Corona de brioche.

Hoy os traigo una corona de brioche, alternativa al clásico roscón de Reyes , muy sencilla y rápida de preparar. Respetando los levados y los pasos a seguir, cualquiera puede tener un  delicioso brioche para el desayuno y la merienda sin complicarse mucho la vida.
Absolutamente jugoso, esponjoso e irresistible. Se conserva muy bien durante 3 días si tenemos la precaución de guardarlo en una bolsa o envuelto en film en cuánto se enfríe del todo. Vereis que no pierde ternura y está perfecto para disfrutarlo hasta la última miguita.


INGREDIENTES:

600 g. de harina de repostería, 2 sobres de levadura para panadería ( en polvo), pizca de sal, 130 g. de azúcar,  250 ml. de leche tibia, 100 g. de mantequilla a temperatura ambiente y 2 huevos XL. Huevo batido para pincelar y azúcar glas para espolvorear. 


ELABORACIÓN:

1- Ponemos en un cuenco la leche, la calentamos en el microondas 30 segundos y le añadimos la levadura en polvo, mezclando bien y dejamos que repose esta mezcla durante 10 minutos.
2- Mientras reposa, ponemos en el bol de la amasadora (o recipiente hondo si vamos a amasar a mano), la harina, la sal, la mantequilla y el azúcar.


3- Ponemos la amasadora en marcha y mezclamos, añadiendo poco a poco los huevos ligeramente batidos y mezclando a velocidad baja.
4- Seguimos añadiendo al bol la mezcla de leche y levadura, poco a poco desde el borde del recipiente. Mezclamos bien hasta conseguir una masa ligada y con todos los ingredientes bien integrados. No debe resultar nada pegajosa. Si esto sucede, añadiremos algo más de harina.
5- Tapamos la bola de masa y dejamos reposar 1 hora aprox. hasta que doble su tamaño.
6- Transcurrido este tiempo, amasamos un minuto más y colocamos la masa sobre una superficie enharinada. 

7- La cortamos en 3 partes de idéntico tamaño ( peso) y les damos forma de churro.
8- Las colocamos alineadas paralelamente ( una al lado de la otra) y las trenzamos ( como haríamos una trenza a una muñeca). 
9- Pasamos la trenza a una bandeja de horno ( o silpat sobre rejilla metálica) y la cerramos por un extremo para darle forma de corona.
10- Pincelamos bien con huevo batido y dejamos reposar dentro del horno apagado, hasta que doble tamaño, algo más de media hora.


11- Precalentamos el horno a 180 grados y horneamos nuestra corona de brioche hasta que se vea bien doradita.
12- Retiramos del horno y espolvoreamos con azúcar glas. Lista para disfrutar con un buen chocolate calentito…

Anuncios

Pan de Papá Noél.

A menudo, dándonos una vuelta por las redes sociales encontramos cosas curiosas, fotos, vídeos y recetas que llaman nuestra atención. Desde que ví en facebook este pan de Papá Noél, idea original de “Evasion et plaisirs gourmands “, quise ponerme a amasarlo y sorprender a mis niñas con un pan dulce y bonito para mojar en el chocolate. Nos ha encantado. Divertido hacerlo y maravilloso disfrutarlo luego.
La masa muy manejable, nada pegajosa. Ideal para hacer cualquier figura que se nos ocurra. El sabor magnífico, recuerda al brioche, algo más firme, buenísimo.
 Animáos, si tenéis niños en casa estarán encantados de merendarse a Papá Noél !!! 


INGREDIENTES:

540 g. de harina de fuerza, 150 g. de azúcar, 2 paquetes de levadura seca de panadería, 1 cucharadita de sal, 125 ml. de leche, 60 ml. de agua, 60 g. de mantequilla cortada a cubitos, 2 huevos, 2 arándanos deshidratados o pasas (para los ojos ), 2 yemas de huevo y una pizca de colorante alimentario rojo.


ELABORACIÓN:

Mezclamos en un recipiente hondo la harina, el azúcar, la levadura y la sal.
En un cazo ponemos a calentar la leche, el agua y la mantequilla cortada a cubitos.
Mezclamos los ingredientes secos con los líquidos y añadimos los huevos. Mezclamos bien.
Si la masa resulta pegajosa, añadimos un poco más de harina. 
Amasamos hasta que resulte elástica.
Tapamos la bola de masa y dejamos levar hasta que doble tamaño, una hora aproximadamente.


Noqueamos la masa y la dividimos en 2 partes. Una de ellas algo más grande que la otra.

