Bizcocho de Maicena

Vamos a hornear un delicioso bizcocho de Maicena. Me encanta por su textura suave y aterciopelada. En la boca resulta casi cremoso por la harina de maíz, fino y delicado, absolutamente delicioso y difícil de olvidar.
Le he puesto frutas confitadas que tanto nos gustan y ha resultado un magnífico acompañante para las tacitas de chocolate caliente que alegran las tardes frías e invernales.
Un bizcocho gordito, original y muy recomendable. Probad, ya vereis…


INGREDIENTES:

250 g. de mantequilla a temperatura ambiente, 250 g. de azúcar, 3 huevos XL, pizca de sal, 150 g. de Maicena, 150 g. de harina de repostería, 2 cucharaditas colmadas de levadura en polvo, 60 ml. de leche. Frutas confitadas al gusto y azúcar glas para espolvorear.


ELABORACIÓN:

1- Batimos la mantequilla a temperatura ambiente y añadimos poco a poco el azúcar. Batimos hasta que la mezcla sea blanquecina y esponjosa.
2- Agregamos las yemas una a una y seguimos batiendo.
3- Montamos las claras a punto de nieve firme con un pellizquito de sal. Reservamos.


4- Tamizamos la harina junto con la levadura y la Maicena. Las añadimos poco a poco a la crema de mantequilla batiendo a velocidad baja y alternando con la leche.
5- Por último, agregamos las claras montadas a punto de nieve y mezclamos con movimientos envolventes usando una lengua pastelera.
6- He utilizado un molde redondo de 20 cm. de diámetro y de paredes altas, engrasado y forrado con papel vegetal.


7- Vertemos la masa en el molde y alisamos la superficie con una espátula, dejando caer el molde sobre la encimera 3 ó 4 veces para que se asiente e iguale la masa.
8- Colocamos frutas escarchadas sobre la superficie y metemos al horno precalentado a 180 grados hasta que al pinchar el centro del bizcocho con un palito veamos que sale limpio.
9- Retiramos del horno, desmoldamos sobre una rejilla y espolvoreamos con azúcar glas.

Anuncios

Bizcocho de coco y mousse de arándanos.

Bizcochito de coco que vamos a rellenar con mousse de arándamos y cortaremos en pequeños cuadraditos similares a petit fours de bizcocho y crema.
Suave, delicioso y muy fresco. Ideal para la merienda y el café. Imposible tomar sólo uno…

INGREDIENTES:

Bizcocho: 155 g. de azúcar glas, 85 g. de coco rallado Borges, 5 huevos, pizca de sal, 60 g. de harina de repostería y 65 g. de Maicena.
Mousse de arándanos:  300 g. de arándanos, 50 g. de azúcar glas, 12 hojas de gelatina, ralladura de limón, 500 ml. de leche, 1 vaina de vainilla, 150 g. de azúcar y 400 g. de nata para montar. 

ELABORACIÓN:

1- Precalentamos el horno a 180 grados.
2- Separamos las yemas de las claras de huevo y batimos las yemas con la mitad del azúcar hasta que estén espumosas.
3- Añadimos el coco rallado y mezclamos.
4- Montamos las claras a punto de nieve con una pizca de sal. Agregamos el azúcar glas restante poco a poco.
5- Tamizamos harina y Maicena juntas y las agregamos a la mezcla de yemas de huevo.

6- Por último, añadimos las claras montadas a punto de nieve y mezclamos con movimientos envolventes, suavemente.
7- Vertemos en un molde rectangular, alisamos con una espátula y horneamos hasta que se vea doradito, unos 20 minutos. Desmoldamos y dejamos enfriar sobre una rejilla.

8- Mousse de arándanos:  Ponemos el puré de arándanos y el azúcar glas en un colador o tamiz y presionamos con una cuchara, para recoger la parte líquida y desechar la más sólida.
9- En un cazo ponemos la leche, ralladura de limón y la vaina de vainilla raspada. Damos un hervor, apagamos y dejamos templar.
10- Añadimos a la leche 150 g. de azúcar y la gelatina ( previamente remojada en agua y escurrida). Mezclamos muy bien.
11- Agregamos el puré de arándanos y metemos al frigorífico, hasta que comience a gelatinizar. Momento en el que añadiremos la nata montada.












