Coliflor gratinada con robellones, jamón y parmesano.

Coliflor. Alimento beneficioso por su bajo contenido calórico, gran cantidad de fibra, potasio, fósforo y ácido fólico. Los folatos que contiene participan en la formación de glóbulos rojos y glóbulos blancos, así como en la formación de anticuerpos del sistema inmunitario.
Junto con el brócoli y la cúrcuma que contiene el curry, constituyen los alimentos más beneficiosos y recomendables.
Vamos a incluir en nuestra receta un ingrediente de temporada más, las setas, poderosos antioxidantes naturales que enriquecerán nuestra cazuela.


INGREDIENTES:

1 Coliflor grande, robellones al gusto, 100 g. de jamón serrano cortado a taquitos pequeños, sal, pimienta negra, nuez moscada, 3 dientes de ajo, 2 cucharadas soperas de acite de oliva, 1 nuez de mantequilla, 250 ml. de leche,  3 cucharadas soperas de harina y queso parmesano para espolvorear.



1- Cocemos la coliflor cortada en ramitas en abundante agua con sal hasta que esté tierna, al dente. Escurrimos y reservamos.
2- Salteamos los robellones cortados en trozos de tamaño regular en una sartén con 2 cucharadas de aceite de oliva y con los ajos laminados. 
3- Agregamos el jamón y cocinamos 1 minuto más. Reservamos.


4- En un pequeño cacito ponemos la nuez de mantequilla y la harina. Movemos con unas varillas hasta que se dore ligeramente la harina.

5- Agregamos la leche, media cucharadita de sal, un pellizco de nuez moscada, otro de pimienta negra y movemos constantemente con las varillas hasta que la salsa espese.
6- Ponemos en una fuente de horno la coliflor cocida, encima el salteado de robellones al ajillo que teníamos reservado y mezclamos bien.


7- Cubrimos con una buena capa de salsa bechamel y espolvoreamos con parmesano abundantemente. Gratinamos unos minutos.

Anuncios