Lubina al horno.

Un pescadito al horno, rápido y sencillo, sin manchar casi nada y con un resultado magnífico. Me gusta ponerle un  poco de vino blanco, algunos vegetales, hierbas que aromaticen, limón y poco más.
El sabor de estas lubinas salvajes es magnífico, no necesita mucho aderezo para resultar un plato especial, con una carne blanca, suave y exquisita. Como sabéis, tengo la suerte de que mi marido me las trae de vez en cuando y suelo ir variando las recetas para no aburrirnos. En esta ocasión ha sido un hermoso ejemplar que se ha cocinado al horno sobre un lecho de patatas. 

INGREDIENTES:

Lubina, sal, pimienta negra, orégano, media cebolla, 1 tomate, 3 patatas, 2 dientes de ajo, medio pimiento rojo, limón, medio vaso de vino blanco, un chorrito de aceite de oliva y una pizca de pan rallado.


ELABORACIÓN:

1- Pelamos las patatas y las fileteamos finitas.
Las salpimentamos y ponemos en el fondo de una fuente de horno.
2- Sobre las patatas ponemos el pescado limpio salpimentado por dentro y por fuera y con unas rodajitas de limón.
3- Añadimos a la fuente un tomate troceado, media cebolla fileteada, el pimiento rojo cortado en trocitos y un par de dientes de ajo chascados, para que suelten su sabor en el asado.


4- Regamos con medio vaso de vino blanco de buena calidad, un chorrito de aceite de oliva y un poco de zumo de limón.
5- Ponemos un poco de orégano y pan rallado sobre el pescado y metemos al horno a 180 grados hasta que veamos que la piel del pescado comienza a separarse de la carne y las patatas están hechas.
Sano, rico y rapidísimo.


Aprovecho la ocasión para comentaros que se está organizando una quedada de blogguers en Murcia. 
Será el 23 de Febrero, así que hay que animarse, que es la ocasión perfecta para compartir mesa y mantel, disfrutar charlando de nuestra aficción favorita y conocernos personalmente.
En este precioso cartel diseñado por Tere está toda la información. ¡¡¡ Vamos a apuntarnos todos !!!


Risotto de trigo en tinta de calamar con lubina salvaje.

La ” Niña lubina ” ataca de nuevo!!!  Esta es la receta que me tocó elaborar en el curso de cocina Gourmet que realicé en el Restaurante Monteagudo. Como véis las lubinas me persiguen, saben que mi sobrenombre es “La niña lubina “, menos mal que me gustan porque sino, apañada iba!!! Dejando aparte las bromas, os quiero recomendar este plato, es bastante sencillo de hacer y el resultado muy sorprendente y vistoso, como todo lo que sale de la cocina del magnífico Chef Juan Lax.
Os animo a que lo probéis, no os decepcionará.

INGREDIENTES:

1 lomo de lubina por persona limpio de espinas y escamas, 200 g. de trigo (Nomen, a la venta en grandes superficies, por ejemplo ), 2 chalotas, 500 ml. de caldo de pescado, 2 bolsas de tinta de calamar, sal, aceite de oliva y 50 g. de mantequilla.

Para la salsa:  2 cucharadas de aceite de oliva, 2 dientes de ajo, 2 cucharadas de vinagre de vino y 500 ml. de fondo de ternera.

ELABORACIÓN:

En un cazo ponemos a pochar 2 chalotas finamente picadas con 25 g. de mantequilla durante diez minutos aproximadamente.
Hervimos el caldo de pescado ( 500 ml. ) y le añadimos 2 bolsitas de tinta de calamar.
Incorporamos el trigo al cazo con las chalotas pochadas y mezclamos muy bien rehogándolo unos minutos.

Vamos mojando poco a poco el trigo con el caldo de pescado caliente, añadiendo un cucharón y dejando que se consuma hasta añadir el siguiente ( del mismo modo que se cocina un risotto ).
Cocinaremos de este modo el trigo hasta que se consuma todo el caldo.
Comprobamos el punto de sal y retiramos del fuego.
Añadimos la mantequilla restante y mezclamos muy bien. Reservamos.

Sazonamos la lubina y la marcamos en una sartén antiadherente con un poco de aceite de oliva por el lado de la piel hasta que quede crujiente.
Le damos la vuelta y la cocinamos por el otro lado un par de minutos comprobando el punto de cocción del pescado, ya que varía según el grosor del lomo.
Si fuese necesario terminamos el pescado en el horno durante 5 minutos.

