Macarons de arroz con leche.

Me encanta el arroz con leche. Es de los postres tradicionales que más me gustan. Y me encantan los macarons. Así que hemos aprovechado la hora del café para unir en un sólo bocado los macarons y el cremoso arroz con leche, cocinado a fuego lento y enriquecido con dulce de leche…
Han quedado unos macarons buenísimos, suaves y con delicioso sabor a canela. Imposible tomar sólo uno…


INGREDIENTES:

110 g. de almendras molidas, 225 g. de azúcar glas, 125 g. de claras de huevo, 50 g. de azúcar glas. Canela para espolvorear. Arroz con leche ( 1 taza de arroz de grano redondo, 900 ml. de leche, 6 cucharadas soperas de azúcar, piel de 1 limón, palito de canela y 2 cucharadas soperas de dulce de leche ).


ELABORACIÓN:

1- Trituramos la almendra molida junto con el azúcar glas en una picadora o robot de cocina para que queden todavía más finos.
2- Tamizamos la mezcla obtenida. 
3- Montamos las claras a punto de nieve con un pellizquito de sal y cuando estén casi montadas del todo añadimos poco a poco el azúcar.


4- Ponemos la mezcla de almendras – azúcar glas sobre las claras montadas a punto de nieve y comenzamos a mezclar con una espátula, con movimientos envolventes de abajo hacia arriba, hasta conseguir una masa homogénea de textura similar a la espuma de afeitar. No debe quedar excesivamente líquida.
5- Vertemos la masa en una manga pastelera con boquilla redonda y lisa.
6- Formamos circulitos de masa sobre un par de bandejas de horno con papel vegetal, sobre las que habremos dibujado previamente círculos de 3 cm. de diámetro. ( Yo uso como plantilla un tapón de botella). Espolvoreamos con canela molida.

7- Dejamos que se sequen los macarons hasta que al tocarlos con el dedo notemos que están completamente secos, tiempo que puede oscilar desde la media hora hasta la hora y media aproximadamente, dependiendo del grado de humedad del ambiente.
8- Cuando veamos que están perfectamente secos, precalentamos el horno a 150 grados y en el momento de meterlos al horno, bajamos la temperatura a 130 grados.
9- Horneamos hasta que hayan formado su pie y se desprendan con facilidad del papel vegetal, unos 13 minutos…
10- Dejamos que se enfríen por completo en su bandeja y luego los retiramos a una rejilla metálica.

11- Relleno de arroz con leche:  He cocinado mi arroz con leche a modo de risotto, para que quedase extra cremoso y fuese un relleno perfecto para mis macarons. Para ello, he puesto la mitad de la leche a hervir con piel de limón, canela en rama y azúcar. He añadido el arroz y he cocinado hasta conseguir la cocción perfecta, añadiendo cacillos de leche caliente y removiendo constantemente para que el arroz soltase su almidón a la vez que se cocinaba. Cuando he visto que estaba bien blandito, he añadido el dulce de leche, mezclando muy bien. Retiro, dejo enfriar y relleno mis macarons.

Anuncios