Fingers de pollo super crujientes.

Os quiero recomendar estos fingers de pollo que preparo a menudo en casa y valen la pena, están requetebuenos!!! Queda un pollo muy sabroso por el adobo que se le pone y muy muy crujiente, gracias al rebozado hecho con cereales de trigo triturados. 
Estos fingers permanecen crujientes incluso cuando se enfrían si tenemos la precaución de escurrirlos muy bien de aceite sobre papel absorbente. Probad, ya vereis qué buenos. Estoy segura de que si lo hacéis vais a repetir…


INGREDIENTES:

Pechuga de pollo, 1 cucharadita de pimentón dulce, sal, tomillo, romero y 3 ó 4 dientes de ajo.
Para el rebozado crujiente:  harina, huevo y cereales de trigo tipo Corn flakes.
Aceite de oliva para freir.

ELABORACIÓN:

1- Cortamos en trozos alargados el pollo para darle forma de fingers. 
2- Lo colocamos en un recipiente hondo y le ponemos sal, tomillo, romero, una cucharadita de pimentón dulce y 4 dientes de ajo chascados.
3- Mezclamos muy bien todos los ingredientes y dejamos en la nevera durante un par de horas para que el pollo se adobe adecuadamente.


4- Trituramos los cereales metiéndolos en una bolsa y aplastándolos un poco. Interesa que queden en trocitos pequeños, no completamente triturados. Así el rebozado será mucho más crujiente.


5- Pasamos los trocitos de pollo por harina, huevo batido y cereales triturados.
6- Freímos en abundante aceite caliente.

7- Escurrimos el aceite sobrante sobre papel absorbente durante un buen rato.
8- Servimos recién hechos acompañados de salsa barbacoa o ketchup. 
Probad, veréis qué buenos y crujientes…Crack, crack…

Anuncios

Bacalao a la gallega.

La cocina tradicional gallega es una cocina sencilla que basa su éxito en los ingredientes autóctonos de extraordinaria calidad y elaboraciones sin demasiadas complicaciones ni artificios. 
Los pescados así cocinados ” a la gallega ” son maravillosos y como podéis imaginar, me traen fantásticos recuerdos de niñez. Raro el fin de semana que el olor inconfundible de la ajada para aliñar un buen bacalao, merluza o rodaballo, no salía de la cocina de mi madre…
Comparto con vosotros estos aromas tan familiares y os aconsejo que busquéis un buen pescado y lo disfrutéis a la gallega…
¡Vale la pena!

INGREDIENTES:

2 trozos de bacalao por persona, patatas al gusto, media cebolla,1 hoja de laurel, 2 huevos cocidos, aceite de oliva virgen, 4 dientes de ajo, 2 cucharaditas de pimentón dulce,1 chorrito de vinagre de vino, sal y una hojita de laurel.

ELABORACIÓN:

1- Cocemos las patatas en agua salada junto con media cebolla y una hojita de laurel.
2- Cuando estén casi cocidas añadimos el bacalao desalado con la piel hacia abajo y cocemos a fuego medio unos minutos, para que quede bien cocido y no se pase ( el tiempo dependerá del grosor del bacalao lógicamente) 


3- Preparamos la ajada: Para ello ponemos en una pequeña sartén 4 dientes de ajo fileteados y cocinamos a fuego bajo, para que los ajos suelten todo su aroma.
4- Cuando empiecen a verse doraditos, retiramos del fuego y añadimos 2 cucharaditas de pimentón dulce, removiendo y mezclando con el aceite y ajo y un chorrito de vinagre de vino.


5- Escurrimos las patatas y el bacalao y servimos calentitos, regando con la ajada y acompañando de huevo cocido cortado a cuartos.

Huevos al nido.

Un plato buenísimo que preparamos en un pis pás y hace las delicias de pequeños y mayores. 
Sólo tenemos que buscar unos panecillos bien tiernitos, rellenarlos al gusto de nuestros comensales y un huevito encima. Con unos minutos de horno, tenemos sobre la mesa una buena cena de viernes, con una ensalada y fruta, todos felices como perdices!!! Sencillo, vistoso y muy bueno, el que lo prueba repite. Ya veréis!!!

INGREDIENTES:

Panecillos tiernos de corteza finita, huevos, chorizo, un poco de leche, sal, pimentón dulce y un poco de aceite de oliva.

ELABORACIÓN:

Con un cuchillo de sierra y un poco de cuidadito retiramos la parte superior de los panecillos.
Aplanamos un poco la miga con la mano y la humedecemos con un poquito de leche fría.


Retiramos la piel al chorizo y lo desmenuzamos, troceándolo bien.
Lo colocamos sobre la miga de pan y encima ponemos un huevo con un poquito de sal .

Metemos al horno unos 15 minutos a 180 grados, hasta que veamos que el huevo ha cuajado.
Retiramos del horno y espolvoreamos con un poco de pimentón dulce y un hilito de buen aceite de oliva.
¿ A ver si podéis comer sólo uno?…

Guiso murciano de trigo y calabaza

Quisiera presentaros hoy un guiso típicamente murciano. Los que me conocen saben que los platos de cuchara tradicionales me encantan y, siempre que puedo, promociono las recetas típicas de la región donde vivo, Murcia.
Con este guiso las vitaminas y el sabor están asegurados . Damos la bienvenida a las ricas verduritas de la huerta murciana y despedimos al colesterol, así luego podemos tomarnos de postre un buen trozo de tarta de chocolate…No tengo arreglo…
INGREDIENTES:
200 g. de trigo en grano, 150 g. de garbanzos, 150 g. de alubias, 150 g. de judías verdes, 1 cebolla y media, 2 tomates maduros, 1 trozo de calabaza totanera, 1 patata grandecita, pimentón dulce, azafrán en hebras, hierbabuena, aceite de oliva , sal y colorante.

