Tartitas de arroz con leche y paparajotes.

El “paparajote” es toda una institución en la región de Murcia. Se elabora partiendo de las hojas de limonero de los fabulosos frutales murcianos. Sus aromáticas hojas se rebozan en una masa similar a la de los buñuelos, friéndolas a continuación hasta quedar doradas y espolvoreándolas luego con azúcar y canela.
Alternando capas de paparajotes y arroz con leche al caramelo, tendremos unas deliciosas mini tartitas, ideales para poner el broche de oro a una comida especial.
Con un vasito de mistela o vino dulce estarán de rechupete, especiales!!!


INGREDIENTES:

Paparajotes:  hojas de limonero, 2 huevos, medio litro de leche, ralladura de limón, 1 sobre de levadura en polvo, 100 g. de azúcar, medio kg. de harina, aceite de oliva suave, pizca de sal, canela y azúcar para espolvorear.
Arroz con leche: 1 litro de leche semidesnatada, 300 g. de arroz redondo, 6 cucharadas soperas de azúcar, 1 palito de canela, piel de un limón y 2 cucharadas soperas de dulce de leche.


ELABORACIÓN:

1- Paparajotes:  lavamos y secamos muy bien las hojas de limonero.
2- Ponemos en un recipiente hondo la leche, los huevos, ralladura de limón, el azúcar, la levadura, un pellizquito de sal y la harina.
3- Mezclamos todo con la batidora hasta conseguir una masa uniforme y sin grumitos.

4- Pasamos las hojas de limonero por esta mezcla, hundiéndolas bien para que se rebocen por ambas caras.
5- Las freímos en abundante aceite hasta que estén doraditas y escurrimos sobre papel absorbente, espolvoreándolas con azúcar y canela.
6- Les retiramos a los paparajotes las hojas de limonero y reservamos la masa frita.


7- Arroz con leche:  ponemos la mitad de la leche a hervir con la cáscara de un limón y el palito de canela.
8- Cuando empiece a hervir añadimos el arroz y mezclamos bien removiendo constantemente.
9- Vamos añadiendo cacillos de leche caliente, cocinando nuestro arroz a fuego medio a modo de risotto, para que el arroz suelte todo su almidón y nos quede una mezcla cremosa.
10- Cocinamos unos 20 minutos, hasta que el grano se vea hecho pero entero. Al final de la cocción agregamos el azúcar y el dulce de leche y mezclamos bien.
11- Dejamos reposar al menos 10 minutos.


12- Montamos las tartitas:  Ponemos en el centro del plato o bandeja un aro de presentación. 
Alternamos capas de paparajotes y arroz con leche, procurando terminar con una capa de arroz con leche.
Utilizando un cortador de galletas en forma de corazón decoramos con canela molida. Retiramos el aro y reservamos en frío hasta el momento de su degustación.

Anuncios

Cupcakes de limón.

Hoy traemos a nuestra mesa unos deliciosos cupcakes de limón para el café.
Las chicas de “La Belle carte” son nuestras invitadas especiales y a ellas van dedicadas estos pastelillos cítricos cuyo protagonista principal es el limón.
Espero que a mis invitadas les gusten y os recomiendo especialmente una visita a su página, veréis las fabulosas sorpresas que os esperan…
 Estos cupcakes son como pequeñas porciones de tarta, con su base de bizcocho cítrico, almíbar de limón y una crema suave que los recubre e intensifica más su sabor cítrico.

INGREDIENTES:

125 g. de harina de repostería, 125 g. de mantequilla a temperatura ambiente, 100 g. de azúcar, 100 ml. de leche, zumo de medio limón, 2 huevos XL, media cucharadita de levadura en polvo y una cucharada sopera de ralladura de limón.
Almíbar de limón:  100 g. de azúcar y el zumo de 1 limón. 
Crema:  200 g. de mantequilla a temperatura ambiente, 150 g. de azúcar glas y 3 gotas de esencia de limón.

