Bundt cake de calabaza y chocolate.


Un  bizcochito otoñal, de calabaza y chocolate. Especiado con canela, nuez moscada y jengibre, muy aromático y con ese sabor tan especial y característico de los bizcochos de calabaza.
A la mitad de la masa le añadiremos cacao en polvo y así combinaremos el chocolate y la calabaza en un mismo bizcocho. 
Es una delicia, os lo recomiendo y ya sabéis que este tipo de bizcochos no se encuentran en las tiendas, hay que hornearlos en nuestras casas para poder disfrutar de estos sabores y texturas tan maravillosas… Vale la pena.

INGREDIENTES:

375 g. de harina de repostería, 4 cucharaditas de levadura en polvo, 1 cucharadita de bicarbonato, media cucharadita de sal, 1 cucharadita de jengibre molido, 2 cucharaditas de canela en polvo, 1 cucharadita de nuez moscada, 225 g. de mantequilla a temperatura ambiente, 350 g. de azúcar moreno, 4 huevos XL, 175 ml. de leche, 4 cucharadas soperas de cacao en polvo sin azúcar y 300 g. de puré de calabaza. Azúcar glas para espolvorear.

ELABORACIÓN:

1- Batimos a velocidad media el azúcar junto con la mantequilla durante 5 minutos, hasta que se pongan cremosos.
2- Agregamos los huevos 1 a 1 y seguimos batiendo.
3- Tamizamos la harina, junto con la levadura, el bicarbonato, la sal, jengibre, canela y nuez moscada.
4- Agregamos la mezcla de harina poco a poco alternándola con la leche y terminando con la harina.


5- Añadimos el puré de calabaza y mezclamos hasta que se integre.
6- Dividimos la masa obtenida en 2 cuencos grandes y a uno de ellos le añadimos el cacao en polvo y mezclamos muy bien.
7- Vertemos sobre el molde engrasado la masa del recipiente que no lleva cacao hasta agotarla. Damos unos golpecitos al molde dejándolo caer sobre la encimera para que la masa se reparta bien y las burbujas salgan a la superficie.
8- A continuación, vertemos la masa con cacao en el molde y procedemos de la misma manera.


9- Metemos el molde en el horno precalentado a 180 grados colocándolo en la parte baja y sobre una rejilla, para facilitar que el aire circule a través del orificio del molde y la cocción sea correcta.
10- Cuando al pinchar el centro con un palito salga limpio de adherencias, retiramos del horno, dejamos templar 10 minutos en el molde y luego, desmoldamos sobre una rejilla metálica.
11- Espolvoreamos con azúcar glas.

Anuncios

Bundt cake de jengibre y coco.

Vamos a hornear un buen bundt cake para los desayunos del fin de semana. Combinaremos el yogur de coco con una buena dosis de jengibre molido y el resultado será un estupendo bizcocho con sabor a otoño.  Estos bizcochos cunden bastante y son muy aromáticos y apetecibles. 
La corteza suele ser crujiente y doradita y la miga densa. Bizcochos con cuerpo que no se pueden comprar en ningún sitio. Elaborados con ingredientes naturales, sin conservantes ni añadidos nocivos para nuestra salud.
Pongamos dulces caseros en nuestras vidas. Huyamos lo más posible de la bollería industrial y disfrutemos del placer de sacar de nuestro horno un bizcocho casero, de los de toda la vida…

INGREDIENTES:

225 g. de mantequilla a temperatura ambiente, 250 g. de azúcar, 5 huevos XL, 470 g. de harina de repostería, 3 cucharaditas de bicarbonato, 2 cucharaditas de jengibre molido, pizca de sal, 250 g. de yogur de coco ( 2 yogures) y coco rallado para decorar Borges.


ELABORACIÓN:

 1- Batimos la mantequilla reblandecida a velocidad alta con unas varillas junto con el azúcar durante 4 ó 5 minutos, hasta que se vea una mezcla blanquecina y esponjosa.
2- Añadimos los huevos, uno a uno y seguimos batiendo a velocidad alta.
3- Tamizamos la harina junto con la sal, el jengibre molido y el bicarbonato.

4- Bajamos la velocidad de batido y añadimos la mezcla de harina poco a poco, alternando con el yogur y terminando con harina. Mezclamos hasta integrar.
5- Vertemos la masa obtenida en el molde perfectamente engrasado. Dejamos caer el molde sobre la encimera, protegiéndola con un paño de cocina doblado. Esto se hace con el fin de eliminar las burbujas de aire y de que la masa se meta por todos los recovecos del molde.


6- Horneamos a 180 grados ( horno precalentado) colocando el molde en la parte baja del horno, sobre una rejilla, para que el aire circule a través del tubo y consigamos un correcto horneado.
7- En cuanto pinchemos el cake con un palito y veamos que sale limpio de adherencias ( unos 50 minutos ), retiramos y dejamos templar dentro del molde, unos 10 minutos.
8- Desmoldamos y espolvoreamos con coco rallado al gusto.

Galletas de zanahoria con glaseado de queso.

