Fingers de pollo super crujientes.

Os quiero recomendar estos fingers de pollo que preparo a menudo en casa y valen la pena, están requetebuenos!!! Queda un pollo muy sabroso por el adobo que se le pone y muy muy crujiente, gracias al rebozado hecho con cereales de trigo triturados. 
Estos fingers permanecen crujientes incluso cuando se enfrían si tenemos la precaución de escurrirlos muy bien de aceite sobre papel absorbente. Probad, ya vereis qué buenos. Estoy segura de que si lo hacéis vais a repetir…


INGREDIENTES:

Pechuga de pollo, 1 cucharadita de pimentón dulce, sal, tomillo, romero y 3 ó 4 dientes de ajo.
Para el rebozado crujiente:  harina, huevo y cereales de trigo tipo Corn flakes.
Aceite de oliva para freir.

ELABORACIÓN:

1- Cortamos en trozos alargados el pollo para darle forma de fingers. 
2- Lo colocamos en un recipiente hondo y le ponemos sal, tomillo, romero, una cucharadita de pimentón dulce y 4 dientes de ajo chascados.
3- Mezclamos muy bien todos los ingredientes y dejamos en la nevera durante un par de horas para que el pollo se adobe adecuadamente.


4- Trituramos los cereales metiéndolos en una bolsa y aplastándolos un poco. Interesa que queden en trocitos pequeños, no completamente triturados. Así el rebozado será mucho más crujiente.


5- Pasamos los trocitos de pollo por harina, huevo batido y cereales triturados.
6- Freímos en abundante aceite caliente.

7- Escurrimos el aceite sobrante sobre papel absorbente durante un buen rato.
8- Servimos recién hechos acompañados de salsa barbacoa o ketchup. 
Probad, veréis qué buenos y crujientes…Crack, crack…

Anuncios

Fingers de pollo.

Desde hace muchos años, cuando yo era apenas una chiquilla y sólo sabía cocinar tres o cuatro platos, cuando mi hija mayor quería invitar a sus amiguitas a comer yo les hacía mis famosas ” bolas” de pollo.
Hoy, con algunos añitos más ( pocos ehhh…), cuando mis hijas pequeñas invitan a casa a sus amigas, la historia se repite, y aunque mi recetario es bastante más amplio, sigo preparando una y otra vez estas “bolas” o fingers de pollo que tanto gustan a pequeños y mayores.
No sé las veces que me han pedido la receta…Y es bien sencilla y fácil de recordar.
Por petición expresa de Alicia y de Clara, estos fingers de pollo se publican en este blog hoy, para que sus mamis se las puedan preparar en casa cada vez que ellas quieran, lo prometido es deuda, ¿a que sí chicas?.

INGREDIENTES:

Pechuga de pollo, 3 ó 4 dientes de ajo, tomillo, romero, sal, pimienta negra, perejil picado, 1 cucharadita de pimentón dulce, zumo de limón, harina, huevo y pan rallado para rebozar. Aceite de oliva para freir.

ELABORACIÓN:

1- Troceamos la pechuga de pollo con forma alargada ( fingers) o en trozos más pequeños ( bolas ).
2- La ponemos en un recipiente con tapa y le pondremos un adobo de ajo picado, tomillo, romero, perejil picado, sal, pimienta negra, un chorrito de zumo de limón y una cucharadita de pimentón dulce.

3- Tapamos el recipiente y lo dejamos en la nevera hasta el día siguiente. ( Se puede hacer al momento pero el sabor no es el mismo ni de lejos )
4- Al día siguiente, pasamos los fingers de pollo por harina, huevo batido y pan rallado.
5- Freimos en abundante aceite caliente hasta que se vean doraditos.

6- Escurrimos el exceso de aceite sobre papel de cocina.
7- Servimos calentitos acompañados de salsa barbacoa o ketchup.
Ya veis qué sencillo es hacer felices a los niños!!!