ELABORACIÓN:

1- Batimos la mantequilla junto con el azúcar hasta que se vea una mezcla esponjosa.
2- Agregamos los huevos uno a uno. Seguimos batiendo.
3- Añadimos la leche y el zumo de limón. Mezclamos bien. 
4- Tamizamos la harina junto con la levadura y añadimos a la mezcla anterior. Meclamos suavemente hasta lograr una masa integrada.

5- Vertemos sobre los papelillos de magdalenas colocados dentro de moldes rígidos para evitar que se deformen durante el horneado.
6- Horneamos a 180 grados ( horno precalentado) hasta que se vean doraditos, unos 17 minutos aprox.
7- Mientras se hornean, preparamos el almíbar de limón, poniendo el azúcar junto con el zumo de limón en un cacito al fuego hasta que espese. Al sacar los bizcochitos del horno, los desmoldaremos y pincelaremos con almíbar de limón caliente.

8- Crema: Batimos la mantequilla a temperatura ambiente hasta que se vea bien esponjosa y haya doblado su tamaño.
9- Le agregamos  la esencia de limón y el azúcar glas poco a poco, a cucharadas y batimos hasta integrar.
10 – Vertemos en una manga pastelera y decoramos al gusto cuando los bizcochitos estén completamente fríos.

Pastel de limoncello.

Vamos a elaborar un fabuloso pastel de limoncello que no puedo dejar de recomendaros porque está de rechupete y no hay que dejarlo pasar, buenísimo, super jugoso y ya veis qué apetecible.
Bizcocho cítrico y jugoso bañado con almíbar de limoncello y acompañado de limón confitado. Protagonista fundamental el limón. ¡¡¡Me encantan los cítricos en repostería!!!


INGREDIENTES:

250 g. de harina de repostería, 2 cucharaditas de levadura en polvo, una cucharadita de bicarbonato, 130 ml. de leche, zumo de 2 limones, ralladura de 1 limón, 2 huevos XL, 80 ml. de aceite de oliva suave, 110 g. de azúcar glas, 100 ml. de limoncello, 1 vaina de vainilla partida y raspada.
Jarabe: 100 ml. de limoncello, 5 cucharadas soperas de azúcar y medio vaso de agua.
Limón confitado:  cáscara de 2 limones, 6 cucharadas soperas de azúcar y un vaso de agua. 

ELABORACIÓN:

Limón confitado:  Ponemos un cacito al fuego con la cáscara de los limones rallada, el azúcar y el agua, a fuego medio hasta que se vea transparente y cocinada. Reservamos.
Jarabe de limoncello:  En un cacito ponemos el limoncello, el agua y el azúcar y lo dejamos a fuego medio hasta que reduzca y tenga textura de almíbar o jarabe. Reservamos templado.


1- En un recipiente hondo mezclamos los huevos, la leche, el zumo de limón, la ralladura de limón y el aceite.
2- Añadimos la vaina de vainilla raspada, el azúcar glas y el limoncello.
3- Tamizar la harina junto con el bicarbonato y la levadura en polvo.
4- Agregamos a la mezcla líquida anterior.

5- Vertemos en un molde de corona engrasado y forrado con papel vegetal para facilitar el desmoldado posterior.
6- Metemos en el horno precalentado a 180 grados hasta que se vea dorado y al pincharlo con un palito salga libre de adherencias.
7- Desmoldamos sobre una rejilla.

8- Vertemos el jarabe de limoncello que teníamos reservado sobre el pastel en caliente, pinchándolo previamente con un palito de brocheta por toda la superficie.
9- Ponemos sobre el pastel el limón confitado, repartiéndolo bien.

Bizcocho de yogur clásico.

