Merluza a la vasca.


Hoy vamos a cocinar un estupendo plato de merluza a la vasca. Utilizaremos una buena merluza fresca, almejas, espárragos y huevo duro.
Menos de veinte minutos para tener sobre la mesa un plato de pescado sencillo, elegante, delicioso  y con una salsa de rechupete.
Ideal para una comida o cena ligera y digestiva, sin complicaciones y que hará las delicias de nuestros invitados con una copa de vino blanco bien fresco. 
Una cazuelita de merluza a la vasca es apuesta segura, no falla!!!


INGREDIENTES:

2 rodajas de merluza por persona, 5 ó 6 almejas por persona, 2 espárragos por persona, 1 cebolla, 3 dientes de ajo, 2 cucharadas soperas de aceite de oliva, un vaso de vino blanco, 2 cucharadas soperas de harina, 1 manojo de perejil fresco picado, 1 litro de caldo de pescado, sal, pimienta y medio huevo duro por persona.


ELABORACIÓN:

1- Ponemos el aceite en una cazuela de fondo grueso y paredes bajas y añadimos los dientes de ajo laminados. Cocinamos hasta que se ablanden, sin dorarse.
2- Agregamos la cebolla picada en trocitos minúsculos y mezclamos bien, moviendo constantemente con una cuchara de madera hasta que quede bien pochada. Si es necesario agregamos algo de agua.
3- Agregamos el perejil finamente picado y el vino blanco. Cocinamos unos minutos.


4- Agregamos las 2 cucharadas de harina y mezclamos enérgicamente con unas varillas. Añadimos el caldo de pescado y damos un hervor.
5- Ponemos el pescado salpimentado en la cazuela y dejamos cocinar 5 minutos por cada lado (dependiendo del grosor de la merluza).
6- En el último minuto agregamos las almejas bien lavadas y los espárragos troceados. Tapamos la cazuela y damos un nuevo hervor.


7- Servimos inmediatamente acompañando el pescado, almejas y espárragos con huevo cocido cortado a cuartos.

Anuncios

Merluza a la gallega.

Vamos a preparar hoy un plato clásico de la gastronomía gallega que , como casi siempre, se basa en ingredientes sencillos de magnífica calidad cocinados sin artificios y el resultado es extraordinario.
El pescado blanco como la merluza , rape o rodaballo son ideales para ser cocinados a la gallega, os lo recomiendo si aún no lo habéis probado, es un plato de lujo con poquísimo esfuerzo!!!

INGREDIENTES:

1 rodaja ó 2 de merluza por persona cortadas gorditas, 1 cebolla mediana, aceite de oliva virgen, 4 dientes de ajo, 1 cucharada de pimentón dulce, sal y 2 huevos cocidos.

Para acompañar: patatas cocidas y guisantes tiernecitos.

ELABORACIÓN:
Ponemos a cocer las patatas cortadas en rodajas de un dedo en una cazuela amplia con agua salada y una cebolla pelada y cortada en cuartos.
Podemos añadir medio cubito de caldo de pescado o fumet casero a la cazuela ( opcional ).

Retiramos las patatas a un recipiente dónde podamos conservarlas calientes y ponemos las rodajas de merluza en la cazuela, cocinándolas a fuego bajo durante unos 6 minutos.
Retiramos del fuego y colocamos en una fuente de servir , acompañadas por las patatas.
Cocemos los guisantes 4 minutos en la misma agua del pescado, escurrimos y ponemos en la fuente de servir.

Mientras se cuece el pescado preparamos la ajada :  pelamos y laminamos 4 dientes de ajo y los ponemos a pochar en una sartén con aceite de oliva ( bastante, para que salga mucha salsita ).
Procuramos que los ajos se cocinen a fuego bajo, para que suelten todo su sabor poco a poco y no se quemen.

Retiramos del fuego cuando los ajos comiencen a tomar color y dejamos templar el aceite un minuto.
Añadimos entonces una cucharada de pimentón dulce y removemos bien para mezclar todos los ingredientes.
Añadimos un poquito de caldo de la cocción y mezclamos.
La ajada ya está lista .

Añadimos 2 huevos cocidos a la fuente de servir.
Salseamos la merluza,  patatas , guisantes y huevos y servimos enseguida, bien calentitos.

Espero que os guste, vale la pena probar un buen pescado a la gallega, de verdad!!!

Merluza a la sidra.

Vamos a cocinar hoy una buena merluza, fresca, fresquísima, a la sidra, con unas almejas y guisantes para acompañar.
Con pocos ingredientes y menos esfuerzo tenemos este estupendo plato en menos de media hora en la mesa.
La salsa es deliciosa y el pescado queda jugoso y riquísimo.
INGREDIENTES:
2 rodajas de merluza por persona, aceite de oliva, perejil, 1 cabeza de ajos, harina ( la que se necesite), sal, 12 cucharadas de tomate triturado, medio kg. de almejas, 2 guindillas,guisantes y sidra.

