Bundt cake de jengibre y coco.

Vamos a hornear un buen bundt cake para los desayunos del fin de semana. Combinaremos el yogur de coco con una buena dosis de jengibre molido y el resultado será un estupendo bizcocho con sabor a otoño.  Estos bizcochos cunden bastante y son muy aromáticos y apetecibles. 
La corteza suele ser crujiente y doradita y la miga densa. Bizcochos con cuerpo que no se pueden comprar en ningún sitio. Elaborados con ingredientes naturales, sin conservantes ni añadidos nocivos para nuestra salud.
Pongamos dulces caseros en nuestras vidas. Huyamos lo más posible de la bollería industrial y disfrutemos del placer de sacar de nuestro horno un bizcocho casero, de los de toda la vida…

INGREDIENTES:

225 g. de mantequilla a temperatura ambiente, 250 g. de azúcar, 5 huevos XL, 470 g. de harina de repostería, 3 cucharaditas de bicarbonato, 2 cucharaditas de jengibre molido, pizca de sal, 250 g. de yogur de coco ( 2 yogures) y coco rallado para decorar Borges.


ELABORACIÓN:

 1- Batimos la mantequilla reblandecida a velocidad alta con unas varillas junto con el azúcar durante 4 ó 5 minutos, hasta que se vea una mezcla blanquecina y esponjosa.
2- Añadimos los huevos, uno a uno y seguimos batiendo a velocidad alta.
3- Tamizamos la harina junto con la sal, el jengibre molido y el bicarbonato.

4- Bajamos la velocidad de batido y añadimos la mezcla de harina poco a poco, alternando con el yogur y terminando con harina. Mezclamos hasta integrar.
5- Vertemos la masa obtenida en el molde perfectamente engrasado. Dejamos caer el molde sobre la encimera, protegiéndola con un paño de cocina doblado. Esto se hace con el fin de eliminar las burbujas de aire y de que la masa se meta por todos los recovecos del molde.


6- Horneamos a 180 grados ( horno precalentado) colocando el molde en la parte baja del horno, sobre una rejilla, para que el aire circule a través del tubo y consigamos un correcto horneado.
7- En cuanto pinchemos el cake con un palito y veamos que sale limpio de adherencias ( unos 50 minutos ), retiramos y dejamos templar dentro del molde, unos 10 minutos.
8- Desmoldamos y espolvoreamos con coco rallado al gusto.

Anuncios

Mini cordiales de coco.

 En Murcia son muy tradicionales estos cordiales de coco y aunque se pueden encontrar durante todo el año, la época en la que pueblan los puestecillos callejeros y los escaparates de las mejores pastelerías murcianas es la Navidad.
Antes de irme a Galicia, siempre compro una par de cajitas de dulces navideños murcianos para compartir con mi familia y este año seré yo misma la que elabore los cordiales. Nos han gustado muchísimo en casa, quedan muy jugosos y son muy sencillos de hacer.
En esta ocasión he elegido el formato mini, me apetecía que fuesen de bocado, pequeños, para compartir con varias amigas y endulzarles el café.
Valen la pena estos cordialitos caseros.
Aquí tenéis la receta, por si os apetece probarlos. La Navidad está a la vuelta de la esquina…

INGREDIENTES:

350 g. de azúcar, piel de un limón, 500 g. de coco rallado, 4 huevos, 150 g. de cabello de ángel y azúcar glas para espolvorear.

ELABORACIÓN:

Pulverizamos el azúcar durante 20 segundos, velocidad 10. O lo trituramos con un molinillo de café.
Añadimos la piel del limón y pulverizamos de nuevo durante 30 segundos.
Agregamos 500 g. de coco rallado y batimos 20 segundos a velocidad 7. O mezclamos a mano, con una cuchara de madera.


Incorporamos los huevos y seguimos mezclando ( velocidad 5 )
Ponemos ahora el cabello de ángel y volvemos a mezclar durante unos segundos ( velocidad 5 )
Colocamos pequeños montoncitos de masa sobre un trozo de oblea y metemos al horno precalentado a 180 grados hasta que estén doraditos.

Espolvoreamos con azúcar glas y conservamos en un recipiente cerrado en cuanto estén fríos.
Un capricho de dulce navideño…Buenísimos.

Alfajores de dulce de leche.

