Decoración de galletas navideñas con glasa. Vídeoreceta.


Cada año, cuándo llega Diciembre, en casa elaboramos las galletas que van a decorar nuestro abeto con mucha ilusión. Procurando que sean distintas a las de pasados años y utilizando los colores más típicos de la Navidad…
Aquí teneis un pequeño tutorial de cómo decorar galletas con glasa. Espero que os sea de utilidad y si os apetece, os invito a suscribiros a mi canal de Youtube.

Muñequitas de Comunión.

Quiero compartir con vosotros mis ensayos de muñequitas de comunión. Este año comulgará por primera vez mi hija pequeña y aunque falta mucho tiempo, estas muñequitas las veo ideales para regalar ese día como detalle a los invitados.
He prometido a mis amigas que les iba a explicar minuciosamente cómo podían hacer sus propias galletas personalizándolas a su gusto y tengo pendiente hacer una vídeoreceta para que no les quede ninguna duda. Es maravilloso preparar ese día con ilusión y que cada mamá o papá pueda hacer estas galletitas si lo desea sin miedo a que no les salgan.
Además vamos a organizar en breve un taller de galletas decoradas en el que explicaremos con todo lujo de detalles cada truquillo para decorar galletas con éxito.


INGREDIENTES: ( Salen 17 muñequitas)


Masa:  250 g. de mantequilla a temperatura ambiente, 150 g. de azúcar glas, media cucharadita de esencia de almendras, 1 huevo XL y 550 g. de harina de repostería.

Glaseado: clara de huevo y por cada clara que utilicemos, 225 g. de azúcar glas. Colorante marrón en gel Wilton. Fondant blanco para las caritas y colorante color melocotón en gel Wilton.


ELABORACIÓN:


1- Batimos la mantequilla a temperatura ambiente hasta que blanquee y poco a poco le añadimos el azúcar glas.

2- Agregamos el huevo a temperatura ambiente y la esencia. Batimos 2 minutos más.
3- Tamizamos la harina y la añadimos poco a poco, batiendo a velocidad baja y raspando las paredes del cuenco.
4- La masa obtenida no debe ser pegajosa. Si es necesario añadimos un poquito más de harina y mezclamos bien.


5- Tapamos la bola de masa con papel film y dejamos reposar en frío durante media hora.

6- Transcurrido este tiempo, tomamos la masa y la cortamos en 2 ó 3 partes.
7- Las colocamos entre 2 pliegos de papel vegetal y las extendemos con un rodillo, cuidando que nos queden del mismo grosor. Cortamos las galletas con el cortador elegido.
8- Las ponemos sobre una placa de horno y dejamos que reposen en la nevera unos 20 minutos, antes de hornearlas.


9- Precalentamos el horno a 180 grados y metemos las galletas por tandas hasta que empiecen a tomar color dorado por los bordes.

10- Las retiramos y colocamos sobre una rejilla metálica hasta su completo enfriamiento.
11- Glaseado: Ponemos las claras de huevo ( en este caso 2 ) a temperatura ambiente en el bol de la amasadora y batimos a velocidad media hasta que empiecen a espumar.
12- Vamos añadiendo poco a poco el azúcar glas previamente tamizado y seguimos batiendo a velocidad media durante 5 ó 6 minutos, raspando las paredes del bol de vez en cuándo y mezclando de nuevo.
¿Cómo sabemos cuándo dejar de añadir azúcar glas? Paramos la máquina y pasamos un palito de brocheta sobre la glasa. La raya que hemos hecho con el palito sobre la glasa, debe desaparecer en 10 segundos aproximadamente. Si esto es así, la glasa está en su punto. Si desaparece en menos tiempo, debemos añadir algo más de azúcar glas, ya que resultaría una glasa demasiado líquida.
13- Necesitamos una glasa más espesa para delinear los vestidos de las muñecas, para hacer el pelo y los adornitos de los vestidos. Para ello separamos una parte de la glasa obtenida para añadirle más azúcar glas y obtener una textura bien espesa y firme.


