Pan de ajo y romero.

Estos panecillos de ajo y romero son un auténtico escándalo. Están buenísimos y resultan de lo más aromáticos. Si disponéis de romero fresco para añadirlo a la masa, la diferencia se nota.
Son el acompañante perfecto para casi cualquier plato de carne o pescado y por sí solos resultan irresistibles.
Imaginaos el aroma que desprenden al hornearlos… Pura delicia!!!
Es maravilloso poner en nuestra mesa un pan tan delicioso recién salido del horno. Vale la pena.

INGREDIENTES:

250 ml. de agua templada, 1 cucharadita de azúcar, 1 sobre  de levadura seca de panadería, 1 cucharadita y media de sal, 4 cucharadas soperas de aceite de oliva virgen, 2 dientes de ajo picados,1 ramita de romero fresco, 420 g. de harina de trigo, 2 cucharadas soperas de mantequilla, 1 cucharadita de ajo en polvo y sal en escamas.


ELABORACIÓN:

1- Ponemos en un cuenco el agua templada, el azúcar y la levadura. Dejamos reposar durante 10 minutos esta mezcla.
2- En el bol de la amasadora ( o a mano, en un recipiente hondo ) colocamos la harina, la sal y el aceite de oliva.
3- Mezclamos a velocidad baja y le añadimos la mezcla de levadura, transcurridos los 10 minutos.


4- Agregamos el ajo aplastado en el mortero y el romero picado muy menudito. Amasamos hasta conseguir una masa bien integrada y elástica.
5- Tapamos el bol y dejamos levar hasta que doble su tamaño, 1 hora aproximadamente.
6- Cortamos en partes iguales la bola de masa y estiramos cada parte dándole forma de tubo.
7- Hacemos un nudo con cada tubo de masa y lo colocamos sobre una bandeja de horno con papel vegetal.


8- Pincelamos cada panecillo con un poco de mantequilla mezclada con ajo en polvo y sal en escamas.
9- Dejamos levar de nuevo hasta que doblen tamaño.
10- Horneamos a 200 grados ( horno precalentado ) hasta que se vean bien doraditos.

Anuncios

Perritos con salchicha.

Vamos a disfrutar de unos deliciosos panecillos caseros con su salchicha incorporada. Valen la pena, os los recomiendo al máximo si queréis regalar a los vuestros una suculenta cena a base de perritos.
Los niños adoran estos panes rellenos tan apetecibles y si los probáis estoy segura de que os pasará lo mismo que a mí. Siempre saben a poco y acompañados de mostaza y ketchup resultan irresistibles a la vista y al paladar. 

Fuente: “While he was out”


INGREDIENTES:

500 g. de harina de fuerza, 1 sobre de levadura de panadería ( 4,6 gramos), 200 ml. de agua, 10 ml. de leche, 1 cucharadita de sal, 1 cucharadita de azúcar, 50 g. de mantequilla a temperatura ambiente, 1 huevo para pincelar y semillas de sésamo para espolvorear. Salchichas.

ELABORACIÓN:

1- Ponemos en un cuenco el agua templada, el azúcar y la levadura. Removemos y dejamos reposar esta mezcla durante 10 minutos.
2- Ponemos en el bol de la amasadora ( o a mano, en un recipiente hondo) la harina junto con la sal.
3- Le añadimos la leche y el huevo batido. Mezclamos a velocidad baja.


4- Agregamos la mantequilla y continuamos mezclando.
5- Añadimos la mezcla de levadura que teníamos reservada y amasamos durante 4 ó 5 minutos hasta que se vea una masa lisa, bien integrada y homogénea.
6- Tapamos el bol y dejamos que la masa leve durante media hora.


7- Extendemos la masa con un rodillo sobre la encimera ligeramente enharinada y le damos forma de rectángulo, dejándola de 1 cm. de grosor.
8- La cortamos en tiras de 4 cm. de ancho y ponemos una salchicha en el extremo de la masa, haciéndola girar para envolverla con la tira de masa hasta que quede completamente cubierta.
9- Vamos colocando todos los panecillos sobre una bandeja de horno con papel vegetal.



10- Pincelamos con huevo batido y espolvoreamos con semillas de sésamo.
11- Dejamos levar durante 1 hora.
12- Metemos al horno precalentado a 180 grados hasta que se vean doraditos.

Bollitos de patata.

Os presento unos bollitos dulces tiernos y esponjosos que nos han cautivado en casa. No será la última vez que los prepare… Son tiernos y suaves, es como morder una nube, ¡¡¡ qué cosa más rica!!!
Son típicos de la repostería sefardí que tanto me gusta y su peculiaridad fundamental es que llevan puré de patatas casero en la masa, lo que les da una textura muy especial. Vale la pena probarlos.
                                                                         
                                            Fuente: “Dulce lo vivas” Ana Bensadón.