Damos forma de triángulo isósceles a la parte de masa más grande, con los vértices redondeados.
Será la cara y el gorro de Papá Noél.
La parte más pequeña de masa será la barba. Reservamos un trozo de masa para luego hacer la nariz y la doblez del gorro y con la restante damos forma a la barba.
La estiramos con un rodillo y cortamos tiras sin llegar hasta arriba, con un cortador de pizza o un cuchillo.
Ponemos la barba en el rostro de Papá Noél y descolocamos un poco las tiras de masa para darle movimiento a la barba.


Ponemos una bola de masa a modo de nariz. Dos arándamos deshidratados a modo de ojos, una bola y una tira de masa para el gorro.

Batimos una yema de huevo y le añadimos una pizca de colorante rojo. Pincelamos gorro , nariz y boca.
Con la otra yema sin colorante, pincelamos el resto de la cara y barba.
Horneamos a 180 grados 15 minutos ( cubierto con papel de aluminio ) y 10 minutos más (sin cubrir ). Enfriar en rejilla metálica.

Brioche de jengibre y almendras.

Me encantaría que probáseis este delicioso brioche. Ha quedado super esponjoso, aromático, de miga suave y acompañado de una taza de chocolate caliente nos lleva a la felicidad absoluta, doy fe.
Me gusta hornear estos panes dulces siempre en fin de semana, para poder disfrutarlos con calma acompañados de té o chocolate, sin las prisas de los horarios de cole y de las actividades extraescolares que me tienen más liada durante la semana. 
No podía dejar de compartir esta receta con vosotr@s, ya que ha quedado estupendo y merece que cuando os apetezca hornear un brioche, lo tengáis presente.Ya me contaréis…

INGREDIENTES:

2 huevos grandes, 250 ml. de leche, medio cubito de levadura fresca de panadería (25 gramos ), 100 g. de azúcar, 450 g. de harina de trigo,50 g. de almendras molidas, 100 g. de mantequilla a temperatura ambiente,pizca de sal y media cucharadita de jengibre molido. Almendra crocanti y azúcar para espolvorear. Huevo batido para pincelar.


ELABORACIÓN:

Para elaborarlo con panificadora, ya sabéis, ponemos primero los ingredientes líquidos ( huevos batidos, leche tibia y mantequilla reblandecida ), seguidos de los ingredientes sólidos (azúcar, harina, sal, almendras, jengibre y levadura desmenuzada )
Programa 4, pan dulce.


La panificadora se ocupa del amasado y levado. Antes del segundo levado, retiramos la masa de la cubeta y la colocamos sobre la encimera enharinada.
Si queda muy pegajosa añadiremos un poquitín más de harina.
Cortamos  la masa en trozos de igual tamaño a los que damos forma de bolas.
Estiramos cada bola dándole forma de churro y lo enrollamos sobre sí mismo, colocándolo en un molde engrasado y forrado con papel vegetal.
Procedemos del mismo modo hasta agotar la masa.


Pincelamos la superficie del brioche con huevo batido y espolvoreamos con almendra crocanti y algo de azúcar.
Ponemos en un lugar fuera de corrientes de aire y dejamos levar hasta que doble tamaño, una media hora ( o algo más )
Horneamos a 180 grados en la parte baja del horno ( precalentado )
Retiramos cuando se vea doradito y en su punto.
Dejamos enfriar sobre una rejilla.


Si queremos hacer nuestro brioche a mano, procedemos de la misma manera, mezclando los ingredientes en un cuenco grande. Hacemos un volcán con la harina y en el hueco central, ponemos la leche tibia, en la que habremos disuelto la levadura.
Añadimos los demás ingredientes y amasamos hasta conseguir una masa lisa y elástica. Dejamos levar tapada hasta que doble tamaño y procedemos de la misma manera que lo explicado para la panificadora.

Brioche glaseado.

Un brioche delicioso para el desayuno salpicado de pepitas de chocolate y especiado con canela. Lo rematamos con un poco de glaseado de limón y preparamos un café o un vasito de leche fría para acompañar esta delicia tierna y con suave aroma a canela.
Si tenemos panificadora se prepara en un momento , en caso contrario, seguiremos los mismos pasos, pero mezclando a mano los ingredientes, quedará igual de bueno, por supuesto.

INGREDIENTES:

500 g. de harina de repostería, 25 g. de levadura fresca, 100 g. de azúcar, 1 cucharadita de canela molida, 250 ml. de leche, 2 huevos, 6 cucharadas de mantequilla blandita, pizca de sal, pepitas de chocolate al gusto y 1 huevo batido para pincelar.

Para el glaseado: azúcar glas y zumo de limón.

