Lumaconi rellenos de espinacas y requesón.


Vamos a preparar un estupendo plato de pasta rellena de vegetales y requesón. Apta para todos los públicos y extraordinariamente jugosa.
Fundamental la salsa de tomate casera, sobre la que colocaremos la pasta rellena y el buen parmesano recién rallado, para poder disfrutar de todo su sabor en el plato.
Podemos terminar gratinándola ligeramente o no, aunque yo he preferido no hacerlo para que no pierda nada de jugosidad.
Un plato vegetariano, saludable y sustancioso. Para no perdérselo.


INGREDIENTES:

Lumaconi al gusto, salsa de tomate natural al gusto, 1 bolsa de espinacas frescas, media cucharadita de aceite de oliva, 1 envase de requesón, sal, pimienta, 2 dientes de ajo y queso parmesano recién rallado.


ELABORACIÓN:

1- Cocemos la pasta en agua abundante con sal y 1 diente de ajo chascado, siguiendo las instrucciones del fabricante.
2- Escurrimos y reservamos.
3- Cocemos las espinacas en agua con sal y las escurrimos muy bien presionando sobre un escurridor de verduras con una cuchara.
4- Doramos un diente de ajo laminado en una sartén con media cucharadita de aceite de oliva y salteamos las espinacas durante un minuto moviendo bien.


5- Retiramos del fuego y mezclamos con el requesón desmenuzado. Salpimentamos.
6- Rellenamos la pasta cocida con esta mezcla ayudándonos de una cucharita pequeña.
7- Colocamos la pasta rellena sobre una buena capa de salsa de tomate natural y espolvoreamos con queso parmesano recién rallado.

Bolitas de espinacas con requesón.

Os presento un entrante delicioso cuya base son las espinacas y el requesón.
  Haremos una pasta con estas deliciosas verduras, yema de huevo, requesón y algo de harina. Tras darle forma de bolita o croqueta las coceremos en abundante agua y las serviremos gratinadas con tomate y parmesano recién rallado. 
Probad. Tienen una textura suave y un sabor sorprendente, me han encantado!!!

                                           Fuente: “Cocina italiana”

INGREDIENTES:

500 g. de espinacas frescas,150 g. de requesón, 3 yemas de huevo, 70 g. de harina, sal, pimienta negra, nuez moscada, 3 cucharadas de mantequilla, salsa de tomate al gusto y 60 g. de parmesano recién rallado.


ELABORACIÓN:

1- Lavamos muy bien las espinacas y las cocemos en abundante agua con sal hasta que estén tiernas.
2- Las sacamos de la olla y las escurrimos bien del líquido.
3- Las picamos y reservamos.
4- Mezclamos en un recipiente hondo el requesón con las yemas de huevo y la harina, hasta formar una masa homogénea.

5- Incorporamos las espinacas a la mezcla anterior y mezclamos bien.
6- Condimentamos al gusto con sal, pimienta y algo de nuez moscada.
7- Ponemos una olla grande al fuego con agua y sal hasta que hierva.


8- Damos forma a las bolas de espinaca tomando montoncitos de masa con dos cucharas soperas ( o con las manos ) y las echamos al agua hirviendo.
9- Cocemos las bolas de espinacas durante 10 minutos a fuego medio, hasta que suban a la superficie.
10- Retiramos y escurrimos bien.

11- Las colocamos en un recipiente o fuente de horno y ponemos sobre ellas unos pellizquitos de mantequilla, queso parmesano recién rallado y algo de salsa de tomate.
12- Gratinamos durante 3 minutos aprox.


Servimos enseguida acompañando a una buena ensalada de tomate…Deliciosas.

Quiché de espinacas.

Me encantan estas tartas saladas que quedan tan estupendas y te solucionan la cena en un momento. Las combinaciones son tantas como nuestra imaginación nos inspire…Verduras, queso, bacon,setas, jamón, piñones, pimientos…Siempre salen bien y gustan a todos. Incluso frías están buenísimas y si nos gustan calentitas, con un simple golpe de horno quedan como recién hechas.
Esta es la que preparé hace unos días y nos encantó, queda jugosísima y la combinación es deliciosa, os animo a probar. A ver qué os parece.


INGREDIENTES:

1 Lámina de masa quebrada, 1 paquetito de espinacas congeladas,2 dientes de ajo, 6 tomatitos cherry, queso de cabra al gusto, 100 g. de piñones, 150 ml. de nata líquida, 2 huevos, jamón serrano al gusto, sal y pimienta.


