Fideuá.

Uno de los motivos por los que este blog empezó, fue servir de recopilatorio de mis recetas favoritas, para que en cualquier momento mis hijas pudiesen consultarlas y si algún día lo necesitan, ponerlas en práctica. Antes de lo que yo esperaba la ocasión se presentó. Durante mi ausencia estival para acompañar a mi madre, mis dos hijas mayores dando sus primeros pasos en la cocina, bucearon por mi blog para prepararse cositas que solemos tomar en casa a menudo, eso me ha llenado de satisfacción. 
Intento explicar las cosas tal y como yo las hago, sin artificios, con la mayor sencillez que puedo, para que a cualquiera que le apetezca se anime a intentarlo, a perderle en miedo a mezclar ingredientes para conseguir un plato. 
Una de las cosas que más disfrutan mis niñas y faltaba en el blog es esta fideuá y había que ponerle remedio. Aquí está, así la hago yo…


INGREDIENTES:

Medio kg. de anillas de calamar, mejillones al gusto, 250 g. de langostinos, 2 dientes de ajo, media cebolleta fresca, 3 piquillos en conserva, manojito de perejil, salsa de tomate, medio sobre de paellero Carmencita, caldo de pescado, aceite de oliva, sal y un sobre de fideos gorditos para fideuá.

ELABORACIÓN:

Ponemos 3 cucharadas soperas de aceite de oliva en la cazuela y ponemos a pochar el ajo y la cebolleta muy finamente picados.
Ponemos el perejil y añadimos la salsa de tomate cuando las verduras estén blanditas.


Dejamos cocinar unos minutos y añadimos las anillas de calamar y los piquillos cortados en cubitos.
Rociamos con medio sobre de paellero Carmencita y cubrimos con abundante caldo de pescado, casero o comprado, al gusto.
Dejamos cocinar hasta que las anillas estén blanditas ( probamos pinchándolas )

Por último, añadimos los langostinos, los mejillones y los fideos.
Removemos bien con una cuchara de madera y dejamos cocinar a fuego medio.
En unos 4 ó 5 minutos la pasta está en su punto, los mejillones se habrán abierto y los langostinos bien cocidos.
Dejamos reposar 5 minutos y servimos con limón, alioli o tal cual.

Anuncios

Pastel de salmón y langostinos.

Un pastel de pescado siempre es una opción estupenda para las comidas o cenas frescas del verano, en las que queremos disfrutar de los amigos sin estar mucho tiempo entre fogones.
Se prepara sin demasiado esfuerzo y en apenas dos horas, listo para degustar, sólo o acompañado de una buena salsa tártara, de tomate o una sencilla mayonesa. Delicioso y fresco.
Se puede preparar siguiendo el método tradicional, en una cazuela y triturando con batidora eléctrica o bien, más cómodo, con Thermomix. Espero que os guste y os venga bien para vuestros menús estivales.

INGREDIENTES:

5oo g. de salmón fresco, 200 g. de langostinos, 1 diente de ajo, 2 huevos, 100 g. de nata líquida, 100 g. de leche, 6 láminas de gelatina o 1 sobre de gelatina en polvo, 40 g. de aceite de oliva virgen , sal, pimienta molida, nuez moscada.
Mayonesa y salsa de tomate para acompañar.

ELABORACIÓN:

Limpiamos el salmón de pieles y espinas cuidadosamente.
Pelamos los langostinos .
Ponemos la mariposa en las cuchillas y añadimos el aceite.
Programamos 2 minutos, 40 grados, velocidad 1.

Añadir el ajo y programar 3 minutos,40 grados, velocidad 1.
Añadimos el salmón y los langostinos y programamos 7 minutos, 40 grados, velocidad 1.
Retiramos la mariposa de las cuchillas e incorporamos el resto de ingredientes: 2 huevos, nata líquida, leche, gelatina ( previamente hidratada en un poco de agua fría  y escurrida ), pimienta molida y sal al gusto.
Programamos 7 minutos, 90 grados, velocidad 4.

Transcurrido este tiempo, programamos 2 minutos  en velocidad 5 con la misma temperatura ( 40 grados )
Pincelamos un molde con un poco de aceite, lo cubrimos con papel vegetal, que nos facilitará el posterior desmoldado y vertemos la pasta en él.
Dejamos templar  y metemos al frigorífico durante un par de horas al menos.

Desmoldamos y decoramos con unos langostinos y tomatitos.
Acompañamos de una buena salsa de tomate y mayonesa. Queda estupendo, probad!!!

Langostinos crujientes con nuez.

Hoy os traigo una de las recetas que elaboramos en el curso de “Pinchos y tapas ” de la mano del Chef Juan Lax, Restaurante Monteagudo, en Murcia.
Como ya os dije, disfruté muchísimo de este curso y quedé encantada de la manera de trabajar de este estupendo Chef, que hace fácil lo difícil y de una manera clara y sencilla nos ayudó a elaborar nada más y nada menos que siete recetas magníficas con un resultado espectacular.
Pienso enseñaros todas y cada una de ellas y hoy le ha tocado el turno a estos ” langostinos crujientes con nuez” que os muestro a continuación.