INGREDIENTES:

450 g. de patatas hervidas, 50 g. de levadura prensada, 150 ml. de leche, 3 huevos, 300 g. de azúcar, 120 g. de aceite, 2 cucharadas de ralladura de limón y 650 g. de harina.

ELABORACIÓN:

1- Cortamos las patatas en rodajas, las hervimos en agua abundante,escurrimos bien y hacemos un puré.
2- Disolvemos la levadura en la leche tibia con una cucharada de azúcar.

3- Batimos bien los huevos con el azúcar y añadimos poco a poco el aceite, la ralladura de limón, el puré de patata caliente y la leche tibia con la levadura.
4- Añadimos poco a poco la harina tamizada y formamos la bola de masa.
5- Tapamos la masa y dejamos en un lugar templado hasta que doble volumen.

6- Tomamos porciones de masa y sobre la superficie enharinada, damos forma a los bollitos. ( Si es necesario y vemos que la masa está demasiado pegajosa, añadimos un poco más de harina).
7- Colocamos los bollitos sobre una bandeja de horno con papel vegetal separándolos entre sí para que no se peguen al hornearlos.

8- Pintamos los bollitos con yema de huevo.
9- Horneamos a 160 grados ( precalentado ) hasta que se vean doraditos, unos 20 minutos.

Suaves y deliciosos…

Panecillos blancos para merendar.

Este pasado verano dándome un paseo por Pinterest encontré muchas fotos que llamaron mi atención y una de ellas era un pequeño panecillo con forma de conejito que me cautivó. Para no olvidarlo, hice un pequeño dibujo en una de mis libretas de notas y hoy he querido hornear unos panecillos blancos y tiernos para la merienda, dándoles forma de pequeños gazapitos. En mi casa los conejitos son estrellas. Julia duerme con 10 conejos de peluche de todos los tamaños y texturas y la mascota de la casa es el señor Mushu, un conejillo al que mis niñas adoran. Es un “señor ” muy respetado en esta casa, tiene ya 6 años…
Hoy toca merendar tiernos panecillos conejo, con jamón y queso…

INGREDIENTES:

350 g. de harina de fuerza, 1 cucharadita de sal, media cucharadita de azúcar, 1 sobre de levadura seca, 15 g. de mantequilla, 200 ml. de agua templada y clavos de olor para los ojos de los gazapitos.


ELABORACIÓN:

Ponemos en la cubeta de la panificadora los ingredientes líquidos: mantequilla blandita y agua templada, seguidos de los ingredientes sólidos:  harina, sal, azúcar y levadura.


Programa 4, pan dulce. Dejamos amasar a la panificadora y antes del segundo amasado, retiramos de la cubeta la masa y la ponemos sobre una superficie de trabajo. Es una masa elástica y nada pegajosa, muy fácil de trabajar.
Cortamos porciones de masa de igual tamaño ( pesándolas ) y damos forma redondeada a los panecillos.
Los colocamos sobre una placa de horno con papel vegetal y cortando pequeñas porciones de masa, damos forma a las orejitas, pegándolas con un poco de agua al cuerpo de los “conejitos”.

Ponemos 2 clavos de olor a modo de ojos entre las orejillas.
Dejamos levar los panecillos hasta que doblen tamaño, una media hora aproximadamente.

Transcurrido este tiempo, metemos al horno precalentado a 180 grados hasta que tomen color ligeramente y la corteza se vea firme.

Son esponjosos y de corteza fina, ideales para merendar y rellenar con jamón y queso.
¡¡¡Buenísimos!!!

Panecillos rellenos de queso de Arzúa y chorizo.

Hoy vamos a hornear unos pequeños panecillos que por sí solos son un bocado delicioso, con sabor intenso a chorizo gallego ahumado y queso de Arzúa, un queso muy cremoso elaborado con leche de vaca cien por cien.
Me parece un aperitivo ideal uno de estos panecillos calentito con su corazón de chorizo y el queso semifundido, para chuparse los dedos!!!
Por supuesto, se pueden congelar y sacarlos según se necesiten, dejándolos descongelar a temperatura ambiente.
La receta que hoy he utilizado es de ” Cogollos de agua “, blog que os recomiendo visitar si no lo conocéis, magnífico!!!

INGREDIENTES:

160 ml. de agua, 100 ml. de leche templada, 1 cucharadita de sal, media cucharadita de azúcar, 390 g. de harina de fuerza y 20 g. de levadura fresca de panadería.

Para el relleno: queso de Arzúa cortado en tacos y chorizo gallego ahumado cortado en rodajas.

