Encuentro bloguero en Jumilla con visita a las bodegas "Juan Gil".

El pasado fin de semana disfrutamos de un nuevo encuentro de gastrobloguers murcianos en la localidad de Jumilla.
Comenzamos la mañana bien tempranito con una visita guiada a las bodegas “Juan Gil”, dónde disfrutamos en exclusiva de las magníficas explicaciones de Diego y profundizamos en el maravilloso mundo del vino recorriendo las instalaciones de la bodega. Ya sabéis cómo somos los gastrobloguers, pertrechados con nuestra cámara en mano  y ávidos de conocimiento, preguntamos hasta el más mínimo detalle y fotografiamos cada cosa que llamaba nuestra atención.


Las bodegas Juan Gil, propiedad de la familia Gil vera, cuarta generación de viticultores, están situadas en un enclave con suelo y condiciones climatológicas adecuadas para cultivo y elaboración de vinos de la más alta calidad de la variedad Monastell.
Las instalaciones de la bodega están dotadas de la tecnología más novedosa que se aplica a los procedimientos tradicionales de elaboración del vino.
El resultado, vinos de gran calidad e intensidad aromática con gran carga frutal, típica de la uva Monastrell, que interviene en todos los vinos de esta bodega:
Juan Gil Monastrell, Juan Gil 12 meses, Juan Gil 18 meses, Honoro Vera organic…

Las naves de la bodega están climatizadas por la importancia de mantener la temperatura adecuada a cada momento del proceso de fermentación y cuentan con sistemas informatizados de captura de datos.


Para los vinos que se someten a procesos de crianza cuentan con barricas de las mejores maderas de roble francés y americano (valoradas en 1000 euros cada barrica…)


En casi cualquier punto del mundo se pueden disfrutar los vinos de “Juan Gil”: Rusia, Holanda, Bélgica, Estados Unidos, Suecia…

Tras la visita a la bodega disfrutamos de una suculenta comida en el jumillano “Restaurante Levante”, organizada por Carlos “Vegetal y tal”, un magnífico anfitrión:

                                      “Deliciosas croquetas caseras”



                                       “Habitas tiernas con jamón”


                                        “Verduritas en tempura”



                                               “Pimientos asados con queso”



                                            “Delicioso consomé con pelota”



                                               “Gazpacho jumillano”



                                “Roscos de vino, perusas y sequillos”


Estas son las caritas de felicidad de los gastrobloguers y sus acompañantes tras una deliciosa comida casera, con productos de primera calidad y los mejores vinos de la localidad.


Somos un grupo que poco a poco va cohesionándose y entre nosotros hay algo más que una aficción e intereses comunes.
Creo que además de nuestra pasión por la gastronomía existe cariño. Vamos conociéndonos más a fondo y compartiendo detalles de nuestras vidas cotidianas. Cada vez son más frecuentes las reuniones privadas, encuentros, actividades en común y comunicación por las diversas redes sociales. 


Me siento orgullosa y afortunada de formar parte de este grupo abierto a todos y acogedor de cualquiera que comparta nuestra pasión por todo lo relacionado con la gastronomía.


Las fotos hablan por sí solas, lo pasamos en grande, siempre nos sabe a poco y ya queremos repetir…
¡Hasta la próxima!

Anuncios