Este es el bizcocho que todos aprendemos a hacer en cuanto comenzamos nuestras primeras incursiones en la cocina. Famoso porque las proporciones de ingredientes se miden tomando como referencia el vaso de yogur. No por ser un bizcocho sencillo sin mayores complicaciones tiene menos valor. Al contrario, está buenísimo, es jugoso y esponjoso como pocos y cada vez que lo hago pienso cómo es posible que haya niños que jamás disfruten de un buen bizcocho casero y lo más parecido que hayan probado es un bollo del supermercado más cercano. La falta de tiempo no me parece una buena excusa en este caso y la pereza tampoco…
Por favor papás y mamás. Dedicad 5 minutos a mezclar los ingredientes en un cuenco y mientras leéis o trabajáis en otra cosa, el bizcocho se hornea solito. 
La felicidad de esos niños abriendo su papel de aluminio en el recreo y sacando un trocito del bizcocho de mamá o papá…No tiene precio!!! 


INGREDIENTES:

1 Yogur natural, 3 huevos XL, 1 vaso de yogur de aceite de oliva suave, 2 vasos de yogur de azúcar, 3 vasos de yogur de harina de trigo, 1 sobre de levadura Royal y media cucharadita de aroma de limón. Azúcar glas para espolvorear.


ELABORACIÓN:

1- Batimos en un recipiente hondo los huevos con el azúcar hasta que se vean esponjosos.
2- Añadimos el yogur y mezclamos.
3- Agregamos el aceite en hilito desde el borde del recipiente y seguimos mezclando.


4- Añadimos el saborizante ( aroma de limón) y mezclamos.
5- Tamizamos la harina con la levadura y la añadimos poco a poco batiendo hasta conseguir una masa con los ingredientes bien integrados.
6- Vertemos en un molde redondo engrasado y forrado con papel vegetal.
7- Horneamos a 180 grados ( horno precalentado ) durante unos 40 minutos. Al pinchar el centro con un palito debe salir limpio.
8- Retiramos del horno, desmoldamos sobre una rejilla y dejamos enfriar. Espolvoreamos con azúcar glas antes de servirlo.

El bizcocho de yogur es además una estupenda base para tartas. Si le ponemos una sencilla cobertura de chocolate y decoramos con nubes de azúcar tendremos en menos de 1 hora sobre nuestra mesa una magnífica tarta para los cumpleaños infantiles…

No hacen falta elaboraciones complicadas e imposibles para hacer feliz a un niño. ..Os garantizo que pocos son los que se resisten a este sencillo pastel tan esponjoso y rico…


… Hecho con todo el cariño por mamá o papá... Los niños agradecen que les dediquemos nuestro tiempo y estas pequeñas cosas van formando sus recuerdos…

Magdalenas de yogur y limón.

En mi casa no pueden faltar las magdalenas caseras para el desayuno y la merienda de la familia. Todas las recetas que caen en mis manos de estos dulces tan estupendos las voy guardando y ya tengo una colección bastante extensa. Parece mentira que unos bizcochitos tan pequeños de apenas cuatro bocados admitan tanta variedad de ingredientes y combinaciones. Siempre es una aventura ver lo que sale del horno…
En esta ocasión hemos disfrutado unas deliciosas magdalenas de yogur y limón que a continuación os explico por si os apetece probarlas. Están estupendas, muy tiernas y esponjosas. 


INGREDIENTES:

160 g. de harina con levadura, 2 huevos,140 g. de azúcar, 1 cucharadita de ralladura de limón, 1 cucharadita de aroma de limón, 175 g. de yogur griego y 40 ml. de aceite de oliva suave.


ELABORACIÓN:

1- Batimos a velocidad máxima los huevos con el azúcar hasta que doblen tamaño, unos 5 minutos.
2- Bajamos la velocidad de batido un poco y añadimos el yogur griego, la ralladura de limón y la esencia de limón.


3- Agregamos el aceite en hilito desde el borde del recipiente dónde estamos batiendo.
4- Batimos ahora a velocidad mínima y añadimos la harina tamizada poco a poco.

