Montaditos de guacamole deconstruido y salmón.

Estos montaditos que tanto nos han gustado en casa van dedicados a mi querido Tito, uno de mis blogueros cocineros favoritos del mundo mundial… Desde mis comienzos en este mundillo blogueril, un punto de referencia y el primero al que acudo cuando tengo alguna duda.
Desde que descubrí a Tito, quedé enganchada a sus deliciosos monólogos y a su manera de ver la cocina y la vida. 
Su blog salsero, junto a su estimada socia Juana, es una referencia igualmente y en su relativamente corto tiempo de vida, nos ofrece un amplísimo repertorio de salsas para no perderse, deliciosamente presentadas.
Pero lo que verdaderamente hace a Tito especial es su persona, su calidad humana. Nunca olvidaré lo pendiente que estuvo de mí el pasado verano, cuando por problemas de salud en la familia lo pasamos tan angustiosamente mal. Constantes llamadas de telf, mensajes y ánimos me ayudaron mucho a sobrellevar el mal trago… Muchas gracias amigo, nunca lo olvidaré y hoy que nos convocas a tu concurso de montaditos para celebrar el primer año de “Complicaciones las justas” te dedico estos montaditos esperando que te gusten. Todo es poco para tí…


INGREDIENTES:

Pan de pueblo, aguacate, tomates maduritos, cebolleta tierna, queso fresco con sal, olivas negras, salmón ahumado, sal maldom, aceite de oliva virgen y 2 dientes de ajo.


ELABORACIÓN:

1- Hacemos una cruz a los tomates en la piel con un cuchillo afilado y los metemos en agua hirviendo durante 20 segundos y luego en agua con hielo, para que nos resulte muy fácil retirarles la piel.
2- Retiramos piel y hueso al aguacate y lo cortamos en finas laminillas, rociándolas con limón para evitar su oxidación.



3- Cortamos en finos aros la cebolleta tierna y los tomates sin piel ni semillas en cubitos pequeños.
4- Picamos en trocitos las olivas negras deshuesadas. 

5- Cortamos tantas rebanadas de pan de pueblo como montaditos vayamos a preparar y las untamos con un par de dientes de ajo chascados…


6- Sobre el pan ponemos queso fresco con sal desmenuzado.

7- Encima, daditos de tomate y 2 ó 3 aros de cebolleta tierna.


8- Dos laminitas de aguacate y una buena loncha de salmón ahumado.

9- Las olivas troceadas.


10- Un chorrito de aceite de oliva virgen y unas escamitas de sal maldom.
Listos para su degustación…

Calabacines rellenos de salmón y berberechos.

Un  entrante sugerente y sencillo que nos facilita la tarea de poner en nuestra mesa la ración de verduras diaria que nuestro cuerpo necesita. Calabacines rellenos, un clásico. Utilizando para rellenarlos unos filetes de salmón sin espinas, berberechos, tomate a daditos, cebolleta fresca, eneldo, que potencia  extraordinariamente el sabor del salmón y un poco de  nuestro queso favorito para dar a los calabacines el toque final gratinándolos en el horno…Probad, veréis qué delicia!!!


INGREDIENTES:

3 calabacines pequeños, 2 filetes de salmón sin piel ni  espinas, media cebolleta fresca picada, 1 tomate sin piel cortado a daditos, 1 pizca de eneldo, aceite de oliva, sal , pimienta, chorrito de vino blanco, berberechos al gusto ( frescos o en conserva ), mayonesa y queso para gratinar.


ELABORACIÓN:

Lavamos muy bien los calabacines frotándolos  con un cepillito y los secamos con papel de cocina.
Les retiramos la parte de arriba con un cuchillo y reservamos.
Con un sacabolas vamos vaciando la carne de los calabacines y la reservamos en un recipiente.
En una sartén ponemos 2 cucharadas de aceite de oliva y pochamos la cebolleta fresca cortada a pequeños daditos.


Añadimos la carne de los calabacines y los daditos de tomate sin piel. Salpimentamos y dejamos cocinar unos minutos.
Cuando está ya blandita la carne de los calabacines, añadimos el salmón en pequeños trozos y una pizca de eneldo.
Añadimos un chorrito de vino blanco a nuestro guiso y dejamos cocinar unos minutos.
Al final de la cocción añadiremos unos berberechos ( frescos o en conserva ) y damos unas vueltas para mezclar todos los sabores.
Retiramos del fuego y dejamos reposar unos minutos.