Un día antes de preparar nuestro guiso, ponemos las legumbres en remojo y en otro recipiente distinto , el trigo.
Se puede utilizar la olla rápida para cocer las legumbres, pero a mí me gusta la cocción lenta en cazuela normal y es la que he utilizado.
Cocemos los garbanzos, las alubias y el trigo  hasta que estén tiernos en una cacerola con agua que los cubra sobradamente y una cebolla pelada entera .
20 minutos antes de completar la coción de las legumbres,  añadimos las judías cortadas en trozos pequeños y sin hebras y seguimos cociendo.
Preparamos un sofrito en una sartén grande con un poco de aceite de oliva, cebolla cortada finamente y los tomates sin piel cortados a cubitos.
Cuando esté todo esto bien pochado, ponemos una cucharadita de pimentón dulce y unas hebras de azafrán y damos unas vueltas.
Añadimos este sofrito a la cazuela.
A continuación, ponemos en la olla la patata y la calabaza cortada en trocitos pequeños, colorante, hierbabuena y rectificamos la sal al gusto.
Cocemos hasta que veamos la patata y calabaza en su punto.

Dejamos reposar el guiso diez minutos antes de servir.
Riquísimo. Espero que os guste.

Tarta de carne picada

Se han acabado las vacaciones, ya estamos de nuevo en casa organizándolo todo para la vuelta al cole y al trabajo, acostumbrando el cuerpo otra vez al calor intenso y, en definitiva, volver a empezar.

Hoy he preparado una tarta de carne picada y patatas, en casa ha gustado mucho y ahora toca chapuzón en la piscina, con el recuerdo de Galicia en mi retina, su color verde y fresco, su olor, la familia que se queda allí…la morriña que tarda unos días en marcharse…ya debería estar acostumbrada…

INGREDIENTES: 700 g. de carne de ternera picada, 3 huevos, sal, pimienta negra recién molida, pimentón dulce, 1 cucharadita de hierbas provenzales, 1 cebolla grande, 2 dientes de ajo, 1 manojito de perejil fresco, 7 patatas hervidas y  400 g. de tomates maduritos.

ELABORACIÓN: mezclar la carne picada con los huevos batidos, la pimienta, sal, hierbas provenzales y un poquito de perejil finamente picado.
Pelamos la cebolla y los dientes de ajo y los picamos muy finitos ( yo utilicé picadora eléctrica) .
Agregamos a la masa de carne las cebollas y ajo picados.
Engrasamos una fuente de horno del tamaño adecuado o bien la forramos con papel vegetal.
Pelamos las patatas hervidas ,  las cortamos en rodajas y forramos el fondo del molde con estas rodajas, cuidando que quede bien cubierto.
Distribuimos la masa de carne por encima de las rodajas de patata. Cocinamos el pastel de carne picada durante 30 minutos en el horno precalentado a 220 grados.
Mientras tanto, lavamos los tomates y cortamos rodajitas. Al cabo de 15 minutos de cocción, sacamos del horno el pastel y colocamos con cuidado las rodajas de tomate en forma de círculo, hasta cubrir toda la superficie del pastel.
Metemos al horno 30 minutos más, hasta que veamos que los tomates se han asado bien.
Antes de servir, espolvoreamos con pimentón y perejil fresco picadito. Podemos desmoldarlo o servirlo directamente en el molde.

En mi casa ha sido un éxito, espero que os guste . Un besote a todos.

Habones con almejas

Estos habones tan ricos me los han traido mis padres de Puebla de Sanabria. Siem-
pre que vienen a mi casa me traen un saquito porque saben que me encantan y son de una extraordinaria calidad.  Esta vez los he preparado con almejas y , a pesar de los 38 grados que hace en Murcia, los hemos tomado templaditos y estaban buenísimos. Os pongo mi receta:
INGREDIENTES: Medio kg. de habones, cebolla, zanahoria,aceite, sal, 2 pastillas de caldo de carne, tomate frito, perejil,ajo, pimentón dulce y  medio kg. de almejas o un poco más.
ELABORACIÓN:  los habones tienen que estar en remojo por lo menos 10 ó 12 horas antes de cocinarlos.
Una vez escurridos del agua de remojo, se cuecen en agua fría durante 15 ó 20 minutos. Cuando rompe a hervir, se tira la primera agua y se pone otra nueva, también fría y se sigue la cocción, poniendo dos zanahorias y una cebolla entera pelada. Continuamos la cocción el tiempo necesario, interrumpiéndola con chorritos de agua fría 3 ó 4 veces.
Una vez los habones están casi a punto , se le pone la sal, 2 pastillas de caldo de carne, un chorreón de tomate frito y se hace un majado de 2 dientes de ajo, sal, pimentón , perejil y un poquito de aceite de oliva. Este majado se añade a la olla y se continua la cocción unos minutos más. La salsa queda gordita, pero si la queremos más espesa todavía, aplastamos unos cuantos habones ya cocidos y añadimos a la olla.
Cinco minutos antes de servir nuestro plato, abrimos las almejas en una sartén con un poco de agua o chorrito de vino blanco y cuando están abiertas las añadimos a la olla de los habones ( con o sin cáscara, a gusto del consumidor) y añadimos también el líquido que han soltado al abrirlas ( antes colarlo ). Damos un último hervor y, a disfrutar de este plato.