Tronco de navidad.

Un postre que siempre triunfa y apetece en esta época navideña es el archiconocido tronco de Navidad.
Nos sirve además para decorar nuestras mesas navideñas y hace las delicias de pequeños y mayores.
Admite muchos rellenos: Crema pastelera, lemon curd, crema de queso, trufa, etc…
Si adaptamos relleno y cobertura al gusto de nuestros comensales, lo veo un postre fabuloso para los días de fiesta, ya que puede y debe realizarse con antelación. Aunque no es difícil, sí es laborioso y el resultado vale la pena. Pura delicia, magnífico y muy vistoso.

INGREDIENTES:

Bizcocho: 5 huevos Xl, 125 g. de azúcar y 125 g. de harina.
Relleno: 1 tarrina de queso crema, 150 g. de azúcar glas, 100 g. de mantequilla y lacasitos al gusto.
Cobertura: 1 tableta y media de chocolate blanco especial postres Valor.
Decoración: bombones, bastón de caramelo, lacasitos y galletas de mantequilla.

ELABORACIÓN:

1- Separamos las claras de huevo de las yemas.
2- Montamos las claras a punto de nieve firme y reservamos.
3- Batimos las yemas junto con el azúcar hasta que blanqueen.
4- Agregamos la harina tamizada y mezclamos bien.
5- Por último, añadimos a la mezcla las claras montadas a punto de nieve que teníamos reservadas y mezclamos con movimientos envolventes.
6- Vertemos la masa obtenida sobre una bandeja de horno grande con papel vegetal y extendemos la masa con una espátula.

7- Dejamos caer 3 ó 4 veces la bandeja sobre la encimera para que se extienda perfectamente.
8- Horneamos a 180 grados (horno precalentado) durante 10 minutos. (Sin excedernos en el horneado, sólo debe dorarse ligeramente).
9- Retiramos del horno, desmoldando inmediatamente sobre un paño rociado con azúcar glas y enrollamos la plancha de bizcocho en caliente sobre sí mismo ayudándonos con el paño. 
10- Dejamos que se enfríe completamente así enrollado.

11- Relleno: Batimos el queso crema durante un minuto a velocidad media y le añadimos poco a poco el azúcar glas.
12- Añadimos la mantequilla a temperatura ambiente y subimos la velocidad de batido algo más. Batimos hasta que la mezcla sea untable y consistente y agregamos lacasitos al gusto. Mezclamos.
13- Desenrollamos el bizcocho con cuidado y cortamos los extremos, colocando uno de ellos sobre el tronco. Untamos sobre él nuestro relleno de queso crema y lacasitos.
14- Enrollamos de nuevo el bizcocho dando forma al brazo.
15- Derretimos el chocolate blanco al baño María o en el microondas, removiendo bien hasta que esté completamente líquido.


16- Vertemos el chocolate sobre el brazo relleno y colocado sobre la fuente en la que vamos a presentarlo ( protegiéndola con papel de aluminio para que no se manche con el chocolate sobrante que resbale )
17- Extendemos el chocolate líquido con una espátula para cubrir todo el brazo.
18- Lo metemos 5 minutos en la nevera para que empiece a solidificarse y transcurrido este tiempo, retiramos y hacemos unas líneas sobre la superficie con un tenedor o un decorador de tartas.
19- Decoramos nuestro tronco de Navidad al gusto: galletas, bombones, golosinas, lacasitos…
Conservamos en frío.

Anuncios

Asado de cordero. Receta navideña.


Vamos a elaborar un asado de cordero que resulta magnífico como plato principal cuándo son muchos los que se sientan en nuestra mesa y necesitamos manos libres para elaborar los entrantes y postres y queremos disfrutar de nuestros invitados.
Este asado se hace solito en el horno, sólo tenemos que vigilarlo y regarlo con su jugo de vez en cuándo.
Veréis que es una receta muy cómoda y con un resultado fabuloso. No me queda más remedio que recomendároslo con insistencia.
Asado típicamente navideño, ideal para compartir con la familia y apto para todos los públicos. Vereis.


INGREDIENTES:

1 paletilla de cordero para cada 3 ó 4 personas, 2 ó 3 patatas por persona, 100 g. de manteca de cerdo ibérica, 1 cabeza de ajos, 1 vaso de vino blanco de buena calidad, 350 ml. de agua, 3 cucharadas soperas de piñones, sal, pimienta negra molida, romero, tomillo, hierbas provenzales y 2 cucharadas soperas de miel.

