Empanada de verduras asadas.

Os quiero presentar mi empanada de verduras asadas. Está tan sabrosa que merece la pena que la probéis. Totalmente vegetariana, un placer para el paladar. Las verduras que la rellenan se han cocinado lentamente, en su jugo, con ese sabor tan estupendo que sólo los asados proporcionan.
Super sustanciosa y de masa fina. Su aroma es tan impresionante que sólo puedo decir que no la dejeis pasar, ya me contareis…


INGREDIENTES:

Masa:  400 g. de harina de fuerza, 4 cucharadas soperas de aceite de oliva, 1 cucharadita de sal, 1 sobre de levadura seca de panadería y 1 vaso de agua templada.
Relleno:  1 berenjena, 1 pimiento rojo, 1 pimiento verde, 1 cebolleta fresca, 2 dientes de ajo, sal, pimienta, 2 cucharadas de aceite de oliva y 4 cucharadas soperas de salsa de tomate casera.
Para pincelar la masa:  2 cucharadas soperas de aceite de oliva, 1 cucharadita de pimentón dulce y 1 huevo.

ELABORACIÓN:

1- Masa:  Calentamos el agua en el microondas y disolvemos la levadura en ella. Dejamos reposar esta mezcla 10 minutos.
2- Ponemos en el bol de la amasadora ( o en un recipiente hondo, si vamos a hacerla a mano) la harina, la sal y el aceite de oliva.
3- Transcurridos los 10 minutos, añadimos la mezcla de levadura poco a poco y amasamos a velocidad media hasta conseguir una bola de masa lisa y elástica que no se pegue a las manos. Si es necesario añadimos algo más de harina o de agua.


4- Tapamos la bola de masa y dejamos levar hasta que doble tamaño, 1 hora más o menos.
5- Relleno:  lavamos bien las verduras y retiramos las semillas de los pimientos, cortándolos en tiras finas.
6- Cortamos la berenjena con su piel en cubitos y la cebolleta en juliana y el ajo laminado.
7- Ponemos las verduras en una bandeja de horno y salpimentamos. Las regamos con 2 cucharadas de aceite de oliva.
8- Metemos al horno a 180 grados hasta que se vean tiernitas y bien asadas.


9- Las mezclamos con la salsa de tomate, aprovechando también el caldo que han soltado y removemos bien, de modo que tendremos un pisto de verduras asadas como relleno de nuestra empanada.
10- Cortamos la bola de masa en 2 partes y las extendemos sobre la mesa de trabajo con un rodillo dándole forma redondeada.
11- Colocamos una de las partes sobre el molde cubriendo fondo y lados.
12- Ponemos el relleno repartiéndolo bien y tapamos con la otra porción de masa.


13- Sellamos la masa pellizcando los bordes y hacemos unos cortes en la parte central ( chimenea).
14- Pincelamos con una mezcla de aceite de oliva templado, pimentón dulce y huevo batido.
15- Horneamos a 180 grados hasta que se vea bien doradita.

Salsa de pisto casera.

Fabulosa salsa para la pasta, para acompañar una buena tortilla de patatas, las verduras, nuestras pizzas caseras y paninnis … ¡¡¡Buenísima!!!
Hay que aprovechar que los tomates y hortalizas han capturado todo el sol del verano y están en su mejor momento.
Es mi salsa favorita y la que más utilizo en casa, la que más juego da en mi cocina. Veréis…


INGREDIENTES:

1 kg. y medio de tomates maduros, un pimiento rojo, 1 pimiento verde, 1 diente de ajo, 1 cebolla, media berenjena, aceite de oliva virgen, sal,1 cucharadita de azúcar, pimienta, orégano y albahaca.


ELABORACIÓN:

1- Hacemos una cruz en los tomates con un cuchillo afilado y los escaldamos durante 15 segundos en agua hirviendo, metiéndolos a continuación en agua fría. De este modo le retiraremos la piel con mucha facilidad.
2- Los cortamos en cubitos y reservamos. 


