Cupcakes de limón.

Hoy traemos a nuestra mesa unos deliciosos cupcakes de limón para el café.
Las chicas de “La Belle carte” son nuestras invitadas especiales y a ellas van dedicadas estos pastelillos cítricos cuyo protagonista principal es el limón.
Espero que a mis invitadas les gusten y os recomiendo especialmente una visita a su página, veréis las fabulosas sorpresas que os esperan…
 Estos cupcakes son como pequeñas porciones de tarta, con su base de bizcocho cítrico, almíbar de limón y una crema suave que los recubre e intensifica más su sabor cítrico.

INGREDIENTES:

125 g. de harina de repostería, 125 g. de mantequilla a temperatura ambiente, 100 g. de azúcar, 100 ml. de leche, zumo de medio limón, 2 huevos XL, media cucharadita de levadura en polvo y una cucharada sopera de ralladura de limón.
Almíbar de limón:  100 g. de azúcar y el zumo de 1 limón. 
Crema:  200 g. de mantequilla a temperatura ambiente, 150 g. de azúcar glas y 3 gotas de esencia de limón.

ELABORACIÓN:

1- Batimos la mantequilla junto con el azúcar hasta que se vea una mezcla esponjosa.
2- Agregamos los huevos uno a uno. Seguimos batiendo.
3- Añadimos la leche y el zumo de limón. Mezclamos bien. 
4- Tamizamos la harina junto con la levadura y añadimos a la mezcla anterior. Meclamos suavemente hasta lograr una masa integrada.

5- Vertemos sobre los papelillos de magdalenas colocados dentro de moldes rígidos para evitar que se deformen durante el horneado.
6- Horneamos a 180 grados ( horno precalentado) hasta que se vean doraditos, unos 17 minutos aprox.
7- Mientras se hornean, preparamos el almíbar de limón, poniendo el azúcar junto con el zumo de limón en un cacito al fuego hasta que espese. Al sacar los bizcochitos del horno, los desmoldaremos y pincelaremos con almíbar de limón caliente.

8- Crema: Batimos la mantequilla a temperatura ambiente hasta que se vea bien esponjosa y haya doblado su tamaño.
9- Le agregamos  la esencia de limón y el azúcar glas poco a poco, a cucharadas y batimos hasta integrar.
10 – Vertemos en una manga pastelera y decoramos al gusto cuando los bizcochitos estén completamente fríos.

Cupcakes para Julia.

Cupcakes decorados con fondant listos para endulzar la tarde de cumpleaños de mamás y princesas asistentes a la celebración…
En esta ocasión son de vainilla, el sabor favorito de Julia y van decorados con fondant de 3 colores.
Mi intención ha sido que quedasen super femeninos, coquetos y que cautivasen a mi pequeña princesa, para contribuir a que su cumpleaños fuese un día inolvidable para ella…
He teñido el fondant de 3 colores diferentes y luego lo he grabado con un rodillo texturizador, antes de cortarlo. De decoración, unas florecillas muy primaverales, para celebrar que estamos en enero y que la “ciclogénesis explosiva ” ha hecho estragos por la ciudad e incluso ha derribado un árbol en el patio del colegio de mis niñas…Sin palabras!!!


INGREDIENTES : (Para 12 cupcakes )

125 g. de mantequilla a temperatura ambiente, 125 g. de azúcar, 2 huevos, 125 g. de harina con levadura, 1 cucharadita de bicarbonato sódico, 1 cucharadita de vainilla líquida y leche fría ( hasta conseguir textura Ketchup )
Para la decoración: fondant blanco y pizca de colorante en gel rosa, rojo y verde.


ELABORACIÓN:

1- Batimos la mantequillla blandita junto con el azúcar hasta que blanquee.
2- Añadimos los huevos y seguimos batiendo.
3- La vainilla líquida y mezclamos bien.


4- Tamizamos la harina junto con el bicarbonato y los añadimos poco a poco, a cucharadas, alternando con leche fría hasta agotar la harina.

5- La textura de masa que buscamos es similar a la del ketchup.
6- Vertemos la masa obtenida en moldes de papel colocados dentro de moldes rígidos.


7- Horno precalentado a 180 grados hasta que se vean doraditos y al pinchar el centro con un palito salga limpio de adherencias.

8- Desmoldamos y colocamos sobre rejilla hasta su total enfriamiento.
9- Teñimos el fondant blanco añadiendo una pizca de colorante y amasándolo hasta que el color se vea uniforme.
10- Ponemos dos bolas de fondant de distinto color sobre la mesa de trabajo y las estiramos con un rodillo.



11- Pasamos con cuidado el rodillo texturizador para grabar el fondant y a continuación cortamos y colocamos sobre el pastelillo pincelándolo con algo de leche condensada.
12- Añadimos las florecitas de fondant y listos para disfrutar.

¿Seguro que os apuntásteis ya a la quedada bloguera del día 23 de Febrero? Si no lo habéis hecho ya, aquí podéis hacerlo.


Cupcakes de After eight

No a todo el mundo le gusta la combinación menta chocolate que nos ofrecen los bombones After eight. No suele dejar indiferente a nadie, o te encanta o los odias y te saben a pasta de dientes…
Pero yo soy de las que los disfruto y con la disculpa de que son pequeñitos…No tengo límite.
Hace algún tiempo que quería adaptar una receta de cupcakes a estos deliciosos chocolates y me he puesto manos a la obra. Haciendo una excepción, les he puesto una cobertura de crema de mantequilla, la casa por la ventana… Me ha parecido lo más adecuado para añadirle unas gotas de esencia de menta y no me he equivocado, han quedado totalmente de mi gusto, por eso los comparto con vosotr@s, por si sois fans del archiconocido bomboncito y os apetece disfrutar este minipastel con sabor a After eight. 


INGREDIENTES:

125 g. de mantequilla a temperatura ambiente, 125 g. de azúcar, 2 huevos, 2 cucharaditas de cacao en polvo ( Chocolate Factory ), 125 g. de harina, 1 cucharadita de levadura en polvo y 50 ml. de leche fría.
Bombones After eight.
Crema de mantequilla:  125 g. de mantequilla a temperatura ambiente, 250 g. de azúcar glas, 3 gotas de esencia de menta y una pizca de colorante verde.
Florecitas de fondant para decorar.


ELABORACIÓN:

Batimos la mantequilla blandita con el azúcar hasta que blanqueen. Añadimos los huevos, uno a uno y batimos bien.
Tamizamos la harina junto a la levadura y el cacao.
La añadimos a la mezcla anterior en dos veces, alternando un chorrito de leche y la harina, terminando  siempre con la harina.
Mezclamos hasta que se vean todos los ingredientes integrados.
Resulta una masa bastante espesa.


Ponemos unas cápsulas de papel dentro de moldes rígidos y vertemos una cucharada de masa en cada cápsula.
Encima ponemos un After eight y lo cubrimos con más masa. ( No llenaremos las cápsulas hasta arriba, par evitar que desborden, aunque no es una masa que leve excesivamente)
Horno precalentado a 150 grados. Horneamos hasta que al pincharlos con un palito veamos que sale limpio, unos 20 minutos.


Desmoldamos y dejamos enfriar en una rejilla metálica.
Para la crema de mantequilla,batimos a velocidad media la mantequilla reblandecida junto con el azúcar glas. Añadimos 3 gotas de esencia de menta y una pizca de colorante verde.

Ponemos en una manga pastelera y cubrimos los cupcakes. Florecitas de fondant para decorar.
¡¡¡Me encantan!!!