Paparajotes:  hojas de limonero, 2 huevos, medio litro de leche, ralladura de limón, 1 sobre de levadura en polvo, 100 g. de azúcar, medio kg. de harina, aceite de oliva suave, pizca de sal, canela y azúcar para espolvorear.
Arroz con leche: 1 litro de leche semidesnatada, 300 g. de arroz redondo, 6 cucharadas soperas de azúcar, 1 palito de canela, piel de un limón y 2 cucharadas soperas de dulce de leche.


ELABORACIÓN:

1- Paparajotes:  lavamos y secamos muy bien las hojas de limonero.
2- Ponemos en un recipiente hondo la leche, los huevos, ralladura de limón, el azúcar, la levadura, un pellizquito de sal y la harina.
3- Mezclamos todo con la batidora hasta conseguir una masa uniforme y sin grumitos.

4- Pasamos las hojas de limonero por esta mezcla, hundiéndolas bien para que se rebocen por ambas caras.
5- Las freímos en abundante aceite hasta que estén doraditas y escurrimos sobre papel absorbente, espolvoreándolas con azúcar y canela.
6- Les retiramos a los paparajotes las hojas de limonero y reservamos la masa frita.


7- Arroz con leche:  ponemos la mitad de la leche a hervir con la cáscara de un limón y el palito de canela.
8- Cuando empiece a hervir añadimos el arroz y mezclamos bien removiendo constantemente.
9- Vamos añadiendo cacillos de leche caliente, cocinando nuestro arroz a fuego medio a modo de risotto, para que el arroz suelte todo su almidón y nos quede una mezcla cremosa.
10- Cocinamos unos 20 minutos, hasta que el grano se vea hecho pero entero. Al final de la cocción agregamos el azúcar y el dulce de leche y mezclamos bien.
11- Dejamos reposar al menos 10 minutos.


12- Montamos las tartitas:  Ponemos en el centro del plato o bandeja un aro de presentación. 
Alternamos capas de paparajotes y arroz con leche, procurando terminar con una capa de arroz con leche.
Utilizando un cortador de galletas en forma de corazón decoramos con canela molida. Retiramos el aro y reservamos en frío hasta el momento de su degustación.

Anuncios

Sangría refrescante de frutas.


Para refrescar nuestras comidas y cenas de verano con algo diferente a la buena cerveza, cava o refrescos varios. Queda muy vistosa y apetecible en nuestras mesas veraniegas una buena sangría de vino blanco y frutas variadas. 
Pocos son los adultos que se resisten a servirse un vasito de esta delicia fresca y frutal. 
Ponedla en vuestra mesa y veréis el resultado… Aunque haya otras bebidas, esta sangría es de las primeras que se acaba… Siempre sabe a poco…¿Por qué será?:):)

INGREDIENTES:

2 litros de vino albariño, 1 l. de gaseosa, 250 ml. de zumo de frutas, 3 cucharadas soperas de azúcar moreno, zumo de medio limón, frutas variadas cortadas a trozos: cerezas, fresas, ciruelas verdes, melocotones, nectarinas, manzana, pera y limón.


ELABORACIÓN:

1- Ponemos en una jarra o recipiente grande el vino y la gaseosa con el zumo de frutas.
2- Añadimos el azúcar moreno y el zumo de medio limón y removemos hasta disolver el azúcar completamente.


3- Agregamos las frutas bien lavadas, con su piel y cortadas en pequeños trozos.
4- Tapamos el recipiente o jarra y metemos en la nevera por espacio de 4 horas o toda la noche, para que todos los sabores se mezclen y asienten.

5- Servimos en vasos o copas con hielo y algunas frutas cortadas. ¡¡¡Super refrescante!!!