Salsa:  Picamos los ajos muy finamente y los ponemos a dorar en una sartén con 2 cucharadas de aceite de oliva. Cuando comiencen a dorarse añadimos 2 cucharadas de vinagre de vino. Reducimos 1 minuto y añadimos el fondo de ternera, dejando reducir de nuevo hasta conseguir el espesor deseado ( unos 10 minutos ).
Ponemos un poco de cebollino picado para decorar.
¡Qué buena!

Lomos de lubina con verduritas al azafrán.

¡¡¡Aquí está de nuevo la “Niña Lubina”!!! Los que me visitan saben que en mi casa no suelen faltar estos pescaditos del mediterráneo, así que colecciono recetas para poder disfrutarlas de todas las formas posibles. En todas las reuniones de amigos voy preguntando yo:  – ¿Y cómo cocinas tú la lubina?…  Si tenéis alguna receta que os rechifle, la recibiré encantada, la probaré y seguiré manteniendo mi reputación de “Niña Lubina” intacta. Otros coleccionan dedales, yo recetas de lubina!!!

INGREDIENTES:

Un lomo de lubina por persona, medio  pimiento verde, medio pimiento rojo, una cebolla grandecita, 2 zanahorias grandes, azafrán en hebras, un vasito de vino blanco de buena calidad, perejil fresco, 2 dientes de ajo, aceite de oliva , sal y pimienta.

ELABORACIÓN:

Abrimos la lubina entera con un cuchillo para cocinarla en el horno abierta pero con la espina, de este modo queda más jugosa que si cocinamos los lomos por separado.
La salpimentamos, le ponemos un hilillo de un buen aceite de oliva y metemos al horno a 180 grados hasta que esté hecha, sin dejarla pasar, para que conserve todo su jugo.

Mientras el pescado se hornea preparamos la guarnición de verduritas al azafrán.
Para ello lavamos muy bien los pimientos  y zanahorias y los cortamos en juliana.
Cortamos también la cebolla en tiras bien finitas.

Ponemos una sartén o cazuela honda al fuego con 3 cucharadas de aceite de oliva y añadimos las verduras picadas.
Añadimos 2 dientes de ajo enteros y chascados y una cucharada de perejil fresco bien picadito.
Sazonamos y dejamos cocinar a fuego muy lento para que las verduras vayan soltando su líquido y pochándose sin tomar color.

A media cocción, añadiremos un vasito de buen vino blanco y una cucharadita de café de hebras de azafrán, qué maravilla de aroma!!!
Seguimos pochando las verduras a fuego lento y removiendo de vez en cuando. Se trata de que se cocinen pero sin deshacerse, hay que cogerle el puntito.

Para presentar nuestro plato: retiramos la espina de la lubina deslizando un cuchillo afilado por debajo de ésta, se desprenderá con facilidad.
Salseamos generosamente los lomos de pescado con las verduritas al azafrán . Deben quedar los lomos muy bañados con la salsa, bien jugositos.
Deliciosa!!!

Brochetas de lubina y calabaza con salsa de mostaza.

Tengo la suerte de poder disfrutar de vez en cuando de pescado recién salidito del mar mediterráneo ya que , como os he dicho en alguna ocasión, a mi marido le encanta la pesca y cuando la suerte se pone de su parte y el tiempo ayuda, mi nevera se puebla de lubinitas salvajes, una delicia.
Así que hago colección de recetas de lubina: al azafrán, al horno, con ñoras, en caldero, asada con pimientos…Todas son bienvenidas y probadas.
Al principio , cuando Chema llegaba con un cubo lleno de lubinas no me hacía tanta gracia.Yo no sabía ni cortarle las aletas y debo decir que la visión  de sus “interioridades” me removía un poco el estómago, pero ahora, me pongo mis guantes de látex, cojo las tijeras especiales que él me regaló y en pocos minutos limpio mis pescaditos y los coloco en la nevera como una profesional, quién me lo iba a decir!!!
Practicando todo se consigue!!!
Para preparar estas brochetas de lubina me las he visto y me las he deseado para sacarle las espinas y la piel a 2 lubinitas y hacer unos filetes de los que me siento orgullosa, no he parado hasta que me han quedado perfectos y sin ninguna espina.Uff!!! El trabajo ha valido la pena.

 

INGREDIENTES:  (Para 2 brochetas).

4 filetes de lubina sin piel ni espinas, un buen trozo de calabaza, 4 lonchas de bacon, 4 patatas pequeñas ,1 huevo cocido, 2 cucharadas de mostaza Dijon,  un poco de nata líquida o leche evaporada, aceite de oliva , sal , pimienta y una ramita de romero fresco.