Rellenamos los calabacines con esta mezcla y metemos al horno a 180 grados unos 30 minutos o algo más si queremos que quede más blando, a mí me gustan las verduras ” al dente.”
Retiramos del horno y ponemos  sobre cada calabacín una cucharada de mayonesa y queso rallado. Gratinamos hasta que el queso se vea doradito.

Nigiri sushi.

Hoy toca cocina japonesa. Mi hija Flavia, amante de la cocina oriental, como casi todas las chicas de su edad, ha disfrutado viendo como poco a poco íbamos dando forma a estos bocaditos deliciosos de arroz, pescado y aguacate. He puesto en práctica lo aprendido en el curso de cocina oriental del Chef Juan Lax y me he divertido muchísimo haciendo sushi y makis, todo un ritual que no es difícil, si sabes los pasos a seguir y los cumples a rajatabla, como todo…

Buenos ingredientes, un poquito de cariño y paciencia y…Vaya banquete nos hemos dado Flavia y yo…Los demás mirando y disfrutando sus tallarines bolognesa…Es así, no todo el mundo se anima a probar cosas nuevas…Pero Flavia y yo repetiremos…

INGREDIENTES:

250 g. de arroz para sushi, 500 g. de agua, 3 cucharadas soperas de vinagre de arroz, 1 cucharada sopera de azúcar, pizca de sal, aguacate, salmón, salsa de soja, wasabi y huevas de pez.


ELABORACIÓN:

Ponemos el arroz en un colador bien grande y lo lavamos bajo el grifo de agua fría durante diez minutos. Paso muy importante para eliminar el exceso de almidón.
Veremos que al final el agua sale transparente, ya está listo el arroz para ser cocido.


Ponemos a hervir el agua con la sal y el azúcar. En cuanto rompa a hervir, añadimos el arroz y dejamos cocinar a fuego lento unos 15 minutos, removiendo de vez en cuando para que no se pegue.
Al final de la cocción, añadimos el vinagre de arroz y terminamos de cocer.


Dejamos reposar el arroz tapado durante 5 minutos.
Lo ponemos en una bandeja extendido a enfriar completamente.
Extendemos una lámina de alga nori sobre el tapete para dar forma a los rollitos.
Nos humedecemos las manos y vamos colocando una capa de arroz sobre el alga, cubriendo dos tercios de la superficie.
En la parte central colocaremos tiras de salmón ( previamente congelado y vuelto a descongelar ) y tiras de aguacate.

Enrollamos con cuidado el alga con el arroz ayudándonos con la esterilla y procurando que el pescado quede bien centrado y el rollito bien compacto.
Finalmente sellamos el alga pincelándola con un poquito de agua en los extremos.
Cortaremos en rodajas humedeciendo el filo del cuchillo.


Daremos forma redondeada y alargada al arroz, con la mano humedecida y colocaremos sobre él pequeños trozos de salmón y huevas de pez.
Serviremos el sushi y makis acompañados de salsa de soja y wasabi.
Animáos, no es difícil y vale la pena!!!

Pastel de salmón y langostinos.

Un pastel de pescado siempre es una opción estupenda para las comidas o cenas frescas del verano, en las que queremos disfrutar de los amigos sin estar mucho tiempo entre fogones.
Se prepara sin demasiado esfuerzo y en apenas dos horas, listo para degustar, sólo o acompañado de una buena salsa tártara, de tomate o una sencilla mayonesa. Delicioso y fresco.
Se puede preparar siguiendo el método tradicional, en una cazuela y triturando con batidora eléctrica o bien, más cómodo, con Thermomix. Espero que os guste y os venga bien para vuestros menús estivales.

INGREDIENTES:

5oo g. de salmón fresco, 200 g. de langostinos, 1 diente de ajo, 2 huevos, 100 g. de nata líquida, 100 g. de leche, 6 láminas de gelatina o 1 sobre de gelatina en polvo, 40 g. de aceite de oliva virgen , sal, pimienta molida, nuez moscada.
Mayonesa y salsa de tomate para acompañar.

