Cupcakes de limón.

Hoy traemos a nuestra mesa unos deliciosos cupcakes de limón para el café.
Las chicas de “La Belle carte” son nuestras invitadas especiales y a ellas van dedicadas estos pastelillos cítricos cuyo protagonista principal es el limón.
Espero que a mis invitadas les gusten y os recomiendo especialmente una visita a su página, veréis las fabulosas sorpresas que os esperan…
 Estos cupcakes son como pequeñas porciones de tarta, con su base de bizcocho cítrico, almíbar de limón y una crema suave que los recubre e intensifica más su sabor cítrico.

INGREDIENTES:

125 g. de harina de repostería, 125 g. de mantequilla a temperatura ambiente, 100 g. de azúcar, 100 ml. de leche, zumo de medio limón, 2 huevos XL, media cucharadita de levadura en polvo y una cucharada sopera de ralladura de limón.
Almíbar de limón:  100 g. de azúcar y el zumo de 1 limón. 
Crema:  200 g. de mantequilla a temperatura ambiente, 150 g. de azúcar glas y 3 gotas de esencia de limón.

ELABORACIÓN:

1- Batimos la mantequilla junto con el azúcar hasta que se vea una mezcla esponjosa.
2- Agregamos los huevos uno a uno. Seguimos batiendo.
3- Añadimos la leche y el zumo de limón. Mezclamos bien. 
4- Tamizamos la harina junto con la levadura y añadimos a la mezcla anterior. Meclamos suavemente hasta lograr una masa integrada.

5- Vertemos sobre los papelillos de magdalenas colocados dentro de moldes rígidos para evitar que se deformen durante el horneado.
6- Horneamos a 180 grados ( horno precalentado) hasta que se vean doraditos, unos 17 minutos aprox.
7- Mientras se hornean, preparamos el almíbar de limón, poniendo el azúcar junto con el zumo de limón en un cacito al fuego hasta que espese. Al sacar los bizcochitos del horno, los desmoldaremos y pincelaremos con almíbar de limón caliente.

8- Crema: Batimos la mantequilla a temperatura ambiente hasta que se vea bien esponjosa y haya doblado su tamaño.
9- Le agregamos  la esencia de limón y el azúcar glas poco a poco, a cucharadas y batimos hasta integrar.
10 – Vertemos en una manga pastelera y decoramos al gusto cuando los bizcochitos estén completamente fríos.

Anuncios

Tarta de limón deliciosa.

Os presento una tarta de limón verdaderamente deliciosa, que me gustaría mucho que os animáseis a probar en vuestras casas cuando tengáis ocasión. Es muy sencilla y el resultado es verdaderamente espectacular. Ideal para los amantes de los sabores cítricos, como es mi caso.
Para elaborarla necesitamos una plancha de bizcocho genovesa que cortaremos en tres partes , bañaremos con algo de almíbar de limón  y rellenaremos con crema de limón. Terminando el montaje con un suave merengue y un ligero toque de cacao en polvo para decorar.
Por tanto, necesitamos:  Una plancha de bizcocho genovesa, almíbar de limón, crema de limón y merengue.


INGREDIENTES:

Para el bizcocho genovesa:  4 yemas de huevo, 170 g. de azúcar, 60 ml. de agua, 4 claras de huevo y 165 g. de harina de trigo.
Para la crema de limón:  7 huevos, 285 g. de azúcar, 43 g. de Maicena, zumo de 4 limones grandes, ralladura de 2 limones y 40 g. de mantequilla.
Almíbar de limón:  500 ml. de agua, 200 g. de azúcar y 50 ml. de zumo de limón.
Para el merengue:  3 claras de huevo a temperatura ambiente, pizca de sal y 7 cucharadas soperas de azúcar glas.
Cacao en polvo sin azúcar para espolvorear.


ELABORACIÓN:  (Crema de limón)

1- Ponemos en un cazo el zumo de los limones, la ralladura y la mitad del azúcar.
2- Llevamos a ebullición moviendo constantemente. Retiramos del fuego y dejamos templar.
3- Por otro lado, mezclamos en un recipiente la Maicena, el azúcar restante y los huevos batidos.
4- Preparamos un baño María ( Sartén profunda con 2 dedos de agua ).
5- Juntamos las dos mezclas fuera del fuego: mezcla de zumo y mezcla de Maicena, removiendo bien.
6- Cocemos en el baño María removiendo constantemente hasta que espese la crema.
7- Retiramos del fuego, dejamos templar y añadimos la mantequilla mezclando bien.
8- Tapamos con film a piel y dejamos enfriar.


