Lumaconi rellenos de espinacas y requesón.


Vamos a preparar un estupendo plato de pasta rellena de vegetales y requesón. Apta para todos los públicos y extraordinariamente jugosa.
Fundamental la salsa de tomate casera, sobre la que colocaremos la pasta rellena y el buen parmesano recién rallado, para poder disfrutar de todo su sabor en el plato.
Podemos terminar gratinándola ligeramente o no, aunque yo he preferido no hacerlo para que no pierda nada de jugosidad.
Un plato vegetariano, saludable y sustancioso. Para no perdérselo.


INGREDIENTES:

Lumaconi al gusto, salsa de tomate natural al gusto, 1 bolsa de espinacas frescas, media cucharadita de aceite de oliva, 1 envase de requesón, sal, pimienta, 2 dientes de ajo y queso parmesano recién rallado.


ELABORACIÓN:

1- Cocemos la pasta en agua abundante con sal y 1 diente de ajo chascado, siguiendo las instrucciones del fabricante.
2- Escurrimos y reservamos.
3- Cocemos las espinacas en agua con sal y las escurrimos muy bien presionando sobre un escurridor de verduras con una cuchara.
4- Doramos un diente de ajo laminado en una sartén con media cucharadita de aceite de oliva y salteamos las espinacas durante un minuto moviendo bien.


5- Retiramos del fuego y mezclamos con el requesón desmenuzado. Salpimentamos.
6- Rellenamos la pasta cocida con esta mezcla ayudándonos de una cucharita pequeña.
7- Colocamos la pasta rellena sobre una buena capa de salsa de tomate natural y espolvoreamos con queso parmesano recién rallado.

Flan de queso.

Vamos a disfrutar un delicioso y suave flan de queso que nos recuerda  las quesadas de toda la vida de las abuelas, con su delicioso aroma y el rico caramelo que lo baña, buenísimo. 
Su cocción se realiza a baño María, procurando que el agua no llegue a hervir nunca para que no se formen los antiestéticos hoyuelos que tanto afean los flanes y que, aunque sé que a  algunas personas les gustan; por lo que he podido leer, un flan perfecto, que pase examen ante los mejores chefs, de hoyuelos nada… Ni uno. 
Vamos a intentarlo…
Pocos son los que se resisten a un buen flan de queso.

INGREDIENTES:

250 ml. de leche, 250 ml. de nata, 2 huevos y 4 yemas, 100 g. de azúcar, 200 g. de requesón, 200 g. de queso crema.
Caramelo líquido para caramelizar el molde.


ELABORACIÓN:

1- Calentamos la leche y la nata en un cazo a 45 grados. 
2- Retiramos del fuego y añadimos los huevos, yemas, azúcar, requesón y queso crema.
3- Trabajamos esta mezcla con unas varillas eléctricas o con un robot de cocina durante 5 minutos.


4- Vertemos en un molde alargado tipo cake y caramelizado.
5- Preparamos un baño María con dos dedos de agua sobre una bandeja de horno y encima colocamos el molde con la mezcla. 


6- Horneamos a 150 grados hasta que veamos que está cuajado. Aunque quede blandito por el centro terminará de cuajarse en el frigorífico.
7- Dejamos templar dentro del molde y metemos al frigorífico durante 3 ó 4 horas antes de su degustación.
8- Desmoldamos y servimos cortado en porciones.

Bolitas de espinacas con requesón.

Os presento un entrante delicioso cuya base son las espinacas y el requesón.
  Haremos una pasta con estas deliciosas verduras, yema de huevo, requesón y algo de harina. Tras darle forma de bolita o croqueta las coceremos en abundante agua y las serviremos gratinadas con tomate y parmesano recién rallado. 
Probad. Tienen una textura suave y un sabor sorprendente, me han encantado!!!

                                           Fuente: “Cocina italiana”

INGREDIENTES:

500 g. de espinacas frescas,150 g. de requesón, 3 yemas de huevo, 70 g. de harina, sal, pimienta negra, nuez moscada, 3 cucharadas de mantequilla, salsa de tomate al gusto y 60 g. de parmesano recién rallado.


ELABORACIÓN:

1- Lavamos muy bien las espinacas y las cocemos en abundante agua con sal hasta que estén tiernas.
2- Las sacamos de la olla y las escurrimos bien del líquido.
3- Las picamos y reservamos.
4- Mezclamos en un recipiente hondo el requesón con las yemas de huevo y la harina, hasta formar una masa homogénea.

5- Incorporamos las espinacas a la mezcla anterior y mezclamos bien.
6- Condimentamos al gusto con sal, pimienta y algo de nuez moscada.
7- Ponemos una olla grande al fuego con agua y sal hasta que hierva.


8- Damos forma a las bolas de espinaca tomando montoncitos de masa con dos cucharas soperas ( o con las manos ) y las echamos al agua hirviendo.
9- Cocemos las bolas de espinacas durante 10 minutos a fuego medio, hasta que suban a la superficie.
10- Retiramos y escurrimos bien.

11- Las colocamos en un recipiente o fuente de horno y ponemos sobre ellas unos pellizquitos de mantequilla, queso parmesano recién rallado y algo de salsa de tomate.
12- Gratinamos durante 3 minutos aprox.


Servimos enseguida acompañando a una buena ensalada de tomate…Deliciosas.