5-  Vertemos la masa obtenida en cápsulas de papel para magdalenas. ( Éstas que yo he utilizado no necesitan molde rígido, puesto que no se deforman al hornear).
6- Llenaremos las cápsulas sólo los tres cuartos de su capacidad, para que no se desborde la masa durante el horneado ( crece bastante).
7-Ponemos algo de azúcar sobre la masa antes de meterlas al horno.


8- Metemos al horno precalentado a 180 grados hasta que se vean doraditas.

Bundt cake de limón .

Pura delicia este bizcocho tan esponjoso y de sabor cítrico. Un placer hornearlo, desmoldarlo, glasearlo…Y degustarlo!!! 
Da mucho juego en mi casa un bizcocho de limón y si son limones que ha recogido tu amiga de su huerto especialmente para tí, se convierte en un bizcocho especial. Siempre es buen momento para cortarse un trocito y disfrutarlo, no hacen falta excusas…
Corteza crujiente endulzada con glaseado de limón e interior tierno y esponjoso… Se me hace la boca agua!!!


INGREDIENTES:

350 g. de azúcar, 3 huevos XL, 4 gotas de esencia de limón, 160 g. de mantequilla a temperatura ambiente, 200 ml. de leche, 100 ml. de zumo de limón recién exprimido, 470 g. de harina con levadura, pizca de sal y 1 cucharadita de ralladura de limón.

Para el glaseado de limón: azúcar glas y zumo de limón hasta conseguir la textura que nos agrade.


ELABORACIÓN:

1- Ponemos en el bol de la amasadora los huevos y el azúcar y batimos a velocidad alta con las varillas hasta que la masa esté bien esponjosa y con textura crema.
2- Añadimos la mantequilla blandita poco a poco y bajamos la velocidad de batido.
3- Agregamos la esencia de limón y la ralladura.
4- Tamizamos la harina junto con la sal.


5- Mezclamos el zumo de limón y la leche.
6- Añadimos al bol de la amasadora poco a poco : La harina y la mezcla de leche, alternándolas y mezclando a velocidad baja.
7- Vertemos la masa obtenida en el molde engrasado y, protegiendo la mesa de trabajo con un paño grueso doblado, dejamos caer el molde sobre la superficie 3 ó 4 veces, para que las burbujas de aire salgan a la superficie y la masa llegue hasta el último recoveco del molde. ( Obtendremos un resultado perfecto ).
8- Horno precalentado a 180 grados. Colocamos el molde en la parte baja del horno sin bandejas dentro, para que el aire circule adecuadamente y la cocción sea uniforme.

9- Retiramos del horno en cuanto veamos que está doradito y al pinchar el centro salga limpio el palito.
10- Dejamos dentro del molde durante 10 minutos y desmoldamos sobre una rejilla metálica.
11- Mezclamos el zumo de limón y azúcar glas al gusto hasta lograr la consistencia de glaseado que nos agrade: Ligero (poco azúcar y más limón) Fuerte (más azúcar y poco limón).
12- Glaseamos.

Patitos rellenos de Nutella.

Os muestro los macarons con forma de patitos que han disfrutado mis niñas hace algunos días con un relleno bien simple y que les encanta, Nutella. Quedan muy graciosos y tampoco entrañan gran complicación. Sólo hay que diseñar una plantilla con forma de pato y dibujarla sobre el papel de horno, para que luego podamos dar forma de pato más fácilmente a los macarons con la manga pastelera.
Son algo más delicados que los macarons redondos a la hora de desprenderlos del papel vegetal, por el peligro de romperse. Pero teniendo un poquito de cuidado, entrañan prácticamente la misma dificultad.
A ver qué os parecen…


INGREDIENTES:

200 g. de azúcar glas industrial, 110 g. de almendras molidas, 100 g. de claras de huevo, 40 g. de azúcar glas, pizca de colorante en gel amarillo y 3 gotas de esencia de limón.
Relleno: Nutella.


