Lumaconi rellenos de espinacas y requesón.


Vamos a preparar un estupendo plato de pasta rellena de vegetales y requesón. Apta para todos los públicos y extraordinariamente jugosa.
Fundamental la salsa de tomate casera, sobre la que colocaremos la pasta rellena y el buen parmesano recién rallado, para poder disfrutar de todo su sabor en el plato.
Podemos terminar gratinándola ligeramente o no, aunque yo he preferido no hacerlo para que no pierda nada de jugosidad.
Un plato vegetariano, saludable y sustancioso. Para no perdérselo.


INGREDIENTES:

Lumaconi al gusto, salsa de tomate natural al gusto, 1 bolsa de espinacas frescas, media cucharadita de aceite de oliva, 1 envase de requesón, sal, pimienta, 2 dientes de ajo y queso parmesano recién rallado.


ELABORACIÓN:

1- Cocemos la pasta en agua abundante con sal y 1 diente de ajo chascado, siguiendo las instrucciones del fabricante.
2- Escurrimos y reservamos.
3- Cocemos las espinacas en agua con sal y las escurrimos muy bien presionando sobre un escurridor de verduras con una cuchara.
4- Doramos un diente de ajo laminado en una sartén con media cucharadita de aceite de oliva y salteamos las espinacas durante un minuto moviendo bien.


5- Retiramos del fuego y mezclamos con el requesón desmenuzado. Salpimentamos.
6- Rellenamos la pasta cocida con esta mezcla ayudándonos de una cucharita pequeña.
7- Colocamos la pasta rellena sobre una buena capa de salsa de tomate natural y espolvoreamos con queso parmesano recién rallado.