14- A una parte de esa glasa dura le añadiremos una pizca de colorante en gel marrón, para hacer el pelo de las muñequitas y mezclaremos bien hasta que esté perfectamente teñida. La metemos en una manga pastelera con boquilla del nº 2 Wilton.
15- Para delinear los vestidos, glasa dura y manga pastelera con boquilla del nº 2 Wilton.
16- Para rellenar los vestidos, glasa de relleno ( más líquida) y manga pastelera con boquilla del nº 5
17- Para las caritas, teñimos un poco de fondant blanco con colorante color melocotón Wilton. Hacemos una pequeña bola y la colocamos sobre la muñeca pegándola con un poco de agua. Aplastamos ligeramente la carita con el dedo y le damos forma. Con un palito de brocheta hacemos los ojos y con una esteca la boquita.


18- Procedemos a ponerles el pelo con la glasa dura de color marrón.

19- Delineamos los vestidos con la glasa dura de color blanco. Dejamos que se sequen 10 minutos y rellenamos los vestidos, con la glasa de relleno blanca ( más líquida).
20- Ponemos las florecitas del pelo utilizando glasa dura blanca y marrón y hacemos los detalles de decoración de vestidos a nuestro gusto.
21- Dejamos secar  durante 24 horas al menos antes de embolsarlas.

Corazones de mantequilla.

Galletitas de mantequilla con forma de corazón. El detalle ideal para regalar a los invitados a una celebración especial. Celebrando el amor, media vida juntos, en lo bueno y en lo malo, en la salud y en la enfermedad, como dice la vieja y sabia fórmula…
Una sorpresa para una pareja de amigos más que especiales para nosotros, para que su día estuviese lleno de detalles hechos con corazón.
He querido salirme de la fórmula tradicional del corazón rojo y darle vida, alegría y color a mis corazones de galleta.
¡¡¡Felicidades pareja!!! Gracias por vuestra amistad.

INGREDIENTES:

250 g. de mantequilla a temperatura ambiente, 150 g. de azúcar glas, media cucharadita de esencia de azahar, 1 huevo XL a temperatura ambiente y 550 g. de harina de repostería.
Glasa: 225 g. de azúcar glas industrial por cada clara de huevo que utilicemos y una pizca de colorante en gel “Golden yellow” (Wilton) y colorante “Ice Blue” (Sugarflair).

ELABORACIÓN:

1- Batimos la mantequilla a temperatura ambiente a velocidad alta hasta que se vea cremosa ( unos 5 minutos) utilizando la pala mezcladora.
2- Agregamos poco a poco el azúcar glas y seguimos batiendo un par de minutos más.
3- Agregamos el huevo y la esencia y batimos más hasta integrarlos. 


4- Agregamos poco a poco la harina previamente tamizada y mezclamos a velocidad baja hasta que se vea una masa lisa con todos los ingredientes integrados.
5- La envolvemos en film y dejamos que repose en frío durante media hora.
6- Recuperamos la masa y la cortamos en 3 ó 4 partes, que extendemos entre 2 pliegos de papel vegetal y estiramos con un rodillo, dejándolas de un grosor aproximado a 5 milímetros.
7- Las colocamos superpuestas sobre una bandeja plana y dejamos que reposen en frío otra media hora.
8- Transcurrido este tiempo, damos forma a las galletas con los cortadores elegidos y las vamos colocando sobre una bandeja de horno con papel vegetal.

