Tronco de navidad.

Un postre que siempre triunfa y apetece en esta época navideña es el archiconocido tronco de Navidad.
Nos sirve además para decorar nuestras mesas navideñas y hace las delicias de pequeños y mayores.
Admite muchos rellenos: Crema pastelera, lemon curd, crema de queso, trufa, etc…
Si adaptamos relleno y cobertura al gusto de nuestros comensales, lo veo un postre fabuloso para los días de fiesta, ya que puede y debe realizarse con antelación. Aunque no es difícil, sí es laborioso y el resultado vale la pena. Pura delicia, magnífico y muy vistoso.

INGREDIENTES:

Bizcocho: 5 huevos Xl, 125 g. de azúcar y 125 g. de harina.
Relleno: 1 tarrina de queso crema, 150 g. de azúcar glas, 100 g. de mantequilla y lacasitos al gusto.
Cobertura: 1 tableta y media de chocolate blanco especial postres Valor.
Decoración: bombones, bastón de caramelo, lacasitos y galletas de mantequilla.

ELABORACIÓN:

1- Separamos las claras de huevo de las yemas.
2- Montamos las claras a punto de nieve firme y reservamos.
3- Batimos las yemas junto con el azúcar hasta que blanqueen.
4- Agregamos la harina tamizada y mezclamos bien.
5- Por último, añadimos a la mezcla las claras montadas a punto de nieve que teníamos reservadas y mezclamos con movimientos envolventes.
6- Vertemos la masa obtenida sobre una bandeja de horno grande con papel vegetal y extendemos la masa con una espátula.

7- Dejamos caer 3 ó 4 veces la bandeja sobre la encimera para que se extienda perfectamente.
8- Horneamos a 180 grados (horno precalentado) durante 10 minutos. (Sin excedernos en el horneado, sólo debe dorarse ligeramente).
9- Retiramos del horno, desmoldando inmediatamente sobre un paño rociado con azúcar glas y enrollamos la plancha de bizcocho en caliente sobre sí mismo ayudándonos con el paño. 
10- Dejamos que se enfríe completamente así enrollado.

11- Relleno: Batimos el queso crema durante un minuto a velocidad media y le añadimos poco a poco el azúcar glas.
12- Añadimos la mantequilla a temperatura ambiente y subimos la velocidad de batido algo más. Batimos hasta que la mezcla sea untable y consistente y agregamos lacasitos al gusto. Mezclamos.
13- Desenrollamos el bizcocho con cuidado y cortamos los extremos, colocando uno de ellos sobre el tronco. Untamos sobre él nuestro relleno de queso crema y lacasitos.
14- Enrollamos de nuevo el bizcocho dando forma al brazo.
15- Derretimos el chocolate blanco al baño María o en el microondas, removiendo bien hasta que esté completamente líquido.


16- Vertemos el chocolate sobre el brazo relleno y colocado sobre la fuente en la que vamos a presentarlo ( protegiéndola con papel de aluminio para que no se manche con el chocolate sobrante que resbale )
17- Extendemos el chocolate líquido con una espátula para cubrir todo el brazo.
18- Lo metemos 5 minutos en la nevera para que empiece a solidificarse y transcurrido este tiempo, retiramos y hacemos unas líneas sobre la superficie con un tenedor o un decorador de tartas.
19- Decoramos nuestro tronco de Navidad al gusto: galletas, bombones, golosinas, lacasitos…
Conservamos en frío.