Chocolate mud cake.

Un pastel de chocolate para no perdérselo. Deliciosamente húmedo y compacto. Aromatizado con crema de licor y muy aromático. Apto para los muy chocolateros. Cobertura de suave chocolate con leche, que le da un atractivo especial y añadido.
Está de rechupete. Aquí teneis la receta por si os apetece probarlo y daros un buen homenaje chocolateado.  Irresistible!!!
                                                                                                                      Fuente: Citrus and Candy


INGREDIENTES:

150 g. de mantequilla cortada a daditos pequeños, 100 g. de chocolate negro Lindt (70 % cacao), 100 g. de azúcar, 100 g.de azúcar moreno, 50 g. de cacao en polvo sin azúcar, 180 ml. de crema de licor, 170 g. de harina, 1 cucharadita y media de levadura en polvo sin azúcar, media cucharadita de bicarbonato, pizca de sal y 3 huevos a temperatura ambiente.
Glaseado: 200 g. de Chocolate con leche fundido.

ELABORACIÓN:

1- Ponemos en un cazo la mantequilla cortada en dados junto con el chocolate troceado. Calentamos y removemos hasta que el chocolate y la mantequilla se fundan.
2-Retiramos del fuego y añadimos el azúcar, el azúcar moreno, el cacao y la crema de licor. Hasta que quede una masa lisa y sin nada de grumos.


3-Añadimos los huevos uno a uno y mezclamos bien.
4- Tamizamos la harina junto con la levadura y el bicarbonato. La añadimos a la mezcla anterior y mezclamos.
5- Vertemos la masa obtenida sobre un molde redondo forrado con papel vegetal y engrasado.


6- Precalentamos el horno a 170 grados y horneamos el pastel hasta que al pinchar el centro con un palito veamos que sale limpio. Este pastel debe quedar húmedo, no debemos excedernos con el horneado para que no pierda esa deliciosa textura que lo caracteriza.


7- Desmoldamos sobre una rejilla después de 10 minutos  y fundimos en un pequeño cacito o en el microondas 200 g. de chocolate con leche especial para postres.
8- Vertemos el chocolate con leche fundido sobre nuestro pastel y extendemos con una espátula dejando que resbale por los bordes del pastel. Delicioso, un pecado…

Pastel de chocolate y ron.

Hoy es el cumpleaños de mi padre :  Happy birthday Willy!!!  Se merece un pastel de chocolate estupendo para celebrar tan señalado día, por ser el hombre más trabajador y voluntarioso que conozco, dar prioridad a su familia ante todas las cosas y tener un corazón grande y bondadoso que no le cabe en el pecho y que se derrite ante las monerías de sus nietas… Una de las mejores cosas que enseñó a sus hijos es el valor del trabajo bien hecho y que hay que ser bondadoso porque “es más feliz el que da que el que recibe”, tiene mucha razón… 
A mi padre le encanta el chocolate y si es combinado con algún licorcito, mejor que mejor, así que, hemos ideado este pastel especial para Willy y nos lo tomaremos brindando a su salud.  Estamos acostumbrados a celebrar los cumpleaños y ocasiones especiales a muchos kilómetros de distancia y habrá que esperar hasta Navidad para poder abrazarnos…Mientras, nos pondremos morados con el pastel…¡¡¡ Feliz cumpleaños papá!!!



INGREDIENTES:

250 g. de mantequilla, 250 g. de azúcar, 4 huevos XL, 250 ml. de chocolate a la taza, 60 ml. de ron, 375 g. de harina con levadura,1 cucharadita de bicarbonato sódico y 200 ml. de leche.
Relleno: mermelada de arándanos y fresas. Crema de mantequilla.
Cobertura:  1 tableta de chocolate fondant, nata líquida (50 ml ) y bolas de cereal chocolateado para decorar.

ELABORACIÓN:

Batimos la mantequilla con el azúcar hasta que blanquee. Añadimos los huevos uno a uno y continuamos batiendo con las varillas.
Agregamos el chocolate a la taza ( fundido ) y el ron. Mezclamos bien.
Vamos añadiendo poco a poco la harina, alternándola con la leche fría y mezclando con una cuchara de madera, hasta agotar harina y leche.
Mezclamos hasta obtener una masa con todos los ingredientes integrados.

Vertemos la masa en dos moldes iguales engrasados y forrados con papel vegetal ( forramos también los lados del molde, para que no desborde al hornear )
Metemos  los moldes al horno precalentado a 180 grados y horneamos en la parte baja del horno hasta que al pinchar el centro veamos que el palito sale limpio de adherencias de masa.
Retiramos y desmoldamos sobre una rejilla para que se enfríen sin humedecerse los bizcochos.
Con un cuchillo afilado cortamos los copetes de los bizcochos para que encajen bien al superponerlos.
Extendemos con una espátula una buena capa de crema de mantequilla ( mantequilla blandita y azúcar glas ) y sobre la crema de mantequilla ponemos una capa de mermelada de fresa y arándanos.

Tapamos con el otro bizcocho encajándolo bien y bañamos el pastel con 1 tableta de chocolate fundido en 50 ml. de nata líquida.
Extendemos el baño de chocolate con una espátula  por todo el pastel y retiramos el sobrante.
Decoramos con bolas de cereal chocolateadas.
¡¡¡ Un festín !!!