Galletas genuinamente americanas que reproducen el famosísimo Carrot cake o tarta de zanahoria con glaseado de queso; postre clásico en América que resulta auténticamente delicioso y ha triunfado más allá de sus fronteras.
Estas galletitas son pequeños bocados de Carrot cake. Zanahoria, pasas, jengibre, azúcar moreno, copos de avena… Resultan crujientes por fuera y húmedas en su interior. Con el glaseado de queso que las rellena forman un tándem irresistible. Ya veréis!!!
                                               Fuente:  “Martha Steward”.


INGREDIENTES:

115 g. de mantequilla a temperatura ambiente, 100 g. de azúcar moreno, 50 g. de azúcar blanco, 1 huevo XL, 110 g. de harina de repostería, 1 cucharada de jengibre molido, media cucharadita de sal,  35 g. de copos de avena, 70 g. de zanahorias ralladas finas y 35 g. de pasas.
Relleno: 75 g. de queso crema a temperatura ambiente, 75 g. de mantequilla reblandecida, 3 cucharadas soperas de azúcar glas y media cucharadita de zumo de limón.


ELABORACIÓN:

1- Batimos en un recipiente la mantequilla junto con el azúcar moreno y el azúcar blanco durante 1 minuto.
2- Agregamos el huevo y seguimos batiendo.
3- Mezclamos en un recipiente la harina tamizada, el jengibre molido y la sal. 


4- Agregamos poco a poco la mezcla de harina a la mezcla de mantequilla y seguimos batiendo a velocidad baja.
5- Añadimos los copos de avena, las pasas y la zanahoria rallada. Mezclamos bien.
6- Tapamos la bola de masa con papel film y dejamos que repose durante una hora en el frigorífico, para que tome consistencia.

7- Transcurrido este tiempo, ponemos cucharaditas de masa del mismo peso sobre una bandeja de hornear cubierta con papel vegetal. Separándolas bastante entre sí, para que no se peguen al expandirse en el horno.
8- Horneamos a 180 grados hasta que los bordes tomen color dorado, unos 15 minutos.
9- Retiramos y dejamos que se enfríen por completo sobre una rejilla.

10- Mientras se enfrían prepararemos el glaseado de queso. Para ello, Batimos la mantequilla junto con el queso crema hasta que estén suaves e integrados.
11- Agregamos el zumo de limón y el azúcar glas poco a poco, mezclando hasta integrarlos.
12- Vertemos el glaseado en una pequeña manga pastelera y rellenamos nuestras deliciosas galletas de zanahoria.

La Editorial Planeta ha sacado a la venta este fabuloso libro de recetas de La compañera bloguera Dolors Mateu
Desde este blog vamos a sortear un ejemplar entre todos los seguidores de “Cuchillito y Tenedor”. Sólo tenéis que dejar un comentario en mi blog expresando el deseo de participar y dejando vuestro correo electrónico. El día 11 de Octubre se  sorteará y se publicará el nombre del afortunado. Animaos a participar, vale la pena!!!

Brioche de jengibre y almendras.

Me encantaría que probáseis este delicioso brioche. Ha quedado super esponjoso, aromático, de miga suave y acompañado de una taza de chocolate caliente nos lleva a la felicidad absoluta, doy fe.
Me gusta hornear estos panes dulces siempre en fin de semana, para poder disfrutarlos con calma acompañados de té o chocolate, sin las prisas de los horarios de cole y de las actividades extraescolares que me tienen más liada durante la semana. 
No podía dejar de compartir esta receta con vosotr@s, ya que ha quedado estupendo y merece que cuando os apetezca hornear un brioche, lo tengáis presente.Ya me contaréis…

INGREDIENTES:

2 huevos grandes, 250 ml. de leche, medio cubito de levadura fresca de panadería (25 gramos ), 100 g. de azúcar, 450 g. de harina de trigo,50 g. de almendras molidas, 100 g. de mantequilla a temperatura ambiente,pizca de sal y media cucharadita de jengibre molido. Almendra crocanti y azúcar para espolvorear. Huevo batido para pincelar.


ELABORACIÓN:

Para elaborarlo con panificadora, ya sabéis, ponemos primero los ingredientes líquidos ( huevos batidos, leche tibia y mantequilla reblandecida ), seguidos de los ingredientes sólidos (azúcar, harina, sal, almendras, jengibre y levadura desmenuzada )
Programa 4, pan dulce.


La panificadora se ocupa del amasado y levado. Antes del segundo levado, retiramos la masa de la cubeta y la colocamos sobre la encimera enharinada.
Si queda muy pegajosa añadiremos un poquitín más de harina.
Cortamos  la masa en trozos de igual tamaño a los que damos forma de bolas.
Estiramos cada bola dándole forma de churro y lo enrollamos sobre sí mismo, colocándolo en un molde engrasado y forrado con papel vegetal.
Procedemos del mismo modo hasta agotar la masa.


Pincelamos la superficie del brioche con huevo batido y espolvoreamos con almendra crocanti y algo de azúcar.
Ponemos en un lugar fuera de corrientes de aire y dejamos levar hasta que doble tamaño, una media hora ( o algo más )
Horneamos a 180 grados en la parte baja del horno ( precalentado )
Retiramos cuando se vea doradito y en su punto.
Dejamos enfriar sobre una rejilla.