ELABORACIÓN:

1- Trituramos la almendra molida con una trituradora o molinillo de café, para que quede todavía más fina la textura.

2- La mezclamos con el azúcar glas en un cuenco grande y tamizamos esta mezcla con un colador o tamizador. Reservamos.
3- Montamos las claras ( a temperatura ambiente ) con un pellizco de sal hasta que formen picos duros y le añadimos poco a poco 40 g. de azúcar glas.
4- Agregamos con un palillo el colorante en gel y 3 gotas de esencia de limón.


5- Ponemos las claras montadas en un recipiente hondo.
6- Vamos a mezclar poco a poco, a cucharadas, las almendras-azúcar glas con las claras montadas. Movimientos envolventes de abajo hacia arriba, sin añadir la siguiente cucharada hasta que la anterior se integre.


7- Vertemos la masa en una manga pastelera con boquilla lisa y formamos los macarons patito dibujados sobre el papel vegetal colocado en una bandeja de horno. ( La tinta en contacto con la masa no, damos la vuelta al papel, ojo 🙂
8- Dejaremos secar los patitos durante al menos una hora antes de hornearlos.
Al tocarlos, la superficie debe notarse bien seca y nada pegajosa.


9- Precalentamos el horno a 150 grados y en el momento de meterlos bajamos la temperatura a 130 grados.
Ponemos la bandeja con los macarons en la parte baja del horno y horneamos durante unos 7 minutos.
Retiramos y dejamos enfriar en la bandeja de horno.
10- Con cuidado desprendemos los patitos del papel vegetal y colocamos sobre una rejilla.
En cuanto se enfríen le ponemos los detalles con un poco de glasa negra y rellenamos con Nutella. Listos para degustar…Macarons ideales para niños.

Tarta de limón deliciosa.

Os presento una tarta de limón verdaderamente deliciosa, que me gustaría mucho que os animáseis a probar en vuestras casas cuando tengáis ocasión. Es muy sencilla y el resultado es verdaderamente espectacular. Ideal para los amantes de los sabores cítricos, como es mi caso.
Para elaborarla necesitamos una plancha de bizcocho genovesa que cortaremos en tres partes , bañaremos con algo de almíbar de limón  y rellenaremos con crema de limón. Terminando el montaje con un suave merengue y un ligero toque de cacao en polvo para decorar.
Por tanto, necesitamos:  Una plancha de bizcocho genovesa, almíbar de limón, crema de limón y merengue.


INGREDIENTES:

Para el bizcocho genovesa:  4 yemas de huevo, 170 g. de azúcar, 60 ml. de agua, 4 claras de huevo y 165 g. de harina de trigo.
Para la crema de limón:  7 huevos, 285 g. de azúcar, 43 g. de Maicena, zumo de 4 limones grandes, ralladura de 2 limones y 40 g. de mantequilla.
Almíbar de limón:  500 ml. de agua, 200 g. de azúcar y 50 ml. de zumo de limón.
Para el merengue:  3 claras de huevo a temperatura ambiente, pizca de sal y 7 cucharadas soperas de azúcar glas.
Cacao en polvo sin azúcar para espolvorear.


ELABORACIÓN:  (Crema de limón)

1- Ponemos en un cazo el zumo de los limones, la ralladura y la mitad del azúcar.
2- Llevamos a ebullición moviendo constantemente. Retiramos del fuego y dejamos templar.
3- Por otro lado, mezclamos en un recipiente la Maicena, el azúcar restante y los huevos batidos.
4- Preparamos un baño María ( Sartén profunda con 2 dedos de agua ).
5- Juntamos las dos mezclas fuera del fuego: mezcla de zumo y mezcla de Maicena, removiendo bien.
6- Cocemos en el baño María removiendo constantemente hasta que espese la crema.
7- Retiramos del fuego, dejamos templar y añadimos la mantequilla mezclando bien.
8- Tapamos con film a piel y dejamos enfriar.