ELABORACIÓN:

Cocemos las espinacas en agua con sal y 2 dientes de ajo laminados.
Las escurrimos muy bien y reservamos.
Tostamos los piñones en una pequeña sartén.

Salteamos un poco el jamón serrano cortado a tacos. Reservamos.
Cortamos el queso de cabra en rodajas finas y los tomates cherry en mitades.

Extendemos la masa quebrada sobre un molde redondo desmontable. La pinchamos con un tenedor y la cubrimos con papel de aluminio, pegándolo bien a la superficie de la masa por los lados y el fondo del molde y ponemos peso encima (legumbres, piedras, etc…)
Metemos al horno precalentado a 180 grados durante unos 15 minutos.


Transcurrido este tiempo, sacamos del horno y retiramos el papel de aluminio.
Veremos que la masa ya está ligeramente dorada por los bordes. 
Batimos en un cuenco los 2 huevos, añadimos la nata líquida, sal y pimienta.
Mezclamos con las espinacas bien escurridas, los piñones y el jamón.
Vertemos esta mezcla sobre la masa.


Repartimos sobre la quiché el queso de cabra y los tomatitos cherry.
Horneamos a la misma temperatura unos 15 minutos más.
Retiramos del horno y desmoldamos.
Me encanta!!!

Garbanzos con espinacas y bacalao.

Los que me conocen un poco saben de mi pasión por la cocina tradicional española y , en especial, por los platos de cuchara.
Creo que no debería perderse la costumbre de poner en nuestras mesas una vez a la semana uno de estos platos típicos de nuestra cocina, para disfrutar de ellos y para que los niños crezcan con sus sabores y aromas y los vean como parte importante en sus vidas.
Un plato que nunca falta en mi mesa es el bacalao con garbanzos y espinacas.


INGREDIENTES:
1 kg. de garbanzos (los míos de la Armuña, deliciosos), bolsa de espinacas, 300 g. de bacalao desalado cortado en trocitos, 1 huevo cocido, sal, caldo de pescado, 1 cabeza de ajo, 1 cebolla grandecita, 1 zanahoria, 3 cucharadas de salsa de tomate, pimentón dulce, 1 rebanada de pan frito,aceite de oliva, sal y perejil.
ELABORACIÓN:
Ponemos en remojo los garbanzos el día anterior a ser cocinados.
Una vez listos, los ponemos en una cazuela grandecita, cubiertos con agua, una cabeza de ajo entera sin la piel de fuera , una zanahoria y una cebolla pelada y entera. 

Dejamos que se vayan cocinando y retiramos la espuma que se pudiese formar en la superficie.
Cortamos el hervor o “asustamos”, con un chorrito de agua fría, yo lo hago 3 veces.
El tiempo de cocción de las legumbres varía muchísimo según la calidad de éstas y la dureza del agua , así que lo mejor es sacar un garbancito de la cazuela y probar …
Cuando falten unos diez minutos para concluir la cocción, añadimos las espinacas bien lavaditas y troceadas y el bacalao desalado cortado en pequeños trozos.
Ponemos también dos cubitos de caldo de pescado y seguimos cocinando.
Retiramos con una cuchara la zanahoria, la cabeza de ajos y la cebolla y los reservamos.
Trituramos con la batidora la zanahoria , la cebolla , 3 cucharadas de salsa de tomate y un poco de caldo de la cocción , añadiéndolo a la cazuela.
Por último, preparamos un majado que yo aprendí del Chef José Andrés y nunca falla para las legumbres.
Consiste en poner en un mortero 2 ó 3 dientes de ajo de la cabeza de ajos reservada, un poco de perejil picadito, una cucharada de pimentón dulce, un chorro de aceite de oliva virgen y una rebanada de pan frito.
Lo majamos bien y añadimos a la olla para dar un último hervor .
Rectificamos la sal y retiramos del fuego.
Como todos los potajes, al día siguiente está todavía mejor , si cabe.
En el momento de servir, espolvoreamos con huevo cocido .
 Yo he horneado unas estrellitas de hojaldre que a mis niñas les encantan, no tienen nada, sólo cortar con un cortapastas en forma de estrella el hojaldre, espolvorear con orégano y sal y pintar con huevo batido… Hornear hasta que se vean doraditas.
Espero que os guste el potaje y que paséis una estupenda semana.
Sorteo hasta el día 22 de Diciembre.Aquí .