INGREDIENTES:

40 g. de nueces picadas, 40 g. de almendras peladas, semillas de amapola, semillas de sésamo, 2 claras de huevo, 1 cucharada de aceite de sésamo, langostinos, palitos de brocheta y aceite de girasol.

ELABORACIÓN:

Retiramos las cabezas de los langostinos y los pelamos.
Les quitamos el intestino con ayuda de una puntilla e insertamos cada langostino en un palito de brocheta.
Sazonamos.

Mezclamos las claras de huevo con unas gotas de aceite de sésamo.
Mojamos los langostinos con esta mezcla.

Picamos muy finamente las nueces y las almendras y las colocamos en un cuenco.
Añadimos al cuenco las semillas de sésamo y de amapola.
Mezclamos  bien.

Pasamos los langostinos por las claras de huevo y luego por la mezcla de frutos secos y semillas.
Freímos en abundante aceite caliente.
Cuidar el tiempo de fritura y la temperatura, han de quedar crujientes y jugosos.
Los colocamos sobre papel de cocina para retirar el aceite sobrante.

Se acompañan de una mayonesa de soja:  mezclando la mayonesa industrial o casera con salsa de soja al gusto y cebollino picado.
Presentamos en un vaso o florero bajo relleno de arroz o cereales dónde pincharemos las brochetas.
Una delicia, magníficos!!!

Risotto de bacalao y langostinos.

No dejan de sorprenderme los sabores y combinaciones de ingredientes que voy descubriendo para elaborar los risottos. Este plato típico de la cocina italiana se ha hecho habitual en mi mesa. Al principio seguía al pie de la letra las recetas que iban cayendo en mis manos y llamaban más mi atención, pero , como suele suceder cuando tienes dominada una receta, vas innovando y dejándote llevar por tus gustos e imaginación, combinando y experimentando hasta conseguir lo que buscas, ahí está la magia de la cocina!!!
Quiero compartir con vosotros este risotto porque considero que está especialmente bueno, de los mejores que he probado!!! A ver qué os parece.

INGREDIENTES: (para 4 personas )

250 g. de arroz para risottos, 150 g. de bacalao desalado, langostinos cocidos , media cebolleta fresca, 1 diente de ajo, sal, aceite de oliva, caldo de pollo y verduras casero, unas ramitas de brócoli , una trufa ( Mercadona ),30 g. de parmesano rallado y una pequeña nuez de mantequilla.

ELABORACIÓN:

Ponemos en una cazuela baja o sartén un par de cucharadas de aceite de oliva y pochamos la cebolleta tierna cortada en dados pequeñitos y el diente de ajo laminado.
Procuramos mantener el fuego bajo para que no tomen color y se cocinen despacio.

Con una tijera de cocina cortamos el bacalao en trocitos de tamaño similar y lo añadimos a la cazuela. Cocinamos unos minutos a fuego medio.
Añadimos los langostinos pelados y sin cabezas.
Mezclamos bien.

A continuación ponemos el arroz y movemos bien con una cuchara de madera, para que se mezclen todos los ingredientes y sabores.
En un cacito aparte tendremos preparado un caldo de verduras y pollo casero ( o comprado ) caliente que iremos añadiendo poco a poco con un cucharón de sopa.
Removeremos el arroz hasta que el caldo se vaya absorbiendo y añadiremos otro cucharón de caldo.
De este modo el arroz se va cocinando poco a poco soltando todo su almidón y tomando sabor del bacalao, langostinos, cebolla y ajo.

Por último, añadiremos unas ramitas de brócoli cortadas pequeñas, en 5 minutos el brócoli se hace al dente .
Cuando veamos que el arroz está ya en su punto, rectificamos la sal y añadimos la mantequilla y el parmesano rallado, mezclando muy bien para que quede cremosito.
Ponemos un poco de trufa rallada por encima del risotto y servimos calentito. Buenísimo!!!

Esta receta es mi contribución al   “Recetario Mañoso “ que este mes tiene como protagonista a los platos de Cuaresma.

Pasta al curry con langostinos

Hoy toca pasta, un plato único bien completo que, con pocos ingredientes, da un resultado espectacular.
Lo he visto en el blog de Juanjo: ““Ole tus fogones”  y no pude dejar de hacerlo.
Mi primera impresión y mi ” amor ” por el curry no me defraudaron. Delicioso, os lo recomiendo.
También os recomiendo la visita al blog de este magnífico cocinero.
Juanjo es creativo como pocos y sus recetas siempre son impecables.

 INGREDIENTES

( Para 5 personas): 500 g. de pasta ( la que más nos guste), 250 g. de langostinos, 1 cebolla, medio pimiento verde, medio pimiento rojo, 40 gramos de nata líquida, 4 dientes de ajo, 1 chorrito de tomate frito, 1 cucharadita de curry, 1 hoja de laurel, agua, aceite de oliva, sal, azúcar, semillas de sésamo y perejil fresco.

