Quiché de salchichas, uvas y bacon.

Vamos a hornear una fabulosa quiché de salchichas, uvas y bacon tan deliciosa y sencilla que no tengo más remedio que recomendaros.
Ha sido elaborada por mi hija Gloria, con tan sólo 15 años. Prueba evidente de que no reviste gran dificultad y el resultado es estupendo.
Vamos a animar a nuestros jovencitos a meterse en la cocina. A tomar contacto con la mezcla de ingredientes sencillos y asequibles que luego dan lugar a delicias tan apetitosas para ellos como ésta deliciosa quiché. Super recomendable!!!


INGREDIENTES:

1 lámina de pasta brisa, 1 brik pequeño de nata líquida, bacon a daditos (al gusto), uvas negras sin pepitas (al gusto), 4 salchichas, 3 huevos, sal, pimienta, orégano y 3 cucharadas soperas de salsa de tomate.


ELABORACIÓN:

1- Ponemos la masa extendida sobre un molde redondo desmontable cubriendo el fondo y lados del molde. No es necesario engrasarlo.
2- Batimos en un cuenco grande los huevos y le añadimos la sal.
3- Agregamos las salchichas cortadas en rodajas de 1 cm. de grosor.

4- Añadimos el bacon, el orégano, la nata líquida y la salsa de tomate. Mezclamos bien.
5- Vertemos la mezcla obtenida sobre la pasta brisa colocada en el molde. (No es necesario hornear la masa previamente).
6- Encima colocaremos las uvas cortadas a la mitad transversalmente.


7- Precalentamos el horno y horneamos con calor arriba y abajo hasta que se vea cuajada y doradita.
8- Servimos caliente o templada. 

Quiché de champiñones rellenos.


Os presento mi quiché de champiñones rellenos. Las setas en general me parecen una delicia y son tantas las recetas para disfrutarlas… Cuando tenemos a nuestra disposición unos estupendos y sencillos champiñones de buen tamaño para rellenar, la inspiración llega a nuestra cocina.
Estofaremos los champiñones en una salsa deliciosa, los rellenaremos y los vestiremos de fiesta al hornearlos en una fabulosa quiché. Vereis qué bocado tan exquisito, no os la podeis perder…

INGREDIENTES:

Masa:  280 g. de harina de trigo, 120 g. de mantequilla reblandecida, 1 cucharadita de sal y 100 g. de agua.
Relleno: Champiñones grandecitos para rellenar, jamón serrano cortado en pequeños dados, 1 cebolla grande, 1 diente de ajo, 3 cucharadas soperas de salsa de tomate, 2 cucharadas soperas de salsa Perrins, sal, aceite de oliva, medio vaso de vino blanco, 1 cucharada sopera de albahaca picada, 3 huevos grandes, pizca de sal, medio vaso de leche y media cucharadita de orégano.

ELABORACIÓN:

1- Cortamos la cebolla en dados pequeñitos y la pochamos junto con el ajo picado en una cazuela con 2 cucharadas soperas de aceite de oliva.
2- Cuando comience a blanquear, agregamos el vino blanco y dejamos evaporar.
3- Añadimos la albahaca picada y la salsa de tomate. Mezclamos bien.
4- Agregamos los champiñones bien limpios y ponemos sal, 2 cucharadas de salsa Perrins y algo de agua. Cocinamos a fuego medio durante 20 minutos, hasta que los champiñones estén en su punto.
 5- Retiramos los champiñones de la salsa y les quitamos los tallos cuidadosamente con un cuchillo afilado.

6- Picamos finamente los tallos de los champiñones y los mezclamos con la cebolla de la salsa y los daditos de jamón serrano. Con esta mezcla rellenamos los champiñones. Reservamos.
Masa: Ponemos en un recipiente la harina tamizada, junto con la sal y la mantequilla reblandecida.
8- Agregamos el agua y comenzamos a amasar hasta que se forme una bola que se despegue con facilidad de los lados del recipiente y resulte elástica, con todos los ingredientes integrados.
9- Extendemos la masa con un rodillo y la colocamos sobre un molde desmontable cubriendo fondo y lados.
10- Tapamos con papel de aluminio y ponemos peso encima.
 11-  Metemos al horno precalentado a 180 grados durante 15 minutos, hasta que tome ligero color dorado.