En cuanto ví estos alfajores en la “La cocina de Frabisa “, sabía que me iban a gustar muchísimo y decidí hornearlos en casa. Han sido un éxito total entre mi familia y amigos, tanto que, en poco más de una semana, ya los he tenido que repetir. 
Quedan unas galletas suaves y delicadas, como todas las que llevan Maizena, un relleno que me rechifla, dulce de leche y el toque de coco que las rodea, ya es el broche de oro.
Son muy fáciles de hacer, sólo hay que tener un poquito de paciencia y poner cariño, para poder disfrutar de unos alfajores caseros que se conservan varios días perfectos en una lata o recipiente hermético.
Valen la pena. Pocas galletas hay tan ricas y del gusto de todos los públicos!!!

INGREDIENTES:

250 g. de harina, 250 g. de Maizena, 2 cucharaditas de levadura Royal, 200 g. de mantequilla, 150 g. de azúcar, 3 yemas de huevo, 1 cucharadita de coñac, 1 cucharadita de extracto de vainilla, 1 cucharadita de ralladura de limón, dulce de leche y coco rallado ( aprox. 100 gramos ) 


ELABORACIÓN:

Batimos la mantequilla con el azúcar hasta formar una crema homogénea. Añadimos las yemas de huevo una a una, mezclando bien.
Agregamos el coñac, la vainilla y la ralladura de limón.


Tamizamos la Maizena, harina y levadura juntas y las incorporamos poco a poco, a cucharadas. Mezclamos bien.
Volcamos la masa en una superficie enharinada y formamos una bola. La tapamos con film y dejamos reposar media hora en el frigorífico.

Precalentamos el horno a 180 grados.
Cortamos la masa en dos partes iguales.
La estiramos con un rodillo, dándole un grosor de medio cm. aprox.
Damos forma a los alfajores con un cortador de galletas y los colocamos en una bandeja de horno con papel vegetal.


Horneamos por tandas unos 10 minutos aproximadamente.
Retiramos del horno y colocamos sobre una rejilla metálica.
Rellenamos con dulce de leche y juntamos las dos mitades del alfajor. Pincelamos los bordes con una brocha y pasamos por coco rallado.¡¡¡  Espectaculares!!!

Bizcocho de coco con glaseado de limón y chocolate negro.

Me encanta presentaros este bizcocho tan bueno y me encantaría saber que os animáis a hacer la receta y disfrutarlo. Para mí un pedacito de bizcocho casero, de los de toda la vida, es uno de los sencillos placeres que podemos disfrutar  a diario sin mucho esfuerzo . Casi todas las mamás sabemos la satisfacción que produce envolver en papel de aluminio un trozo de buen bizcocho y meterlo en la mochila de los colegiales.
Por suerte para ellas ,mis niñas saben lo que es un bizcocho casero. Bollos industriales no, gracias.¡¡¡Vivan los bizcochos caseros!!!
Calórico sí, pero con ingredientes sanos y naturales, ahí va mi mensaje y éste es mi bizcocho.

INGREDIENTES:

200 g. de margarina a temperatura ambiente, ralladura de un limón, 170 gramos de azúcar, 3 huevos, 60 g. de coco rallado, 4 cucharadas soperas de zumo de limón, 375 g.de harina de repostería con 1 sobre de polvo de hornear ( levadura Royal ), 200 g. de yogur de coco y 150 ml. de leche fría.

ELABORACIÓN:

Batimos la margarina, la ralladura de limón y el azúcar en un cuenco con unas varillas hasta que la mezcla esté ligera y esponjosa.
Añadimos los huevos, uno a uno, batiendo bien entre uno y otro.
Con una cuchara de madera incorporamos el coco rallado y 4 cucharadas soperas de zumo de limón. Mezclamos muy bien.

Añadimos 200 g. de yogur de coco y, por último, la harina tamizada con la levadura.
Mezclamos cuidadosamente hasta que todos los ingredientes estén bien integrados y obtengamos una masa suave y sin grumitos.

Vertemos la masa en un molde de corona engrasado y la extendemos uniformemente con una espátula.
Horneamos a 180 grados unos 50 minutos. Comprobamos la cocción pinchando el centro con un palito, si sale seco está en su punto.
Dejamos reposar 5 minutos en el molde y luego desmoldamos sobre una rejilla y dejamos que se enfríe.