Picamos la cebolla bien finita y los pimientos en daditos.
Ponemos a pochar en una sartén con un poco de aceite de oliva. Añadimos un poco de sal y, si es necesario , ponemos un poquito de agua, para que se pochen bien y no se quemen.

En otra sartén freimos los ajos cortados en láminas y, cuando empiecen a dorarse, añadimos los langostinos y los dejamos unos minutos más. Reservamos.

Cuando la verdura está pochada, añadimos la nata, el curry, un chorrito de tomate frito y el azúcar.
Mezclamos bien y dejamos cocinar unos minutos, hasta que la salsa espese.

Cocemos la pasta en agua abundante con sal y una hoja de laurel, siguiendo las instrucciones del fabricante.

Escurrimos la pasta, le añadimos un chorrito de buen aceite de oliva y  le añadimos la salsa.

Mezclaremos bien la pasta con la salsa y pondremos los langostinos salteados con ajo que teníamos reservados.


Servimos espolvoreando con perejil fresco recién picado y semillas de sésamo, que le dan un toque crujiente delicioso.
Espero que os guste .

Fideos fritos con gambas

Hoy os traigo un clásico de la cocina china, los fideos fritos con gambas, que tanto gustan a los niños y son tan rápidos y fáciles de preparar, que no hay excusas para no hacerlo.
Cuando yo los hago en casa, como son tan aromáticos, en cuanto la sartén está al fuego y el olorcillo se extiende, empiezo a recibir visitas en la cocina preguntando : ¿puedo probarlos ya? ¿ le queda mucho?…

INGREDIENTES:  (para 5 personas), 1 bolsa grande de fideos chinos, sal, laurel, 3 zanahorias grandecitas, 1 cebolla grande, 1 bote de bambú laminado en conserva, medio kg. de langostinos cocidos, salsa de soja  y  aceite de oliva.

ELABORACIÓN:  Cocemos los fideos chinos en abundante agua hirviendo con sal y una hojita de laurel, siguiendo las instrucciones del fabricante. Los que yo compro tardan 4 minutos en estar al dente . Es importante que queden en su punto, si están demasiado blandos el plato pierde todo su encanto.

Ponemos una sartén al fuego con tres cucharadas de aceite de oliva y, a continuación agregamos la cebolla cortada en láminas finas, la zanahoria en bastoncitos y un poco de sal. Dejamos pochar estas verduritas a fuego medio, removiendo de vez en cuando y añadiendo un poco de agua cuando veamos que se quedan secas.
Hacia el final de la cocción agregaremos el bambú ( bien escurrido del líquido de la conserva), la salsa de soja ( un chorro bien grande ) y por último los langostinos cocidos y pelados.
Dejaremos cocinar 5 minutos más, hasta que todos los ingredientes se integren y se mezclen todos los sabores.

Por último, comprobaremos que la salsa se ha espesado un poquito y añadiremos más salsa de soja si nos gusta el sabor más intenso y el color más oscurito.

Mezclaremos los fideos con las verduritas y langostinos y sólo nos queda servir nuestros fideos chinos en unos cuenquitos con palillos o, a la manera tradicional, con “cuchillito y tenedor”.

Son muy rápidos de hacer y están deliciosos. Espero que os gusten.

Crepes de tinta de calamar rellenas de gambas

Primer plato o cena sustanciosa y nutritiva, acompañada de un vino blanco bien fresquito, es un bocado de gloria con sabor a mar.

INGREDIENTES: medio l. de leche, 125 g. de harina, 1 huevo, 2 sobres de tinta de calamar, 300 g. de gambas, 1 cebolleta grandecita, 1 vaso de salsa de tomate, 1 vaso de agua, 2 dientes de ajo, aceite de oliva, sal, pimienta y perejil.

ELABORACIÓN: dejamos 8 gambas enteras y pelamos las restantes ( reservando las cabezas).Picamos los dientes de ajo en láminas y los ponemos a pochar en una cazuelita con un poco de aceite.Cuando empiecen a dorarse, añadimos las cabezas de gambas, las aplastamos bien con una cuchara, sazonamos, vertemos la salsa de tomate y el agua y dejamos reducir durante 15 minutos. Colamos la salsa y reservamos.
En una jarra ponemos la harina, el huevo, la tinta de calamar, 1 cuarto de litro de leche, una cucharada de aceite, pizca de sal y un poco de perejil picado. Trituramos con la batidora eléctrica. Ponemos en una sartén antiadherente una gota de aceite y un poco de masa de crepes, extendemos y, cuando esté cuajada, volteamos y cocinamos por la otra cara.
Repetimos esta operación hasta agotar la masa de crepes.
Picamos finita la cebolleta y a pochar en una sartén con un poquito de aceite. Cuando esté lista y bien pochadita, añadimos las gambas cortadas en trocitos, salpimentamos, añadimos una cucharada de harina y vertemos 1 cuarto de litro de leche poco a poco y sin dejar de remover. Cocinamos 5 minutos y dejamos templar.

Para montar nuestro plato, rellenamos las crepes con el relleno de gambas, salseamos y colocamos las gambas enteras decorando. Espolvorear con perejil picadito.