12- Montar el pastel:  Cortamos el bizcocho en 2 partes con una lira o cuchillo afilado.
13- Sobre la base de bizcocho ponemos una capa de puré de arándanos.
14- Sobre el puré, otra capa de bizcocho y terminamos con una fina capa de puré, alisando bien la superficie. Salpicamos con coco rallado y decoramos con unas bolitas de azúcar.
15- Dejamos enfriar y luego cortamos en pequeños cuadrados.

Bizcocho de peras a la canela.


Como sabéis los que soléis visitarme, las frutas son parte fundamental en mi cocina. Cada vez que puedo las incluyo en mis recetas dulces y saladas.
En esta ocasión vuelvo a recomendaros una de mis frutas favoritas, la perita, cocinada a la canela y horneada en un bizcocho a la canela bien tierno y esponjoso.
Imprescindibles en mi casa los bizcochos caseros. Cuando uno se acaba ya estamos pensando en el siguiente. No hay dulce más apetecible a casi cualquier hora y que admita más combinaciones… La imaginación al poder.

INGREDIENTES:

280 g. de harina de repostería, 1 sobre de levadura en polvo, 1 cucharadita de canela molida, 3 huevos XL, 150 g. de azúcar, 200 ml. de aceite de oliva suave,100 ml. de leche, 2 cucharadas soperas de zumo de limón, 6 peritas de pequeño tamaño, 1 rama de canela, 50 g. de azúcar y un chorro de licor de canela o ron.

ELABORACIÓN:

1- Ponemos un cazo al fuego con las peritas (con o sin piel, al gusto) cubiertas de agua,1 palo de canela, 50 g. de azúcar y un buen chorro de ron o licor de canela. Cocinamos durante 5 minutos. Las peras comienzan a estar blandas y aromatizadas a la canela.
2- Retiramos y escurrimos las peras. Reservamos.


3- Montamos los huevos junto con el azúcar hasta que se vean esponjosos.
4- Agregamos la leche mezclada con 2 cucharadas de zumo de limón. 
5- Añadimos el aceite en hilito desde el borde del recipiente.
6- Tamizamos la harina junto con la levadura y la canela y  añadimos poco a poco, mezclando suavemente.
7- Vertemos la masa obtenida sobre un molde redondo engrasado.

8- Recuperamos las peras, les cortamos la parte de abajo para que se mantengan de pie y las colocamos sobre la masa en el molde repartiéndolas bien.
9- Metemos al horno precalentado a 180 grados hasta que se vea doradito.
10- Desmoldamos sobre una rejilla y servimos espolvoreado con azúcar glas.

Cebra cake.

Pastel cebra. Bizcochito de vainilla y chocolate ideal para la merienda y el desayuno. Delicioso, con un corte bien llamativo que lo hace todavía más apetecible. Sin nada de mantequilla, simplemente con buen aceite de oliva y ralladura de naranja para aromatizarlo. Una nube de azúcar glas para coronarlo y nada más.
Vale la pena, ya veréis qué requetedelicioso…

                                                                                        Fuente: “Lorraine Pascale”

INGREDIENTES:

300 g. de harina de trigo, 1 sobre de levadura en polvo, 250 ml. de aceite de oliva suave, 100 ml. de leche, 4 huevos medianos, 200 g. de azúcar, 3 gotas de esencia de vainilla, 25 g. de cacao en polvo sin azúcar y ralladura de una naranja. Azúcar glas para espolvorear.