ELABORACIÓN:

Limpiamos el salmón de pieles y espinas cuidadosamente.
Pelamos los langostinos .
Ponemos la mariposa en las cuchillas y añadimos el aceite.
Programamos 2 minutos, 40 grados, velocidad 1.

Añadir el ajo y programar 3 minutos,40 grados, velocidad 1.
Añadimos el salmón y los langostinos y programamos 7 minutos, 40 grados, velocidad 1.
Retiramos la mariposa de las cuchillas e incorporamos el resto de ingredientes: 2 huevos, nata líquida, leche, gelatina ( previamente hidratada en un poco de agua fría  y escurrida ), pimienta molida y sal al gusto.
Programamos 7 minutos, 90 grados, velocidad 4.

Transcurrido este tiempo, programamos 2 minutos  en velocidad 5 con la misma temperatura ( 40 grados )
Pincelamos un molde con un poco de aceite, lo cubrimos con papel vegetal, que nos facilitará el posterior desmoldado y vertemos la pasta en él.
Dejamos templar  y metemos al frigorífico durante un par de horas al menos.

Desmoldamos y decoramos con unos langostinos y tomatitos.
Acompañamos de una buena salsa de tomate y mayonesa. Queda estupendo, probad!!!

Tartaletas de salmón y verduritas.

El hojaldre es un ingrediente que no puede faltar en nuestra casa para sacarnos de más de un apuro y ayudarnos en la tarea diaria de elaborar los menús familiares.Me encanta trabajar con él, en pocos minutos y con un mínimo de imaginación conseguimos extraordinarios resultados.
Tanto en platos dulces como salados, el hojaldre será uno de nuestros mejores aliados en la cocina.
En este caso, os cuento como he elaborado en un pis pas unas tartaletas de salmón y verduritas que han quedado deliciosas.

INGREDIENTES:

Una lámina de hojaldre fresco, 2 huevos, 120 ml. de leche, un trozo de salmón fresco , 1 pequeño calabacín, medio pimiento rojo, una cebolleta fresca, media berenjena, sal, pimienta y aceite de oliva.

ELABORACIÓN:

Cortamos unos discos de hojaldre ayudándonos con los moldes dónde vamos a preparar las tartaletas. Colocamos  el hojaldre en los moldes ( si son antiadherentes no hace falta forrarlos con papel de horno ) y los cubrimos con papel de aluminio. Ponemos peso encima y metemos al horno precalentado a 180 grados durante diez minutos.

Mientras se hornea el hojaldre cortaremos en pequeños daditos de igual tamaño las verduritas: berenjena, calabacín, pimiento y cebolleta.
Las cocinaremos unos minutos en el grill o plancha poniéndoles un poquito de sal y aceite de oliva.
Las dejaremos al dente, para que acaben de cocinarse en el horno.

En un cuenco grandecito mezclaremos los dos huevos batidos con la leche y las verduritas cocinadas al grill. Salpimentamos.
Añadiremos el salmón cortado a dados pequeños también.
Mezclamos bien todos estos ingredientes.

Transcurridos los diez minutos de horneado, retiramos el hojaldre del horno y con cuidado, sacamos los pesos y el papel de aluminio que lo recubre.
Vertemos la mezcla sobre las bases de hojaldre repartiendo bien los ingredientes con una cuchara.

Horneamos de nuevo con la misma temperatura hasta que se vean doraditas las tartaletas y haya cuajado la mezcla.
Retiramos del horno y dejamos templar antes de servir.
Frías están también deliciosas.

Popietas de salmón con salsa tártara.


Vamos a preparar hoy un delicioso plato de pescado al que pueden apuntarse todos los miembros de la familia, se puede preparar con cualquier filete de nuestro pescado favorito, siempre que no tenga demasiadas espinas , para poder retirarlas con facilidad. Le ponemos una guarnición que nos guste y procuramos que la mayonesa para la salsa tártara sea casera, así, el éxito estará asegurado!!!
Yo he utilizado el salmón y como guarnición patatas y champiñones, cualquier combinación es válida si lo que valoramos es el gusto de nuestros comensales.