ELABORACIÓN:

1- Salpimentamos la (o las) paletillas de cordero. La pincelamos por ambas caras con manteca de cerdo, utilizando una brocha de cocina.
2- La ponemos en una bandeja profunda apta para horno con la parte externa de la paletilla colocada hacia abajo.


3- Alrededor de la carne ponemos las patatas peladas y cortadas a la mitad longitudinalmente.
4- Ponemos sal y pimienta a las patatas.
5- Agregamos los dientes de ajo pelados enteros y los repartimos sobre la carne y las patatas.

6- Añadimos el vino blanco y el agua al fondo del recipiente.
7- Ponemos sobre la carne y las patatas: tomillo, hierbas provenzales y romero al gusto.
8- Agregamos los piñones y metemos al horno a 180 grados, calor arriba y abajo, sin ventilador.
9- Transcurridos 30 minutos, damos la vuelta a la paletilla y regamos las patatas con el jugo que se va soltando.


10- Pincelamos la paletilla con 2 cucharadas soperas de miel y metemos al horno de nuevo durante otros 30 minutos. Transcurrido este tiempo las patatas y la carne deberían estar bien hechas y con un bonito color dorado. Si no es así ( ya que cada horno es distinto ), dejamos 5 minutos más y comprobamos la cocción.
11- Servimos caliente en la misma fuente de hornear o cortado en trozos en raciones individuales.

Turrón de mazapán.

Desde tiempos inmemoriales en los conventos se han elaborado los más exquisitos dulces caseros, con el mimo y esmero que ponen las monjitas en sus especialidades de repostería tradicional.
He utilizado una receta procedente de los conventos para elaborar mi turrón de mazapán casero.
Ingredientes sencillos y muy fácil elaboración. El resultado, un exquisito dulce de lo más tradicional y apetecible. Os lo recomiendo. Poned en vuestra mesa un pedacito de turrón de mazapán casero y repetireis, seguro!!!

                                                                                          Fuente:”La Cocina de los Conventos”


INGREDIENTES: (1 tableta)

400 g. de almendra molida, 400 g. de azúcar, 1 huevo y una yema y una copa de licor ( yo he usado crema de licor). Una yema para pintar.


ELABORACIÓN:

1- Ponemos en el bol de la amasadora la almendra molida y el azúcar. Mezclamos bien a velocidad media.
2- Agregamos el licor, el huevo y la yema. Seguimos amasando hasta conseguir una pasta compacta y consistente.
3- Colocamos esta mezcla en un molde de silicona resistente al horno o en un molde rectangular tipo cake, forrado con papel vegetal, para facilitar el desmoldado.


4- Presionamos bien la masa para compactarla y pincelamos con un poco de yema de huevo para darle brillo y color.
5- Metemos al horno precalentado a 150 grados durante 12 minutos aprox.

6- Dejamos enfriar dentro del molde y posteriormente desmoldamos y conservamos en frío hasta su degustación cortado en porciones.

Mantecados tradicionales de Navidad.

Seguimos llenando la casa de aromas navideños. Es tiempo de encender el horno, amasar y elaborar los dulces caseros más tradicionales para disfrutar en las fiestas que ya están a la vuelta de la esquina.
Completaremos nuestras cajas navideñas con estos deliciosos mantecados tradicionales, elaborados como antaño… Vereis qué buenos están.


INGREDIENTES: (18 mantecados)

250 g. de mantequilla a temperatura ambiente, 250 g. de azúcar, 250 g. de harina de repostería, 6 yemas y 3 claras de huevo, una cucharadita de canela en polvo. Azúcar glas para espolvorear.


ELABORACIÓN:
1- Batimos la manteuilla y el azúcar hasta que estén cremosos, unos 5 minutos.
2- Añadimos las yemas de huevo, una a una, sin añadir la siguiente hasta que la anterior se haya integrado.
3- Montamos las claras a punto de nieve firme. Reservamos.


4- Tamizamos la harina junto con la canela y las vamos añadiendo poco a poco a la mezcla de mantequilla, mezclando hasta que se vea una masa integrada.
5- Agregamos las claras a punto de nieve, mezclando con una lengua mediante movimientos envolventes.
6- Vertemos la masa obtenida en moldecitos de papel para magdalenas o mantecados, llenándolos sólo las tres cuartas partes de su capacidad y poniéndolos dentro de moldes rígidos para evitar que se deformen durante el horneado.

7- Horneamos a 175 grados hasta que se vean doraditas.
8- Retiramos y colocamos sobre una rejilla para su enfriamiento.
9- Espolvoreamos con azúcar glas.


Consevamos en un recipiente hermético.