ELABORACIÓN:

Ponemos en un cuenco pequeño la leche templada y disolvemos la levadura ayudándonos con una cucharita.
En un bol grande ponemos la harina con forma de volcán y en el centro añadimos la sal, el azúcar y poco a poco vamos incorporando el agua y amasando.

Por último, añadimos la leche con la levadura disuelta y continuamos mezclando hasta conseguir una masa lisa y elástica, que no se pegue a las manos.
Si es necesario añadimos un poquito más de harina.

Formamos una bola de masa, la tapamos con film y dejamos levar hasta que doble tamaño.
Transcurrido este tiempo, la ponemos sobre la encimera, la amasamos unos minutos para desgasificarla y la cortamos en porciones de 60 g. para que todos los panecillos salgan iguales.

Damos forma redonda a los panecillos y los rellenamos con una rodaja de chorizo y un taco de queso, cerrando los panecillos por la parte de abajo y colocándolos en una placa de horno con papel vegetal.
Los pincelamos con un poquito de agua y salpicamos un poco de harina por encima.
Dejamos levar de nuevo hasta que doblen su tamaño.

Horneamos a 200 grados hasta que se vean ligeramente dorados, unos veinte minutos.
Con panificadora, ya sabéis, primero los ingredientes líquidos, luego los sólidos, programa 2 y dejamos trabajar a la máquina hasta completar el amasado.
Retiramos de la cubeta la masa y damos forma a los panecillos de igual manera , rellenándolos y dejándolos levar .
Espero que os gusten y os animéis a hacerlos, muy facilitos y vuelan, qué ricos!!!

Mini hamburguesas con queso.

Tenía yo muchas ganas de preparar panecillos de hamburguesa caseros para disfrutar de unas deliciosas hamburguesas en tamaño mini, ideales para el picoteo familiar. He ojeado varias recetas y me he decidido por la que desde ahora será mi receta de panes de hamburguesa, no la cambio, ha sido un éxito y si nada lo remedia, tendré que repetir estos deliciosos panecillos una vez a la semana!!!


INGREDIENTES:
Para los panecillos:
500 g. de harina de fuerza, 1 sobre de levadura seca de panadería ( 4,6 g. ) o 10 g. de levadura fresca, 10 g. de sal, 20 g. de azúcar, 1 huevo, 125 g. de agua, 150 g. de leche, 25 ml. de aceite de oliva virgen, sésamo y agua para pincelar los panecillos.
Para las hamburguesas mini: 
400 g. de carne picada ( cerdo y ternera mezclados ), sal,  pimienta, 1 cucharada de perejil picado, 60 g. de miga de pan, leche y 2 dientes de ajo.  
Queso, tomate y lechuga para acompañar.

ELABORACIÓN :
Yo he utilizado la panificadora, pero puede hacerse a mano perfectamente, mezclando los ingredientes líquidos y los sólidos hasta conseguir una masa lisa y elástica. Los tiempos de levado son los mismos a mano que a máquina.
Ponemos en la cubeta de la panificadora los ingredientes líquidos : agua, leche, aceite y  huevo batido.
A continuación añadimos los ingredientes sólidos: harina, levadura, azúcar y sal.
Programa 4.
Cuando la panificadora haya terminado de amasar por segunda vez, retiramos de la cubeta la masa y damos forma a los panecillos mini colocándolos cuidadosamente en una bandeja de horno con papel vegetal un poquito separados entre sí, para que no se peguen al levar.

Los pincelamos con un poquito de agua y espolvoreamos con sésamo.
Dejamos levar hasta que doblen su volumen, aproximadamente una hora.
Transcurrido este tiempo horneamos los panecillos a 180 grados, precalentando el horno, hasta que se vean doraditos.
Dejamos enfriar en rejilla.

Para las hamburguesas:  ponemos en el vaso de la Tx o cualquier otro robot de cocina o picadora-mezcladora 3 dientes de ajo y una cucharadita de perejil . Picamos finamente y añadimos  la miga de pan, sal, pimienta,  medio vasito de leche y la carne picada. Picamos de nuevo y mezclamos hasta que todos los ingredientes se vean bien integrados y formen una pasta.

Damos forma a las mini hamburguesitas con las manos y las colocamos separadas por papel vegetal y en la nevera hasta el momento de consumir.
Las cocinaremos a la plancha unos minutos por cada lado hasta que se vean hechitas.

En el momento de servir las ponemos en cada panecillo acompañadas de una fina loncha de queso, otra de tomate y un poquito de lechuga.
Ketchup y mostaza para acompañar.
Deliciosas, hay que repetir!!!

Fuente receta panecillos:   ” Webos fritos “ .