ELABORACIÓN:

1- Ponemos en un recipiente hondo el aceite, el azúcar, los huevos, la vainilla, la leche y la ralladura de naranja.
2- Batimos con unas varillas ( mejor que con la batidora eléctrica, para no meter demasiado aire a la mezcla).
3- Vertemos 40 ml. de la masa obtenida en un cuenco grande y los otros 40 ml. de masa en otro.
4- Tamizamos la harina junto con la levadura y la dividimos en 2 partes.
5- A una de las partes le añadimos el cacao en polvo sin azúcar.

6- Mezclamos la harina con cacao con una de las partes de masa y obtenemos la masa de chocolate.
7- Mezclamos la harina sin cacao con la otra parte de masa y obtenemos la masa de vainilla.
8- Engrasamos un molde redondo de 23 cm. de diámetro.
9- Vertemos una cucharada de masa de vainilla en el centro del molde.

10- A continuación, vertemos una cucharada de masa de chocolate en el medio de la de vainilla. Y así sucesivamente, alternando las cucharadas de chocolate y vainilla hasta agotar las masas.
11- Horneamos a 180 grados ( horno precalentado) durante unos 35 minutos.
12- Dejamos templar el pastel durante 5 minutos dentro del molde y luego desmoldamos sobre una rejilla.
13- Espolvoreamos con azúcar glas.

Bizcocho jugoso de manzana.

Delicioso bizcocho para desayunos y meriendas. Muy sencillo de hacer y con un resultado fabuloso. He utilizado unos estupendos huevos caseros para su elaboración y el resultado final se nota… Queda húmedo y jugoso durante un par de días y al llevar manzana, le aporta una jugosidad extra que lo hace irresistible.
Acabamos espolvoreándolo con azúcar moreno y canela antes del horneado. Y después lo pincelaremos con una buena mermelada de ciruela. Delicioso. 

INGREDIENTES:

1 yogur griego Danone, 1 vaso de yogur de aceite de oliva suave, 2 vasos de yogur de azúcar, ralladura de limón, 3 vasos de yogur de harina de trigo, 1 sobre de levadura en polvo y 4 huevos caseros. 2 manzanas Golden. Azúcar moreno y canela en polvo para espolvorear.


ELABORACIÓN:

1- Montamos los huevos con el azúcar hasta que se vean esponjosos y cremosos.
2- Añadimos el yogur y seguimos batiendo.
3- Agregamos el aceite en hilito desde el borde del bol. Mezclamos.
4- Ponemos la ralladura de limón.


5- Tamizamos la harina junto con la levadura y la añadimos poco a poco, mezclando con unas varillas.
6- Vertemos la masa obtenida sobre un molde redondo engrasado.
7- Sobre la masa colocaremos la manzana sin piel loncheada y rociada con zumo de limón para que no se oxide, repartiéndola por toda la superficie.
8- Espolvoreamos con una mezcla de azúcar moreno y canela.

9- Metemos al horno precalentado a 180 grados hasta que se vea bien doradito y al pinchar el centro con un palito, éste salga limpio de adherencias.
10- Desmoldamos sobre una rejilla y en caliente pincelamos con mermelada de ciruela.

Bizcochitos de crema de licor y chocolate.

De los dulces que más nos gustan en casa para la merienda y el desayuno son los bizcochos. En esta ocasión he decidido hornearlos en pequeños moldes individuales y aromatizarlos con una crema de licor que adquirí recientemente en una feria gastronómica. La masa de este bizcocho va enriquecida también con queso y yogur griego. Ha resultado un bizcocho delicioso, para no perdérselo y , por supuesto, puede hornearse en un solo molde o en moldecitos individuales, resulta sabrosísimo, os lo recomiendo.

INGREDIENTES:

2 huevos XL, 100 g. de azúcar, 250 g. de harina especial bizcochos ( ya lleva levadura ), 1 sobrecito de bicarbonato (3,3 g ), 125 g. de mantequilla a temperatura ambiente, 1 yogur griego, 110 ml. de crema de licor, 100 g. de queso crema, 100 ml. de leche y lascas de chocolate al gusto.