Si queremos hacer nuestro brioche a mano, procedemos de la misma manera, mezclando los ingredientes en un cuenco grande. Hacemos un volcán con la harina y en el hueco central, ponemos la leche tibia, en la que habremos disuelto la levadura.
Añadimos los demás ingredientes y amasamos hasta conseguir una masa lisa y elástica. Dejamos levar tapada hasta que doble tamaño y procedemos de la misma manera que lo explicado para la panificadora.

Empanada de manzanas.

Una deliciosa manera de disfrutar la calidez de las manzanas es hornearlas en una empanada.  Una buena masa, un poquito de canela, vainilla y jengibre mezclados con la fruta potenciarán su sabor y en poco menos de una hora tendremos lista nuestra magnífica empanada, para disfrutar templada o fría, con un poco de helado de vainilla, buenísima.
Mis manzanas favoritas a la hora de elaborar esta empanada son las reinetas por  su  punto de acidez, le dan un sabor especial.

INGREDIENTES:

Para la masa:
340 g. de harina, 150 g. de mantequilla fría cortada a dados, media cucharadita de sal, 1 cucharadita de vainilla líquida ,1 cucharadita de azucar y agua helada.

Para el relleno:
3 manzanas reineta bien grandes, 1 cucharada sopera de canela, media cucharadita de jengibre molido, 1 cucharada sopera de azúcar avainillado, 100 g. de azúcar moreno y 20 g. de mantequilla.
1 Huevo para pintar.

ELABORACIÓN:

Para preparar la masa, mezclamos la harina y la sal en un cuenco grande. Añadimos la mantequilla fría cortada a dados y mezclamos hasta conseguir una masa con aspecto de migas gruesas.
Agregamos la vainilla líquida y 5 ó 6 cucharadas de agua helada.
vamos mezclando bien hasta conseguir una masa cohesionada.

Formamos dos bolas con la masa, una ligeramente más grande que la otra.
Las tapamos con film y dejamos que reposen media hora en el frigorífico.

Pelamos las manzanas, las despepitamos y las cortamos en rodajas o gajos finitos.
Las colocamos en un cuenco y las mezclamos con el jengibre, canela, azúcar avainillado y azúcar moreno.
Mezclamos muy bien para que las manzanas se queden bien impregnadas.
Ponemos por encima un poquito de mantequilla ( 20 gramos ) cortada en pequeños cubitos.
Recuperamos la masa del frigorífico y extendemos con un rodillo la bola de mayor tamaño.
La colocamos en el molde elegido engrasado y forrada la base con papel de horno.
Vertemos el relleno de manzanas y tapamos con la otra bola de masa extendida.
Sellamos los extremos de la empanada pellizcando los bordes.
Con los recortes de masa hacemos unas hojitas para decorar.
Pintamos con huevo y hacemos un pequeño agujero en la parte superior para que actúe de chimenea.
Horneamos hasta que se vea doradita a 180 grados, precalentando el horno.
Espero que os guste y os animéis a probarla!!!

Pastel especiado con pasas.

Os presento un pastel jugoso y aromático que se mantiene tierno durante varios días si lo guardamos en un recipiente hermético. Es un placer disfrutar de un trocito con una taza de café y disfrutar de su cobertura de nueces y su interior salpicado de pasas,  ¡ qué bueno!.

INGREDIENTES:

Para la cobertura:
25 g. de mantequilla, 25 g. de azúcar moreno, 1 cucharadita de canela y 25 g. de nueces picadas.

Para el pastel:
175 ml. de zumo de naranja , 175 g. de pasas, 175 g. de mantequilla, 175 g. de azúcar moreno, 250 g. de harina con levadura, 1 cucharadita de canela molida, media cucharadita de nuez moscada, media cucharadita de jengibre molido y 3 huevos batidos.

ELABORACIÓN:

Engrasamos un molde de corona de unos 23 cm.
Mezclamos todos los ingredientes de la cobertura con la mantequilla blandita y los esparcimos por el fondo del molde.

Vertemos el zumo de naranja en un cacito, añadimos las pasas, la mantequilla y el azúcar. Llevamos a ebullición sin parar de remover y cocinamos unos 5 minutos.
Apartamos del calor y dejamos que se enfríe 10 minutos.

Tamizamos la harina, la canela, jengibre y nuez moscada en un recipiente.
Batimos los huevos.

Mezclamos los ingredientes secos con los húmedos y movemos hasta que todos estén bien integrados.

Vertemos en el molde y alisamos la parte superior.
Horneamos unos 45 minutos, hasta que esté firme el pastel , con una temperatura de 160 grados en el horno.
Dejamos que se temple 5 minutos en el molde y luego lo pasamos a una rejilla para que se acabe de enfriar.
Ya podemos disfrutar nuestro delicioso pastel especiado.
Quisiera desearos a todos una feliz Navidad. Que vuestras casas se llenen de alegría y de paz y que el año nuevo nos traiga mucha salud e ilusión.
¡Feliz Navidad a tod@s!