Bizcocho genovesa:

1- Montamos las 4 yemas de huevo con la mitad del azúcar ( 85 g.) y cuando están bien montadas añadimos desde el borde del recipiente el agua, poco a poco, sin dejar de batir.
2- Por otro lado, montamos las claras a punto de nieve y cuando estén casi montadas les añadimos el azúcar restante ( 85 g.).
3- Mezclamos ahora las yemas montadas con las claras montadas. Con cuidado, suavemente y con movimientos envolventes.
4- Incorporamos la harina en forma de lluvia ( con un colador o tamizador ).
5- Mezclamos suavemente y vertemos la masa obtenida sobre una placa de horno con papel vegetal.
6- Dejamos caer la bandeja sobre la encimera 4 ó 5 veces para que las burbujas de aire salgan a la superficie y la masa se reparta de modo uniforme.
7- Horneamos a 220 grados durante 10 minutos.


8- Desmoldamos la plancha de bizcocho y la dejamos enfriar, procediendo después a cortarla en 3 rectángulos de 9 cm. de ancho.
9- Almíbar de limón:  Ponemos en un cacito 500 ml. de agua y 200 g. de azúcar. Llevamos a ebullición, damos un hervor y retiramos del fuego. Cuando esté templado añadimos el zumo de limón y mezclamos.

 Montaje del pastel:  
1- Colocamos sobre una bandeja la primera plancha de bizcocho y la bañamos con almíbar de limón, pincelándola con una brocha.
2- Sobre el bizcocho ponemos una capa de crema de limón con una manga pastelera, cubriendo toda la superficie del bizcocho. 


3- Colocamos la segunda plancha de bizcocho alineándola bien y bañamos con almíbar de limón nuevamente.
4- Ponemos crema de limón.
5- Colocamos la última plancha de bizcocho. Bañamos con almíbar.


6- Montamos las 3 claras a temperatura ambiente con un pellizco de sal. 
7- Cuando estén bien montadas añadimos poco a poco el azúcar glas y batimos 1 minuto más. 
8- Ponemos el merengue en una manga pastelera con boquilla redonda y formamos pequeñas bolitas sobre la superficie del pastel.


9- Espolvoreamos con un poquito de cacao en polvo sin azúcar.
10- Conservamos en frío hasta el momento degustación.
Estoy segura de que no os va a defraudar mi pastel…

Galletas floridas.

No soy una persona especialmente melancólica ni añoro lo que no tengo. Me gustan el otoño y el invierno, sus colores cálidos, los abrigos calentitos, las hojas secas…Cada estación tiene su encanto y me gusta disfrutar del momento, adaptarme a lo que toca y llevarlo lo mejor posible.
Pero es cierto que la primavera significa renacer cada año. Las flores y los árboles se despiertan de su letargo y ya me apetece acercarme al campo a recoger plantitas, pasear al aire libre y disfrutar del sol tibio que acaricia la piel.
Sé que en el campo murciano ya han florecido los almendros y el maravilloso espectáculo de florecitas blancas y rosas enseguida estará en su máximo explendor. Murcia es la tierra dónde vive el sol, el invierno dura muy poco tiempo y este es uno de los motivos por los que es fácil enamorarse de esta tierra… 
Mientras esperamos la primavera…Galletitas floridas para el té con leche calentito.


INGREDIENTES:

125 g. de azúcar glas, 125 g. de mantequilla a temperatura ambiente, 1 huevo XL, unas gotas de esencia de limón y 375 g. de harina de repostería.
Glaseado: clara de huevo,  azúcar glas, unas gotas de zumo de limón y colorantes en gel.