9- Metemos al horno precalentado a 180 grados hasta que comiencen a tomar color dorado por los bordes. Las retiramos del horno y colocamos sobre una rejilla metálica hasta su completo enfriamiento.
10- Glasa:  Tamizamos el azúcar glas que vamos a utilizar. Por cada clara de huevo, calculamos aproximadamente 225 g. de azúcar.
11- Batimos las claras de huevo a velocidad media 3 minutos usando la pala mezcladora y agregamos el azúcar glas.
12- Batimos 6 ó 7 minutos, raspando de vez en cuándo los bordes del recipiente para continuar mezclando.
13- Agregamos el colorante en gel y mezclamos hasta integrarlo

.
14- Necesitamos 2 texturas de glasa: una más espesa para delinear los bordes de las galleta ( agregamos más azúcar glas ) y otra más ligera para rellenar las galletas ( al deslizar un palito sobre la superficie de la glasa, vemos que el surco desaparece en 6 ó 7 segundos).
15- Vertemos las glasas obtenidas en mangas o biberones pasteleros con boquillas lisas y procedemos a decorar las galletas.
16- Dejamos que se sequen durante 24 horas antes de embolsarlas.


La Editorial Planeta ha sacado a la venta este fabuloso libro de recetas de La compañera bloguera Dolors Mateu
Desde este blog vamos a sortear un ejemplar entre todos los seguidores de “Cuchillito y Tenedor”. Sólo tenéis que dejar un comentario en mi blog expresando el deseo de participar y dejando vuestro correo electrónico. El día 11 de Octubre se  sorteará y se publicará el nombre del afortunado. Animaos a participar, vale la pena!!!


Galletas de mantequilla para regalar.

El sábado mi hija Gloria se va a Inglaterra a perfeccionar su inglés, a sumergirse de lleno en la cultura inglesa y está muy ilusionada. Hemos preparado el viaje con mucho esmero, cuidando cada detalle. Lista interminable de cosas que hemos ido comprando y metiendo en la maleta, espero que no se nos haya olvidado nada!!! Estoy convencida de que estas experiencias se quedan grabadas en la memoria de los chiquillos y les hacen crecer como personas, además de pasárselo pipa, aprenden cosas nuevas y aunque los padres nos quedamos con la lógica preocupación hasta que los vemos bajar del avión, todo va a salir bien.( Creo que escribo esto para mentalizarme , ainnnss, mi niña, cuánto la voy a echar de menos!!! )
Gloria ha querido añadir al regalito que lleva a la familia de acogida estas galletitas, espero que les gusten!!!

Para prepararlas hemos utilizado:

125 g. de mantequilla a temperatura ambiente, 125 g. de azúcar glas, 1 huevo grande a temperatura ambiente,375 g. de harina tamizada y unas gotas de esencia de almendras.
Para la decoración con glasa:  azúcar glas y claras pasteurizadas, colorantes en gel Wilton , rotulador comestible y bolitas de cereal color plata.

ELABORACIÓN:

Batimos la mantequilla con unas varillas hasta que se vea blanquecina y vamos añadiendo poco a poco el azúcar glas sin dejar de batir.
Conseguiremos una mezcla suave.
Añadimos el huevo y mezclamos hasta que se vea bien integrado.

Ponemos unas gotitas de esencia de almendras y mezclamos.
Por último, añadimos la harina tamizada a cucharadas y continuamos mezclando. No añadiremos más harina hasta que la anterior se vea integrada.
Formamos una bola con la masa, la envolvemos en papel film y dejamos que repose media hora en el frigorífico.

Transcurrido este tiempo retiramos del frío y extendemos la masa entre dos hojas de papel vegetal con un rodillo.
Dejamos reposar al frío unos minutos y cortamos las galletas dándole la forma elegida.
Las pasamos con una espátula a una bandeja de horno cuidadosamente.

Horneamos a 180 grados ( horno precalentado, claro ) durante unos 15 minutos.Cuando veamos que los bordes toman ligero color retiramos del horno.
Dejamos enfriar del todo en una rejilla para que no se humedezcan con el vapor.
Cuando estén completamente frías procedemos a decorarlas con glasa de colorines.