3- Ponemos una sartén grande a fuego medio con algo de aceite de oliva virgen, el ajo y la cebolla cortada a pequeños cubitos. Cocinamos hasta que blanquee.
4- Añadimos los pimientos cortados en trocitos y la berenjena sin piel y troceada. 
5- Salpimentamos, añadimos el azúcar, el orégano y la albahaca. Mezclamos y dejamos cocinar durante 10 minutos.

6- Agregamos los tomates cortados a cubitos que teníamos reservados y dejamos cocinar durante al menos media hora, añadiendo algo de agua si fuese necesario ( los tomates no siempre tienen la misma cantidad de zumo). Las hortalizas deben quedar bien cocinadas y blanditas.
7- Trituramos con una batidora eléctrica nuestra salsa de pisto y la guardamos en un recipiente de cristal hermético hasta que se enfríe. Luego conservamos en frío.

Arroz con verduras.

Éste es el arroz más murciano de todos los arroces y la verdad es que es de mis favoritos. Hasta que lo probé por vez primera nunca hubiese pensado que sólo las verduras podían conseguir un plato de arroz tan sustancioso y delicioso.
A nuestra disposición las mejores hortalizas y verduras de la huerta murciana, un buen caldo, buen arroz y unos boquerones para darle el toque final.
Fabuloso en cualquier época del año, pero ideal para compartir con los amigos y familia al borde del mar…
¡El verano ya está aquí!

INGREDIENTES:

Judías, zanahoria, alcachofas, berenjena, coliflor, pimiento rojo, pimiento verde, 1 ñora, 2 dientes de ajo, 1 tomate maduro, 2 cucharadas de buena salsa de tomate, aceite de oliva,1 sobre de Paellero Carmencita, caldo de verduras, boquerones y limón para acompañar.

ELABORACIÓN:

1- Lavamos bien las verduras y las cortamos en pequeños trozos: Las berenjenas en cubitos ( con su piel), la coliflor separada en ramitas, las zanahorias en rodajas, pimientos en cubitos, judías troceadas, alcachofas ( les retiramos hojas duras y tallos y cortamos en cuartos) y el tomate sin piel y en cubitos.
2- Freímos las verduras con un poco de aceite de oliva, por separado, ya que cada una tiene diferente tiempo de cocción y buscamos que nos queden perfectas de textura.

3- Ponemos las verduras fritas en la paellera ( o paella) y les añadimos la ñora entera y 2 dientes de ajo picado menudito. Mezclamos bien.
4- Añadimos el tomate sin piel cortado a cubitos y cocinamos junto con el ajo y las verduritas durante un par de minutos.


5- Agregamos 2 cucharadas de salsa de tomate, el sobre de Paellero Carmencita y el arroz.
Damos unas vueltas y mezclamos bien.
6- Cubrimos con caldo de verduras caliente y dejamos cocinar hasta que el arroz esté en su punto, unos 20 – 22 minutos.
7- Dejamos reposar 5 minutos y presentamos con unos boquerones y algo de limón.

Empanada de carne "hablando sola".

Empanada gallega. Un clásico que triunfa dónde va y admite tantos rellenos como nuestra imaginación nos dicte. Son muchas las empanadas que hago a lo largo del año. En casa nos gustan mucho y las más aplaudidas son las de bacalao con pasas, las de calamares guisados, las de mejillones con chorizo, en fin…
 Esta es la primera vez que hago una empanada hablando sola, conmigo misma, vamos como si me faltase un tornillo…El pájaro me miraba con cara de ” a ésta qué le pasa???” Y todo tiene una explicación.
Me han invitado a cocinar en un programa de una cadena de televisión murciana y he aceptado. Así que, si nada lo impide y el pánico no me hace salir corriendo, me grabarán elaborando una empanada gallega similar a ésta y debo hablar y cocinar al mismo tiempo, sonriendo, siendo natural y supuestamente sin que se note el miedo que me da hacerlo ante focos, cámaras y con un micrófono colgado en la solapa…
Vamos que, la ocasión merece que practique y hable sola en mi casa, aunque el pájaro piense que he perdido completamente la cabeza… A ver qué pasa, ya os contaré… O no. Glups!!! Qué nerviossss…