ELABORACIÓN:

Preparamos 4 filetes de lubina sin piel ni espinas, los salpimentamos y enrollamos cada filete sobre sí mismo.
Cortamos la calabaza en dados grandecitos de igual tamaño.
Elegimos unas patatas que tengan más o menos el mismo tamaño.

Rodeamos cada rollito de lubina con una loncha de bacon y la insertamos en un palito de brocheta, alternándola con los dados de calabaza y las patatitas pequeñas.
Ponemos sal y pimienta, un chorrito de aceite de oliva virgen y una ramita de romero troceada sobre la brocheta.

Colocamos en una bandeja de horno y horneamos hasta que las patatas estén bien hechitas, la calabaza dorada y el pescado perfectamente asado.
Si queremos reducir el tiempo de horno, un truquillo es cocinar unos minutos en el microondas las patatas antes de insertarlas en la brocheta, de este modo terminarán de hacerse en el horno, pero reduciremos considerablemente el tiempo que necesitan hornearse.

Recogeremos el líquido de la cocción de las brochetas con una cuchara y lo mezclaremos en un cuenquito con 2 cucharadas de mostaza Dijon y un buen chorro de nata líquida. Mezclamos bien con unas varillitas para que se emulsione la salsa y salseamos nuestras brochetas.

Salpicamos con huevo cocido picado y servimos recién hechas, con la salsa aparte por si queremos añadirle más. Es una combinación exquisita el contraste de la lubina con bacon salado y el dulzor de la calabaza, me ha encantado, os la recomiendo.

Lubina con cítricos.

La lubina es un pescado delicioso de carne consistente y fina. En casa tenemos  la suerte de poder disfrutar de vez en cuando de lubinas salvajes, pescadas con caña en el mar Mediterráneo, su carne supera en el sabor a las criadas en vivero, son magníficas.
Por ello, voy probando nuevas recetas para degustarlas de diferentes formas. En este caso, es una receta inspirada en el sur de Italia y va cocinada al horno y acompañada de 3 cítricos salteados, cortados en gajos y bañados en una salsa agridulce y cremosa a la vez. 
Vamos  con la receta, espero que os agrade…
INGREDIENTES:
1 lubina, 3 limas, 3 naranjas, 10 naranjitas chinas ( o 2 pomelos ), 1 cebolla, 2 cucharadas de mantequilla, 100 ml. de vino blanco de buena calidad, sal y sazonador de Zanzíbar Carmencita ( magnífico para los pescados, lleva:  sal, pimienta negra, pimiento rojo deshidratado, comino, perejil, clavo, ajo, tomate y mostaza ).
ELABORACIÓN:
Limpiamos bien el pescado y lo pasamos por el chorro de agua fría, secándolo cuidadosamente con papel de cocina.
Ponemos la lubina en una fuente de horno y la salpimentamos por ambos lados y por dentro.
Pelamos las naranjas y las limas , quitándole toda la piel blanca y las cortamos en gajos, intentando quitar también la membrana interior con un cuchillo bien afilado. ( A mí no me han quedado tan perfectos como quisiera, todavía no tengo la mano curada…).
Partimos las naranjitas chinas en dos mitades.
Pelamos la cebolla y la picamos muy finita, ayudándonos de una picadora.
Esparcimos la cebolla picada por encima de la lubina y por dentro.
Ponemos unos trocitos de mantequilla por encima del pescado.
.
Exprimimos una lima y una naranja y le añadimos el vino blanco.
Regamos la lubina con esta mezcla y la horneamos a 180 grados durante media hora.
Salteamos en una sartén con una cucharadita de mantequilla los gajos de los cítricos a fuego vivo durante 2 ó 3 minutos.
Si la salsa del pescado ha quedado muy clarita una vez terminado el horneado, la reduciremos en una sartén, durante unos minutos, hasta que la veamos cremosa.
Serviremos el pescado recién hecho, con su salsa y acompañado de los cítricos salteados. Daremos el toque final con el sazonador de Zanzíbar.
Que lo disfrutéis.


Caldero murciano.

