Cupcakes de limón.

Hoy traemos a nuestra mesa unos deliciosos cupcakes de limón para el café.
Las chicas de “La Belle carte” son nuestras invitadas especiales y a ellas van dedicadas estos pastelillos cítricos cuyo protagonista principal es el limón.
Espero que a mis invitadas les gusten y os recomiendo especialmente una visita a su página, veréis las fabulosas sorpresas que os esperan…
 Estos cupcakes son como pequeñas porciones de tarta, con su base de bizcocho cítrico, almíbar de limón y una crema suave que los recubre e intensifica más su sabor cítrico.

INGREDIENTES:

125 g. de harina de repostería, 125 g. de mantequilla a temperatura ambiente, 100 g. de azúcar, 100 ml. de leche, zumo de medio limón, 2 huevos XL, media cucharadita de levadura en polvo y una cucharada sopera de ralladura de limón.
Almíbar de limón:  100 g. de azúcar y el zumo de 1 limón. 
Crema:  200 g. de mantequilla a temperatura ambiente, 150 g. de azúcar glas y 3 gotas de esencia de limón.

ELABORACIÓN:

1- Batimos la mantequilla junto con el azúcar hasta que se vea una mezcla esponjosa.
2- Agregamos los huevos uno a uno. Seguimos batiendo.
3- Añadimos la leche y el zumo de limón. Mezclamos bien. 
4- Tamizamos la harina junto con la levadura y añadimos a la mezcla anterior. Meclamos suavemente hasta lograr una masa integrada.

5- Vertemos sobre los papelillos de magdalenas colocados dentro de moldes rígidos para evitar que se deformen durante el horneado.
6- Horneamos a 180 grados ( horno precalentado) hasta que se vean doraditos, unos 17 minutos aprox.
7- Mientras se hornean, preparamos el almíbar de limón, poniendo el azúcar junto con el zumo de limón en un cacito al fuego hasta que espese. Al sacar los bizcochitos del horno, los desmoldaremos y pincelaremos con almíbar de limón caliente.

8- Crema: Batimos la mantequilla a temperatura ambiente hasta que se vea bien esponjosa y haya doblado su tamaño.
9- Le agregamos  la esencia de limón y el azúcar glas poco a poco, a cucharadas y batimos hasta integrar.
10 – Vertemos en una manga pastelera y decoramos al gusto cuando los bizcochitos estén completamente fríos.