12- Sacamos del horno y retiramos los pesos y el papel de aluminio.
13- Vertemos sobre la masa semihorneada la mezcla de huevos batidos, sal, leche y orégano.
14- Sobre esta mezcla colocamos cuidadosamente los champiñones rellenos y metemos al horno precalentado a 180 grados hasta que se vea doradita y bien cuajada nuestra quiché.

Quiché de endibias y jamón.

Os recomiendo que probéis esta quiché si os gustan tanto como a mí las endibias. No son muchas las recetas en las que esta hortaliza tan rica en potasio y fósforo se cocina. Casi siempre se degusta en crudo con alguna salsa de queso o con aceite y anchoas.
De cualquier modo, me ha gustado mucho esta quiché y por eso la comparto con vosotros. 
El ligero amargor que caracteriza a la endibia se ve contrastado por el toque azucarado y acaramelado. El queso y el buen jamón, terminan de realzar la mezcla. Muy buena, de verdad!!!

INGREDIENTES:

Masa quebrada:  280 g. de harina de trigo, 120 g. de mantequilla reblandecida, 1 cucharadita de sal y 100 g. de agua.
Relleno:  3 huevos, 200 ml. de nata líquida,175 g. de queso gruyére rallado, sal, pimienta negra molida, endibias, 2 cucharadas soperas de azúcar, 1 cucharada de mantequilla, 150 ml. de caldo de verduras o pollo y jamón ibérico al gusto.


ELABORACIÓN:

1- Ponemos en un bol la harina y hacemos un hueco en el centro.
2- En el hueco añadimos la mantequilla reblandecida, la sal y el agua.
3- Mezclamos bien hasta obtener una bola de masa con los ingredientes bien integrados.
4- Tapamos con film y dejamos reposar en frío durante media hora.

5- Cortamos las endibias a la mitad longitudinalmente.
6- Las ponemos en una sartén con  1 cucharada de mantequilla, 2 cucharadas soperas de azúcar y un poquitín de agua.
7- Cuando el azúcar se haya disuelto y comiencen a caramelizarse, añadimos el caldo de verduras o pollo y dejamos cocinar las endibias por ambas caras hasta que estén blanditas. Escurrimos y reservamos.

8- Extendemos la masa y la colocamos sobre el molde engrasado cubriendo fondo y lados.
9- Tapamos con papel de aluminio. Ponemos peso y horneamos durante 15 minutos a 180 grados.
10- Retiramos el papel de aluminio.


11- Batimos los huevos en un recipiente hondo y los mezclamos con la sal, la pimienta, el queso rallado y la nata líquida.
12- Colocamos las endibias sobre la masa ( si es necesario las recortamos un poco).
13- Vertemos sobre las endibias la mezcla de huevo y repartimos sobre toda la superficie.
14- Ponemos un poco de jamón ibérico.

15- Metemos al horno precalentado a 180 grados hasta que se vea cuajada y doradita.


Quiché de níscalos y bacon.

Hoy vamos a hornear una deliciosa quiché de niscalos y bacon, a la que añadiremos unos daditos de tomate fresco y algunas hierbas aromáticas para darle todavía más sabor. Las combinaciones de ingredientes que podemos utilizar para elaborar nuestra quiché son muy variadas. Las adaptaremos al gusto de nuestros comensales y el éxito está asegurado. 
Dan mucho juego estos pasteles salados y son aptos para todos los públicos, lo que es muy de agradecer.
Podemos hacer nosotros mismos la sencilla masa quebrada y si todavía queremos acelerar más el proceso para tener rápidamente la quiché sobre la mesa, utilizaremos la masa quebrada fresca que se vende en cualquier supermercado.
Es de las elaboraciones más sencillas que podemos hacer en nuestras cocinas y de las más aplaudidas…


 INGREDIENTES:

1 Lámina de masa quebrada fresca, 1 brik pequeño de nata líquida, 3 huevos XL, 250 g. de níscalos, 100 g. de bacon en tiritas, 1 tomate maduro, 3 cucharadas soperas de salsa de tomate, orégano, perejil picado, sal y pimienta. 

ELABORACIÓN:

1- Salteamos el bacon en una pequeña sartén durante un par de minutos, removiendo bien para que se dore uniformemente. No será necesario añadir nada de aceite.
2- Agregamos los níscalos y dejamos que se hagan durante 3 ó 4 minutos, hasta que estén blanditos.