ELABORACIÓN:

1- Batimos los huevos junto con el azúcar con unas varillas a velocidad alta hasta obtener la textura de una crema semimontada. 
2- Bajamos la velocidad y añadimos poco a poco y desde el borde del bol el yogur griego, a continuación el queso crema , la crema de licor y la leche.
3- Añadimos la mantequilla a temperatura ambiente.

4- Tamizamos la harina junto con el bicarbonato y la añadimos poco a poco a cucharadas, sin dejar de mezclar a velocidad baja hasta que veamos una masa con todos los ingredientes bien integrados.
5- Vertemos la masa en moldecitos antiadherentes engrasados con mantequilla o aceite, llenando tres cuartas partes de su capacidad, para que no rebosen al hornearlos.


6- Ponemos unas lasquitas de chocolate sobre la masa en cada molde y horneamos ( horno precalentado ) a 180 grados hasta que al pinchar el centro con un palito salga limpio de adherencias.
7- Desmoldamos sobre una rejilla.

Brazo de crema y chocolate. Receta infalible.

Postre de toda la vida, de los que ponían nuestras madres cuando querían lucirse y hacer de la merienda un momento especial. Ideal para los cafés con amigas o los tés más exquisitos y refinados. Sin desmerecer a los preciosos cupcakes o los deliciosos petit fours, nuestro bracito de toda la vida, relleno de deliciosa crema de vainilla y cubierto del mejor chocolate belga, está de rechupete.
Aunque parezca sencillo, no a todo el mundo le sale a la primera. Por eso quiero daros una receta infalible, con la que vais a conseguir un bizcochito esponjoso, flexible para que no se rompa y al que podéis poner el relleno que más os guste.¡¡¡Os quedará un brazo perfecto!!!


INGREDIENTES:

3 huevos, 75 g. de azúcar, 1 chorrito de vainilla líquida y 75 g. de harina de repostería.
Para la crema de vainilla:  500 g. de leche, 4 yemas de huevo,100 g. de azúcar, 40 g. de maicena y una cucharada sopera de vainilla líquida.
Para la cobertura: chocolate con leche belga ( Lidl) especial para fundir y bolitas de caramelo.


ELABORACIÓN:

1- Batimos los huevos con el azúcar a máxima velocidad hasta conseguir una textura muy cremosa ( es lo que le va a dar esponjosidad a nuestro bizcocho, ya que no lleva nada de levadura).
2- Añadimos la vainilla líquida y seguimos montando la crema.
3- Tamizamos la harina y la añadimos muy poco a poco, mezclando a velocidad baja hasta que se vea integrada.
4- Engrasamos una placa de horno y la forramos con papel vegetal.

5- Vertemos la masa sobre la placa y alisamos la superficie con una espátula.
6- Horneamos a 180 grados ( horno precalentado ), durante 10 minutos. Muy importante no pasarse con la cocción, ya que el bizcocho perderá flexibilidad y tersura.
7- Desmoldamos sobre un paño de cocina ligeramente humedecido e inmediatamente lo enrollamos sobre sí mismo, en caliente, ayudándonos con el paño. Dejamos que se enfríe completamente así enrollado.


8- Crema de vainilla:  Ponemos todos los ingredientes en un pequeño cazo a fuego medio. Removemos constantemente con unas varillas hasta que la crema espese. Retiramos y dejamos templar tapada con film para que no se forme ” costra”.
9- Desenrollamos con cuidado el bizcocho, rellenamos con la crema de vainilla y volvemos a enrollar.
10- Fundimos el chocolate en el microondas y vertemos sobre el brazo decorándolo a nuestro gusto. Ponemos unas bolitas de caramelo.
11- Servir fresquito, mmm…

Tarta de cumpleaños.