INGREDIENTES:

(Para 4 popietas ) :  4 filetes de salmón, 16 langostinos cocidos, orégano, sal y pimienta.
Para la salsa tártara : Mayonesa casera, aceite de oliva, pepinillos en vinagre, alcaparras, perejil y limón.
Para la guarnición:  Patatas pequeñas y champiñones.






ELABORACIÓN:

Procuraremos comprar unos filetes de salmón de igual tamaño, para que las popietas sean parecidas una vez cocinadas.
Les retiraremos la piel y las espinas cuidadosamente ayudándonos de pinzas o con un cuchillo afilado.
Salpimentamos los filetes de salmón y les ponemos un poquito de orégano.






Colocamos cada filete sobre una hoja de papel film, ponemos 2 langostinos pelados en cada extremo y enrollamos con ayuda del papel, encerrando el relleno.






Cerramos los bordes con una cuerda de bridar, dándoles forma de caramelo y cocemos a fuego lento las 4 popietas en una cazuelita con agua durante 7 minutos.
Dejamos templar antes de retirar el papel film.






 Para la salsa tártara :  prepararemos una mayonesa ligera a nuestro gusto y le añadiremos pepinillos en vinagre picados finamente , alcaparras , perejil picado y un chorrito de zumo de limón.
Hervimos las patatas en agua con sal y un diente de ajo.
Cortamos los champiñones en cuartos y los salteamos con un poco de aceite y ajo.



Emplatado:  Una popieta por persona acompañada de patatitas hervidas y champiñones. Salseamos y espolvoreamos con perejil picado.
Espero que os guste!!!

 

Pastelillos de pescado

Los filetes de merluza y de bacalao proporcionan unos excelentes pastelillos de pescado, ligeros y con un toque de limón y perejil, ricos para comidas o cenas frías, siempre apetecibles.

INGREDIENTES: 1 cebolla picada, 3 rebanadas de pan del día anterior, medio kg. de filetes de pescado ( merluza, bacalao, salmón…) , 1 huevo grande, 2 cucharadas de mayonesa, 1 cucharada de perejil fresco picadito, 2 cucharadas de zumo de limón, sal, aceite y pan rallado.

ELABORACIÓN: En una sartén ponemos a pochar la cebolla picada finita con un poco de aceite. Cuando esté tierna y dorada , retiramos del fuego y reservamos.
Reducir el pan a migas finas en la batidora, robot de cocina,etc…
Colocamos el pan triturado en un cuenco , picamos finamente el pescado y lo añadimos al cuenco con el pan. Agregamos la cebolla frita, el huevo, la mayonesa, el perejil, el zumo de limón y la sal. Mezclamos bien.
Con esta masa formamos los pastelillos aplastándolos un poco con las manos y los pasamos uno a uno por pan rallado.
Freimos en aceite caliente y cuando estén doraditos por ambas caras, escurrimos en papel de cocina.

Podemos adornarlos con limón y si lo deseamos acompañarlos de salsa tártara o mayonesa.

Salmón con langostinos

 Es un entrante o primer plato fresco y delicioso, adecuado en cualquier época del año.Ingredientes : dos rodajas grandes de salmón fresco, una loncha o dos de salmón ahumado (60 g. aprox.), ocho langostinos, tomate madurito, alcaparras, pepinillos en vinagre, cebolleta fresca, aguacate ( dos bien maduros), limón, aceite de oliva virgen y sal.Elaboración: Ponemos en un bol a macerar el salmón fresco cortado en trozos pequeñitos con zumo de limón, aceite y sal. Añadimos el salmón ahumado, también troceado y reservamos en el frigo una hora.En otro bol mezclamos las alcaparras, pepinillos picados, cebolleta picada finita, tomate en dados y, por último el aguacate también en daditos. Añadimos un buen chorro de zumo de limón y al frigo una media hora.Para montar el plato ponemos un aro de presentación y en el fondo colocamos el picadillo de aguacate, alcaparras, etc… encima colocamos el salmón marinado y decoramos con pepinillos, alcaparras, langostinos… retiramos con cuidado el aro y añadimos un buen chorro de aceite de oliva. ¡Que bueno¡