3- Extendemos la masa quebrada y la colocamos sobre un molde redondo de base desmontable forrado con papel vegetal. Pinchamos la masa quebrada con un tenedor.
4- Mezclamos los ingredientes restantes en un recipiente hondo: Huevos batidos, nata líquida, salsa de tomate, orégano, perejil picado, sal y pimienta al gusto.

5- Hacemos una cruz con un cuchillo afilado al tomate y lo escaldamos durante 20 segundos en agua hirviendo. A continuación lo metemos en agua fría y le retiramos la piel. Cortamos en pequeños cubitos.
6- Añadimos el tomate, los níscalos y el bacon a la mezcla de huevo y mezclamos bien.


7- Vertemos la preparación obtenida sobre la masa quebrada ya colocada en el molde y metemos al horno precalentado a 180 grados hasta que se vea la superficie de la quiché doradita y bien cuajada.
Desmoldamos y servimos calentita o templada.

Quiché de espinacas.

Me encantan estas tartas saladas que quedan tan estupendas y te solucionan la cena en un momento. Las combinaciones son tantas como nuestra imaginación nos inspire…Verduras, queso, bacon,setas, jamón, piñones, pimientos…Siempre salen bien y gustan a todos. Incluso frías están buenísimas y si nos gustan calentitas, con un simple golpe de horno quedan como recién hechas.
Esta es la que preparé hace unos días y nos encantó, queda jugosísima y la combinación es deliciosa, os animo a probar. A ver qué os parece.


INGREDIENTES:

1 Lámina de masa quebrada, 1 paquetito de espinacas congeladas,2 dientes de ajo, 6 tomatitos cherry, queso de cabra al gusto, 100 g. de piñones, 150 ml. de nata líquida, 2 huevos, jamón serrano al gusto, sal y pimienta.


ELABORACIÓN:

Cocemos las espinacas en agua con sal y 2 dientes de ajo laminados.
Las escurrimos muy bien y reservamos.
Tostamos los piñones en una pequeña sartén.

Salteamos un poco el jamón serrano cortado a tacos. Reservamos.
Cortamos el queso de cabra en rodajas finas y los tomates cherry en mitades.

Extendemos la masa quebrada sobre un molde redondo desmontable. La pinchamos con un tenedor y la cubrimos con papel de aluminio, pegándolo bien a la superficie de la masa por los lados y el fondo del molde y ponemos peso encima (legumbres, piedras, etc…)
Metemos al horno precalentado a 180 grados durante unos 15 minutos.


Transcurrido este tiempo, sacamos del horno y retiramos el papel de aluminio.
Veremos que la masa ya está ligeramente dorada por los bordes. 
Batimos en un cuenco los 2 huevos, añadimos la nata líquida, sal y pimienta.
Mezclamos con las espinacas bien escurridas, los piñones y el jamón.
Vertemos esta mezcla sobre la masa.


Repartimos sobre la quiché el queso de cabra y los tomatitos cherry.
Horneamos a la misma temperatura unos 15 minutos más.
Retiramos del horno y desmoldamos.
Me encanta!!!

Mini quiché de bacon y gruyére.

Sigo elaborando poco a poco todas las recetas que aprendo en los cursos de cocina del Chef Juan Lax. Esta receta de hoy es una de ellas.No es la primera vez que hago una quiché, nos gusta mucho en casa, pero sí es una de las que más hemos disfrutado, sin duda. Así que os la recomiendo y aquí os dejo la receta del Chef por si os apetece probarla. He utilizado unos moldes antiadherentes de la tienda  ” Casa “, que tienen un tamaño estupendo y casi no necesitan engrasarse, el desmoldado es perfecto, me encantan.

INGREDIENTES:

Para la masa quebrada:  250 g. de harina, 125 g. de mantequilla, 2 huevos y una pizca de sal.

Para el relleno:  250 ml. de nata líquida, sal, pimienta, 4 huevos, 200 g. de queso gruyére y 200 g. de bacon.

ELABORACIÓN:

Disponemos la harina en la encimera con forma de volcán.En el centro ponemos la mantequilla blandita, los huevos y la sal.
Mezclamos con suavidad , amasando lentamente para que la masa no resulte elástica.
Formamos una bola de masa y dejamos reposar tapada en el frigorífico durante 15 minutos.

Para el relleno, mezclamos en frío todos los ingredientes:  huevos, sal, pimienta y nata, con una batidora eléctrica. Reservamos.

