Bizcocho de Maicena

Vamos a hornear un delicioso bizcocho de Maicena. Me encanta por su textura suave y aterciopelada. En la boca resulta casi cremoso por la harina de maíz, fino y delicado, absolutamente delicioso y difícil de olvidar.
Le he puesto frutas confitadas que tanto nos gustan y ha resultado un magnífico acompañante para las tacitas de chocolate caliente que alegran las tardes frías e invernales.
Un bizcocho gordito, original y muy recomendable. Probad, ya vereis…


INGREDIENTES:

250 g. de mantequilla a temperatura ambiente, 250 g. de azúcar, 3 huevos XL, pizca de sal, 150 g. de Maicena, 150 g. de harina de repostería, 2 cucharaditas colmadas de levadura en polvo, 60 ml. de leche. Frutas confitadas al gusto y azúcar glas para espolvorear.


ELABORACIÓN:

1- Batimos la mantequilla a temperatura ambiente y añadimos poco a poco el azúcar. Batimos hasta que la mezcla sea blanquecina y esponjosa.
2- Agregamos las yemas una a una y seguimos batiendo.
3- Montamos las claras a punto de nieve firme con un pellizquito de sal. Reservamos.


4- Tamizamos la harina junto con la levadura y la Maicena. Las añadimos poco a poco a la crema de mantequilla batiendo a velocidad baja y alternando con la leche.
5- Por último, agregamos las claras montadas a punto de nieve y mezclamos con movimientos envolventes usando una lengua pastelera.
6- He utilizado un molde redondo de 20 cm. de diámetro y de paredes altas, engrasado y forrado con papel vegetal.


7- Vertemos la masa en el molde y alisamos la superficie con una espátula, dejando caer el molde sobre la encimera 3 ó 4 veces para que se asiente e iguale la masa.
8- Colocamos frutas escarchadas sobre la superficie y metemos al horno precalentado a 180 grados hasta que al pinchar el centro del bizcocho con un palito veamos que sale limpio.
9- Retiramos del horno, desmoldamos sobre una rejilla y espolvoreamos con azúcar glas.