Para preparar el glaseado de limón:   mezclamos en un pequeño cuenco 150 g. de azúcar glas con zumo de limón y removemos hasta conseguir la textura deseada.Si queremos un glaseado de limón ligerito, añadiremos mucho zumo y si lo que deseamos es un glaseado firme, poco zumo y más azúcar glas.
Una vez el bizcocho está completamente frío, vertemos el glaseado de limón sobre él dejando que resbale por los lados.

Para el glaseado de chocolate negro:  calentamos en un cacito 100 ml. de nata para montar y le añadimos 120 g. de chocolate negro Nestlé, removemos hasta que se funda y dejamos templar.
Vertemos sobre el bizcocho dejando que resbale por los lados.
Dejaremos enfriar y decoramos con unas virutillas de coco rallado.
Buenísimo!!!

Cortaditos de naranja y merengue de coco.

Esta tarde acompañamos el café de unos pastelillos de naranja y coco suaves y deliciosos que ahora mismo os voy a presentar.
Su bizcochito es muy aromático y esponjoso y el glaseado de merengue de coco que lo corona lo hace muy atractivo, me encanta.
Como sale un bizcocho bastante grande, podemos congelarlo en porciones o cortaditos para sacarlo en cuanto lo vayamos necesitando, así disfrutaremos en pocos minutos de un exquisito pastel sin necesidad de estar horneando. Probad, ya veréis que delicia!
INGREDIENTES:
2 naranjas de piel fina , 5 huevos, 175 g. de almendras molidas, 220 g. de azúcar, 75 g. de harina de trigo,1 sobre de levadura Royal, 3 claras de huevo, 55 g. más de azúcar y 65 g. de coco rallado.
ELABORACIÓN:
Lavamos muy bien las naranjas con un cepillo y las ponemos, sin pelar, en una cazuela con agua.
Dejamos que se cuezan durante diez minutos y retiramos del fuego, dejando que se enfríen a temperatura ambiente.
Las partimos en cuartos y les retiramos las pepitas. Las trituramos con una picadora y reservamos en un cuenco.
Mezclamos en un bol grande la harina , la levadura, las almendras molidas, el azúcar y los huevos batidos.
Le añadimos la naranja que teníamos reservada.
Mezclamos todos los ingredientes muy bien.
Vertemos en un molde rectangular engrasado y forrado con papel vegetal.
Horneamos a 180 grados hasta que la superficie se vea dorada y al pinchar el centro con un palito  salga limpio.
Mientras el bizcocho se hornea preparamos el merengue de coco que lo va a recubrir.
Para ello, batimos 3 claras a punto de nieve fuerte y le añadimos 55 g. de azúcar sin dejar de batir, hasta que esté bien disuelto.
Incorporaremos el coco al merengue con cuidado, con movimientos envolventes y lo extenderemos con una espátula sobre el bizcocho.
Gratinamos unos minutos para que el merengue coja un ligero color dorado y retiramos del horno.
Cuando el bizcocho esté totalmente frío le daremos forma a nuestros pastelillos con un cuchillo o con unos cortadores de galletas, lo que más nos guste.
A disfrutar!!!

Tarta de coco y naranja

Exquisita y ligera tarta de coco y naranja, servida con yogur griego o nata líquida tendremos un postre muy refrescante.

INGREDIENTES: zumo de 2 naranjas, 125 g. de azucar glas, 4 huevos ( separada las claras de las yemas), 125 g. de coco rallado, 50 g. de miga de pan blanco fresco, 90 g. de miel, cáscara de naranja y limón para decorar.

ELABORACIÓN: exprimir el zumo de dos naranjas y rallar la cáscara. Ponerlo en un bol con el azúcar y las yemas de huevo y batir hasta obtener una mezcla pálida y cremosa. Incorporamos el coco y la miga de pan.
En otro bol, montar las claras a punto de nieve fuerte e incorporarlas a la mezcla cremosa. Ponemos todo en el molde engrasado y forrado con papel de horno, para facilitar el desmoldado. 180 grados durante 30- 35 minutos, hasta que la tarta haya subido y aparezca doradita y muy esponjosa al tacto.
Dejarla enfriar en el molde durante diez minutos. Desmoldar, cortar en porciones y bañar con una mezcla de zumo de naranja y miel.

Decoramos también con tiritas de naranja y limón, que la aromatizan enormemente. Es una delicia.