Para la glasa: mezclamos azúcar glas con claras pasteurizadas ( Mercadona ) hasta conseguir el espesor y textura deseada. Añadimos un poco de colorante y mezclamos muy bien. Ponemos en una pequeña manguita y…a decorar.
Estan buenísimas y las hemos hecho con todo el cariño, a ver si les gustan!!!

Eclairs.

Hoy os presento una delicia de pastelillos clásicos, los eclairs. Elaborados con pasta choux, suelen ir rellenos de crema, nata o trufa y con diferentes glaseados que hacen de ellos unos bocaditos deliciosos.
Estos que yo he preparado van rellenos de crema de mascarpone y cubiertos de glasa rosa, siguiendo la inspiración de los pink eclairs preparados por “Sweetapolita”, que me han impresionado mucho y no he podido parar hasta ponerlos en mi mesa, ha valido la pena.

INGREDIENTES:

100 g. de mantequilla, 120 g. de leche, 130 g. de agua, una pizca de sal, una cucharadita de azúcar, 160 g. de harina y 4 huevos.
Para el relleno:  una tarrina de queso mascarpone y 120 g. de azúcar glas.
Para el glaseado: 1 clara de huevo , azúcar glas y una gota de colorante rosa.

ELABORACIÓN:

Ponemos en un cazo el agua, la leche y la mantequilla cortada a trozos. Añadimos la sal y el azúcar.
Removemos hasta que la mantequilla se funda del todo y en cuanto esto ocurra y el líquido comience a hervir,añadiremos la harina rápidamente y removeremos enérgicamente, mezclando bien hasta que la pasta formada se separe de las paredes  del cazo.

Dejamos templar la pasta unos minutos y añadimos los huevos de uno en uno, removiendo y sin añadir el siguiente hasta que el anterior esté perfectamente integrado.

Metemos la masa en una maga pastelera con la boca ancha y colocamos porciones de masa de unos 6 cm.de largo en una bandeja de horno forrada con papel vegetal.
Procuramos que queden separadas entre sí para que no se peguen durante el horneado.

Horneamos a 180 grados en horno precalentado hasta que se vean doraditas.
Retiramos del horno y colocamos los eclairs en una rejilla metálica para que se enfríen.
Con un cuchillo bien afilado practicamos una incisión en el lateral del pastelillo con el fin de dejar salir el vapor acumulado al hornear  y que no se humedezca la masa.

Una vez fríos rellenamos con nuestra crema favorita y ponemos un poco de glasa sobre cada eclair.

Crema: mezclar una tarrina de mascarpone con azúcar glas al gusto.Ponemos en una manga pastelera y rellenamos.
Glaseado:  mezclamos una clara de huevo, una gota de colorante rosa en gel y azúcar glas hasta conseguir la textura deseada ( más o menos espesa ).

Matrioskas.

