Magdalenas de naranja.


Aroma a magdalenas caseras recién salidas del horno. Maravillosos bizcochitos de toda la vida con ese sabor cítrico que tanto nos gusta. 
¿Cuál es el secreto de unas magdalenas altitas y esponjosas?… Elaborar la masa adecuadamente y dejarla reposar en frío varias horas. En el momento de hornearlas, el horno debe estar a una temperatura elevada y el contraste entre la masa fría y la temperatura elevada del horno hará el resto…
                                                                                                                Fuente: “Cocinerando”


INGREDIENTES:

375 g. de harina de repostería, pizca de sal, 250 g. de azúcar, 250 g. de leche, 225 g. de aceite de oliva suave, 3 huevos XL, 4 parejas de gasificantes para repostería ( bicarbonato y acidulante ), 1 cucharada sopera de ralladura de naranja y 3 gotas de esencia de naranja. Azúcar para espolvorear.

ELABORACIÓN:

1- Montamos los huevos junto con el azúcar durante 5 minutos a velocidad alta utilizando unas varillas.
2- Agregamos el aceite en hilito, desde el borde del recipiente y seguimos batiendo.
3- Añadimos la ralladura de naranja, la esencia y la leche, bajando la velocidad.


4- Tamizamos la harina junto con la sal y los gasificantes y los vamos añadiendo poco a poco al recipiente, mezclando hasta que se integren todos los ingredientes.
5- Vertemos la masa en un recipiente con tapa y la metemos al frigorífico durante toda la noche, o al menos 3 horas, hasta que esté muy fría.

6- Transcurrido este tiempo, precalentamos el horno a 220 grados.
7- Vertemos la masa en los papelillos para magdalenas colocados dentro de moldes rígidos, llenando tres cuartas partes de su capacidad.
8- Espolvoreamos la superficie con azúcar y metemos al horno.

9- Tras 5 minutos de horneado, bajamos la temperatura a 200 grados y seguimos horneando hasta que se vean doraditas.
10- Retiramos y enfriamos sobre una rejilla metálica.

Anuncios

Magdalenas a la antigua usanza.

Hoy vamos a disfrutar unas magdalenas estupendas. Uno de los dulces más aplaudidos en todas las casas. ¿Quién se resiste a unas buenas magdalenas caseras?
Como me encuentro fuera de mi residencia habitual y aquí no hay amasadoras, robots de cocina ni nada que se le parezca, las hemos elaborado a la antigua usanza, con un cuenco y unas varillas, nada más… Lo cual tiene su encanto.
Los huevos son de corral, de “gallinitas felices gallegas”, de las que comen toda la hierba y el maíz que se les antoja…Y eso se nota. Han quedado deliciosas, esponjosas y con un sabor que invita a no parar de comerlas…
¡Vivan los dulces caseros de toda la vida!


INGREDIENTES:

250 g. de harina de repostería, 1 sobre de levadura en polvo, 250 g. de azúcar, ralladura de 1 limón, 6 huevos de corral, 200 ml. de aceite suave y mezcla de canela y azúcar para espolvorear.


ELABORACIÓN:

1- Separamos claras y yemas de los 6 huevos.
2- Montamos las claras a punto de nieve con un pellizquito de sal.
3- Cuando estén firmes añadimos poco a poco el azúcar y seguimos montando.


4- Agregamos las yemas de huevo y mezclamos.
5- Ponemos el aceite desde el borde del recipiente añadiéndolo en hilito y mezclando.
6- Añadimos la ralladura de limón.


7- Tamizamos la harina junto con la levadura y la agregamos poco a poco, mezclando con suavidad y movimientos envolventes.
8- Vertemos la masa obtenida en cápsulas de papel para magdalenas colocadas dentro de moldes rígidos ( o flaneras ) y espolvoreamos con una mezcla de azúcar y canela.


9- Horno precalentado a 200 grados. Durante los 5 primeros minutos de horneado mantenemos esta temperatura y luego la bajamos a 180 grados hasta el final de la cocción, cuando se vean doraditas.
10- Enfriamos sobre una rejilla metálica.

Magdalenas de yogur y limón.

En mi casa no pueden faltar las magdalenas caseras para el desayuno y la merienda de la familia. Todas las recetas que caen en mis manos de estos dulces tan estupendos las voy guardando y ya tengo una colección bastante extensa. Parece mentira que unos bizcochitos tan pequeños de apenas cuatro bocados admitan tanta variedad de ingredientes y combinaciones. Siempre es una aventura ver lo que sale del horno…
En esta ocasión hemos disfrutado unas deliciosas magdalenas de yogur y limón que a continuación os explico por si os apetece probarlas. Están estupendas, muy tiernas y esponjosas. 


INGREDIENTES:

160 g. de harina con levadura, 2 huevos,140 g. de azúcar, 1 cucharadita de ralladura de limón, 1 cucharadita de aroma de limón, 175 g. de yogur griego y 40 ml. de aceite de oliva suave.