INGREDIENTES:

Masa:  750 g. de harina de fuerza, 12 g. de levadura fresca de panadería, 300 ml. de agua tibia, 2 cucharaditas de sal, 2 huevos, 120 g. de mantequilla.
Relleno: 3 cebollas, aceite de oliva, medio pimiento rojo, 1 tomate grande bien maduro, 1 cucharada de pimentón dulce, 4 dientes de ajo, 400 g. de carne picada de cerdo y ternera, salsa de tomate casera y medio vasito de vino blanco.
Huevo para pincelar.

                                                                              Fuente masa: “Kanela y Limón”


ELABORACIÓN:

1- Ponemos en un recipiente hondo la harina y hacemos un volcán.
2- En el centro añadimos la sal, los huevos batidos y la mantequilla blandita.
3- Poco a poco vamos añadiendo el agua tibia, en la que habremos disuelto la levadura.


4- Amasamos con las manos, mezclando todos los ingredientes hasta que la textura de la masa se vea lisa y elástica. No debe pegarse a las manos. Si esto sucede, añadiremos algo más de harina.
5- Ponemos la bola de masa sobre la encimera y amasamos unos minutos.
6- Cubrimos con un paño y dejamos levar durante una hora.

7- Mientras preparamos el relleno de la empanada: 
Ponemos en una sartén 3 ó 4 cucharadas soperas de aceite de oliva y ponemos a pochar las cebollas cortadas a pequeños daditos, 2 dientes de ajo finamente picados y el pimiento rojo cortado a daditos también. Ponemos sal y pimienta.
8- Agregamos el tomate ( sin piel) y cortado a dados. Mezclamos y seguimos pochando.
9- Añadimos el vino blanco y dejamos evaporar.
10- Cuando las verduras están en su punto, agregamos el pimentón dulce y mezclamos bien.

11- Añadimos la carne picada salpimentada y mezclada con 2 dientes de ajo picados y mezclamos con las verduras pochadas. Dejamos cocinar apenas un par de minutos, para que la carne no se pase y se mantenga jugosa.
12- Recuperamos la masa, la cortamos en dos partes y estiramos con el rodillo dejándola finita.
13- Colocamos sobre un molde redondo cubriendo el fondo y los lados.
14- Ponemos sobre la base de masa el relleno que teníamos reservado tapando todos los huecos y un poco de salsa de tomate por encima.


15- Tapamos con otra capa de masa, recortamos la masa sobrante con un cuchillo afilado y sellamos pellizcando los bordes.
16- Hacemos un pequeño agujero ( chimenea) en el centro, para que el vapor que se genera al hornear salga con facilidad.
17- Ponemos alguna decoración con los trocitos de masa sobrante y pincelamos la superficie con huevo batido.
18- Horno precalentado a 180 grados hasta que se vea doradita.

Fajitas de pollo caseras.

Hoy vamos a preparar fajitas de pollo elaborando en casa nuestras propias tortillas de trigo. Hace tiempo que tenía guardada la receta y es la segunda vez que las hacemos caseras. Os aseguro que vale la pena, son muy sencillitas de hacer, la masa es bien manejable y como todo lo casero, vale la pena su sabor.
Resultan unas tortillas deliciosas, muy sustanciosas y bien flexibles para rellenarlas de lo que más nos guste.
Os facilito la receta por si os apetece probarlas. Seguro que os quedáis tan sorprendidos como nosotros…
A ver ahora quién se conforma con las tortillas compradas…Bufff!!!