Bizcocho genovesa:

1- Montamos las 4 yemas de huevo con la mitad del azúcar ( 85 g.) y cuando están bien montadas añadimos desde el borde del recipiente el agua, poco a poco, sin dejar de batir.
2- Por otro lado, montamos las claras a punto de nieve y cuando estén casi montadas les añadimos el azúcar restante ( 85 g.).
3- Mezclamos ahora las yemas montadas con las claras montadas. Con cuidado, suavemente y con movimientos envolventes.
4- Incorporamos la harina en forma de lluvia ( con un colador o tamizador ).
5- Mezclamos suavemente y vertemos la masa obtenida sobre una placa de horno con papel vegetal.
6- Dejamos caer la bandeja sobre la encimera 4 ó 5 veces para que las burbujas de aire salgan a la superficie y la masa se reparta de modo uniforme.
7- Horneamos a 220 grados durante 10 minutos.


8- Desmoldamos la plancha de bizcocho y la dejamos enfriar, procediendo después a cortarla en 3 rectángulos de 9 cm. de ancho.
9- Almíbar de limón:  Ponemos en un cacito 500 ml. de agua y 200 g. de azúcar. Llevamos a ebullición, damos un hervor y retiramos del fuego. Cuando esté templado añadimos el zumo de limón y mezclamos.

 Montaje del pastel:  
1- Colocamos sobre una bandeja la primera plancha de bizcocho y la bañamos con almíbar de limón, pincelándola con una brocha.
2- Sobre el bizcocho ponemos una capa de crema de limón con una manga pastelera, cubriendo toda la superficie del bizcocho. 


3- Colocamos la segunda plancha de bizcocho alineándola bien y bañamos con almíbar de limón nuevamente.
4- Ponemos crema de limón.
5- Colocamos la última plancha de bizcocho. Bañamos con almíbar.


6- Montamos las 3 claras a temperatura ambiente con un pellizco de sal. 
7- Cuando estén bien montadas añadimos poco a poco el azúcar glas y batimos 1 minuto más. 
8- Ponemos el merengue en una manga pastelera con boquilla redonda y formamos pequeñas bolitas sobre la superficie del pastel.


9- Espolvoreamos con un poquito de cacao en polvo sin azúcar.
10- Conservamos en frío hasta el momento degustación.
Estoy segura de que no os va a defraudar mi pastel…

Tartaletas de crema de limón con frutos rojos.

Me encantan los cítricos en repostería. Si os sucede lo mismo, os recomiendo que probéis estas deliciosas tartaletas de crema de limón. Tienen un contraste divino entre la crema de limón fresquita y la galleta sobre la que va presentada la crema. Me han encantado.  La receta original presenta unas tartaletas con pasta brisa, pero yo he utizado mi masa favorita para bases de tartas, es muy facilita de hacer y es una delicia, nunca falla.
A ver qué os parece!!!
INGREDIENTES:
Para la base de 4 tartaletas:  200g. de harina de repostería con 3 cucharaditas de levadura en polvo, 120 g. de mantequilla blandita, una pizca de sal, 1 yema de huevo, 1 cucharadita de esencia de vainilla y un 1 chorrito de leche para unir.
Para la crema de limón:  2 limones, 100 g. de mantequilla, 100 g. de azúcar y 2 huevos.
Para decorar:  unas tiritas de cáscara de limón , frutillos rojos y azúcar glas para espolvorear.
ELABORACIÓN:
Lo primero que debemos hacer es preparar la crema de limón, puesto que debe enfriarse a temperatura ambiente y luego en el frigorífico, por lo que es conveniente hacerla el día anterior a preparar las tartaletas.
Para ello exprimiremos los 2 limones y colaremos el zumo.
Mezclamos en una cacerolita el zumo con el azúcar y añadimos la mantequilla cortada en trocitos.
Calentamos al baño María removiendo constantemente con unas varillas hasta que la mantequilla y el azúcar queden completamente fundidos.
Incorporamos los huevos muy bien batidos y continuamos moviendo con las varillas hasta que la crema espese.
Retiramos del fuego y dejamos enfriar a temperatura ambiente.
Cuando esté completamente fría la guardamos en el frigorífico hasta el momento de servir las tartaletas.
Para elaborar las bases de las tartaletas:  ponemos en un bol la harina, la levadura, la mantequilla blandita, una cucharadita de vainilla líquida, una yema, una pizquita de sal y el azúcar.
Mezclamos todos estos ingredientes con una cuchara y añadimos un chorrito de leche para unir la masa.
Terminaremos amasando con las manos, hasta que veamos una masa con todos los ingredientes bien integrados.
Tapamos con film y metemos al frío durante media hora.
Transcurrido este tiempo dividimos la masa en cuatro partes iguales y colocamos cada una de ellas en un molde rizado de tartaletas ( previamente engrasado ), cubriendo el fondo y las paredes de los moldecitos.
Metemos al horno precalentado a 180 grados hasta que las tartaletas se vean doraditas por los bordes.
Dejamos templar unos minutos en el molde y después desmoldamos y dejamos enfriar completamente las tartaletas en una rejilla.
Cuando están completamente frías las rellenamos con la crema de limón bien fría y, justo antes de servir, decoramos con frutillos rojos y unas tiritas de cáscara de limón, espolvoreándolas con azúcar glas.
Espero que os animéis a probar!!!