Magdalenas de naranja.


Aroma a magdalenas caseras recién salidas del horno. Maravillosos bizcochitos de toda la vida con ese sabor cítrico que tanto nos gusta. 
¿Cuál es el secreto de unas magdalenas altitas y esponjosas?… Elaborar la masa adecuadamente y dejarla reposar en frío varias horas. En el momento de hornearlas, el horno debe estar a una temperatura elevada y el contraste entre la masa fría y la temperatura elevada del horno hará el resto…
                                                                                                                Fuente: “Cocinerando”


INGREDIENTES:

375 g. de harina de repostería, pizca de sal, 250 g. de azúcar, 250 g. de leche, 225 g. de aceite de oliva suave, 3 huevos XL, 4 parejas de gasificantes para repostería ( bicarbonato y acidulante ), 1 cucharada sopera de ralladura de naranja y 3 gotas de esencia de naranja. Azúcar para espolvorear.

ELABORACIÓN:

1- Montamos los huevos junto con el azúcar durante 5 minutos a velocidad alta utilizando unas varillas.
2- Agregamos el aceite en hilito, desde el borde del recipiente y seguimos batiendo.
3- Añadimos la ralladura de naranja, la esencia y la leche, bajando la velocidad.


4- Tamizamos la harina junto con la sal y los gasificantes y los vamos añadiendo poco a poco al recipiente, mezclando hasta que se integren todos los ingredientes.
5- Vertemos la masa en un recipiente con tapa y la metemos al frigorífico durante toda la noche, o al menos 3 horas, hasta que esté muy fría.

6- Transcurrido este tiempo, precalentamos el horno a 220 grados.
7- Vertemos la masa en los papelillos para magdalenas colocados dentro de moldes rígidos, llenando tres cuartas partes de su capacidad.
8- Espolvoreamos la superficie con azúcar y metemos al horno.

9- Tras 5 minutos de horneado, bajamos la temperatura a 200 grados y seguimos horneando hasta que se vean doraditas.
10- Retiramos y enfriamos sobre una rejilla metálica.

Anuncios