Esta es la tarta de cumpleaños de mi pequeña Julia. Aunque la fiesta se celebre con sus amiguitas y la consabida tarta de chocolate y galletas que tanto gusta a las niñas sea la estrella, en casa, con la familia, no puede faltar un buen pastel de cumpleaños para la princesa de la casa, para que apague sus 8 velitas y pida un deseo importante. 
Qué placer ver su carita sonriente ante el pastel, cerrando los ojos y soplando las velas con todas sus fuerzas…Creo que tardaré en olvidar esa imagen!!!
He procurado que el pastel fuese totalmente de su gusto:  bizcocho sin almíbares ni mermeladas ( no le gustan ), relleno de chocolate ( le rechifla), cubierto de la crema de mantequilla suave que tanto le gusta ( si no la freno se la toma a cucharadas…)
A Julia le ha encantado y me ha dicho si se lo puedo preparar más veces aunque no sea su cumpleaños…Para comérsela!!! ¿Cómo no se lo voy a preparar ?…

INGREDIENTES:

Para los bizcochos:  350 g. de harina con levadura, 1 cucharadita de bicarbonato, 225 g. de mantequilla a temperatura ambiente, 4 huevos,  225 ml. de leche, 2 cucharaditas de vainilla líquida, 350 g. de azúcar y colorante rosa en gel.

Para el relleno de los bizcochos: 1 tableta de chocolate fondant Valor y 120 ml. de leche.

Para la crema de mantequilla:  375 g. de mantequilla , 500 g. de azúcar glas, 1 pizca de colorante rosa en gel y 2 cucharadas de nata líquida. ( La receta de esta crema está inspirada en “El rincón de Bea “ )

ELABORACIÓN:

1- Tamizamos la harina junto con el bicarbonato y reservamos.
2- Batimos la mantequilla a temperatura ambiente junto con el azúcar hasta que doblen tamaño y se vea una mecla blanquecina.
3- Añadimos los huevos uno a uno y seguimos batiendo.
4- Agregamos la vainilla líquida y mezclamos.

5- Comenzamos a añadir la harina poco a poco, alternándola con la leche y seguimos batiendo a velocidad baja hasta completar toda la harina.
6- Repartimos la masa obtenida en 4 recipientes, procurando que en cada recipiente o cuenco haya la misma cantidad de masa ( midiéndola con cucharones o pesándola).
7-  Teñimos la masa de 2 de los cuencos con una pizca de colorante rosa.
8- Vertemos la masa de cada recipiente en un molde engrasado y forrado con papel vegetal. ( Podemos usar moldes desechables)


9- Metemos los bizcochos al horno precalentado a 180 grados hasta que al pinchar el centro con un palito veamos que sale limpio de adherencias. Yo los he horneado de dos en dos.
10- Retiramos del horno, desmoldamos sobre una rejilla metálica y esperamos a que se enfríen totalmente.


11- Preparamos el relleno del pastel: Derritiendo el chocolate troceado junto con 120 ml. de leche. Removemos hasta la completa disolución del chocolate.
12- Montamos el pastel: Si es necesario nivelamos los bizcochos cortando algún copete no deseado o esquina con un cuchillo.
13- Sobre cada capa de bizcocho extendemos con una espátula el chocolate y superponemos de este modo los cuatro bizcochitos, procurando que queden bien alineados.

14- Cobertura:  Batimos la mantequilla blandita durante 8 minutos a velocidad baja (4)
 Añadimos poco a poco el azúcar glas y las 2 cucharadas de nata líquida.
Subimos la velocidad y batimos 3 minutos más.
Añadimos el colorante rosa y mezclamos durante un minuto, hasta que el color se integre.
15- Extendemos sobre el pastel una primera capa de crema tapando todos los huecos y alisando. Metemos a la nevera durante media hora al menos.
16- Damos una segunda capa cubriendo bien el pastel y decorando a nuestro gusto.

Bizcocho de castañas.