Si tenemos una cazuela de barro, es la ideal para cocinar este plato.Si no, ponemos en una olla grandecita el aceite de oliva, el perejil y 5 ó 6 dientes de ajo picados finamente.
Freimos todo hasta que los ajos estén doraditos .
Añadimos las rodajas de merluza, con la sal puesta y rebozadas en harina.
Cuando esto lleve menos de un minuto en la cazuela, incorporamos 12 cucharadas de tomate triturado, 2 guindillas ,los guisantes y las almejas.

Cubrimos todo con sidra de la mejor calidad que podamos y dejamos cocinar a fuego fuerte e intenso , durante unos diez minutos.
La salsa queda espesita y con un intenso sabor a sidra y almejas.
Como veis, es un plato muy fácil y rápido de preparar que resulta delicioso.
Espero que os guste.


Merluza en salsa verde con almejas

Un plato de pescado con esta salsa siempre deliciosa, suave y con sabor a mar.

La receta es del Chef José Andrés, cocinero al que admiro profundamente por la pasión que pone en sus platos y la manera de explicar su elaboración. Tiene multitud de libros, pero el que me encanta es: “Los fogones de José Andrés”. No tiene desperdicio y las recetas siempre salen bien.

INGREDIENTES: medio kg. de almejas, 2 dientes de ajo pelados y picaditos, 3 cucharadas de aceite de oliva virgen extra, 1 cucharada de harina, sal al gusto, medio kg. de merluza, perejil fresco picado y  2 cucharadas de vino blanco seco (como un albariño).

El secreto de este plato está en mantener una temperatura de cocción baja en todo momento. Esto y el movimiento continuo de la cazuela,  permiten que el aceite, el vino y los jugos naturales del pescado emulsionen y produzcan esta delicada salsa.

ELABORACIÓN: Ponemos a hervir un litro de agua en una cazuelita. en cuanto hierva el agua, vamos metiendo las almejas ( lavadas) de cuatro en cuatro y, en cuanto se abran un poquito, las retiramos inmediatamente a un cuenquito. Seguimos abriendo de este modo todas las almejas. Las reservamos.
Ponemos al fuego una sartén grande o cazuela con el aceite de oliva y el ajo y lo calentamos a fuego muy lento, sin dejar que se dore.
Añadimos la harina.Removemos bien.
Echamos un poco de sal por encima del pescado y lo ponemos en la cazuela. Añadimos el perejil. Cocinamos durante 3 ó 4 minutos, agitando la cazuela con movimientos circulares, para ligar la salsa.
Le damos la vuelta a la merluza y repetimos el proceso. se trata de cocinar el pescado muy lentamente y a baja temperatura.
Añadimos las almejas, el jugo de las almejas (colado), un poquito de agua de cocción de las almejas y el vino.
lo cocemos durante un par de minutos, sin dejar que el líquido hierva en ningún momento.
La gelatina natural del pescado emulsionará con el aceite y creará una salsa verde, ligera y sutil.
Rectificaremos la sal a nuestro gusto y serviremos inmediatamente.

Delicioso.

Pastelillos de pescado

Los filetes de merluza y de bacalao proporcionan unos excelentes pastelillos de pescado, ligeros y con un toque de limón y perejil, ricos para comidas o cenas frías, siempre apetecibles.

INGREDIENTES: 1 cebolla picada, 3 rebanadas de pan del día anterior, medio kg. de filetes de pescado ( merluza, bacalao, salmón…) , 1 huevo grande, 2 cucharadas de mayonesa, 1 cucharada de perejil fresco picadito, 2 cucharadas de zumo de limón, sal, aceite y pan rallado.

ELABORACIÓN: En una sartén ponemos a pochar la cebolla picada finita con un poco de aceite. Cuando esté tierna y dorada , retiramos del fuego y reservamos.
Reducir el pan a migas finas en la batidora, robot de cocina,etc…
Colocamos el pan triturado en un cuenco , picamos finamente el pescado y lo añadimos al cuenco con el pan. Agregamos la cebolla frita, el huevo, la mayonesa, el perejil, el zumo de limón y la sal. Mezclamos bien.
Con esta masa formamos los pastelillos aplastándolos un poco con las manos y los pasamos uno a uno por pan rallado.
Freimos en aceite caliente y cuando estén doraditos por ambas caras, escurrimos en papel de cocina.

Podemos adornarlos con limón y si lo deseamos acompañarlos de salsa tártara o mayonesa.