Siempre he sentido fascinación por estas preciosas muñequitas multicolores tan regordetas y abrigaditas.
La semana pasada, curioseando en una de mis tiendas favoritas me enamoré de esta carterita de trapo con forma de Matrioska y me la llevé a casa más feliz que una perdiz. Me encantan sus colores tan alegres y la expresión de su rostro, no lo puedo evitar, las cosas “cuquis” me pierden, no tengo arreglo.
Mi Matrioska de tela se veía tan solita que me ví en la obligación de buscarle amigas, la soledad es ” mu mala…”
Así que con una cartulina y un lápiz dibujé el contorno de la matrioska y diseñé unas cuantas amigas más de distintos tamaños. Recorté las plantillas de cartulina y las utilicé para dar forma a mis matrioskas de galleta.
Me divertí de lo lindo dibujando sus caritas y las flores de sus vestidos.
He utilizado mi receta habitual de galletas de mantequilla,que os repito encantadísima, por si alguien se anima y pueda serle de utilidad.
INGREDIENTES:
125 g. de mantequilla a temperatura ambiente, 125 g. de azúcar glas, 1 huevo grande a temperatura ambiente, una cucharadita de vainilla líquida y 375 g. de harina.
ELABORACIÓN:
Ponemos en un bol la mantequilla balndita y comenzamos a batir con unas varillas hasta que esté espumosa.
Poco a poco añadimos el azúcar glas y seguimos mezclando a velocidad constante.
Agregamos el huevo y mezclamos muy bien.
La vainilla líquida. Batimos.
Por último añadimos la harina poco a poco y vamos mezclando hasta que se integre y consigamos una masa lisa y elástica que no se pegue a los dedos.
Tapamos con film y metemos al frigorífico durante media hora.
Transcurrido ese tiempo colocamos la bola de masa entre dos papeles vegetales y la extendemos con un rodillo dándole el grosor deseado.
Metemos de nuevo al frío durante unos minutos.
Retiramos el papel vegetal de arriba y con los cortadores damos forma a las galletas.En este caso, coloqué las plantillas de cartulina con cuidado sobre la masa y con un cuchillo afilado recorté mis matrioskas.
Las colocamos en una placa de horno ayudados por una espátula y horneamos a 180 grados hasta que comiencen a tomar color por los bordes.
En mi caso las he mantenido en el horno más tiempo para que estuviesen más duritas, puesto que no son para comer…Son un adorno.
Dejamos que se enfríen en una rejilla y cuando estén completamente frías ya podemos decorar.
En mi caso he utilizado glasa de varios colores .
Para la glasa:  225 g. de azúcar glas por cada clara de huevo que utilicemos y un poquito de colorante en gel.
Mezclamos bien y ya tenemos la glasa lista para decorar.
La ponemos en manguitas pasteleras o biberones de pastelería y…A decorar.
Estas son mis matrioskas de galleta, las cuidaré con cariño y no dejaré que nadie les de un mordisco, vamos a ver si lo consigo…
Espero que os gusten!!!


Bizcocho mármol.

En una casa con niños siempre apetece tener un buen bizcocho casero para la merienda y el desayuno.Yo procuro que en mi casa no falte nunca un dulce casero del gusto de mis niñas y evitar en lo posible la bollería comprada.
Hoy he horneado un bizcocho mármol y le he puesto un glaseado de queso, ¡sale buenísimo!
INGREDIENTES:
250 g. de mantequilla blandita, 1 cucharadita de vainilla líquida, 260 g. de azúcar, 3 huevos, 335 g. de harina de trigo, 1 sobre de levadura Royal, 180 ml. de leche, un poquito de colorante alimentario rosa, 2 cucharadas de cacao en polvo y una cucharada más de leche.
Para el glaseado:
Una tarrina de queso mascarpone y 150 g. de azúcar glas.
ELABORACIÓN:
Engrasamos un molde redondo y algo profundo de 22 cm. Forramos el fondo con papel de hornear.
Batimos la mantequilla blandita, la vainilla y el azúcar en un cuenco con unas varillas hasta que la mezcla esté esponjosa.
Añadimos los huevos de uno en uno y batimos hasta incorporar todos.
Tamizamos la harina con la levadura y la vamos añadiendo poco a poco y mezclamos bien.
Agregamos la leche y seguimos mezclando, con unas varillas o con una cuchara de madera.
Repartimos la masa en 3 cuencos . Teñimos de rosa uno de ellos con un poquito de colorante alimentario.
A otro de los cuencos le añadimos 2 cucharadas de cacao en polvo disueltas en 1 cucharada de leche y mezclamos bien.
Repartimos cucharadas de las 3 masas alternando los colores por el molde preparado, hasta agotar la masa.
Con un palito de brocheta atravesamos la masa varias veces, describiendo movimientos hacia atrás y hacia adelante, para obtener un efecto similar al mármol.
Horneamos a 180 grados durante casi una hora ( depende del horno, vigilar la cocción ).
Dejamos reposar 5 minutos antes de desmoldar y poner a enfriar sobre una rejilla.
Una vez frío ponemos el glaseado, que obtenemos mezclando el queso y el azúcar glas hasta que se vea una mezcla homogénea.
Se conserva hasta 4 días en el frigorífico y está delicioso. A ver si os gusta.