Cortamos la masa en porciones de igual tamaño para dar forma a las bases de las mini quichés.
Las estiramos con un rodillo y las colocamos en los moldes engrasados, dándole un grosor de medio cm.
Pinchamos el fondo con un tenedor y cubrimos con papel de aluminio.
Colocamos unos pesos encima y metemos al horno precalentado a 180 grados durante 10 minutos.

Retiramos del horno pasados 10 minutos y les sacamos los pesos y el papel de aluminio.
Sobre estas bases pondremos el bacon cortado finito y el queso gruyére troceado a taquitos pequeños.
Repartimos bien este relleno y sobre él vertemos la crema que teníamos reservada ( de huevos, nata, sal y pimienta ).

Horneamos de nuevo a 180 grados hasta que se vean doraditas y con la crema perfectamente cuajada.
Buenísimas!!!

Y de postre un helado de vainilla y pepitas de chocolate que hace mi nueva heladera. Sólo hay que preparar un batido con los ingredientes que os digo a continuación y cuando el batido está bien frío ( 4 horas en el frigo ), se mete en la heladera y…Listo en 25 minutos. Los ingredientes del batido son:  200 ml. de nata para montar, un chorrito de vainilla líquida, 2 yemas de huevo , un chorrito de miel,100 g. de azúcar y 200 ml. de leche entera. Las pepitas de chocolate se añadirán cuando el helado ya esté bastante frío.

Cremoso, suave y bien natural, magnífico!!!

Quiché mediterránea.

Os quiero enseñar una quiché que hago a menudo en mi casa y gusta mucho a todo el que la prueba.
Este relleno también lo pongo en la pasta con frecuencia y da muy buenos resultados.
Es un plato muy resultón, que se puede tener preparado con antelación y siempre sale bien. Os lo recomiendo, a ver qué os parece.
INGREDIENTES:
Para la masa:
300 g. de harina de trigo, 2 huevos, 75 g. de mantequilla, 1 cucharadita de sal y un chorrito de leche.
Para el relleno:
1 pimiento rojo, 1 pimiento verde, 1 cebolla pequeña, 150 g. de tomates cherry, 1 docena de tomates deshidratados, bambú en láminas ( Carrefour), salsa de soja,orégano, sal, pimienta negra, 100 g. de queso Goudá, 3 huevos batidos, 200 ml. de nata líquida y 4 cucharadas de aceite de oliva virgen.
ELABORACIÓN:
Ponemos en un bol la harina, la mantequilla, los huevos batidos, un pellizco de sal y un poquito de leche fría y mezclamos todo muy bien hasta formar una bola de masa.
La envolvemos en film y dejamos que repose 10 minutos en el frigorífico.
A continuación, recuperamos la masa y la extendemos con un rodillo sobre un molde de fondo desmontable forrado con papel vegetal.
La pinchamos con un tenedor y la cubrimos con papel de aluminio.
Ponemos peso encima y la metemos al horno precalentado a 175 grados durante unos 10 minutos.
Mientras se hornea la base , vamos preparando el relleno.
Para ello, ponemos en una sartén grande 4 cucharadas de aceite de oliva y añadimos los pimientos cortados en daditos y la cebolla cortada en daditos también .
Pasados 5 minutos, añadimos a la sartén un buen chorro de salsa de soja y las láminas de bambú y seguimos pochando todo a fuego medio.
Cuando falte poco para tener todo pochadito, añadimos los tomates cherry partidos a la mitad, el orégano,los tomates secos que habremos hidratado previamente, la sal y pimienta molida.
Cocinamos 2 minutos más y retiramos del fuego.


Ponemos en la sartén ya fuera del fuego, el queso Gouda cortado en pequeños daditos, la nata y los huevos batidos. Mezclamos todo muy bien y reservamos.
Retiramos la masa del horno transcurridos los 10 minutos y le sacamos el papel de aluminio con cuidado de no quemarnos.
Vertemos nuestro relleno sobre la masa y metemos al horno de nuevo hasta que presente un aspecto doradito por encima, unos 20 minutos en mi horno.
Se sirve templada, aunque podemos  hacerla con antelación y, antes de servir, darle un golpe de horno…
Espero que la probéis y os guste.


Quiche de pasas, piñones y queso azul

  Deliciosa quiche que se hace rápidamente, unos treinta minutos, y combina el sabor salado del jamón y el queso azul, con el dulce de las pasas y los piñones. ¡Está buenísima¡
Y aunque lo ideal es comerla templadita, mi experiencia me dice que fría no desmerece nada, nada, nada.