Si me quedase esta receta de bizcocho para mí sola sería una mala malísima persona…Ha quedado buenísimo, con un intenso sabor a puré de castañas, casi tan bueno como el que hace mi suegra Pepi el día de Navidad para acompañar el pavo y siempre nos sabe a poco. Es el mejor puré de castañas que he probado, sin duda.
Dándome una vuelta hace unos días por una tienda de productos gourmet murciana localicé el puré que hacía tiempo buscaba para mi bizcocho. Mi idea inicial era utilizar un molde de bundt, para que la corteza quedase bien crujiente, como me gusta. Pero al final, decidí hornearlo en un molde cuadrado. Me ha gustado muchísimo el resultado. Un bizcocho de miga densa, compacta y pequeña, con sabor intenso a castañas, yo diría que cuando se paladea resulta cremoso, para repetirlo…Espero que si decidís hacerlo, lo disfrutéis tanto como yo.

INGREDIENTES:

350 g. de harina de trigo,1 sobre de levadura en polvo, 6 huevos, 350 g. de azúcar, 200 g. de puré de castañas y 150 g. de mantequilla. Azúcar glas para espolvorear.

ELABORACIÓN:

Ponemos en un recipiente hondo la mantequilla blandita y la batimos junto con el azúcar glas hasta que blanquee.
Añadimos los huevos uno a uno y continuamos batiendo a velocidad media-alta durante 6 minutos, para que quede una mezcla bien esponjosa.


Añadimos ahora el puré de castañas a cucharadas y continuamos batiendo para que se mezcle bien.
La masa adquiere un color pardo y un aroma a castañas delicioso…
Por último, añadiremos la harina tamizada con la levadura, poco a poco, sin dejar de batir a velocidad lenta.
Vertemos la masa en un molde engrasado y metemos la horno precalentado a 180 grados hasta que al pinchar el centro con un palito veamos que sale limpio.


Dejamos templar 5 minutos en el molde y luego desmoldamos en una rejilla para que termine de enfriarse.
Espolvoreamos con azúcar glas. Qué bizcocho tan estupendo. Os lo aconsejo si os gusta el sabor otoñal de las castañas…Con un vaso de leche fría, mortal!!!

Bundt cake de vodka-caramel y dulce de leche.

Un delicioso bizcocho con corteza crujiente e interior blandito y esponjoso, con suave sabor a caramelo y dulce de leche, bien aromático e irresistible.
Hará las delicias de todos y triunfará en cualquier reunión en la que haga acto de presencia, lo he comprobado.
Para hornearlo, necesitaremos un molde bastante grande, puesto que la cantidad de masa que sale con estos ingredientes es abundante. Yo he utilizado uno de mis moldes bundt, que dan un resultado fabuloso…Cuando llega el momento de desmoldar, el bizcocho se desprende solo, sin ningún esfuerzo y mi cara se ilumina, sonrisa de oreja a oreja, cierro los ojos y aspiro su aroma, qué precioso, vaya delicia!!!
Pocas cosas me gustan más que un buen bizcocho casero…

INGREDIENTES:

250 g. de mantequilla a temperatura ambiente, la misma cantidad de azúcar, 4 huevos XL, 150 ml.de dulce de leche diluido en algo de leche fría, 60 ml. de licor vodka-caramel, 375 g. de harina de repostería y un sobre de levadura en polvo. Azúcar glas para espolvorear.

ELABORACIÓN:

Batimos durante 5 minutos la mantequilla y el azúcar con unas varillas eléctricas, hasta conseguir una mezcla muy esponjosa.
Comenzamos con una velocidad baja y la subimos progresivamente.
Añadimos los huevos uno a uno y seguimos batiendo.


Añadimos poco a poco en hilillo el licor sin dejar de batir y , a continuación, el dulce de leche diluido en un poquitín de leche fría.
Seguimos mezclando.
Tamizamos la harina con la levadura y la vamos añadiendo a cucharadas y mezclando, hasta completarla.
Vertemos la masa en un molde engrasado y metemos al horno precalentado a 180 grados, hasta que al pinchar el centro, veamos que sale limpio el palito.

Retiramos del horno y dejamos templar el bizcocho dentro de su molde unos 10 minutos.
Desmoldamos y colocamos en una rejilla metálica.
Espolvoreamos con azúcar glas. Disfrutamos…