INGREDIENTES:

Para las tortillas: Medio Kg. de harina de trigo, 5 cucharadas soperas de mantequilla, 2 cucharaditas de sal y 150 ml. de agua ( no siempre la harina absorbe la misma cantidad de agua. Tendremos en cuenta este dato para  añadir algo más si fuese necesario hasta conseguir una masa manejable y nada pegajosa)
Para el relleno:  Pimiento rojo, pimiento verde, cebolla, pechuga de pollo, sal, tomillo, sazonador de fajitas y salsas al gusto. 

ELABORACIÓN:

1- Ponemos en el bol de la amasadora ( o a  mano en un recipiente hondo) la harina, sal y mantequilla.
2- Poco a poco vamos incorporando el agua y mezclando hasta conseguir una masa con todos los ingredientes integrados, elástica y nada pegajosa.
3- Dejamos que repose una media hora tapada y la dividimos en partes iguales pesándolas. ( Salen unas 12 tortillas)
4- Les damos forma redondeada y las estiramos con el rodillo dejándolas lo más finas posible.


5- Cortamos en tiras finitas la cebolla, los pimientos y el pollo ( con sal y algo de tomillo).
6- Los cocinamos por separado en una sartén con un poco de aceite de oliva hasta que estén blanditos y la cebolla bien dorada. Sazonamos.

7- Calentamos una sartén grande o parrilla ( sin engrasar) y cocinamos cada tortilla vuelta y vuelta hasta que tome ligero color. Retiramos y reservamos.

8- Rellenamos cada tortilla con pollo, pimiento verde, pimiento rojo y cebolla. Poniendo la salsa que más nos guste.

Listas para disfrutar!!!
Una observación: Estas tortillas de trigo son estupendas también como base para el famoso ” Gazpacho jumillano”…Que se sirve sobre una torta y luego ésta se toma con miel , una delicia!!!

Chupitos de gazpacho.

Desde que vivo en el Sur el gazpacho y salmorejo, así como todo tipo de cremas frías han pasado a formar parte de mi recetario. Es una deliciosa manera de tomar hortalizas crudas, con todas las vitaminas que aportan. Hay que cuidarse y creo que beber mucha agua y tomar vitaminas naturales con todas estas verduritas llenas de color hacen milagros en nuestra piel y en nuestro cuerpo.

Una buena crema sí, pero una buena dosis de vitaminas “gazpachiles” también!!!
Con estos chupitos tan chiquitos tendremos en pocos minutos un entrante delicioso y apetecible.Se avecinan cenitas veraniegas…Estos chupitos son un buen recibimiento para nuestros invitados.

INGREDIENTES:

700 g. de tomates maduros, 1 pepino grande, 1 diente de ajo, sal, aceite de oliva virgen, vinagre de sidra ( al gusto ), agua fría ( al gusto ), 50 g. de miga de pan, pimiento verde y 1 cebolleta tierna.

ELABORACIÓN:

Lavamos muy bien todas las verduras, puesto que vamos a consumirlas en crudo. Cortamos la cebolleta en trozos, pelamos el pepino y lo troceamos, el pimiento también y los tomates podemos pelarlos o no. Si nos resulta desagradable encontrar trocitos de piel colaremos el gazpacho una vez triturado para hacerlo más fino, en caso contrario, tal cual.

Ponemos las verduras en un vaso batidor o en el robot de cocina que tengamos y añadimos el diente de ajo, la sal, un buen chorro de aceite de oliva virgen, la miga de pan remojada en vinagre y 300 g. de agua.
Trituramos muy bien hasta que veamos una preparación líquida, sin tropezones.
Si nos gusta más líquido añadimos un poco más de agua fría. Rectificamos la sal y el vinagre si fuese necesario.

Es el momento de pasarlo por un chino para colarlo si lo que buscamos es un gazpacho fino.En caso contrario lo dejamos así, aprovechando al máximo la fibra y vitaminas que nos aporta.
Servimos muy frío acompañado de verduritas crudas troceadas , huevo cocido y un buen jamón.
Delicia pura!!!