ELABORACIÓN:

Lo primero que debemos hacer es meter la congelador las pepitas de chocolate que vamos a añadir al brioche para que estén bien firmes y no se deshagan en el momento de la adicción.
Mezclamos en un gran bol la harina, canela, un pellizco de sal y el azúcar.
Disolvemos la levadura en un poco de leche templada removiendo muy bien.

Añadimos a la harina esta mezcla, la leche restante,los huevos batidos y la mantequilla blandita.
Removemos cuidadosamente hasta que todos los ingredientes se vean integrados y consigamos una masa elástica y pegajosa.
Tapamos el cuenco y dejamos reposar hasta que doble su tamaño, unos 45 minutos.

Transcurrido este tiempo, añadimos las pepitas de chocolate que teníamos en el congelador y amasamos un poco para repartirlas por toda la masa. La ponemos sobre una encimera enharinada y la dividimos en porciones de idéntico tamaño ( pesándolas ).
Formamos una bola con cada porción y las colocamos en un molde con forma rectangular o cuadrada.
Con una tijera de cocina cortamos una cruz  en la parte superior de cada bollo y pincelamos con huevo batido.

Horneamos a 180 grados ( precalentando el horno ) hasta que se vea el brioche doradito, unos 20 minutos.
Desmoldamos y dejamos que se enfríe sobre una rejilla.
Glaseamos con una mezcla de azúcar glas y zumo de limón.

Si preferimos elaborar nuestro brioche con panificadora: ponemos en la cubeta primero los ingredientes líquidos seguidos de los ingredientes sólidos. Programa 4, pan dulce.
Seguimos los mismos pasos que en la elaboración manual.

Flor de brioche con arándanos.

Ayer por la tarde nos reunimos unas cuántas amigas  y me pareció que con la tarde  lluviosa y fría que hacía, lo más apetecible era un café calentito y un delicioso bollito con arándanos, así que horneé uno para mi casa y otro para llevar a la reunión. Gustó mucho y voy a compartirlo con vosotr@s, por si os apetece hacerlo, ya veréis que jugosito y rico está.

INGREDIENTES:
275 g. de harina de trigo, 25 g. de levadura fresca, 100 ml. de leche templada, 1 huevo, 25 g. de mantequilla blandita, 50 g. de azúcar y 40 g. de arándanos deshidratados.
Huevo batido y mantequilla para pincelar.
ELABORACIÓN:
Ponemos en un bol la harina con el azúcar y un pellizco de sal.
Derretimos la levadura en la leche templada, removiendo bien y la agregamos a la harina.
Mezclamos hasta que se integren.
Añadimos el huevo batido y la mantequilla blandita. Seguimos mezlando hasta conseguir una bola de masa lisa y elástica.
Ponemos los arándanos ( sin hidratar) y amasamos un poco para que se repartan por toda la masa.
Tapamos el bol con la masa y dejamos levar en un lugar templado durante 45 minutos, hasta que doble su tamaño.
Aplastamos un poco la masa con los nudillos y la dividimos en 6 partes iguales.
Estiramos con un rodillo cada una de esas seis partes y la envolvemos sobre sí misma, formando un rollito.
Repetimos la misma operación con las 6 bolitas.
Las colocamos en un molde forrado con papel vegetal dándole al bollo forma de flor.

Pincelamos con mantequilla y huevo batido y dejamos levar de nuevo hasta que doble su tamaño.
Horneamos a 180 grados hasta que se vea doradito.
Retiramos y dejamos que se enfríe en una rejilla.
Es delicioso y los arándanos le dan un toque muy especial.

Fantans de Nueva Inglaterra.