ELABORACIÓN:

1- Batimos la mantequilla a temperatura ambiente con unas varillas hasta que se ponga cremosa.
2- Poco a poco añadimos el azúcar glas sin dejar de batir a velocidad media.
3- Añadimos el huevo y la esencia de limón.
Continuamos batiendo.
4- Bajamos la velocidad y añadimos poco a poco la harina, hasta conseguir una masa con todos los ingredientes integrados.


5- Tapamos la bola de masa con film y metemos al frío durante media hora.
6- Estiramos la masa con un rodillo entre dos láminas de papel vegetal y dejamos reposar en frío unos minutos.
7- Damos forma a las galletas utilizando el cortador o cortadores elegidos.
8- Las vamos colocando sobre una bandeja de horno con papel vegetal


9- Horneamos a 180 grados ( horno precalentado ) hasta que comiencen a tomar color por los bordes.
10- Retiramos y dejamos que se enfríen completamente sobre una rejilla.
11- Glaseado: Mezclaremos las claras de huevo con azúcar glas y unas gotas de zumo de limón hasta conseguir la textura de glasa que buscamos.
12- Necesitamos una glasa dura para delinear los bordes con una boquilla del nº 3.
13- Necesitamos una glasa de relleno, más fluida para el interior de la galleta ( boquilla redonda )


14- Para las florecitas teñiremos un poco de glasa de relleno de 2 colores diferentes y utilizaremos boquilla del nº 2.

15- Antes de que se seque la glasa de relleno sobre la galleta y trabajando con rapidez, dejamos caer unas gotitas de glasa coloreada para dar forma a las flores.
16- Dejamos secar al menos 24 horas. 

Macarons de lemon curd.

Hace pocos días que disfrutamos estos deliciosos macarons de lemon curd y al ver las fotos, su intenso sabor a limón vuelve a mi mente…Me encantan los sabores cítricos en repostería y esta deliciosa crema de limón me ha parecido muy adecuada para rellenar macarons.

He querido repetir la forma alargada de las conchas utilizando una plantilla de cartón que tengo guardada para dibujarlos y yo misma me he fabricado, utilizando un pequeño tapón de tetrabrik de leche y una regla.
Ya sabéis que no me gusta nada utilizar el tapiz de silicona para los macarons. Respeto a quién lo haga, pero yo seguiré dibujando circulitos, corazones o lo que se tercie…

Me apetecía usar un color pastel, suave y discreto, sutil… Y estoy contenta con el resultado: macarons de suave color amarillo y sabor intenso a limón, ideales para acompañar una infusión calentita en estas tardes de frío invernal que estamos viviendo.


La receta de los macarons aquí. Simplemente varía el dibujo, que hago con una plantilla de cartón, como os he comentado. El tiempo de secado de los macarons antes de hornearlos es algo más largo que el de los macarons redondos, pero lo ideal es olvidarse del reloj y comprobar que están listos para ser horneados tocándolos suavemente. En el momento que se vean secos y nada pegajosos, estarán listos.
Lemon curd:  2 huevos, 85 g. de zumo de limón, piel de medio limón ( sólo la parte blanca ), 125 g. de azúcar y 50 g. de mantequilla.
1- Batimos los huevos junto con el azúcar y los ponemos en un cacito.
2- Añadimos la piel de limón triturada lo más finamente posible y el zumo de limón. Mezclamos bien.
3- Ponemos a fuego medio y movemos constantemente con unas varillas hasta que comience a espesar.
4- Añadimos entonces la mantequilla y seguimos moviendo hasta conseguir la textura deseada, algo más espesa que unas natillas.

5- Retiramos del fuego y vertemos en un recipiente hondo, tapándola con film ” a piel “, para que no se forme una costra.
6- Dejamos templar y metemos al frigorífico al menos un par de horas, dónde espesará su consistencia considerablemente.
7- Rellenamos los macarons y juntamos ambas mitades.


Recordad que está en marcha una quedada de blogguers cocinillas murcianos. Aquí todos los datos.