Galletas para el árbol de Navidad.

Se acercan las fiestas navideñas y los niños se impacientan por adornar la casa y colocar el árbol de Navidad, así que, este fin de semana  ha  tocado hornear y decorar galletas. Ya descansan colgadas del arbolito, eso quiere decir, pistoletazo de salida : Turrones, regalos, villancicos, función de Navidad, buenos deseos e ilusión en los ojos de los niños…

INGREDIENTES:

(Para unas 35 galletas):
250 g. de mantequilla blandita, 250 g. de azúcar glas, 1 huevo XL a temperatura ambiente, 650 g. de harina tamizada y el aroma que nos guste ( en este caso he prescindido, porque no son para comer, sino para el arbolito).

Para la glasa que las decora: 1 clara de huevo , azúcar glas y colorantes en gel.

ELABORACIÓN:

En un bol grande batimos la mantequilla blanda hasta que espume y poco a poco le añadimos el azúcar glas sin dejar de batir.
Ponemos el huevo a temperatura ambiente y seguimos mezclando.

Añadimos la harina poco a poco y mezclamos bien, sin poner más harina hasta que la anterior esté bien integrada. Conseguiremos una bola de masa elástica que no se pegue a las manos.
La envolvemos en film y dejamos que repose en  frío durante media hora.

Transcurrido este tiempo la colocamos entre dos láminas de papel vegetal y la estiramos con un rodillo, dejándola del grosor elegido.
Metemos al frigorífico  de nuevo unos minutos y, ya está lista para cortar las galletas con los cortadores elegidos.

Retiramos con cuidado el papel vegetal y vamos cortando las galletas y, con una espátula,  las vamos colocando en una placa de horno.  Le haremos un orificio en la parte superior que nos va a servir luego para poder colgarlas del arbolito. Para que no se cierre el agujerito al hornearlas pondremos un tubito de papel de aluminio.

Horneamos las galletas en horno precalentado a 180 grados, durante unos 10 minutos, hasta que tomen color. Si quedan algo más doraditas no importa, puesto que son un adorno y no vamos a comerlas.

Dejamos que se enfríen bien en una rejilla, de este modo no se humedecerán.
Mientras esperamos vamos preparando la glasa:
Mezclamos en un recipiente la clara de huevo con azúcar glas, hasta conseguir la textura deseada.
Necesitamos una textura más gruesa para la glasa que delinea o dibuja la parte exterior de la galleta y una textura más líquida para la glasa que rellena o pinta el dibujo.
Separamos en varios recipientes pequeños la glasa y  añadiendo un poquito de colorante en gel conseguiremos los colores elegidos para la decoración de nuestras galletas.

Llenamos varias manguitas pasteleras con la glasa y…Decoramos al gusto.
Una vez se haya secado bien nuestra decoración, ponemos un hilo bonito a cada galletita y disfrutaremos de las sonrisas de los niños cuando cuelgan las galletitas en su arbolito.
Las habrá más bonitas y perfectas en su acabado, pero éstas son las que con tanto cariño he decorado para el arbolito de mis niñas y vamos a disfrutar de ellas toda la Navidad.
Un beso a tod@s.

Seguimos de sorteo hasta el día 22 de Diciembre. Aquí  podéis anotaros.



Galletas de bautizo para Juan.

Este sábado se celebra el bautizo de Juan y su mami va a regalar a las invitadas y niños asistentes una galletita de recuerdo.
He puesto todo mi cariño en estas galletas y quiero compartirlas con vosotros.  Gracias Carmen por tu confianza, una vez más.
INGREDIENTES:

250 g.de mantequilla blanda, 250 g. de azúcar glas, 1 huevo XL a temperatura ambiente, 650 g. de harina tamizada y  esencia de almendras.
Para la cobertura: fondant blanco y un poco de glasa para los detalles.
ELABORACIÓN:

Ponemos en un bol la mantequilla blandita y batimos hasta que blanquee. Añadimos poco a poco el azúcar glas y seguimos batiendo.

