Bizcochitos integrales con frutos secos.

Vamos a hornear unos bizcochitos de harina integral y frutos secos. Muy saludables y apetecibles para el desayuno. Contienen yogur y gran cantidad de fibra, que les aporta la harina integral y los frutos secos.
Ya veis, además de los buenísimos que están, todo son ventajas si horneamos nuestros bizcochitos para el desayuno, sabiendo lo que les ponemos y diciendo adiós a la grasienta e indigesta bollería industrial.

INGREDIENTES:

1 yogur natural azucarado, 1 medida de yogur de aceite de oliva suave, 2 medidas de yogur de azúcar, 3 medidas de yogur de harina de trigo integral, 1 sobre de levadura en polvo, 3 huevos, pasas al gusto, pistachos al gusto y nueces picadas al gusto.

ELABORACIÓN:

1- Batimos los huevos con el azúcar hasta que se vean esponjosos.

2- Agregamos el aceite desde el borde del recipiente en hilito y seguimos batiendo.
3- Tamizamos la harina integral junto con la levadura en polvo.

4- Añadimos poco a poco la mezcla de harina, alternándola con el yogur,  mezclando a velocidad baja.
5- Vertemos la masa obtenida sobre los moldecitos engrasados y enharinados, llenando tres cuartos de su capacidad.
6- Sobre la masa ponemos los frutos secos picados y las pasas.


7- Horneamos a 180 grados, hasta que al pinchar el centro de cada bizcochito con un palito veamos que sale limpio.
8- Dejamos templar en los moldes 5 minutos y luego desmoldamos sobre una rejilla. Se conservan estupendamente unos 4 días en un recipiente hermético.

Anuncios

Macarons de pistacho y chocolate.

La Chef Cecile Cannone fue criada en el sur de Francia, dónde aprendió a amar la cocina de la mano de su madre. Aprendió en París todos los secretos de la delicada repostería francesa  y se llevó su talento a Nueva York, dónde abrió el famoso local “Café Macaron ” en el año 2007 que alcanzó una inmensa popularidad , lo que le llevó a abrir su segundo local en el año 2010.

Café Macaron fue creado para rendir homenaje a los deliciosos macarons franceses. Allí la Chef Cecile, hornea a diario y crea nuevos sabores y rellenos originales y novedosos.

Escribió el libro ” Macarons”, en el que nos muestra la elaboración  y nos da ideas claras para conseguir en nuestras casas conchas perfectas y deliciosos rellenos.
Define al macaron como “un bocado ligero como una pluma y, a la vez crujiente y duro, con un delicioso relleno irresistible”.


Nos da ideas sobre decoración de macarons, por ejemplo las famosas ” torres de macarons “, que se hacen con conos de poliestileno en los que se insertan palillos y sobre éstos se van poniendo los macarons hasta cubrir por completo los conos. Maravillosas ideas sobre rellenos y presentaciones para nuestros macarons.


Un ejemplo son estos macarons de pistacho y chocolate, que he elaborado inspirándome en sus ideas. El método de elaboración, uses la receta que uses es siempre el mismo. 
Las proporciones de almendra, azúcar glas y clara de huevo, muy similares en casi todas las recetas que he visto.
Lo diferente verdaderamente son los rellenos. En este caso, el contraste entre los pistachos salados picados y el dulzor del chocolate consiguen un macaron verdaderamente exquisito.
Receta aquí.

Palitos de pistachos.

Hoy vamos a hornear unos palitos de pistacho estupendos para decorar postres como sorbetes o helados y también para acompañar recetas saladas, como un buen paté. 
Cuando tenemos claras que nos han sobrado al preparar otras recetas, estos palitos son una opción a tener en cuenta. Están estupendos y duran hasta un mes si los conservamos en un recipiente hermético.
Tras hornear la masa, se corta en finas tiras a modo de grissini y luego se vuelven a hornear para darles el tueste que más nos agrade. Un picoteo fabuloso, veréis…


INGREDIENTES:

3 claras de huevo, 95 g. de azúcar glas, 95 g. de harina de trigo, 50 g. de pistachos pelados  troceados y 2 cucharaditas de semillas de sésamo.


ELABORACIÓN:

1-  Montamos las claras a punto de nieve bien firme y sin dejar de batir añadimos poco a poco el azúcar glas.
2- Incorporamos con una cuchara, poco a poco, la harina tamizada y la mezclamos con una espátula con movimientos envolventes.


3- Añadimos con delicadeza los pistachos troceados y las semillas de sésamo. Mezclamos.
4- Vertemos la masa en un molde rectangular bajo untado con aceite y forrado con papel vegetal y alisamos la superficie con la espátula.
5- Horneamos a 170 grados hasta que al pinchar con un palito veamos que sale limpio de adherencias.


6- Retiramos del horno, desmoldamos retirando el papel vegetal y dejamos templar unos minutos sobre una rejilla metálica.
7- Cortamos en tiras alargadas lo más finas posible con un cuchillo afilado y las colocamos sobre una bandeja de horno.
8- Horneamos a la misma temperatura hasta que tomen color dorado y dejamos enfriar sobre una rejilla.