Os quiero presentar un plato muy típico de esta tierra dónde vivo, el “caldero murciano”.
Este arroz  debe su nombre a la olla con forma de caldero dónde se cocina.
Sus ingredientes son sencillos y muy murcianos: una buena dorada del Mar Menor, los ajos, las ñoras y un buen arroz.
En la costa murciana se degustan unos exquisitos calderos, con su pescado , su ali-oli… 
 Una reunión de amigos o familia es la excusa perfecta para degustar un buen caldero. Hoy lo compartimos todos, ya lo creo que sí!
INGREDIENTES:

(Para 5 personas): 1 dorada, 1 lubina,  400 g. de arroz bomba, 5 ñoras, 2 cucharadas de salsa de tomate, 1 cabeza de ajos, aceite de oliva, caldo de pescado, sal, pimienta , azafrán y un sobre de paellero  Carmencita .

ELABORACIÓN:

Pelamos los ajos y las ñoras retirándoles las semillas y las troceamos.
Ponemos 6 cuharadas de aceite de oliva en una cazuela o “caldero”y freimos 5 dientes de ajo y las ñoras, hasta que queden doraditos , pero sin que se quemen, o se pondrán amargos.

Ponemos las ñoras y los ajos fritos en un vaso batidor , añadimos un poquito de agua y trituramos. Reservamos.
Limpiamos el pescado y separamos las cabezas.
Freimos las cabezas del pescado en el mismo aceite y , a continuación, las desechamos.
Cocemos el pescado en agua hirviendo con sal, pimienta y azafrán durante 10 minutos.
Sacamos y reservamos caliente.



Rehogamos el arroz durante unos minutos en el aceite utilizado para freir ajos, ñoras y cabezas de pescado.
Añadimos 2 cucharadas de tomate frito y añadimos los ajos y ñoras triturados anteriormente.
El arroz tomará ese color tan característico y apetecible de las ñoras.

Cubrimos con caldo de pescado caliente , añadimos un sobre de paellero Carmencita   y cocinamos a fuego vivo durante 10 minutos y a fuego lento durante otros 10.
Debe quedar un arroz caldoso, si vemos que se seca, añadimos un poco más de caldo de pescado caliente.
Rectificamos la sal, dejamos que repose unos minutos .


 
Se sirve calentito y acompañado del pescado cortado a filetes o rodajas.
El ali-oli se pone en una salsera aparte para que cada comensal se lo sirva a su gusto.

Quisiera dar las gracias a la empresa Carmencita por el magnífico lote de productos que me ha enviado, son de una calidad extraordinaria, os los recomiendo .
En su página web:  http://www.carmencita.com/ encontraréis información sobre ellos. Me han sorprendido muchísimo, sobre todo el azafrán en spray, la sal marina con romero, el preparado para pescados al grill…Magníficos!!!

Lubina del Mediterráneo con ñoras

La primera vez que comí una lubina como esta fue en casa de Pepe y Esperanza, en La Torre de la Horadada, una localidad mediterránea próxima a Murcia. Nuestro amigo Pepe la compró en la mejor pescadería de la zona y nos la preparó con todo su esmero. Allí a su lado aprendí a prepararla y hoy es un clásico en mi casa. No siempre tengo lubina salvaje, pescada en el mar mediterráneo, pero hoy sí, nuestro pescador particular ( Chema) , apareció con cinco hermosas lubinas y las hemos preparado al modo de Pepe. Su sabor en nada se parece a las de piscifactoría, es suave y delicioso, incrementado por las ñoras y los ajos confitados, un placer irresistible.

INGREDIENTES:  2 ó 3 lubinas salvajes (en su defecto, de piscifactoría), 6 ñoras, 8 ó 9 dientes de ajo, aceite de oliva virgen extra, sal, patatas y champiñones para acompañar. Perejil para adornar.

ELABORACIÓN: en una pequeña sartén ponemos a confitar los ajos pelados y fileteados a fuego muy pero que muy lento, con bastante aceite de oliva virgen. Los ajos deben ir soltando todo su sabor en el aceite y cocinándose muy lentamente, sin dorarse.
A media cocción incorporamos las ñoras troceadas y sin las semillas. Seguimos cocinando a fuego lento. Observaremos que el aceite toma un color naranja por las ñoras y que hay un aroma irresistible en toda la casa.
Preparamos las lubinas bien limpitas y abiertas con la sal puesta en una placa de horno y vertemos la salsa hecha con los ajos y las ñoras por encima, regándolas bien y reservando un poco de salsa para después.
Horneamos a fuego medio hasta que el pescado esté hecho a nuestro gusto .
Como guarnición yo he preparado unas patatas con champiñones, fritas en un buen aceite y regadas con un poco de salsa de ajos y ñoras.
Este plato debe servirse recién hecho y calentito.

Espero que os haya gustado y os animéis a probarlo.