Añadimos el huevo a temperatura ambiente y mezclamos muy bien. Ponemos la esencia de almendras y continuamos mezclando.
Vamos añadiendo la harina poco a poco y mezclando hasta integrar.
Hacemos una bola con la masa, la envolvemos en film y dejamos que repose en frio una media hora.
Transcurrido este tiempo, retiramos del frigorífico la masa y la extendemos con un rodillo entre dos papeles vegetales, dejándola del grosor deseado para nuestras galletas.
Introducimos al frigorífico nuevamente durante unos minutos.
Ya tendremos la masa lista para ser utilizada.
Con los cortadores elegidos  damos forma a las galletas y las colocamos cuidadosamente con una espátula en una placa de horno.
Horneamos durante unos 10 minutos, hasta que los bordes comiencen a tomar color. Horno precalentado a 180 grados.
Retiramos y dejamos que se enfríen completamente en una rejilla.
Cuando están completamente frías es el momento de decorarlas.
Yo he utilizado fondant blanco y un poco de glasa para los detalles pequeños.
El fondant se extiende con un rodillo especial  y se corta con los mismos cortadores de las galletas. Se coloca cuidadosamente sobre la galleta con una gotita de leche condensada actuando como pegamento.

La glasa se hace mezclando clara de huevo con azúcar glas hasta obtener la consistencia deseada.
Con estos ingredientes y dejando volar la imaginación…Galletitas decoradas.

Espero que gusten a todos los invitados y que paséis un día delicioso. ¡Felicidades Juan!


Pastel de limón

Os traigo hoy un delicioso y fresco pastel de limón. Tiene un intenso aroma a cítricos que lo hace muy apetecible y servido bien fresquito ,con una capa de glaseado de limón,  es delicioso .Os recomiendo que lo probéis.
INGREDIENTES:
12 huevos, 175 g. de azúcar, 1 paquete de azúcar avainillado, 150 g. de almendras molidas, ralladura y zumo de 4 limones, ralladura de una naranja, 300 g. de harina de trigo, un sobre de levadura Royal, pizca de sal y  50 g. de mantequilla.
Para el glaseado de limón: 100 g. de azúcar glas, media clara de huevo y zumo de limón.
ELABORACIÓN:
Separamos las yemas de las claras. En un recipiente, batimos las yemas hasta que estén espumosas.
poco a poco añadimos el azúcar y el sobre de azúcar avainillado.
Mezclamos muy bien y ponemos a continuación las almendras, la ralladura  y el zumo de limón y la ralladura de naranja.
batir todo hasta obtener una masa cremosa.
Tamizamos la harina y la levadura y le ponemos una pizca de sal.
Añadimos la harina a la masa de limón y mezclamos todo muy bien, hasta que todos los ingredientes se hayan integrado.
Montamos las claras a punto de nieve bien fuerte y las incorporamos a la masa con movimientos envolventes, hasta obtener una masa homogénea.
Vertemos la masa en un molde rectangular, tipo cake, forrado con papel vegetal y engrasado.
Horneamos durante 30 minutos en horno precalentado a 180 grados. Comprobar el punto de cocción pinchando el centro del pastel. Si sale limpio el palito, está listo para retirar del horno.
Enfriamos el pastel en una rejilla .
Se sirve frío y decorado con un glaseado de limón que haremos mezclando un poco de clara de huevo con azúcar glas y zumo de limón, hasta que consigamos la textura de glasa que nos gusta.
Su intenso sabor a limón lo hace irresistible.Espero que os guste.
Fuente: “Cocina italiana”.