Os quiero animar a hacer estos deliciosos panecillos de nombre tan original. Son ideales para poner en nuestra mesa navideña y agasajar a familiares y amigos con un pan especial, de miga tierna y adecuado para acompañar nuestros mejores platos de Navidad:  patés, sopas, asados…
Espero que os guste y os animéis a hornearlo, el resultado vale la pena y quizás se quede en vuestras mesas durante todo el año, yo creo que sí…
INGREDIENTES:
15 g. de levadura fresca de panadería, 75 ml. de suero de leche a temperatura ambiente, 2 cucharaditas de azúcar blanco, 75 ml. de leche, 5 cucharaditas de mantequilla, 375 g. de harina de trigo, 1 cucharadita de sal y un huevo ligeramente batido. ( Salen 6 bollitos, si necesitáis una docena duplicad las cantidades ).
ELABORACIÓN:
Engrasar una bandeja de muffins con 6 cavidades.
Elaboramos el suero de leche mezclando 75 ml. de leche a temperatura ambiente con el zumo de medio limón, mezclamos y dejamos que repose esta mezcla 10 minutos. Transcurrido este tiempo ya tendremos listo el suero de leche.
Mezclamos la levadura con el suero de leche y el azúcar y dejamos reposar 15 minutos.
Calentamos 75 ml. de leche en un cazo con 40 g. de mantequilla hasta que se haya derretido. Retiramos del fuego y dejamos templar.
Tamizamos la harina y la sal. Le añadimos la mixtura de levadura, la mixtura de leche y el huevo ligeramente batido.
Mezclamos hasta conseguir una masa blanda. La ponemos en una superficie enharinada y la trabajamos 10 minutos hasta que se vea lisa y elástica.
La ponemos en un bol aceitado cubierta con film y dejamos levar 1 hora, hasta que doble su tamaño.
Ponemos la masa de nuevo en una mesa de trabajo, la noqueamos y la extendemos con un rodillo formando un rectángulo de 45 x30 cm. y de 5 mm. de grosor.
Derretimos la mantequilla restante y pincelamos el rectángulo de masa con ella.
La cortamos longitudinalmente con un cuchillo bien afilado en 5 tiras iguales. Las ponemos una sobre otra y volvemos a cortar en partes iguales transversalmente.
Sellamos uno de los lados de cada montón de tiras y las ponemos en la bandeja de muffins con la parte sellada hacia abajo y por arriba se quedará la forma de libro abierto.
Dejamos levar de nuevo hasta que los panecillos doblen su tamaño, unos 40 minutos.
Percalentamos el horno a 200 grados y horneamos unos 20 minutos , hasta que tomen color.
Desmoldar y enfriar en rejilla.
Esperamos a que se enfrien para servirlos. Acompañan divinamente platos salados , cremas , sopas, etc…
Espero que os gusten.
Os recuerdo que seguimos de sorteo . Apuntaos corriendo, que nadie se quede fuera…Hasta el día 22 de Diciembre.

Brioche delicioso.

Os presento  a los deliciosos panecillos brioche, ideales para desayunos y meriendas, solos o acompañados de nuestro relleno favorito siempre triunfan.
Se pueden congelar recién hechos, en bolsas individuales de bocadillo e ir sacándolos según necesitemos, así disfrutaremos de unos deliciosos brioche tiernos y esponjosos, como recién horneados.
Hay multitud de recetas, todas muy parecidas, pero yo me quedo con la de Silvia, “Chef Silvia” ,  magnífica.
INGREDIENTES:
275 g. de harina, 25 g. de levadura fresca, 100 ml. de leche, 25 g. de mantequilla blandita, 1 huevo, 50 g. de azúcar, pizca de sal, mantequilla y huevo batido para pincelar.

A mí me ayuda a hacerlos la panificadora, pero pueden amasarse perfectamente a mano mezclando en un bol los ingredientes por el mismo orden y cuidando de trabajar muy bien la masa. 

Con estas cantidades de ingredientes salen 6 unidades, se pueden duplicar perfectamente para obtener una docenita de bollitos, la masa es bastante manejable y si nos resulta un poco pegajosa, añadimos más harina.

ELABORACIÓN:
Calentamos un poco la leche en el microondas y disolvemos la levadura en la leche.
Ponemos los ingredientes en la cubeta panificadora por este orden:   Leche con la levadura disuelta, mantequilla, huevo, harina, sal y  azúcar.
Programa 4 de la panificadora :  Pan Dulce, que amasa durante una media hora.
En cuanto acabe el primer amasado, retiramos de la cubeta y colocamos la masa sobre la mesa de trabajo enharinada. Si vemos que está un poco pegajosa, añadimos un poquito más de harina.
Dividimos la masa en 6 trozos iguales y damos forma a los bollitos de la siguiente manera :
Cada bola se divide en dos partes y se estira con un rodillo formando 2 tiras alargadas. Enrollamos las tiras como si fuese un brazo de gitano, sobre sí mismas y una alrededor de la otra.
Colocamos el bollito dentro de un molde para muffins con un trozo de papel, para que queden más vistosos y repetimos esta operación hasta agotar la masa.
Pintamos con mantequilla  y huevo batido los brioche y dejamos levar hasta que doblen su tamaño.
Horneamos a 180 grados  ( en horno precalentado ) , hasta que se vean doraditos.
El olor que desprenden al hornearlos es increible, no tengo palabras… Hay que probarlos.


Panecillos de brioche

Estos cerditos de brioche son ligeramente dulces y van rellenos de mermelada de albaricoque. Ideales para el desayuno con una buena taza de chocolate humeante o para la merienda.

Admiten múltiples rellenos: crema pastelera, jamón y queso, salami, etc…