ELABORACIÓN:

1- Batimos a velocidad máxima los huevos con el azúcar hasta que doblen tamaño, unos 5 minutos.
2- Bajamos la velocidad de batido un poco y añadimos el yogur griego, la ralladura de limón y la esencia de limón.


3- Agregamos el aceite en hilito desde el borde del recipiente dónde estamos batiendo.
4- Batimos ahora a velocidad mínima y añadimos la harina tamizada poco a poco.

5-  Vertemos la masa obtenida en cápsulas de papel para magdalenas. ( Éstas que yo he utilizado no necesitan molde rígido, puesto que no se deforman al hornear).
6- Llenaremos las cápsulas sólo los tres cuartos de su capacidad, para que no se desborde la masa durante el horneado ( crece bastante).
7-Ponemos algo de azúcar sobre la masa antes de meterlas al horno.


8- Metemos al horno precalentado a 180 grados hasta que se vean doraditas.

Magdalenas de naranja y azafrán.

Qué buenísimas están estas magdalenas !!! Voy coleccionando recetas de galletas y magdalenas y poco a poco van saliendo de mi horno unas delicias que nunca hubiese imaginado, me sorprendo yo solita.
Estas magdalenas en concreto tienen un maravilloso sabor a azafrán combinado con el intenso sabor cítrico de la naranja y el limón rallado. Son  “especiales de categoría “, como dice un buen amigo mío.
Os las recomiendo, las estamos disfrutando de lo lindo!!!
INGREDIENTES : ( para 14 magdalenas )
.
Zumo de una naranja, 1 pizca de hebras de azafrán, 200 g. de harina, medio sobre de levadura en polvo, 170 g. de mantequilla reblandecida, 180 g. de azúcar, 3 huevos batidos y ralladura de una naranja.
Para la cobertura :  ralladura de naranja y de limón y glasa ( azúcar glas mezclado con un poquito de zumo de naranja y una gotita de colorante color melocotón ).
ELABORACIÓN :
Calentamos en un cacito el zumo de una naranja junto a las hebras de azafrán, hasta que casi hiervan. Retiramos el cazo del fuego y dejamos templar durante 10 minutos.
Empezamos a batir con unas varillas la mantequilla reblandecida hasta que espume y le añadimos poco a poco el azúcar, batiéndo enérgicamente, hasta que se vea una masa blanquecina.
Añadimos los huevos uno a uno y mezclamos hasta integrar.
Ponemos la ralladura de una naranja y la mezcla de zumo de naranja y azafrán que teníamos reservada.
Agregamos la harina tamizada con la levadura y mezclamos todo muy bien hasta que veamos una masa sin grumitos y con los ingredientes bien integrados.
Vertemos la masa en los moldes de magdalenas con sus papelillos rizados y horneamos en horno precalentado a 190 grados hasta que suban y se vean doraditas.
Su aroma es increible, perfuma la casa!!!
Dejamos enfriar en rejilla y cuando estén completamente frías les ponemos un poquito de glasa encima y salpicamos con ralladura de limón y naranja.
¡¡¡Qué cosa más aromática !!!
Os mando un saludito de domingo, he salido tan estupenda en esta foto que no me he podido resistir a compartirla con vosotros para intentar arrancaros una sonrisa. Soy tan coqueta y estoy tan mona ¿ A que sí?

Magdalenas de Carrión de los Condes.

Os quiero presentar estas magdalenas que hacen las monjitas clarisas del monasterio de Carrión de los Condes. He seguido su receta al pie de la letra para poder disfrutar esta delicia de la repostería monacal en mi casa. Nos han encantado y esta tarde las van a merendar Gloria y sus amigas después de estudiar el duro examen de física que el lunes las espera. Hay que endulzarles la tarde a estas niñas tan aplicadas!!!
INGREDIENTES:
300 g. de mantequilla o un tazón de aceite, 300 g. de harina de repostería, 300 g. de azúcar, 6 huevos, medio sobrecito de levadura Royal, una cucharada de ralladura de limón.
ELABORACIÓN:
Ponemos en un bol grande los 6 huevos y los batimos con unas varillas hasta que queden espumosos.
Añadimos poco a poco el azúcar y seguimos batiendo.
Agregamos una cucharada de corteza de limón recién rallada, para que aporte todo su aroma y sabor.
Añadimos la mantequilla derretida y removemos.
A continuación tamizamos la harina con la levadura con un cedazo o colador grande y la vamos añadiendo poco a poco al bol, batiendo sin cesar, hasta conseguir una masa fina con los ingredientes bien integrados.
Metemos la masa en el frigorífico media hora y, a continuación, llenamos las capsulitas de papel colocadas en moldes rígidos para que no se deformen al hornearlas.
 Precalentamos el horno a 200 grados y en el momento de meterlas  bajamos la temperatura a 180 grados.
Hornearemos hasta que se vean doraditas.
Retiramos del horno y dejamos enfriar en rejilla para que no se humedezcan.
Espolvoreamos con azúcar glas y servimos templaditas o frías.
Se conservan estupendamente guardadas en una bolsa de tela o en una lata.
Difícil que duren más de un día, están estupendas, os las recomiendo mucho!!!